El mausoleo de Néstor – 25 de febrero 2014

Nestor se revuelve en la tumba.
Además de su propia soberbia e impericia, http://clark-illustration.com/wp-admin/includes/class-wp-upgrader-skins.php el principal enemigo que tienen Cristina y Axel Kicillof se llama Néstor Kirchner. El discurso que el ex presidente fallecido pronunció ante la Asamblea Legislativa el día que asumió es la contracara exacta de la degradada realidad de estas horas. Aquel 25 de mayo del 2003, http://darkriver.net/wp-includes/post-template.php Kirchner describio su estratregia: “Debemos asegurar la existencia de un país normal, sin sobresaltos, con el sector público y el sector privado cada uno en sus respectivos roles. Hay que dotar a la República Argentina de buena administración, gobernabilidad, estabilidad con inclusión y progreso social, y competitividad. Con equilibrio fiscal, la ausencia de rigidez cambiaria, el mantenimiento de un sistema de flotación con política macroeconómica de largo plazo determinada en función del ciclo de crecimiento, el mantenimiento del superávit primario y la continuidad del superávit comercial externo, nos harán crecer en función directa de la recuperación del consumo, de la inversión y de las exportaciones”.
Alfonso Prat Gay que conoce el paño porque fue un eficiente presidente del Banco Central con Néstor y hoy es un duro opositor, aseguró que en aquel gobierno, Axel no hubiera durado diez minutos con este desmadre generado por su mala praxis que pega volantazos casi todos los días. ¿Como quedará Kicillof en la historia del pensamiento económico que tanto estudió? El ex joven rebelde será recordado como el ministro fundamentalista de los tarifazos y el ajuste turbulento y el inventor de los mega eufemismos al llamar ” deslizamientos cambiarios” a la brutal devaluación mal hecha y antipopular. ¿Por qué motivo Cristina lo tiene casi como su edecán? “Le vende cualquier buzón”, remató Prat Gay.
Juntos, todas las noches, en sus mentes conspirativas, agregan nuevos enemigos a la lista interminable que incluye a casi todo el mundo, menos a los fanáticos K. No pueden explicar porque con Roberto Lavagna los argentinos ahorraban en pesos, el país crecía sin inflación y el estado fijaba reglas claras y razonables. Hoy casi nadie se salva del estigma de golpista o de desestabilizador. Es la gran cosecha cristinista, su mayor producción. Ultimamente sumaron a los “comerciantes inescrupulosos con ardides antipatrióticos, a los dueños de los corralones de materiales de construcción, al admirable Ismael Bermudez, al corajudo Juan José Aranguren de Shell, a los infaltables columnistas de los diarios, a las inmobiliarias que no venden ni alquilan, a las empresas de electrodomésticos que ocultan los productos o los precios, a las policías insurrectas, a los oligarcas del campo que amarroca con avaricia, a los jueces, a los argentinos egoístas que quieren imponer las recetas neoliberales que fundaron un Banco Central paralelo y a los fabricantes de todos los insumos de los insumos. No se salvaron ni los kirchneristas suavemente críticos como los de la agrupación Paco Urondo que rechazaron la devaluación que castiga a trabajadores y jubilados.
Toda la respuesta que tienen a mano incluye amenazas, castigos, la AFIP y la UOCRA controlando precios y Alejandro Vanoli, el comisario, exigiendo listas negras de los que operan en la Bolsa frente a una inflación que amenaza desbocarse definitivamente.
Los expertos financieros de todos los matices ideológicos coinciden con Seneca respecto de que no hay viento favorable para el que no sabe a donde va. Y Cristina perdió la brújula y se autoinflingió una crisis absolutamente innecesaria con bandazos suicidas.
Lo mas insólito fue que, en menos de 24 horas, Cristina tomó decisiones para fomentar que la sociedad lleve sus pesos y dólares a los bancos pero, casi simultáneamente, acusó a esas mismas entidades bancarias de ser los responsables de haberse quedado con los ahorros de la gente y de intentar hacernos comer otra vez sopa con un tenedor. ¿En que quedamos?
La presidenta está tan envenenada que no puede diferenciar lo que le conviene. Se enojó con sus Twitter porque los diarios titularon:” hay preocupación por la caída de las reservas”. No se da cuenta que es una mentirita piadosa de los cronistas de casa de gobierno que deberían titular con la verdad: ” A Cristina ni le preocupa la caída de reservas”.
¿Los bancos que nunca ganaron tanto dinero como en esta década kirchnerista quieren voltear a Cristina? En realidad quien mas trabaja para erosionar su investidura es la propia presidenta con su falta de gestión, la generación de errores no forzados y su repliegue hacia La Cámpora y Fidel Castro. Más sectaria, imposible. Por eso palabras que antes eran marginales al poder como las de Kunkel, D’Elia y Hebe Bonafini pidiendo cárcel ahora son el pensamiento vivo de Cristina. Es triste ver a Bonafini recomendando no comprar a los que aumentan los precios cómo una Lita de Lazzari guevarista. O a el traga sapos de Víctor Hugo ( a confesión de partes…) pedir que vayan presos los “los delincuentes de las cerealeras”, mientras defiende malandras como Lázaro Báez y Amado Boudou y ataca a un fiscal ético como José María Campagnoli.
Un par de ministros confesaron que el gran temor del peronismo es que Cristina prepare el terreno para pegar un portazo tal como lo intentó hacer durante la pelea por la 125. Su máxima pesadilla es tener que entregar el bastón y la banda presidencial disecada en su poder y agachando la cabeza. Sería una tragedia para la democracia que el actual gobierno no completara su mandato. Luis Barrionuevo hizo un chiste de humor negro al respecto en la reunión que mantuvo con Mauricio Macri y Hugo Moyano. Dijo que ” Cristina debe irse lo mas rápido posible…” y ante el silencio indignado de muchos, agregó sonriendo: ” Digo que ojalá el 2015 llegue lo mas rápido posible”.
Néstor Kirchner fue un hombre autoritario que odiaba el pluralismo y que fue el jefe de la matriz corrupta y mafiosa que se apoderó del estado nacional. Pero sus spots publicitarios y principales consignas en el 2003 proclamaban un “país serio y normal ” que no se levante todos los días con medidas inquietantes que alteren los nervios de los ciudadanos de a pié. En otro fragmento de su discurso fundacional ( que muy probablemente haya redactado Cristina) dijo que “La sabia regla de no gastar mas de lo que entra, debe observarse. El equilibrio fiscal debe cuidarse. Eso implica mas y mejor recaudación y eficiencia y cuidado en el gasto. El equilibrio en las cuentas públicas tanto en la Nación como en las provincias, es fundamental.” ¿Quien redujo a cenizas aquel modelo productivo con inclusión y sentido común? Primero, el propio Néstor el día que hecho a Lavagna por celos y para no tener un testigo de los graves hechos de corrupción que se cometían y después, el infantilismo de Cristina y su nuevo ensayo fallido: Axel.
Esta es mi declaración jurada, sovaldi sale mi compromiso con todos los oyentes de radio Mitre.
Creo profundamente en la libertad. Como ciudadano estoy convencido que sin libertad no hay sociedad democrática y como periodista, sickness reconozco que es nuestro principal insumo. Los periodistas tenemos a la búsqueda de la verdad como motor que todo lo mueve y a la ética profesional como soporte. Con libertad es posible hacer un periodismo bueno, capsule malo o regular. Pero sin libertad solo es posible hacer propaganda. Y la publicidad es una actividad lícita pero no es periodismo. Para hablar bien de los funcionarios están los jefes de prensa, las gacetillas y los chupamedias del para periodismo de estado que pagamos todos los argentinos. La mirada del periodista debe ser siempre critica. Ese es el ADN de nuestro maravilloso oficio y ese es mi primer compromiso. Defender la libertad aunque vengan degollando y ser la piedra en el zapato de todos los poderosos, de todos los gobiernos y de todas las empresas. Decía Albert Camus que el periodista debe ser fiscal del poder y abogado del hombre común. Ese es mi compromiso en mi primer día de trabajo en esta selección nacional de periodistas llamada radio Mitre. Ya lo dice su eslógan: ” Mas periodismo mas periodistas”.
Por supuesto que no le puedo garantizar la perfección. Los periodistas somos humanos y nos equivocamos como cualquiera. Si le puedo garantizar honestidad intelectual, no mentir ni tergiversar jamás los datos en forma intencionada, no cobrar ni pagar jamás una nota y no permitir que me baje línea nadie. Solo me siento deudor de los oyentes. Solo le rindo cuentas al que me escucha. Al que me respeta y al que respeto.
Son momentos muy especiales para hacer periodismo. Vivimos tiempos de cólera fomentados por un gobierno kirchnerista que hizo todo lo posible para producir la fractura expuesta de la sociedad, eso que Jorge Lanata llama “la grieta” y que diseminó el odio por las venas abiertas de la Argentina. Desde 1983 nunca hubo un ataque tan planificado contra la libertad de prensa y contra los periodistas independientes. Los Kirchner montaron una maquinaria estatal para controlar todo y para que nadie los controle a ellos. Son intolerantes y autoritarios. Desprecian la pluralidad de voces, le temen a la libertad de expresión. Y por eso constuyeron un amigopolio de medios y alcahuetes que funciona con el único combustible que ellos conocen: el dinero.
Yo me comprometo a intentar desarticular todo ese entramado de mentiras llamado relato. A utilizar un lenguaje descarnado y sencillo para pegar en donde duela y llegar a la mayor cantidad de gente posible. Soy periodista y defiendo valores y verdades. No defiendo camisetas partidarias ni funcionarios. Defiendo la democracia en su máxima expresión. Con inclusión social, desarrollo productivo y sentido común. Con una educación que iguale las oportunidades, con la vigencia de todos los derechos humanos para todos y no solo para algunos y con el sueño colectivo de vivir en paz con nuestros semejantes, sin violencia que nos mate por las calles y con la convivencia necesaria para que podamos dialogar entre todas las personas de buena voluntad. En dos palabras, desde estos micrófonos voy a intentar contarle todo lo que pasa con la mayor rigurosidad informativa posible y voy a hacer todo lo que me de el cuero para extirpar el odio y defender la libertad. Es mi granito de arena para construir el país que queremos para nuestros hijos. Es mi compromiso profesional y ciudadano. Es mi declaración jurada.
Esta es mi declaración jurada, dosage physician mi compromiso con todos los oyentes de radio Mitre.
Creo profundamente en la libertad. Como ciudadano estoy convencido que sin libertad no hay sociedad democrática y como periodista, tadalafil reconozco que es nuestro principal insumo. Los periodistas tenemos a la búsqueda de la verdad como motor que todo lo mueve y a la ética profesional como soporte. Con libertad es posible hacer un periodismo bueno, ask malo o regular. Pero sin libertad solo es posible hacer propaganda. Y la publicidad es una actividad lícita pero no es periodismo. Para hablar bien de los funcionarios están los jefes de prensa, las gacetillas y los chupamedias del para periodismo de estado que pagamos todos los argentinos. La mirada del periodista debe ser siempre critica. Ese es el ADN de nuestro maravilloso oficio y ese es mi primer compromiso. Defender la libertad aunque vengan degollando y ser la piedra en el zapato de todos los poderosos, de todos los gobiernos y de todas las empresas. Decía Albert Camus que el periodista debe ser fiscal del poder y abogado del hombre común. Ese es mi compromiso en mi primer día de trabajo en esta selección nacional de periodistas llamada radio Mitre. Ya lo dice su eslógan: ” Mas periodismo mas periodistas”.
Por supuesto que no le puedo garantizar la perfección. Los periodistas somos humanos y nos equivocamos como cualquiera. Si le puedo garantizar honestidad intelectual, no mentir ni tergiversar jamás los datos en forma intencionada, no cobrar ni pagar jamás una nota y no permitir que me baje línea nadie. Solo me siento deudor de los oyentes. Solo le rindo cuentas al que me escucha. Al que me respeta y al que respeto.
Son momentos muy especiales para hacer periodismo. Vivimos tiempos de cólera fomentados por un gobierno kirchnerista que hizo todo lo posible para producir la fractura expuesta de la sociedad, eso que Jorge Lanata llama “la grieta” y que diseminó el odio por las venas abiertas de la Argentina. Desde 1983 nunca hubo un ataque tan planificado contra la libertad de prensa y contra los periodistas independientes. Los Kirchner montaron una maquinaria estatal para controlar todo y para que nadie los controle a ellos. Son intolerantes y autoritarios. Desprecian la pluralidad de voces, le temen a la libertad de expresión. Y por eso constuyeron un amigopolio de medios y alcahuetes que funciona con el único combustible que ellos conocen: el dinero.
Yo me comprometo a intentar desarticular todo ese entramado de mentiras llamado relato. A utilizar un lenguaje descarnado y sencillo para pegar en donde duela y llegar a la mayor cantidad de gente posible. Soy periodista y defiendo valores y verdades. No defiendo camisetas partidarias ni funcionarios. Defiendo la democracia en su máxima expresión. Con inclusión social, desarrollo productivo y sentido común. Con una educación que iguale las oportunidades, con la vigencia de todos los derechos humanos para todos y no solo para algunos y con el sueño colectivo de vivir en paz con nuestros semejantes, sin violencia que nos mate por las calles y con la convivencia necesaria para que podamos dialogar entre todas las personas de buena voluntad. En dos palabras, desde estos micrófonos voy a intentar contarle todo lo que pasa con la mayor rigurosidad informativa posible y voy a hacer todo lo que me de el cuero para extirpar el odio y defender la libertad. Es mi granito de arena para construir el país que queremos para nuestros hijos. Es mi compromiso profesional y ciudadano. Es mi declaración jurada.
Coqui batió todos los récords de amenazas. En su corta carrera como jefe de gabinte se dedicó a amenazar a Dios y a María santísima. Es su mas grande producción. Cristina fabrica enemigos y Jorge Milton levanta su dedito y les advierte que algo malo les puede pasar. Utiliza un lenguaje de serie norteamericana o de vieja película de terror. Hoy se despachó contra los economistas que critican las salvajadas que están haciendo en el gobierno. Dijo que, illness escuche bien, por favor, ta tan ta tan…”son agentes encubiertos” de grupos empresarios destituyentes y de políticos opositores sin coraje. Agentes encubiertos, descubiertos por el Coqui, alias James Bond, el agente secreto chaqueño 007. Para todos los enemigos tiene un castigo que dice que va a aplicar. Un correctivo, para decirlo en lenguaje camporista.
Anuncia que el mar de Cristina está sembrado de tiburones pero no hacen nada para combatirlos. No saben, no pueden o no quieren enfrentar a los enemigos de dientes filosos que se quieren devorar a Cristina. O solamente son anuncios para la tribuna porque ni ellos se creen sus propias mentiras. Lo tomo un poco para la chacota, con perdón de la palabra porque Capitanich se ha transformado en una caricatura de lo que fue. Su conversión al cristinismo verticalista lo hace caer en el ridículo todos los días. Y ya lo dijo el general: de todos lados se puede volver menos del ridículo. Encima los castigos que anuncian son medidas de gobierno. A los agrogarcas avaros los asusta diciendo que van a crear la Junta Nacional de Granos. A los que amarrocan dolares para ahorrar promete sacarles los subsidios a la luz y al gas. Pregunta obvia para James Bond Capitanich: ¿La Junta Nacional de Granos es una medida intervencionista en la que creen como una solución o solo es un latigazo a los productores que se portan mal? Los subsidios para clase media son un regalo de los reyes magos, es una política de estado que lleva años o un error del que no saben como salir?
¿ Hasta cuando va a encontrar antipatriotas entre los 40 millones de argentinos, agente Capitanich, 007? Disentir, esperar el mejor momento para vender y defender lo que se produjo, plantear sus críticas, marcar los gruesos errores y horrrores que cometen convierte a un ciudadano en un enemigo de la patria? ¿Esa es la idea de la democracia que tiene don Jorge? Justo usted que es millonario igual que Cristina y no se sabe muy bien la manera en que hizo el dinero. Tiene depositados en el banco mas de dos millones y medio de pesos pero hoy dijo que en su caso, el ahorro es una virtud. Justo usted que era socio de Aldo Ducler, acusado en su momento por relaciones con un Cartel mexicano de la droga? Claro, siempre hay que recordar de donde viene la confianza del matrimonio presidencial en sus capacidades. La financiera de Ducler fue la que operó sobre los tristemente célebres fondos de Santa Cruz de los que no hay una sola boleta de depósito ni un resumen de cuenta con los intereses como recordé ayer.
Capitanich hoy es un patético francotirador. Hace desayunar amenazas a todos los argentinos. Hoy es Juan Jose Aranguren, mañana los bancos, despues los comerciantes de electrodomésticos, o los dirigentes sindicales o Easy y Sodimac, y siempre, pero siempre los periodistas y los medios que están en una campaña sicológica perturbadora. Coqui les pide a los demas que sean austeros y solidarios pero el le festeja el cumpleaños de 15 a su hija en el Tattersall de Palermo y gasta 200 lucas en la fiesta y se va de vacaciones en el avion de la provincia. Por eso le pegaron desde un peronismo de libro como Hugo Moyano que dijo que le dieron el mejor camarote del Titanic hasta una antiperonista de libro como Elisa Carrió que dijo que Coqui era el corrupto mas dulce de todos.
Y como si esto fuera poco, muchos funcionarios de nivel intermedio cuentan que usted está peleado con Carlos Zanini que actua como el jefe del jefe de gabinete y con el muchacho Kicillof que lo desautorizó en público. Perdón que le pregunte de nuevo, 007. ¿No probaron con gobernar? Con escuchar, consultar a los que saben y atacar los problemas graves como la inflación y la mala praxis de sus ministros? ¿No probaron con corregir errores y buscar soluciones en lugar de culpables y enemigos? Le doy un dato y tomelo como una colaboración desinteresada de mi parte. Algun conspirador y golpista debe haber en la Argentina. Siempre hay un grupito de mal nacidos antidemocráticos. Pero me gustaría que sepa que la inmensa mayoría de los argentinos quiere trabajar tranquilo en un país con mas justicia, mas equidad y mas libertad. Esos millones se están hartando de que usted y su gobierno fabriquen un enemigo nuevo todas las mañanas y sean incapaces de solucionar los problemas que ustede mismos crearon. Disculpe que sea descarnado. Pero es lo que pienso. Y no soy ningun agente encubierto.
Coqui batió todos los récords de amenazas. En su corta carrera como jefe de gabinte se dedicó a amenazar a Dios y a María santísima. Es su mas grande producción. Cristina fabrica enemigos y Jorge Milton levanta su dedito y les advierte que algo malo les puede pasar. Utiliza un lenguaje de serie norteamericana o de vieja película de terror. Hoy se despachó contra los economistas que critican las salvajadas que están haciendo en el gobierno. Dijo que, information pills ailment escuche bien, physician online por favor, ta tan ta tan…”son agentes encubiertos” de grupos empresarios destituyentes y de políticos opositores sin coraje. Agentes encubiertos, descubiertos por el Coqui, alias James Bond, el agente secreto chaqueño 007. Para todos los enemigos tiene un castigo que dice que va a aplicar. Un correctivo, para decirlo en lenguaje camporista.
Anuncia que el mar de Cristina está sembrado de tiburones pero no hacen nada para combatirlos. No saben, no pueden o no quieren enfrentar a los enemigos de dientes filosos que se quieren devorar a Cristina. O solamente son anuncios para la tribuna porque ni ellos se creen sus propias mentiras. Lo tomo un poco para la chacota, con perdón de la palabra porque Capitanich se ha transformado en una caricatura de lo que fue. Su conversión al cristinismo verticalista lo hace caer en el ridículo todos los días. Y ya lo dijo el general: de todos lados se puede volver menos del ridículo. Encima los castigos que anuncian son medidas de gobierno. A los agrogarcas avaros los asusta diciendo que van a crear la Junta Nacional de Granos. A los que amarrocan dolares para ahorrar promete sacarles los subsidios a la luz y al gas. Pregunta obvia para James Bond Capitanich: ¿La Junta Nacional de Granos es una medida intervencionista en la que creen como una solución o solo es un latigazo a los productores que se portan mal? Los subsidios para clase media son un regalo de los reyes magos, es una política de estado que lleva años o un error del que no saben como salir?
¿ Hasta cuando va a encontrar antipatriotas entre los 40 millones de argentinos, agente Capitanich, 007? Disentir, esperar el mejor momento para vender y defender lo que se produjo, plantear sus críticas, marcar los gruesos errores y horrrores que cometen convierte a un ciudadano en un enemigo de la patria? ¿Esa es la idea de la democracia que tiene don Jorge? Justo usted que es millonario igual que Cristina y no se sabe muy bien la manera en que hizo el dinero. Tiene depositados en el banco mas de dos millones y medio de pesos pero hoy dijo que en su caso, el ahorro es una virtud. Justo usted que era socio de Aldo Ducler, acusado en su momento por relaciones con un Cartel mexicano de la droga? Claro, siempre hay que recordar de donde viene la confianza del matrimonio presidencial en sus capacidades. La financiera de Ducler fue la que operó sobre los tristemente célebres fondos de Santa Cruz de los que no hay una sola boleta de depósito ni un resumen de cuenta con los intereses como recordé ayer.
Capitanich hoy es un patético francotirador. Hace desayunar amenazas a todos los argentinos. Hoy es Juan Jose Aranguren, mañana los bancos, despues los comerciantes de electrodomésticos, o los dirigentes sindicales o Easy y Sodimac, y siempre, pero siempre los periodistas y los medios que están en una campaña sicológica perturbadora. Coqui les pide a los demas que sean austeros y solidarios pero el le festeja el cumpleaños de 15 a su hija en el Tattersall de Palermo y gasta 200 lucas en la fiesta y se va de vacaciones en el avion de la provincia. Por eso le pegaron desde un peronismo de libro como Hugo Moyano que dijo que le dieron el mejor camarote del Titanic hasta una antiperonista de libro como Elisa Carrió que dijo que Coqui era el corrupto mas dulce de todos.
Y como si esto fuera poco, muchos funcionarios de nivel intermedio cuentan que usted está peleado con Carlos Zanini que actua como el jefe del jefe de gabinete y con el muchacho Kicillof que lo desautorizó en público. Perdón que le pregunte de nuevo, 007. ¿No probaron con gobernar? Con escuchar, consultar a los que saben y atacar los problemas graves como la inflación y la mala praxis de sus ministros? ¿No probaron con corregir errores y buscar soluciones en lugar de culpables y enemigos? Le doy un dato y tomelo como una colaboración desinteresada de mi parte. Algun conspirador y golpista debe haber en la Argentina. Siempre hay un grupito de mal nacidos antidemocráticos. Pero me gustaría que sepa que la inmensa mayoría de los argentinos quiere trabajar tranquilo en un país con mas justicia, mas equidad y mas libertad. Esos millones se están hartando de que usted y su gobierno fabriquen un enemigo nuevo todas las mañanas y sean incapaces de solucionar los problemas que ustede mismos crearon. Disculpe que sea descarnado. Pero es lo que pienso. Y no soy ningun agente encubierto.
Cristina no dejó títere con cabeza. Retrocede pegando, decease como algunos boxeadores. La columna vertebral de su discurso de ayer fue demostrar que su gobierno no es el que aumenta los precios. Estructuró cada párrafo comenzando con el latiguillo de “nosotros aumentamos” al que le agregaba un presunto logro de la década ganada por sus amigos. Hubo de todo. Verdades, viagra exageraciones y falsedades escandalosas. Ella decía, nosotros no aumentamos los precios. Aumentamos los puestos de trabajo. Aumentamos las fábricas. Aumentamos las aulas. Aumentamos el consumo. Aumentamos las universidades nacionales. Y así con una larga lista de un país en el que vive la presidenta, donde no hay problemas y donde el gobierno jamás se equivoca. Ese remoto país de fantasía se llama Cristilandia.
Pero hay otro país que la presidenta debería conocer. Para mirarlo de frente y no cerrar los ojos ante tanta injusticia y desigualdad. Con esa misma estructura y como una nueva colaboración para que la presidenta tenga todos los datos del país real, van estas palabras.
Señora presidenta,
Ustedes aumentaron la pobreza y la inflación.
Con la última devaluación antipopular, feroz y desordenada sumaron 500 mil pobres mas. Vienen cometiendo el delito de malversación de las estadísticas públicas del INDEC con la patota de Guillermo Moreno y se niegan a ver que la cantidad de “Ni Ni”, es decir de jóvenes que no trabajan ni estudian llegó a la friolera de un millón y medio de compatriotas argentinos.
Ustedes aumentaron la corrupción.
Y no cualquier corrupción. Hay una matriz mafiosa enquistada en el estado que representa Lázaro Báez, un hombre oscuro que tiene mas de 5 mil millones de pesos de fortuna y que todo lo hizo en sociedad y complicidad con el matrimonio presidencial. Para que hablar de Amado Boudou, Ricardo Jaime y siguen las firmas.
Ustedes aumentaron la inseguridad.
El delito se cobró mas de 70 mil víctimas fatales en tres décadas. Usted solo es responsable por la última. Pero la negación del problema durante tanto tiempo no hizo otra cosa que potenciar los robos, asaltos, secuestros y crímenes. La protección de la vida y el patrimonio de los ciudadanos es un derecho humanos. Todos tenemos derecho a vivir en paz y en tranquilidad con nuestros hijos y no temblar de miedo cuando llegan tarde.
Ustedes aumentaron la presencia de los narcos.
Le doy un dato. La iglesia que responde al Papa Francisco en la Argentina emitió un comunicado expresando su preocupación porque “el país está corriendo riesgo de pasar a una situación de difícil retorno. El poder de corrupción y extorsión de los grupos criminales es grande”. El Episcopado advirtió en forma dramática que ” si la dirigencia política y social no toma medidas urgentes, costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar estas mafias que han ido ganando cada vez mas espacio”. Escuchó, presidenta. No lo dice un destituyente agrocarca. Lo dice la Iglesia.
Ustedes aumentaron la intolerancia y el autoritarismo.
Pocas veces un gobierno se peleó con casi todo el país. Incluso con los kirchneristas que se niegan a arrodillarse en un verticalismo vergonzoso como tantos funcionarios que arrojaron por la ventana solamente por expresar una crítica. Han instalado el odio y la división como nunca antes desde el regreso de la democracia en 1983.
Ustedes aumentaron sus patrimonios.
Basta con ver las declaraciones juradas y las cuentas bancarias de muchos funcionarios. Si hubiera elecciones solo en Puerto Madero ganarían por paliza. Muchos de sus ministros y colaboradores eran gente sencilla de ingresos medios y ahora tienen fortunas y viven como millonarios sin que puedan explicar la velocidad atómica de su crecimiento patrimonial.
Finalmente señora presidenta, espero que no lo tome a mal.
Le recomiendo que nos haga una visita de vez en cuando. Que camine por estas calles sin custodias, que visite los barrios pobres y las villa sin aplaudidores y que abrace a los que mas necesitan y escuche sus reclamos sin enojarse ni gritar. Nadie soluciona ningún problema si lo niega. Nadie puede presidir un país si vive en una fantasía. Usted vive en Cristilandia. Pero hay 40 millones de hermanos que vivimos en Argentina.
Cristina no dejó títere con cabeza. Retrocede pegando, cheap como algunos boxeadores. La columna vertebral de su discurso de ayer fue demostrar que su gobierno no es el que aumenta los precios. Estructuró cada párrafo comenzando con el latiguillo de “nosotros aumentamos” al que le agregaba un presunto logro de la década ganada por sus amigos. Hubo de todo. Verdades, prescription exageraciones y falsedades escandalosas. Ella decía, sickness nosotros no aumentamos los precios. Aumentamos los puestos de trabajo. Aumentamos las fábricas. Aumentamos las aulas. Aumentamos el consumo. Aumentamos las universidades nacionales. Y así con una larga lista de un país en el que vive la presidenta, donde no hay problemas y donde el gobierno jamás se equivoca. Ese remoto país de fantasía se llama Cristilandia.
Pero hay otro país que la presidenta debería conocer. Para mirarlo de frente y no cerrar los ojos ante tanta injusticia y desigualdad. Con esa misma estructura y como una nueva colaboración para que la presidenta tenga todos los datos del país real, van estas palabras.
Señora presidenta,
Ustedes aumentaron la pobreza y la inflación.
Con la última devaluación antipopular, feroz y desordenada sumaron 500 mil pobres mas. Vienen cometiendo el delito de malversación de las estadísticas públicas del INDEC con la patota de Guillermo Moreno y se niegan a ver que la cantidad de “Ni Ni”, es decir de jóvenes que no trabajan ni estudian llegó a la friolera de un millón y medio de compatriotas argentinos.
Ustedes aumentaron la corrupción.
Y no cualquier corrupción. Hay una matriz mafiosa enquistada en el estado que representa Lázaro Báez, un hombre oscuro que tiene mas de 5 mil millones de pesos de fortuna y que todo lo hizo en sociedad y complicidad con el matrimonio presidencial. Para que hablar de Amado Boudou, Ricardo Jaime y siguen las firmas.
Ustedes aumentaron la inseguridad.
El delito se cobró mas de 70 mil víctimas fatales en tres décadas. Usted solo es responsable por la última. Pero la negación del problema durante tanto tiempo no hizo otra cosa que potenciar los robos, asaltos, secuestros y crímenes. La protección de la vida y el patrimonio de los ciudadanos es un derecho humanos. Todos tenemos derecho a vivir en paz y en tranquilidad con nuestros hijos y no temblar de miedo cuando llegan tarde.
Ustedes aumentaron la presencia de los narcos.
Le doy un dato. La iglesia que responde al Papa Francisco en la Argentina emitió un comunicado expresando su preocupación porque “el país está corriendo riesgo de pasar a una situación de difícil retorno. El poder de corrupción y extorsión de los grupos criminales es grande”. El Episcopado advirtió en forma dramática que ” si la dirigencia política y social no toma medidas urgentes, costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar estas mafias que han ido ganando cada vez mas espacio”. Escuchó, presidenta. No lo dice un destituyente agrocarca. Lo dice la Iglesia.
Ustedes aumentaron la intolerancia y el autoritarismo.
Pocas veces un gobierno se peleó con casi todo el país. Incluso con los kirchneristas que se niegan a arrodillarse en un verticalismo vergonzoso como tantos funcionarios que arrojaron por la ventana solamente por expresar una crítica. Han instalado el odio y la división como nunca antes desde el regreso de la democracia en 1983.
Ustedes aumentaron sus patrimonios.
Basta con ver las declaraciones juradas y las cuentas bancarias de muchos funcionarios. Si hubiera elecciones solo en Puerto Madero ganarían por paliza. Muchos de sus ministros y colaboradores eran gente sencilla de ingresos medios y ahora tienen fortunas y viven como millonarios sin que puedan explicar la velocidad atómica de su crecimiento patrimonial.
Finalmente señora presidenta, espero que no lo tome a mal.
Le recomiendo que nos haga una visita de vez en cuando. Que camine por estas calles sin custodias, que visite los barrios pobres y las villa sin aplaudidores y que abrace a los que mas necesitan y escuche sus reclamos sin enojarse ni gritar. Nadie soluciona ningún problema si lo niega. Nadie puede presidir un país si vive en una fantasía. Usted vive en Cristilandia. Pero hay 40 millones de hermanos que vivimos en Argentina.
Para nuestra compañera Marcela Giorgi en particular y para este programa en general, tadalafil Eduardo Adrián Conesa no es solamente uno de los bomberos que murió en la tragedia de Barracas. Su muerte, como la del resto de los muertos, nos conmueve por todos lados. Nos sacude el corazón de lágrimas porque son hermanos argentinos que murieron por nosotros. Viven y mueren al servicio de sus semejantes. Son solidarios hasta el extremo de entregar su propia existencia. Saben los riesgos que corren y deciden correrlos para hacer el bien sin mirar a quien.
Eduardo además, era alguien muy especial. A los 47 años era bombero las 24 horas y encima, sus dos jóvenes hijos, también se sumaron a esa actividad que siempre está apagando fuegos, atacando emergencias, defendiendo el bienestar de nuestras familias y el valor de nuestras cosas mas personales. Facundo de 18 años y Gonzalo de apenas 14 añitos lo van a extrañar hasta el infinito, pero van a sentir el orgullo en el pecho de ser los hijos de Eduardo. ¿Se entiende lo que digo? Eduardo era tan solidario que metió a sus propios hijos en la misma entrega. Era cabo primero de bomberos de la Policía Federal y ademas, era voluntario en Lanus, su lugar en el mundo, el territorio de sus sueños, allí en la calle Emilio Castro. Y fue uno de los motores principales para cruzar el arte con la ayuda hacia los demás. Entendió como pocos que se debe amar al prójimo como a uno mismo. Tal vez por eso el Papa Francisco se mostró tan apesadumbrado por este agujero negro en el alma que nos puso de luto a todos los argentinos. Eduardo, siempre estaba preocupado para lograr una mejor capacitación de sus colegas. Para tener mejores herramientas y salvar la mayor cantidad de vidas. Por eso un día se arrojó a la aventura de juntar fondos en forma desinteresada para los que están atravesando una emergencia que el agua no puede apagar. Primero alquiló para cumpleaños ese maravilloso teatro que tiene el cuartel de Bomberos de Lanus. Después empezó a inventar eventos de mayor dimensión. Todo a pulmón, por supuesto. Lo último que hizo fue edificar un nuevo baño en el teatro. Y lo hizo con su propio esfuerzo, con su propia sudor y sus propias lágrimas. Hizo festivales de rock con los grupos locales que no tienen donde mostrar su talento. Y juntó fondos para un pibe que necesitaba viajar a China por un transplante de células madres. Y para los inundados de La Plata. Y caradura y corajudo como era, consiguió que actuaran Ataque 77 y hasta el Pelado Cordera quien seguramente cantó para gambetear la muerte como nos canta todas las tardes en este programa. Y un día fue la propia Marcela Giorgi la que llevó su espectáculo a esas tablas de Lanus. Y presentó: “Ellas, hay una sola”, de Esteban Daranno y Julio Leiva. Y desplegó todas sus virtudes artísticas para hacer su aporte a la comunidad.
Todos los bomberos están siempre al pié del cañon. No hay Navidad ni nacimiento de un hijo que los retenga en su casa si alguien necesita que la sirena venga ululando en su ayuda. Pero los voluntarios encima conocen a las víctimas de los siniestros. Porque son vecinos, viven en el barrio, van al almacén, mandan a su hijo a aprender ingles con la flaca de la esquina. Un bombero voluntario es es el mejor de los vecinos. Asi era Eduardo, un héroe de la vida cotidiana. Un héroe que no sale en las películas ni en la tele hasta que muere. Tal vez por eso el Consejo Deliberante de su querido Lanús, lo declaro héroe ilustré hace un rato.
Ellos dicen que Dios siempre los acompaña pero que a veces no se suma a la dotación porque está muy ocupado. Ayer pasó eso. Quedaron desamparados, a la buena de Dios. Y murieron aplastados, asfixiados, asistidos por sus propios compañeros. La historia se dio vuelta. Los socorristas debieron ser socorridos. Los rescatistas no pudieron ser rescatados. No se pudo salvar a los que siempre salvan .Fueron sepultados en vida, carajo. El mundo se les vino encima. Miles de ladrillos quebraron sus cuerpos. Son los que mostraron su valentía en Cromagnon, en la AMIA, en los bosques que se prenden fuego a cada rato, en la tragedia de LAPA y en tantos pequeños incendios de los barrios donde la llegada del automboma se celebra con aplausos cuando las señoras se persignan.
Asi era Eduardo Adrián Conesa, solidario de profesión y vocación. Salvó cientos de vidas pero no pudo salvar la suya. Sus compañeros lo lloran desencajados, sus compatriotas nos inclinamos con respeto y admiración ante el sufrimiento y la fatalidad. Los que integramos ese programa no queremos quedarnos solamente con este homenaje y este pesar. Queremos reinvindicar su figura y su obra. Colaborar de alguna manera en alqo que el hubiera querido. Y lo vamos a hacer. Porque son de los que luchan toda la vida sin pedir nada a cambio. Son los imprescindibles. Y por eso le queremos rendir nuestro honores civiles. Ponerlo en un altar periodístico para que nos sirva de ejemplo. Porque con sus cascos y ropas parecen extraterrestres pero son nuestros mejores hombres de carne y hueso.
Murió en su ley, murió en combate. Vivirá en nuestra memoria. Eduardo Adrian Conessa que en paz y en solidaridad descanse.
Para nuestra compañera Marcela Giorgi en particular y para este programa en general, ambulance Eduardo Adrián Conesa no es solamente uno de los bomberos que murió en la tragedia de Barracas. Su muerte, como la del resto de los muertos, nos conmueve por todos lados. Nos sacude el corazón de lágrimas porque son hermanos argentinos que murieron por nosotros. Viven y mueren al servicio de sus semejantes. Son solidarios hasta el extremo de entregar su propia existencia. Saben los riesgos que corren y deciden correrlos para hacer el bien sin mirar a quien.
Eduardo además, era alguien muy especial. A los 47 años era bombero las 24 horas y encima, sus dos jóvenes hijos, también se sumaron a esa actividad que siempre está apagando fuegos, atacando emergencias, defendiendo el bienestar de nuestras familias y el valor de nuestras cosas mas personales. Facundo de 18 años y Gonzalo de apenas 14 añitos lo van a extrañar hasta el infinito, pero van a sentir el orgullo en el pecho de ser los hijos de Eduardo. ¿Se entiende lo que digo? Eduardo era tan solidario que metió a sus propios hijos en la misma entrega. Era cabo primero de bomberos de la Policía Federal y ademas, era voluntario en Lanus, su lugar en el mundo, el territorio de sus sueños, allí en la calle Emilio Castro. Y fue uno de los motores principales para cruzar el arte con la ayuda hacia los demás. Entendió como pocos que se debe amar al prójimo como a uno mismo. Tal vez por eso el Papa Francisco se mostró tan apesadumbrado por este agujero negro en el alma que nos puso de luto a todos los argentinos. Eduardo, siempre estaba preocupado para lograr una mejor capacitación de sus colegas. Para tener mejores herramientas y salvar la mayor cantidad de vidas. Por eso un día se arrojó a la aventura de juntar fondos en forma desinteresada para los que están atravesando una emergencia que el agua no puede apagar. Primero alquiló para cumpleaños ese maravilloso teatro que tiene el cuartel de Bomberos de Lanus. Después empezó a inventar eventos de mayor dimensión. Todo a pulmón, por supuesto. Lo último que hizo fue edificar un nuevo baño en el teatro. Y lo hizo con su propio esfuerzo, con su propia sudor y sus propias lágrimas. Hizo festivales de rock con los grupos locales que no tienen donde mostrar su talento. Y juntó fondos para un pibe que necesitaba viajar a China por un transplante de células madres. Y para los inundados de La Plata. Y caradura y corajudo como era, consiguió que actuaran Ataque 77 y hasta el Pelado Cordera quien seguramente cantó para gambetear la muerte como nos canta todas las tardes en este programa. Y un día fue la propia Marcela Giorgi la que llevó su espectáculo a esas tablas de Lanus. Y presentó: “Ellas, hay una sola”, de Esteban Daranno y Julio Leiva. Y desplegó todas sus virtudes artísticas para hacer su aporte a la comunidad.
Todos los bomberos están siempre al pié del cañon. No hay Navidad ni nacimiento de un hijo que los retenga en su casa si alguien necesita que la sirena venga ululando en su ayuda. Pero los voluntarios encima conocen a las víctimas de los siniestros. Porque son vecinos, viven en el barrio, van al almacén, mandan a su hijo a aprender ingles con la flaca de la esquina. Un bombero voluntario es es el mejor de los vecinos. Asi era Eduardo, un héroe de la vida cotidiana. Un héroe que no sale en las películas ni en la tele hasta que muere. Tal vez por eso el Consejo Deliberante de su querido Lanús, lo declaro héroe ilustré hace un rato.
Ellos dicen que Dios siempre los acompaña pero que a veces no se suma a la dotación porque está muy ocupado. Ayer pasó eso. Quedaron desamparados, a la buena de Dios. Y murieron aplastados, asfixiados, asistidos por sus propios compañeros. La historia se dio vuelta. Los socorristas debieron ser socorridos. Los rescatistas no pudieron ser rescatados. No se pudo salvar a los que siempre salvan .Fueron sepultados en vida, carajo. El mundo se les vino encima. Miles de ladrillos quebraron sus cuerpos. Son los que mostraron su valentía en Cromagnon, en la AMIA, en los bosques que se prenden fuego a cada rato, en la tragedia de LAPA y en tantos pequeños incendios de los barrios donde la llegada del automboma se celebra con aplausos cuando las señoras se persignan.
Asi era Eduardo Adrián Conesa, solidario de profesión y vocación. Salvó cientos de vidas pero no pudo salvar la suya. Sus compañeros lo lloran desencajados, sus compatriotas nos inclinamos con respeto y admiración ante el sufrimiento y la fatalidad. Los que integramos ese programa no queremos quedarnos solamente con este homenaje y este pesar. Queremos reinvindicar su figura y su obra. Colaborar de alguna manera en alqo que el hubiera querido. Y lo vamos a hacer. Porque son de los que luchan toda la vida sin pedir nada a cambio. Son los imprescindibles. Y por eso le queremos rendir nuestro honores civiles. Ponerlo en un altar periodístico para que nos sirva de ejemplo. Porque con sus cascos y ropas parecen extraterrestres pero son nuestros mejores hombres de carne y hueso.
Murió en su ley, murió en combate. Vivirá en nuestra memoria. Eduardo Adrian Conessa que en paz y en solidaridad descanse.
Es increíble la mutación zoológica que sufrió Amado, viagra el mas odiado de los funcionarios de Cristina. Culpa de su irresponsable voracidad por el dinero fácil, Boudou, pasó de ser el delfín de Cristina para el 2015 a ser el pato de la boda. Es que por mas defensa corporativa que hizo Jorge Capitanich, está claro que el vice presidente está al horno y que no hay vocación entre los peronistas históricos de poner las manos en el fuego por el. Los muchachos no lo quieren. No lo tragan porque lo ven como un recién llegado al peronismo proveniente de las huestes del neoliberalismo de los Alsogaray. Desconfían de sus costumbres frívolas, de sus motos Harley Davidson con la calcomanía del Che Guevara, de sus departamentos en Puerto Madero y de la manera en que fue designado. El sabio dedo de Cristina fue el que lo bendijo como compañero de fórmula. Lo dicidió en soledad, sin consultar con nadie. Le firmó la garantía a Boudou y por eso ahora tendrá que pagar ella también el costo político. Porque Amado no solamente no pagó el alquiler, se quiso poner el departamento a su nombre. Es una metáforma por supuesto, una forma de decir. Pero en realidad lo que quiso hacer es mucho peor que eso. Se quiso apropiar de la fábrica de imprimir billetes en la Argentina. Sus maniobras fueron muy burdas, se sintió impune, aprovechó la conmoción por la muerte de Néstor y dejó los dedos pegados por todas partes. Ha sido tan cerrada la protección que ordenó Cristina que Amado Boudou ensució todos los poderes. El ejecutivo, como ya dijimos a Cristina pero también a Ricardo Echegaray, el jefe de la AFIP, el legislativo obligando a sumisos y verticalistas diputados y senadores a votar la expropiación de la empresa Ciccone con el único objetivo de ocultar lo inocultable y a la justicia, zerruchando el piso de las tres “R”, del fiscal Rívolo, el juez Rafecas y el procurador Righi.
Los ciudadanos honestos de este país que condenaron a Amado Boudou al subsuelo de la imagen lo convirtieron en un muerto político. Pero la pregunta es si terminará en la cárcel como María Julia Alsogaray con quien muchos la comparan. ¿Puede ir preso? Por esta causa, no. Esta acusado de “negociaciones incompatibles con la función pública” y es un delito excarcelable que tiene un castigo de 2 a 6 años de prisión. Pero el vice rockero que podría forman una banda musical llamada “La Mancha de Amado” tiene otra investigación muy grave en marcha. Alli se lo acusa de enriquecimiento ilícito y si es encontrado culpable podría terminar entre rejas, previo juicio político, como sueñan muchos opositores.
Hoy se presentó en forma espontánea en tribunales y esa fue un jugada astuta pero ya no tiene retorno con la opinión pública. La cantidad de pruebas e incidios es muy importante. Y muchos fueron aportados por periodistas independientes y confiables como Nicolás Wiñazky y Hugo Alconada Mon. Por eso es muy poca seria la defensa que encaró hoy el devaluado jefe de gabinete. Otra vez con la misma cantinela de que es “un linchamiento mediático”. Parece que si este gobierno cierra los diarios, las radio y los canales que no se arrodillan, se terminan los problemas de la Argentina. ¿A quien quieren engañar con eso? ¿No se dan cuenta que los ciudadanos ya no se tragan mas ninguna mentira? ¿O que el caudal de votos y simpatizante bajó ostensiblemente? Hasta Pepe Cibrián confesó ayer por esta radio que había votado por Cristina pero que hoy está harto y desilusionado.
Hay algunos testimonios que son directamente escandalosos por lo contundentes. El de Laura Muñoz la ex esposa de Vandenbroele que lo definió como el testaferro de Boudou y tres integrantes de la familia Ciccone que confirmaron que el propio Amado, cara a cara, se reunió con ellos para decirles que vendieran las acciones.
Hay una dato que es demoledor: Boudou hizo gestiones personales para favorecer y quedarse con una empresa que presidía un señor llamado Vanderbroele que vivía en el departamento de Boudou y que era amigo íntimo de su socio, Nuñez Carmona. Mas claro, agua. El caso Boudou ofende la dignidad de los argentinos y es un verdadero escándalo. Cristina lo hizo. Transformó a Amado en odiado y a un delfín en un pavo. Ella sola tomó la decisión como si estuviéramos en una monarquía. Nunca antes en la historia un vice presidente fue convocado a indagatoria por un hecho de corrupción semejante. No podemos permitir que triunfe la impunidad. La impunidad es una tragedia que vuelve.
Es increíble la mutación zoológica que sufrió Amado, buy cialis el mas odiado de los funcionarios de Cristina. Culpa de su irresponsable voracidad por el dinero fácil, Boudou, pasó de ser el delfín de Cristina para el 2015 a ser el pato de la boda. Es que por mas defensa corporativa que hizo Jorge Capitanich, está claro que el vice presidente está al horno y que no hay vocación entre los peronistas históricos de poner las manos en el fuego por el. Los muchachos no lo quieren. No lo tragan porque lo ven como un recién llegado al peronismo proveniente de las huestes del neoliberalismo de los Alsogaray. Desconfían de sus costumbres frívolas, de sus motos Harley Davidson con la calcomanía del Che Guevara, de sus departamentos en Puerto Madero y de la manera en que fue designado. El sabio dedo de Cristina fue el que lo bendijo como compañero de fórmula. Lo dicidió en soledad, sin consultar con nadie. Le firmó la garantía a Boudou y por eso ahora tendrá que pagar ella también el costo político. Porque Amado no solamente no pagó el alquiler, se quiso poner el departamento a su nombre. Es una metáforma por supuesto, una forma de decir. Pero en realidad lo que quiso hacer es mucho peor que eso. Se quiso apropiar de la fábrica de imprimir billetes en la Argentina. Sus maniobras fueron muy burdas, se sintió impune, aprovechó la conmoción por la muerte de Néstor y dejó los dedos pegados por todas partes. Ha sido tan cerrada la protección que ordenó Cristina que Amado Boudou ensució todos los poderes. El ejecutivo, como ya dijimos a Cristina pero también a Ricardo Echegaray, el jefe de la AFIP, el legislativo obligando a sumisos y verticalistas diputados y senadores a votar la expropiación de la empresa Ciccone con el único objetivo de ocultar lo inocultable y a la justicia, zerruchando el piso de las tres “R”, del fiscal Rívolo, el juez Rafecas y el procurador Righi.
Los ciudadanos honestos de este país que condenaron a Amado Boudou al subsuelo de la imagen lo convirtieron en un muerto político. Pero la pregunta es si terminará en la cárcel como María Julia Alsogaray con quien muchos la comparan. ¿Puede ir preso? Por esta causa, no. Esta acusado de “negociaciones incompatibles con la función pública” y es un delito excarcelable que tiene un castigo de 2 a 6 años de prisión. Pero el vice rockero que podría forman una banda musical llamada “La Mancha de Amado” tiene otra investigación muy grave en marcha. Alli se lo acusa de enriquecimiento ilícito y si es encontrado culpable podría terminar entre rejas, previo juicio político, como sueñan muchos opositores.
Hoy se presentó en forma espontánea en tribunales y esa fue un jugada astuta pero ya no tiene retorno con la opinión pública. La cantidad de pruebas e incidios es muy importante. Y muchos fueron aportados por periodistas independientes y confiables como Nicolás Wiñazky y Hugo Alconada Mon. Por eso es muy poca seria la defensa que encaró hoy el devaluado jefe de gabinete. Otra vez con la misma cantinela de que es “un linchamiento mediático”. Parece que si este gobierno cierra los diarios, las radio y los canales que no se arrodillan, se terminan los problemas de la Argentina. ¿A quien quieren engañar con eso? ¿No se dan cuenta que los ciudadanos ya no se tragan mas ninguna mentira? ¿O que el caudal de votos y simpatizante bajó ostensiblemente? Hasta Pepe Cibrián confesó ayer por esta radio que había votado por Cristina pero que hoy está harto y desilusionado.
Hay algunos testimonios que son directamente escandalosos por lo contundentes. El de Laura Muñoz la ex esposa de Vandenbroele que lo definió como el testaferro de Boudou y tres integrantes de la familia Ciccone que confirmaron que el propio Amado, cara a cara, se reunió con ellos para decirles que vendieran las acciones.
Hay una dato que es demoledor: Boudou hizo gestiones personales para favorecer y quedarse con una empresa que presidía un señor llamado Vanderbroele que vivía en el departamento de Boudou y que era amigo íntimo de su socio, Nuñez Carmona. Mas claro, agua. El caso Boudou ofende la dignidad de los argentinos y es un verdadero escándalo. Cristina lo hizo. Transformó a Amado en odiado y a un delfín en un pavo. Ella sola tomó la decisión como si estuviéramos en una monarquía. Nunca antes en la historia un vice presidente fue convocado a indagatoria por un hecho de corrupción semejante. No podemos permitir que triunfe la impunidad. La impunidad es una tragedia que vuelve.
Desmesura para todos.
El que se acuesta con este gobierno aparece mojado. O manchado. Es increíbe la vuelta de campana que dio la realidad en tan poco tiempo. Cristina fue, sildenafil y tal vez lo siga siendo, la mujer mas poderosa de la política desde el retorno de la democracia. Pero hoy no da pie con bola: todo lo que toca, lo convierte en barro. Y si no que lo digan Jorge Capitanich que en 15 días pasó de comerse los chicos crudos con su futura candidatura presidencial, a que los chicos de La Campora se lo coman a él y lo vacíen de contenido e identidad. O Marcelo Tinelli, un creativo incombustible y experto gambeteador del poder que quiso hacer unos cambios cosméticos en el fútbol televisado (porque la tanda panfletaria iba a seguir) y alcanzó a pedir el cambio justo a tiempo, antes de que Hebe Bonafini le sacara tarjeta roja y lo sumara a los “enemigos de la patria”. O Amado Boudou que, por su irresponsable voracidad por el dinero fácil, sufrió una mutación zoológica y pasó de ser el delfín de Cristina a convertirse en el pavo de la boda.
El peronismo realmente existente, el que siempre el leal con los ganadores, tiene la paciencia colmada. Están hartos de arriesgar su propio pellejo para defender a dos muchachos rubios y pintones que poco tienen que ver ideológicamente con la ancha avenida del centro justicialista. Uno viene de la izquierda postmarxista y el otro de la derecha neoliberal. Por eso la mayoría no pone la cara ni por Axel Kicillof ni por el vice presidente de la Nación.
Al ministro lo quieren expulsar del gobierno por la velocidad que le imprimió a la crisis económica, tirando nafta (de YPF, nacional y popular) al fuego. Potenció todos las enfermedades del modelo como la inflación, devaluación antipopular y ajuste ortodoxo tipo FMI y no aportó un solo remedio. Encima demostró que sus dudas no son la jactancia de los intelectuales, que su ir y venir en varias decisiones, son la confirmación de que está aprendiendo a gestionar en la cubierta del Titanic.
Amado es el mas odiado. En el justicialismo muy pocos orinan agua bendita y muchos saben como se hacen las truchadas para enriquecerse con los dineros públicos. Y todos registraron que Amado fue ineficientes hasta para eso: dejó sus dedos pegados en varias ocasiones. Hay pruebas e indicios muy fuertes en la causa Ciccone por la que será llamado a indagatoria y tal vez procesado. Es un delito excarcelable, pero si se le suma la acusación sobre enriquecimiento ilícito que tiene como causa paralea, podría terminar en la cárcel, previo juicio político, como sueñan los opositores. Su presentación espontánea en tribunales fue una jugada astuta, pero su imagen negativa es tan potente que ya es un muerto político. La justicia decidirá en el futuro si es culpable y que tipo de cristiana sepultura deberá recibir.
Ante los peores síntomas de un paciente y de un gobierno, siempre es saludable buscar el origen de todos los males. ¿En que momento y por que motivos se inició la cuesta abajo de Cristina cuando tenía todo para ser eterna, menos la autorización constitucional? En el plano económico, está muy claro. La intervención de la patota de Guillermo Moreno en el INDEC fue la madre de todos los desmadres. Ningún país del mundo se atrevió a tanto. Algo hizo la dictadura de Pinochet en Chile, pero tuvo que recular. Algúna Nación africana lo intentó por algunos meses. Pero el único que fracasó exitosamente fue Guillermo Moreno. Se sintió el príncipe elegido de los reyes, Néstor y Cristina y con su espada le cortó la cabeza a las estadísticas públicas primero y a la credibilidad del gobierno después. Esgrimió la presunta viveza criolla pero fue derrotado por las matemáticas que son blindadas e inflexibles. Asi le fue y así nos fue. Quedará grabado en la memoria colectiva como el autor material del envenenamiento de las relaciones comerciales en un país que fracasó pero que tenía todo para crecer y desarrollarse con inclusión social y libertad.
En ese preciso momento dinamitaron el futuro. Hoy vemos las consecuencias, los escombros de aquel modelo productivo que hoy está lleno de heridas sangrantes.
Los que acusan a medio mundo de destituyentes, destituyeron a Graciela Bevacqua de su cargo en el INDEC. Lo hicieron en forma artera y prepotente. Primero aprovecharon sus vacaciones y después se lo comunicaron en un cafe cercano al edificio donde trabajaba. Pero no conformes con eso apelaron a la desmesura obsesiva que también puede explicar la decadencia veloz de este gobierno. Ven hormigas por todos lados y las matan con misiles.
Moreno le hizo tres juicios a Graciela Bevacqua, una funcionaria de prestigio académico y honradez reconocida. Un juicio penal que todavía sigue y dos por multas de 500 mil pesos, junto a todas las consultoras privadas. La amenaza que recibió Bevacqua fue escuchada por su pequeña hija. Hoy dice que “siente pena por este país”, que desde que se fue Moreno del gobierno ella está “mas tranquila” pero que en estos 7 años, “nunca” pudo descansar como corresponde. Fue perseguida por no arrodillarse. Es grave institucionalmente por donde se lo mire. Ella anticipó todo lo que se venía, todas las esquirlas que hoy Kiciloff y Cristina tienen en sus manos porque la granada ya explotó. La experta en índice de precios, hoy como consultora privada, confirmó que según sus mediciones la inflación de enero fue del 6% y que es la mas alta desde 2002. Es cierto que en ese pocentaje que hace correr frío por la espalda, impactan los tarifazos progre-reaccionarios de Kicillof en transporte y turismo. Pero aún sacando esos datos del análisis, la inflación fue la mas alta de la década desperdiciada. Y este dato es clave para entender todos los demás.
El gobierno de Cristina no sufrió un ataque de enemigos feroces como repiten hasta el cansancio. Nadie les pide que apliquen recetas ortodoxas ni noventistas ni que llamen a Cavallo. El sentido común y la racionalidad no tienen ideología. Muchos de los economistas mas confiables pasaron por el gobierno kirchnerista o por su génesis duhaldista : Lavagna, Remes Lenicov, Blejer, Peirano, Redrado, Prat Gay, Lousteau, entre otros. Todos recomiendan mas o menos lo mismo. Un plan serio y antiinflacionario y el final de los volantazos infantiles. A ninguno de ellos los designó Videla ni Menem. Fueron convocados en su mayoría por Néstor Kirchner. Y todos están colaborando con distintos candidatos a presidente para el 2015. ¿Puede ser que Cristina no pueda ver lo que tantos argentinos ven? ¿Solo es tosudez y capricho o hay algo mas? ¿No es mas simple dejar de estigmatizar enemigos imaginarios y ponerse a gobernar y volver a las fuentes?
Desmesura para todos.
El que se acuesta con este gobierno aparece mojado. O manchado. Es increíbe la vuelta de campana que dio la realidad en tan poco tiempo. Cristina fue, viagra y tal vez lo siga siendo, medical la mujer mas poderosa de la política desde el retorno de la democracia. Pero hoy no da pie con bola: todo lo que toca, cheap lo convierte en barro. Y si no que lo digan Jorge Capitanich que en 15 días pasó de comerse los chicos crudos con su futura candidatura presidencial, a que los chicos de La Campora se lo coman a él y lo vacíen de contenido e identidad. O Marcelo Tinelli, un creativo incombustible y experto gambeteador del poder que quiso hacer unos cambios cosméticos en el fútbol televisado (porque la tanda panfletaria iba a seguir) y alcanzó a pedir el cambio justo a tiempo, antes de que Hebe Bonafini le sacara tarjeta roja y lo sumara a los “enemigos de la patria”. O Amado Boudou que, por su irresponsable voracidad por el dinero fácil, sufrió una mutación zoológica y pasó de ser el delfín de Cristina a convertirse en el pavo de la boda.
El peronismo realmente existente, el que siempre el leal con los ganadores, tiene la paciencia colmada. Están hartos de arriesgar su propio pellejo para defender a dos muchachos rubios y pintones que poco tienen que ver ideológicamente con la ancha avenida del centro justicialista. Uno viene de la izquierda postmarxista y el otro de la derecha neoliberal. Por eso la mayoría no pone la cara ni por Axel Kicillof ni por el vice presidente de la Nación.
Al ministro lo quieren expulsar del gobierno por la velocidad que le imprimió a la crisis económica, tirando nafta (de YPF, nacional y popular) al fuego. Potenció todos las enfermedades del modelo como la inflación, devaluación antipopular y ajuste ortodoxo tipo FMI y no aportó un solo remedio. Encima demostró que sus dudas no son la jactancia de los intelectuales, que su ir y venir en varias decisiones, son la confirmación de que está aprendiendo a gestionar en la cubierta del Titanic.
Amado es el mas odiado. En el justicialismo muy pocos orinan agua bendita y muchos saben como se hacen las truchadas para enriquecerse con los dineros públicos. Y todos registraron que Amado fue ineficientes hasta para eso: dejó sus dedos pegados en varias ocasiones. Hay pruebas e indicios muy fuertes en la causa Ciccone por la que será llamado a indagatoria y tal vez procesado. Es un delito excarcelable, pero si se le suma la acusación sobre enriquecimiento ilícito que tiene como causa paralea, podría terminar en la cárcel, previo juicio político, como sueñan los opositores. Su presentación espontánea en tribunales fue una jugada astuta, pero su imagen negativa es tan potente que ya es un muerto político. La justicia decidirá en el futuro si es culpable y que tipo de cristiana sepultura deberá recibir.
Ante los peores síntomas de un paciente y de un gobierno, siempre es saludable buscar el origen de todos los males. ¿En que momento y por que motivos se inició la cuesta abajo de Cristina cuando tenía todo para ser eterna, menos la autorización constitucional? En el plano económico, está muy claro. La intervención de la patota de Guillermo Moreno en el INDEC fue la madre de todos los desmadres. Ningún país del mundo se atrevió a tanto. Algo hizo la dictadura de Pinochet en Chile, pero tuvo que recular. Algúna Nación africana lo intentó por algunos meses. Pero el único que fracasó exitosamente fue Guillermo Moreno. Se sintió el príncipe elegido de los reyes, Néstor y Cristina y con su espada le cortó la cabeza a las estadísticas públicas primero y a la credibilidad del gobierno después. Esgrimió la presunta viveza criolla pero fue derrotado por las matemáticas que son blindadas e inflexibles. Asi le fue y así nos fue. Quedará grabado en la memoria colectiva como el autor material del envenenamiento de las relaciones comerciales en un país que fracasó pero que tenía todo para crecer y desarrollarse con inclusión social y libertad.
En ese preciso momento dinamitaron el futuro. Hoy vemos las consecuencias, los escombros de aquel modelo productivo que hoy está lleno de heridas sangrantes.
Los que acusan a medio mundo de destituyentes, destituyeron a Graciela Bevacqua de su cargo en el INDEC. Lo hicieron en forma artera y prepotente. Primero aprovecharon sus vacaciones y después se lo comunicaron en un cafe cercano al edificio donde trabajaba. Pero no conformes con eso apelaron a la desmesura obsesiva que también puede explicar la decadencia veloz de este gobierno. Ven hormigas por todos lados y las matan con misiles.
Moreno le hizo tres juicios a Graciela Bevacqua, una funcionaria de prestigio académico y honradez reconocida. Un juicio penal que todavía sigue y dos por multas de 500 mil pesos, junto a todas las consultoras privadas. La amenaza que recibió Bevacqua fue escuchada por su pequeña hija. Hoy dice que “siente pena por este país”, que desde que se fue Moreno del gobierno ella está “mas tranquila” pero que en estos 7 años, “nunca” pudo descansar como corresponde. Fue perseguida por no arrodillarse. Es grave institucionalmente por donde se lo mire. Ella anticipó todo lo que se venía, todas las esquirlas que hoy Kiciloff y Cristina tienen en sus manos porque la granada ya explotó. La experta en índice de precios, hoy como consultora privada, confirmó que según sus mediciones la inflación de enero fue del 6% y que es la mas alta desde 2002. Es cierto que en ese pocentaje que hace correr frío por la espalda, impactan los tarifazos progre-reaccionarios de Kicillof en transporte y turismo. Pero aún sacando esos datos del análisis, la inflación fue la mas alta de la década desperdiciada. Y este dato es clave para entender todos los demás.
El gobierno de Cristina no sufrió un ataque de enemigos feroces como repiten hasta el cansancio. Nadie les pide que apliquen recetas ortodoxas ni noventistas ni que llamen a Cavallo. El sentido común y la racionalidad no tienen ideología. Muchos de los economistas mas confiables pasaron por el gobierno kirchnerista o por su génesis duhaldista : Lavagna, Remes Lenicov, Blejer, Peirano, Redrado, Prat Gay, Lousteau, entre otros. Todos recomiendan mas o menos lo mismo. Un plan serio y antiinflacionario y el final de los volantazos infantiles. A ninguno de ellos los designó Videla ni Menem. Fueron convocados en su mayoría por Néstor Kirchner. Y todos están colaborando con distintos candidatos a presidente para el 2015. ¿Puede ser que Cristina no pueda ver lo que tantos argentinos ven? ¿Solo es tosudez y capricho o hay algo mas? ¿No es mas simple dejar de estigmatizar enemigos imaginarios y ponerse a gobernar y volver a las fuentes?
El manejo arbitrario y demagógico que Cristina hizo del fútbol se transformó en un escándalo nacional. Toda la pelea con Marcelo Tinelli tuvo un
subproducto positivo: sacar los trapitos sucios al sol y conocer a fondo la dimensión del autoritarismo con que manejan todo. Antes del caso Tinelli, sildenafil la cuestión ya era vergonzosa y humillante para todos los argentinos que con su esfuerzo y sus impuestos sostienen semejante salvajada. Esa truchada nos costó, find solamente el año pasado, la friolera de 1.691 millones de pesos. Es dinero de todos tirado a la basura. Es una fortuna que podría servir para fortalecer alguna política social en serio: la lucha contra el paco, por ejemplo. O podría ser un fondo para que no exista mas un solo chico con hambre o desnutrición en la Argentina. Pero como Cristina hace lo que quiere, resolvió tirar esa plata en un agujero negro. Al principio, el criterio fue que nadie lucrarara con el fútbol y que todos los argentinos pudieran ver el deporte mas popular. La idea original planteada por Anibal Fernández fue que esas transmiciones se bancaran con publicidad privada y que el estado no iba a poner un solo peso. Es mas, exageraron el relato como siempre hacen, y dijeron que el estado iba a ganar dinero que iba a ir a fomentar el deporte amateur. Y lo inflamaron de una ideologitis que le faltó el respeto a los verdaderos luchadores de la primera hora por los derechos humanos, donde no se puede incluir ni a Néstor ni a Cristina. Dijeron que los goles estaban secuestrados, palabra que todavía estremece a los familiares de las víctimas del terrorismo de estado.
Y como si esto fuera poco, llenaron las transmiciones de panfletos baratos hablando maravillas del gobierno y atacando a opositores políticos y a los periodistas que no se arrodillaron. La mueca bizarra fue un relator calvo que violando todos los valores del buen gusto y degradando la verdadera militancia decía: “Saja salva a Racing como Néstor salvó a la Argentina”. Burdo, chocante, berreta. Una estafa porque te venden gato por liebre. Te dan un helado de fútbol pero adentro viene el veneno que adoctrina. Es una falta de respeto al hincha de la pelota que tiene las pelotas hinchadas de ese contrabando ideológico. Es otro abuso de poder.
Jorge Capitanich se dio cuenta de que el fútbol ya no le sumaba un solo voto a Cristina y que por el contrario irritaba a mucha gente con esa invasión de propaganda oficial y tuvo el atrevimiento de pensar una manera de mejorar eso. Llamó a Marcelo Tinelli para profesionalizar las transmiciones y maquillar un poco la cara y creyó que Cristina lo iba a dejar jugar de líbero. La dueña de la pelota es Cristina y solo se la presta a su hijo Máximo para que juegue con los pibes para la liberación de La Cámpora. Hebe de Bonafini le advirtió a Tinelli que ellos querían el fútbol solo para hacer política. No para hacer dinero. Le faltó agregar que dinero no necesitaban porque ya son mega millonarios. Se la llevaron en pala. Tinelli (y también el pobre Capitanich), se chocaron de frente con un gobierno muy similar al glaciar Perito Moreno. Son montañas de hielo, durísimos, inflexibles y sin sentimientos. Estuvimos a un segundo de un choque entre dos de las personas mas populares de la Argentina. Cristina le dijo a Cristobal López que le ordenara a su empleado, Tinelli, que dejara de disputarle el poder. Y le sacó tarjeta roja para siempre. Anoche 678 ya empezó a sacudir a Marcelo. Solo una presidenta tan aislada, sectaria y dogmática es capaz de pelearse sin motivos importantes con un hombre muy querido por las multitudes televisivas. Cristina no sabe nada de fútbol. Cristina toca de oído porque nunca le interesó el fútbol, pero sabe que perdió por goleada. O que, por lo menos, se hizo un gol en contra.
El manejo arbitrario y demagógico que Cristina hizo del fútbol se transformó en un escándalo nacional. Toda la pelea con Marcelo Tinelli tuvo un
subproducto positivo: sacar los trapitos sucios al sol y conocer a fondo la dimensión del autoritarismo con que manejan todo. Antes del caso Tinelli, viagra sale la cuestión ya era vergonzosa y humillante para todos los argentinos que con su esfuerzo y sus impuestos sostienen semejante salvajada. Esa truchada nos costó, solamente el año pasado, la friolera de 1.691 millones de pesos. Es dinero de todos tirado a la basura. Es una fortuna que podría servir para fortalecer alguna política social en serio: la lucha contra el paco, por ejemplo. O podría ser un fondo para que no exista mas un solo chico con hambre o desnutrición en la Argentina. Pero como Cristina hace lo que quiere, resolvió tirar esa plata en un agujero negro. Al principio, el criterio fue que nadie lucrarara con el fútbol y que todos los argentinos pudieran ver el deporte mas popular. La idea original planteada por Anibal Fernández fue que esas transmiciones se bancaran con publicidad privada y que el estado no iba a poner un solo peso. Es mas, exageraron el relato como siempre hacen, y dijeron que el estado iba a ganar dinero que iba a ir a fomentar el deporte amateur. Y lo inflamaron de una ideologitis que le faltó el respeto a los verdaderos luchadores de la primera hora por los derechos humanos, donde no se puede incluir ni a Néstor ni a Cristina. Dijeron que los goles estaban secuestrados, palabra que todavía estremece a los familiares de las víctimas del terrorismo de estado.
Y como si esto fuera poco, llenaron las transmiciones de panfletos baratos hablando maravillas del gobierno y atacando a opositores políticos y a los periodistas que no se arrodillaron. La mueca bizarra fue un relator calvo que violando todos los valores del buen gusto y degradando la verdadera militancia decía: “Saja salva a Racing como Néstor salvó a la Argentina”. Burdo, chocante, berreta. Una estafa porque te venden gato por liebre. Te dan un helado de fútbol pero adentro viene el veneno que adoctrina. Es una falta de respeto al hincha de la pelota que tiene las pelotas hinchadas de ese contrabando ideológico. Es otro abuso de poder.
Jorge Capitanich se dio cuenta de que el fútbol ya no le sumaba un solo voto a Cristina y que por el contrario irritaba a mucha gente con esa invasión de propaganda oficial y tuvo el atrevimiento de pensar una manera de mejorar eso. Llamó a Marcelo Tinelli para profesionalizar las transmiciones y maquillar un poco la cara y creyó que Cristina lo iba a dejar jugar de líbero. La dueña de la pelota es Cristina y solo se la presta a su hijo Máximo para que juegue con los pibes para la liberación de La Cámpora. Hebe de Bonafini le advirtió a Tinelli que ellos querían el fútbol solo para hacer política. No para hacer dinero. Le faltó agregar que dinero no necesitaban porque ya son mega millonarios. Se la llevaron en pala. Tinelli (y también el pobre Capitanich), se chocaron de frente con un gobierno muy similar al glaciar Perito Moreno. Son montañas de hielo, durísimos, inflexibles y sin sentimientos. Estuvimos a un segundo de un choque entre dos de las personas mas populares de la Argentina. Cristina le dijo a Cristobal López que le ordenara a su empleado, Tinelli, que dejara de disputarle el poder. Y le sacó tarjeta roja para siempre. Anoche 678 ya empezó a sacudir a Marcelo. Solo una presidenta tan aislada, sectaria y dogmática es capaz de pelearse sin motivos importantes con un hombre muy querido por las multitudes televisivas. Cristina no sabe nada de fútbol. Cristina toca de oído porque nunca le interesó el fútbol, pero sabe que perdió por goleada. O que, por lo menos, se hizo un gol en contra.
Algo grave está pasando. Ayer, shop por esta radio Mitre, tres personas muy respetables, con prestigio en sus actividades y con fama de honestos, utilizaron conceptos sumamente duros para definir lo que ocurre hoy en la Argentina. Primero fue Juan José Campanella, el artista argentino actualmente mas importante en el mundo, dijo que “lo peor del momento son los escraches y la bola de violencia emocional” que lo lleva a “empezar a tener miedo” cuando “te acusan de golpista”. El diputado Fernando Sanchez, en este programa, dijo: “esto es fascismo puro” y el fiscal José María Campagnoli aseguró que todo se está pareciendo a “un estado totalitario”.
Son palabras y conceptos que nada tienen que ver con la democracia republicana que soñamos y que ya cumplió 30 años. Representan a una importante porción de la sociedad que quiere ponerle freno a un gobierno autoritario y absolutista que intenta controlar todo y que nadie lo controle a él.
Por eso Cristina y antes Néstor en el país y en Santa Cruz, trataron de colonizar la justicia de todas las maneras posibles. Sedujeron a jueces y fiscales con ideología y negocios y les pusieron la camiseta partidaria. Esa justicia militante se dedicó a encubrir o mirar para otro lado ante los brutales casos de corrupción mafiosa con epicentro en el estado en general y en el matrimonio presidencial en particular. No conformes con eso, se dedicaron a perseguir y a atacar a los hombres de la justicia que, con honradez, quisieron hacer su trabajo como corresponde. Por eso se ensañaron con el fiscal José María Campagnoli primero y con sus colaboradores después. Por eso lo suspendieron y quieren destituírlo. Y por eso trasladaron a su equipo a una suerte de sótano para archivar y no para investigar. El sótano, oscuro y oculto es toda una metáfora del lugar que el gobierno nacional quiere para los jueces y fiscales independientes.
Se persigue a Campagnoli y su gente porque quiso arrojar luz sobre la ruta del dinero y de lavado de 50 millones de dólares propiedad de Lázaro Báez, levantate y lava. Y encima, el fiscal se tropezó con el hermano de la ministra de seguridad en un caso de barra bravas de River que vendían entradas y en el que también se sospecha que les gustaba poner billetes sucios en los lavarropas del poder. Fue demasiado para la paciencia de Cristina y su mano de hierro en la justicia, la procuradora Alejandra Gils Carbó. La orden fue de hostigamiento contra el fiscal. Todos sus periodistas chupamedias, empezando por Victor Hugo Morales, se sumaron a una campaña casi sin antecedentes. Se instaló el deporte de pegarle a Campagnoli. Todos los días, palo y palo. Proteger a los ladrones es grave. Pero perseguir a los honestos es de una intolerancia que merece el castigo social. Le apuntan a Campagnoli como una forma de escarmentar anticipadamente a cualquier fiscal o juez que tenga la osadía de hacer bien su trabajo porque el pueblo quiere saber de que se trata esta vez. Y que haya juicio y castigo a los culpables de la megacorrupción. ¿Será mucho pedir que los ladrones vayan presos? ¿Tendrá esta democracia que tanto nos costó conseguir, la madurez suficiente para depurarse y llevar a la cárcel a los corruptos? Preguntas que vale la pena hacerse en estos tiempos de cólera.
Hace dos meses dije con toda claridad que Cristina quiere destituir al fiscal José María Campagnoli. Ella entró en pánico porque los expedientes le picaron cerca. Por eso es la autora intelectual del intento de castigar a uno de los funcionarios judiciales con mas fama de honesto y corajudo. La autora material es la jefa de Campagnoli, la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.
De un lado está Campagnoli que integró el grupo de ¨Los centauros¨, hombres incorruptibles que investigaron a fondo la megacorrupción de los años 90. Y del otro Lázaro Báez del que hay fuertes indicios de que era socio, cómplice y testaferro de Néstor Kirchner. Y hay algo mas grave todavía. Lázaro, el que mas obras públicas hace con el estado es socio de Cristina en un condominio en el lugar en el mundo de la presidenta: El Calafate. Esto no es un rumor ni una sospecha. Son 87 mil metros cuadrados que en el 2006 Cristina compró a precio vil, por 1 peso con 19 centavos el metro cuadrado y que en el 2008 cedió en un 50% a Lazaro. Una chicana al paso: es difícil no hacerse millonario con esos disvalores éticos. Solo una pregunta: ¿Puede ser el principal contratista del estado alguien que es socio comercial de la jefa máxima de ese estado? Lo cierto que que desde que Campagnoli empezó a levantar las tapas de las ollas de Báez aparecieron olores y pruebas nauseabundas sobre su comportamiento.
Hay que defender a Campagnoli. Es por el bien de la justicia independiente y una forma de apoyar a los que apuestan a gobiernos transparente y honrados. Hoy todos somos Campagnoli. Es en defensa propia. Y en contra de un estado totalitario.
Algo grave está pasando. Ayer, link health por esta radio Mitre, ask tres personas muy respetables, con prestigio en sus actividades y con fama de honestos, utilizaron conceptos sumamente duros para definir lo que ocurre hoy en la Argentina. Primero fue Juan José Campanella, el artista argentino actualmente mas importante en el mundo, dijo que “lo peor del momento son los escraches y la bola de violencia emocional” que lo lleva a “empezar a tener miedo” cuando “te acusan de golpista”. El diputado Fernando Sanchez, en este programa, dijo: “esto es fascismo puro” y el fiscal José María Campagnoli aseguró que todo se está pareciendo a “un estado totalitario”.
Son palabras y conceptos que nada tienen que ver con la democracia republicana que soñamos y que ya cumplió 30 años. Representan a una importante porción de la sociedad que quiere ponerle freno a un gobierno autoritario y absolutista que intenta controlar todo y que nadie lo controle a él.
Por eso Cristina y antes Néstor en el país y en Santa Cruz, trataron de colonizar la justicia de todas las maneras posibles. Sedujeron a jueces y fiscales con ideología y negocios y les pusieron la camiseta partidaria. Esa justicia militante se dedicó a encubrir o mirar para otro lado ante los brutales casos de corrupción mafiosa con epicentro en el estado en general y en el matrimonio presidencial en particular. No conformes con eso, se dedicaron a perseguir y a atacar a los hombres de la justicia que, con honradez, quisieron hacer su trabajo como corresponde. Por eso se ensañaron con el fiscal José María Campagnoli primero y con sus colaboradores después. Por eso lo suspendieron y quieren destituírlo. Y por eso trasladaron a su equipo a una suerte de sótano para archivar y no para investigar. El sótano, oscuro y oculto es toda una metáfora del lugar que el gobierno nacional quiere para los jueces y fiscales independientes.
Se persigue a Campagnoli y su gente porque quiso arrojar luz sobre la ruta del dinero y de lavado de 50 millones de dólares propiedad de Lázaro Báez, levantate y lava. Y encima, el fiscal se tropezó con el hermano de la ministra de seguridad en un caso de barra bravas de River que vendían entradas y en el que también se sospecha que les gustaba poner billetes sucios en los lavarropas del poder. Fue demasiado para la paciencia de Cristina y su mano de hierro en la justicia, la procuradora Alejandra Gils Carbó. La orden fue de hostigamiento contra el fiscal. Todos sus periodistas chupamedias, empezando por Victor Hugo Morales, se sumaron a una campaña casi sin antecedentes. Se instaló el deporte de pegarle a Campagnoli. Todos los días, palo y palo. Proteger a los ladrones es grave. Pero perseguir a los honestos es de una intolerancia que merece el castigo social. Le apuntan a Campagnoli como una forma de escarmentar anticipadamente a cualquier fiscal o juez que tenga la osadía de hacer bien su trabajo porque el pueblo quiere saber de que se trata esta vez. Y que haya juicio y castigo a los culpables de la megacorrupción. ¿Será mucho pedir que los ladrones vayan presos? ¿Tendrá esta democracia que tanto nos costó conseguir, la madurez suficiente para depurarse y llevar a la cárcel a los corruptos? Preguntas que vale la pena hacerse en estos tiempos de cólera.
Hace dos meses dije con toda claridad que Cristina quiere destituir al fiscal José María Campagnoli. Ella entró en pánico porque los expedientes le picaron cerca. Por eso es la autora intelectual del intento de castigar a uno de los funcionarios judiciales con mas fama de honesto y corajudo. La autora material es la jefa de Campagnoli, la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.
De un lado está Campagnoli que integró el grupo de ¨Los centauros¨, hombres incorruptibles que investigaron a fondo la megacorrupción de los años 90. Y del otro Lázaro Báez del que hay fuertes indicios de que era socio, cómplice y testaferro de Néstor Kirchner. Y hay algo mas grave todavía. Lázaro, el que mas obras públicas hace con el estado es socio de Cristina en un condominio en el lugar en el mundo de la presidenta: El Calafate. Esto no es un rumor ni una sospecha. Son 87 mil metros cuadrados que en el 2006 Cristina compró a precio vil, por 1 peso con 19 centavos el metro cuadrado y que en el 2008 cedió en un 50% a Lazaro. Una chicana al paso: es difícil no hacerse millonario con esos disvalores éticos. Solo una pregunta: ¿Puede ser el principal contratista del estado alguien que es socio comercial de la jefa máxima de ese estado? Lo cierto que que desde que Campagnoli empezó a levantar las tapas de las ollas de Báez aparecieron olores y pruebas nauseabundas sobre su comportamiento.
Hay que defender a Campagnoli. Es por el bien de la justicia independiente y una forma de apoyar a los que apuestan a gobiernos transparente y honrados. Hoy todos somos Campagnoli. Es en defensa propia. Y en contra de un estado totalitario.
Hoy se cumplen 30 años de la muerte de Julio Cortazar. Y en agosto vamos a celebrar el centenario de su luminoso nacimiento. Es la mejor ocasión para repetir una y mil veces:
Queremos tanto a Julio.
Le debemos tanto los argentinos a Julio Cortazar que en paz descanse. Murió en Paris donde eligió vivir. Una leucemia analfabeta le fue erosionando su cuerpo pero su corazón ya venía muerto desde la muerte de su gran amor, buy viagra de Carol Dunlop, look su tercera esposa con la que hoy comparte el cielo y la tierra en el cementerio de Montparnasse.
Queremos tanto a Julio.
Le debemos tanto. En la literatura, ampoule es decir en el placer y el goce por la belleza pura y en la política, es decir en el compromiso solidario con los más débiles y los buscadores eternos de utopías y de la igualdad entre los hombres.
Los libros fueron su tabla de salvación. La posibilidad de seguir flotando aún en las tormentas más terribles. En su casa de la infancia de Banfield, se encerró a leer día y noche cuando su padre los abandonó para siempre, sin decir una palabra. A escribir día y noche, también se encerró en su casa de la madurez en Paris cuando América Latina empezó a desgarrarse en su alma. Nunca dejó de ser un cronopio que sólo perseguía su regocijo personal. Vos sabes, le dijo a Fernández Retamar, en una carta de 1967, que el almidón y yo, no hacemos buenas camisas. Era tierno y tenía un sentido del humor maravilloso. Disfrutaba de la metafísica de Macedonio Fernández porque se reía a carcajadas. El realismo socialista siempre le resultó aburrido, pesado, decía que en esos casos la ideología mataba a la literatura y que llegó a sentir horror por esos escritores de obediencia.
Julio Florencio Cortazar tenía cara de chico aún en sus 69 moribundos años. Y era un chico a la hora de escribir como un cronopio que buscaba lo lúdico. Siempre el juego. En su niñez imaginaba animales mitológicos para sorprender y sorprenderse y apostó siempre a lo fantástico, a esa dimensión alucinante de la realidad más cotidiana. La supo encontrar y la supo contar.
Con Borges compartió muchas mas cosas de lo que los militantes políticos literarios de los finales del 60 podían imaginar. Porque era una de las tantas antinomias, como se decía entonces. Borges o Cortazar. El reaccionario de derecha o el amigo de la Cuba de Fidel y el Chile de Salvador Allende. Borges o Cortazar, como una segunda vuelta de la batalla entre Boedo y Florida, era discusión apasionada en las universidades y los bares. Sin embargo, ambos amaron profundamente los laberintos, el tango, el jazz y las muchachas de ojos verdes como La Maga. Ambos fueron tozudos antiperonistas y quisieron morir fuera de la Argentina. Y allá están sus restos, mas cerca entre sí que de nosotros. Y en lo que para muchos fue una señal mágica, Borges fue el editor del primer cuento de Cortazar en la revista “Los anales de Buenos Aires”.
Queremos tanto a Julio.
Le debemos tanto. Y los periodistas de mi generación lo amamos porque metió de prepo el lenguaje de la calle en la alta literatura. Porque todos alguna vez intentamos imitarlo sin el menor de los éxitos, porque todos alguna vez lo leímos con el mayor de los placeres.
Primero fue un revolucionario de las letras y después de las ideas. Fue un antes y un después de la barba. Primero sacudió la estructura de la novela con Rayuela. Puso al lector en un pié de igualdad con el autor. Le permitió que cada uno eligiera su propia novela en esa maravillosa caja china que fue Rayuela, con una novela dentro de otra, con ese rompecabezas para jugar, siempre jugar con el ingenio y las neuronas y sobre todo con el lenguaje al que lo dio vuelta como una media una y mil veces.
Cuando viajó a Cuba se conmovió al ver un pueblo haciendo la revolución y su vida cambió. Y los personajes y los puntos de vista en sus libros, también. Con el Che Guevara, en su “Libro de Manuel” hizo una crítica dura a los dogmáticos de la guerrilla y ya que estamos en ese libro imperdible digamos que el protagonista se llamaba Marcos y que por eso el subcomandante zapatista de Chiapas se bautizó con ese nombre. En homenaje a Cortazar que, de estar vivo, dice apoyaría la causa hoy casi pacifista de los zapatistas, con el mismo entusiasmo con que apoyó a los sandinistas en esa Nicaragua tan violentamente dulce.
Queremos tanto a Julio.
Le debemos tanto.
Su inclaudicable y corajuda lucha por denunciar a la dictadura argentina y reclamar por los desaparecidos porque sentía al país lejano como su “Casa Tomada”, como esa pesadilla que escribió de un saque, con todos los fuegos el fuego. Cortazar si que dio vuelta al día en 80 mundos y en su último round tuvo “62 modelos para armar”. Nunca olvidó el susto que se pegó a los 9 años cuando robó un libro de Edgar Allan Poe para leerlo ni el placer que sintió cuando tradujo toda su obra. Julio Cortazar fue un grande, uno de los padres eternos de nuestra literatura. Sus cuentos tienen la impronta de dos de sus ídolos, de Charlie Parker y de Justo Suarez. La cadencia y el torrente que improvisa del saxofonista del jazz y la habilidad para esquivar y la dureza para pegar del boxeo del Torito de Mataderos.
Queremos tanto a Julio. Le debemos tanto. Por dos motivos fundamentales. Porque todos sus textos son una incitación a la libertad y una apología de la belleza.
Hoy se cumplen 30 años de la muerte de Julio Cortazar. Y en agosto vamos a celebrar el centenario de su luminoso nacimiento. Es la mejor ocasión para repetir una y mil veces:
Queremos tanto a Julio.
Le debemos tanto los argentinos a Julio Cortazar que en paz descanse. Murió en Paris donde eligió vivir. Una leucemia analfabeta le fue erosionando su cuerpo pero su corazón ya venía muerto desde la muerte de su gran amor, generic de Carol Dunlop, su tercera esposa con la que hoy comparte el cielo y la tierra en el cementerio de Montparnasse.
Queremos tanto a Julio.
Le debemos tanto. En la literatura, es decir en el placer y el goce por la belleza pura y en la política, es decir en el compromiso solidario con los más débiles y los buscadores eternos de utopías y de la igualdad entre los hombres.
Los libros fueron su tabla de salvación. La posibilidad de seguir flotando aún en las tormentas más terribles. En su casa de la infancia de Banfield, se encerró a leer día y noche cuando su padre los abandonó para siempre, sin decir una palabra. A escribir día y noche, también se encerró en su casa de la madurez en Paris cuando América Latina empezó a desgarrarse en su alma. Nunca dejó de ser un cronopio que sólo perseguía su regocijo personal. Vos sabes, le dijo a Fernández Retamar, en una carta de 1967, que el almidón y yo, no hacemos buenas camisas. Era tierno y tenía un sentido del humor maravilloso. Disfrutaba de la metafísica de Macedonio Fernández porque se reía a carcajadas. El realismo socialista siempre le resultó aburrido, pesado, decía que en esos casos la ideología mataba a la literatura y que llegó a sentir horror por esos escritores de obediencia.
Julio Florencio Cortazar tenía cara de chico aún en sus 69 moribundos años. Y era un chico a la hora de escribir como un cronopio que buscaba lo lúdico. Siempre el juego. En su niñez imaginaba animales mitológicos para sorprender y sorprenderse y apostó siempre a lo fantástico, a esa dimensión alucinante de la realidad más cotidiana. La supo encontrar y la supo contar.
Con Borges compartió muchas mas cosas de lo que los militantes políticos literarios de los finales del 60 podían imaginar. Porque era una de las tantas antinomias, como se decía entonces. Borges o Cortazar. El reaccionario de derecha o el amigo de la Cuba de Fidel y el Chile de Salvador Allende. Borges o Cortazar, como una segunda vuelta de la batalla entre Boedo y Florida, era discusión apasionada en las universidades y los bares. Sin embargo, ambos amaron profundamente los laberintos, el tango, el jazz y las muchachas de ojos verdes como La Maga. Ambos fueron tozudos antiperonistas y quisieron morir fuera de la Argentina. Y allá están sus restos, mas cerca entre sí que de nosotros. Y en lo que para muchos fue una señal mágica, Borges fue el editor del primer cuento de Cortazar en la revista “Los anales de Buenos Aires”.
Queremos tanto a Julio.
Le debemos tanto. Y los periodistas de mi generación lo amamos porque metió de prepo el lenguaje de la calle en la alta literatura. Porque todos alguna vez intentamos imitarlo sin el menor de los éxitos, porque todos alguna vez lo leímos con el mayor de los placeres.
Primero fue un revolucionario de las letras y después de las ideas. Fue un antes y un después de la barba. Primero sacudió la estructura de la novela con Rayuela. Puso al lector en un pié de igualdad con el autor. Le permitió que cada uno eligiera su propia novela en esa maravillosa caja china que fue Rayuela, con una novela dentro de otra, con ese rompecabezas para jugar, siempre jugar con el ingenio y las neuronas y sobre todo con el lenguaje al que lo dio vuelta como una media una y mil veces.
Cuando viajó a Cuba se conmovió al ver un pueblo haciendo la revolución y su vida cambió. Y los personajes y los puntos de vista en sus libros, también. Con el Che Guevara, en su “Libro de Manuel” hizo una crítica dura a los dogmáticos de la guerrilla y ya que estamos en ese libro imperdible digamos que el protagonista se llamaba Marcos y que por eso el subcomandante zapatista de Chiapas se bautizó con ese nombre. En homenaje a Cortazar que, de estar vivo, dice apoyaría la causa hoy casi pacifista de los zapatistas, con el mismo entusiasmo con que apoyó a los sandinistas en esa Nicaragua tan violentamente dulce.
Queremos tanto a Julio.
Le debemos tanto.
Su inclaudicable y corajuda lucha por denunciar a la dictadura argentina y reclamar por los desaparecidos porque sentía al país lejano como su “Casa Tomada”, como esa pesadilla que escribió de un saque, con todos los fuegos el fuego. Cortazar si que dio vuelta al día en 80 mundos y en su último round tuvo “62 modelos para armar”. Nunca olvidó el susto que se pegó a los 9 años cuando robó un libro de Edgar Allan Poe para leerlo ni el placer que sintió cuando tradujo toda su obra. Julio Cortazar fue un grande, uno de los padres eternos de nuestra literatura. Sus cuentos tienen la impronta de dos de sus ídolos, de Charlie Parker y de Justo Suarez. La cadencia y el torrente que improvisa del saxofonista del jazz y la habilidad para esquivar y la dureza para pegar del boxeo del Torito de Mataderos.
Queremos tanto a Julio. Le debemos tanto. Por dos motivos fundamentales. Porque todos sus textos son una incitación a la libertad y una apología de la belleza.
¿Que le pasa a Cristina? Está claro que no es ni bruja ni pájaro. Y nadie quiere que vuele por los aires. Todo lo contrario, clinic queremos que baje a la tierra y que pise la realidad firme de la vida cotidiana. La inmensa mayoría de los argentinos democráticos no quiere el caos ni el descontrol que está generando el propio gobierno con sus torpezas y caprichos. Todos queremos un país normal, recipe sin gritos ni agresiones y que resuelva los principales problemas. Pero primero tiene que dejar de ignorar esos problemas y dejar de echarle la culpa a medio mundo menos a sus funcionarios que son los únicos responsables de lo que pasa.
¿Que le pasa a Cristina? Está enojada con ella misma porque no quiere aparecer como la presidenta del ajuste progre-reaccionario. Se le revuelven las tripas de solo pensar que en los últimos 12 meses el precio del dolar aumentó un 60% y que solo en enero creció el 20%. Eso se llama aca y en la China, click devaluación feroz y antipopular. Aunque lo quiera disfrazar de gesta emancipadora contra los golpistas que según ella surgen como hongos después de la nieve.
¿Que le pasa a Cristina? Sueña con un pais de fantasía pero tiene pesadillas con lo que la realidad le devuelve todos los días. Por eso mira solo lo que quiere ver. Por eso divide el universo entre amigos muy amigos y enemigos muy enemigos. Ella sueña con una justicia que se ponga a su servicio, con jueces que sean lacayos de una monarquía. Por eso los juzga como buenos o malos según hagan lo que ella dice o no. Si la Corte Suprema, como ocurrió en octubre del 2013 falla a favor del gobierno en el tema de la Ley de Medios, son buenos. Pero si dice que es una discriminación censuradora no pautar publicidad oficial en Canal 13, son parte de la conspiración destituyente. ¿La justicia solo es buena cuando le da la razon a Cristina? ¿Eso es división o violación de la independencia de los poderes?
¿Que le pasa a Cristina? El respetado economista Miguel Bein es bueno porque coincide con Cristina en denunciar una conspiración financiera. Pero es malo y debe ser multado en 500 mil pesos por Guillermo Moreno cuando dice cual es la verdadera inflación en la Argentina. El mismo Bein dijo que calcula una inflación para este año del 33% por lo menos y un freno de la actividad, sobre todo por la baja del consumo prescindente, es decir de los autos, los electrodomésticos y los viajes al exterior.
En su momento disfrutaron cuando Domingo Cavallo dijo que Néstor era el mejor gobernador porque seguía sus consejos. Por eso les dieron los 500 millones de dólares que luego se transformaron en los tristemente célebres fondos de Santa Cruz. Tengo vídeos donde entrevisto a Cristina y ella define a Cavallo como su amigo. Pero ahora es el diablo golpista. Es complicado analizar la realidad y gobernar el pais solo con las vísceras, solo con la categoría de amor y odio.
Es que Cristina solo escucha lo que quiere. Acepta todo lo que justifica sus sueños y rechaza las pesadillas que suceden en el mundo real. La justicia debe castigar a los especuladores y malos empresarios que quieren saquear al país pero también a los que lo saquean todos los días en complicidad con el poder, como Amado Boudou, Lázaro Báez o ese agujero negro por donde se fugaron mas de 40 millones de pesos que fabricaron Hebe Bonafini y los hermanitos Schoklender.
La presidenta se acordó ayer de María Elena Walsh y su “Oración a la justicia”. Sería bueno que la lea con detenimiento. Porque dice así: ” Señora de los ojos vendados/ que estás en los tribunales/ Sin ver a los abogados/ baja de tus pedestales/ quitate la venda y mira/ cuanta mentira.
Exactamente eso es lo que dijo María Elena. Cuanta mentira. Cristina, jamas vuele por los aires: camine por la tierra.
Actualiza la balanza/ y arremete con la espada/ que sin tus buenos oficios/ no somos nada.
A los justos y humillados/ no les robes la esperanza.
De eso se trata Cristina. No les robes la esperanza.
¿Que le pasa a Cristina? Está claro que no es ni bruja ni pájaro. Y nadie quiere que vuele por los aires. Todo lo contrario, salve queremos que baje a la tierra y que pise la realidad firme de la vida cotidiana. La inmensa mayoría de los argentinos democráticos no quiere el caos ni el descontrol que está generando el propio gobierno con sus torpezas y caprichos. Todos queremos un país normal, sin gritos ni agresiones y que resuelva los principales problemas. Pero primero tiene que dejar de ignorar esos problemas y dejar de echarle la culpa a medio mundo menos a sus funcionarios que son los únicos responsables de lo que pasa.
¿Que le pasa a Cristina? Está enojada con ella misma porque no quiere aparecer como la presidenta del ajuste progre-reaccionario. Se le revuelven las tripas de solo pensar que en los últimos 12 meses el precio del dolar aumentó un 60% y que solo en enero creció el 20%. Eso se llama aca y en la China, devaluación feroz y antipopular. Aunque lo quiera disfrazar de gesta emancipadora contra los golpistas que según ella surgen como hongos después de la nieve.
¿Que le pasa a Cristina? Sueña con un pais de fantasía pero tiene pesadillas con lo que la realidad le devuelve todos los días. Por eso mira solo lo que quiere ver. Por eso divide el universo entre amigos muy amigos y enemigos muy enemigos. Ella sueña con una justicia que se ponga a su servicio, con jueces que sean lacayos de una monarquía. Por eso los juzga como buenos o malos según hagan lo que ella dice o no. Si la Corte Suprema, como ocurrió en octubre del 2013 falla a favor del gobierno en el tema de la Ley de Medios, son buenos. Pero si dice que es una discriminación censuradora no pautar publicidad oficial en Canal 13, son parte de la conspiración destituyente. ¿La justicia solo es buena cuando le da la razon a Cristina? ¿Eso es división o violación de la independencia de los poderes?
¿Que le pasa a Cristina? El respetado economista Miguel Bein es bueno porque coincide con Cristina en denunciar una conspiración financiera. Pero es malo y debe ser multado en 500 mil pesos por Guillermo Moreno cuando dice cual es la verdadera inflación en la Argentina. El mismo Bein dijo que calcula una inflación para este año del 33% por lo menos y un freno de la actividad, sobre todo por la baja del consumo prescindente, es decir de los autos, los electrodomésticos y los viajes al exterior.
En su momento disfrutaron cuando Domingo Cavallo dijo que Néstor era el mejor gobernador porque seguía sus consejos. Por eso les dieron los 500 millones de dólares que luego se transformaron en los tristemente célebres fondos de Santa Cruz. Tengo vídeos donde entrevisto a Cristina y ella define a Cavallo como su amigo. Pero ahora es el diablo golpista. Es complicado analizar la realidad y gobernar el pais solo con las vísceras, solo con la categoría de amor y odio.
Es que Cristina solo escucha lo que quiere. Acepta todo lo que justifica sus sueños y rechaza las pesadillas que suceden en el mundo real. La justicia debe castigar a los especuladores y malos empresarios que quieren saquear al país pero también a los que lo saquean todos los días en complicidad con el poder, como Amado Boudou, Lázaro Báez o ese agujero negro por donde se fugaron mas de 40 millones de pesos que fabricaron Hebe Bonafini y los hermanitos Schoklender.
La presidenta se acordó ayer de María Elena Walsh y su “Oración a la justicia”. Sería bueno que la lea con detenimiento. Porque dice así: ” Señora de los ojos vendados/ que estás en los tribunales/ Sin ver a los abogados/ baja de tus pedestales/ quitate la venda y mira/ cuanta mentira.
Exactamente eso es lo que dijo María Elena. Cuanta mentira. Cristina, jamas vuele por los aires: camine por la tierra.
Actualiza la balanza/ y arremete con la espada/ que sin tus buenos oficios/ no somos nada.
A los justos y humillados/ no les robes la esperanza.
De eso se trata Cristina. No les robes la esperanza.
Por fin los Kirchner reconocieron que tenía una hija oculta. Hablo de la inflación que es la hija no reconocida de Néstor y Cristina. Ellos parieron esa nena maldita que ya cumplió 7 años y que estuvo envenenando toda la economía argentina. Juanita Inflación, viagra there la podríamos llamar. Hizo estragos porque se convirtió en la enfermedad mas peligrosa del cuerpo social. Por fin ayer, el tío Kicillof, confesó la verdad del 3,7% y aunque le echó las culpas a otros, tuvo que mostrarla en toda su dimensión. Juanita Inflación es la mas grande de estos últimos 12 años. El gran peligro es que siga creciendo en forma acelerada y a fin de año Juanita ya sea Juana Inflación y ande merodeando el 40%. Sería trágico para todos y todas. Somos los subcamepones mundiales de inflación. Solamente nos supera Venezuela.
¿Es positivo que el gobierno haya reconocido la existencia de un mal que opositores y periodistas independientes vienen denunciando hace años? Por supuesto, la peor enfermedad es la que no se reconoce. Sincerarse es el primer paso. La malversación patotera de las estadística fue única en el mundo. Solo la dictadura de Pinochet se atrevió a tanto pero tuvo que recular al poco tiempo. Ahora hay que buscar los mejores remedios para extirparla. Es extraño lo que pasa en la Argentina. Estamos celebrando que se diga la verdad cuando debería ser algo natural. Estamos celebrando que pronuncien inflación que antes era palabra prohibida. Ayer nombaron lo innombrable. Llamaron a las cosas por su nombre. Hasta ahora inflación era corrimiento o peor aún, deslizamiento de precios. También hay que tener mucho cuidado en entusiasmarse y en creer que ahora la única verdad será la realidad y que se terminó el relato mentiroso de Cristina. Hay que ser cauteloso. El tío Kicillof reconoció a Juanita Inflación acompañado por quienes fueron sus padrinos. El dueño de la clínica donde nació esa estafa se llama Guillermo Moreno y la partera fue Ana María Edwin. El director técnico que perdió todos los partidos de local y por goleada es Norberto Itzcovich. Ambos estaban acompañando a Kicillof en el bautismo de la nenita que ya cumplió 7 años. Mas vale tarde que nunca, decían las comadres. La mas chismosas decían que no es muy agraciada la pobre. Que es un mamarracho superior al que denunció Jorge Capitanich, el pariente del Chaco. ¿Que ocurrió para que el gobierno diera el brazo a torcer y de pronto, blanqueara cifras que vinieron mostrando todos estos años quienes fueron multados, estigmatizados y perseguidos por la maquinaria mediática estatal?
Se les acabó el verso. Empezaron a pagar la fiesta del consumo y comprendieron que ellos y no la oposición iban a hacer estallar el gobierno por los aires si no tomaban medidas racionales y de sentido común. Tragaron el sapo del pragmatismo y allá fueron. A pedir la escupidera al Fondo Monetario para que los autorice a endeudarse. Mientras tanto hicieron un ajuste progre reaccionario que castigó, como todos los ajustes, a los trabajadores y a los jubilados. Es una vergueza que este gobierno se hizo gárgaras con su condición de progresista le haga pagar los platos rotos a los laburantes. Y que encima, según dicen, amenacen a los dirigentes sindicales con no devolverles un peso de la deuda que tienen por las obras sociales y con carpetazos de inteligencia producidos por el espía en jefe, el general César Milani. Si eso es progresismo, yo soy Brad Pitt.
Por ahora hay que decir que el gobierno salió del frasco en el que estaba viviendo y eso siempre es positivo. No hace falta hacerle el ADN a Juanita Inflación para saber quienes son sus padres. Juanita tiene doble apellido, en su DNI figura como Juanita Inlfación Kirchnerista. Ahora hay que educarla para que no se desboque, hay que ponerla en caja y moderarla. Y enseñarle junto con Serrat y Machado que “nunca es triste la verdad. Lo que no tiene es remedio”.
Por fin los Kirchner reconocieron que tenía una hija oculta. Hablo de la inflación que es la hija no reconocida de Néstor y Cristina. Ellos parieron esa nena maldita que ya cumplió 7 años y que estuvo envenenando toda la economía argentina. Juanita Inflación, pill healing la podríamos llamar. Hizo estragos porque se convirtió en la enfermedad mas peligrosa del cuerpo social. Por fin ayer, buy el tío Kicillof, confesó la verdad del 3,7% y aunque le echó las culpas a otros, tuvo que mostrarla en toda su dimensión. Juanita Inflación es la mas grande de estos últimos 12 años. El gran peligro es que siga creciendo en forma acelerada y a fin de año Juanita ya sea Juana Inflación y ande merodeando el 40%. Sería trágico para todos y todas. Somos los subcamepones mundiales de inflación. Solamente nos supera Venezuela.
¿Es positivo que el gobierno haya reconocido la existencia de un mal que opositores y periodistas independientes vienen denunciando hace años? Por supuesto, la peor enfermedad es la que no se reconoce. Sincerarse es el primer paso. La malversación patotera de las estadística fue única en el mundo. Solo la dictadura de Pinochet se atrevió a tanto pero tuvo que recular al poco tiempo. Ahora hay que buscar los mejores remedios para extirparla. Es extraño lo que pasa en la Argentina. Estamos celebrando que se diga la verdad cuando debería ser algo natural. Estamos celebrando que pronuncien inflación que antes era palabra prohibida. Ayer nombaron lo innombrable. Llamaron a las cosas por su nombre. Hasta ahora inflación era corrimiento o peor aún, deslizamiento de precios. También hay que tener mucho cuidado en entusiasmarse y en creer que ahora la única verdad será la realidad y que se terminó el relato mentiroso de Cristina. Hay que ser cauteloso. El tío Kicillof reconoció a Juanita Inflación acompañado por quienes fueron sus padrinos. El dueño de la clínica donde nació esa estafa se llama Guillermo Moreno y la partera fue Ana María Edwin. El director técnico que perdió todos los partidos de local y por goleada es Norberto Itzcovich. Ambos estaban acompañando a Kicillof en el bautismo de la nenita que ya cumplió 7 años. Mas vale tarde que nunca, decían las comadres. La mas chismosas decían que no es muy agraciada la pobre. Que es un mamarracho superior al que denunció Jorge Capitanich, el pariente del Chaco. ¿Que ocurrió para que el gobierno diera el brazo a torcer y de pronto, blanqueara cifras que vinieron mostrando todos estos años quienes fueron multados, estigmatizados y perseguidos por la maquinaria mediática estatal?
Se les acabó el verso. Empezaron a pagar la fiesta del consumo y comprendieron que ellos y no la oposición iban a hacer estallar el gobierno por los aires si no tomaban medidas racionales y de sentido común. Tragaron el sapo del pragmatismo y allá fueron. A pedir la escupidera al Fondo Monetario para que los autorice a endeudarse. Mientras tanto hicieron un ajuste progre reaccionario que castigó, como todos los ajustes, a los trabajadores y a los jubilados. Es una vergueza que este gobierno se hizo gárgaras con su condición de progresista le haga pagar los platos rotos a los laburantes. Y que encima, según dicen, amenacen a los dirigentes sindicales con no devolverles un peso de la deuda que tienen por las obras sociales y con carpetazos de inteligencia producidos por el espía en jefe, el general César Milani. Si eso es progresismo, yo soy Brad Pitt.
Por ahora hay que decir que el gobierno salió del frasco en el que estaba viviendo y eso siempre es positivo. No hace falta hacerle el ADN a Juanita Inflación para saber quienes son sus padres. Juanita tiene doble apellido, en su DNI figura como Juanita Inlfación Kirchnerista. Ahora hay que educarla para que no se desboque, hay que ponerla en caja y moderarla. Y enseñarle junto con Serrat y Machado que “nunca es triste la verdad. Lo que no tiene es remedio”.
Se llama Máximo. Basta de decir que es un pibe. Ayer cumplió 38 años y ya es un señor grande que tiene un hijo llamado Néstor Ivan en homenaje a su padre. Es el hombre políticamente mas poderoso de la Argentina aunque nadie lo eligió nunca para nada. Pero es el único capaz de decirle que “no” a la mujer mas poderosa de la Argentina que si fue reelecta presidenta con mas del 54% de los votos. Cristina Fernández solo tiene un límite y es su hijo Máximo Carlos al que ella llama cariñosamente “osito”. Los Wiñazky en su libro “La Dueña” dicen que el día que operaron a Cristina de la hematoma en el cerebro, buy “el osito” se hizo cargo y asumió de hecho la presidencia del país aunque no estaba constitucionalmente en la línea sucesoria ni jamás haya ganado una elección ni el el colegio secundario.
Máximo tiene un poder máximo. Es el jefe casi invisible de la agrupación “La Cámpora”. Ellos dicen ser los pibes que luchan por la liberación pero en realidad son la guardia pretoriana de Cristina. Los que ocupan puestos de gran importancia y los que tienen la puerta abierta para hablar siempre con Cristina. Muchos ministros se quejan de que no pueden acercarle un proyecto o una idea a la presidenta y que los amigos de Máximo se pasan horas con la presidenta. Estamos hablando del jefe operativo y diputado Andres “El Cuervo” Larroque, troche de Eduardo “Wado” de Pedro y su socio Julián Alvarez, flamante miembros del Consejo de la Magistratura, de Mariano Recalde, capo de Aerolíneas y de Juan Cabandié entre otros. Máximo controla el aparato de comunicación y propaganda del gobierno. Maneja la pauta publicitaria, es decir la caja de donde salen los premios millonarios y los latigazos, y lo hace a través de un amigo de la barra de la esquina de Río Gallegos. Fue Máximo el que le sacó tarjeta roja a Marcelo Tinelli en el Fútbol para Todos. Este fin de semana la tapa de la revista “Noticias” lo mostraba con la camiseta de Racing y los controles de la play station bajo el título de “El dueño de la pelota”. La mentalidad conspirartiva que los hace ver fantasmas por todos lados tal vez les hizo pensar a Cristina y Máximo que se trataba de una operación de prensa del conductor de Video Match. De ninguna manera es cierto. Pero ella debe estar convencida porque aprovechó un acto para tirarle un pelotazo por elevación. Dijo que los mediocres hacen plata riéndose de los demás. Marcelo preguntó por twitter si ese palito era para él aunque no se hizo cargo. Pero el grupo de tareas de tuiteros K salió a pegarle como en bolsa, como si alguien les hubiera dado la orden. Y mas cuando Tinelli repudió la represión en Venezuela. Lo castiagaron tanto que Tinelli dijo: ” cuanto odio acumulado, te saltan a la yugular. Relájense y disfruten de la vida”.
Máximo es la persona que mas influye en las decisiones de su madre. Si el le coloca bolilla negra a un diputado o a una idea, es suficiente para que sean condenados a la Siberia. Maneja mucho poder desde las sombras, como un monje negro. No se le conoce otro trabajo que el haber renovado los plazos fijos y las inversiones millonarias de sus padres. Quiso ser periodista deportivo pero su timidez y falta de locuacidad no se lo permitieron. Es el hijo presidencial que mas injerencia política tiene en un gobierno desde el retorno de la democracia. Sandra Russo, la escriba de palacio, publicará en breve un libro sobre su vida y la de sus lugartenientes llamado “Fuerza Propia”, con el objetivo de presentarlo como un líder político capaz de mantener cohesionada a La Campora después del 2015 cuando vuelvan al llano y dejen de cobrar los sueldazos oficiales que pagamos todos y ya no tengan chofer, celular ni prebendas y muchos de ellos tengan que ir a trabajar aunque, previsores los muchachos, ya se hicieron de algunos ahorros. Creen, igual que sus líderes espirituales, que necesitan mucha platita para hacer política. En eso también siguen el camino de Néstor y Cristina. Algunos mal pensandos dicen que la consigna que guiará su trabajo será :” Máximo poder y dinero, mínimo esfuerzo”. Pero hay que desmentirlo terminantemente. O no tanto.
Se llama Máximo. Basta de decir que es un pibe. Ayer cumplió 38 años y ya es un señor grande que tiene un hijo llamado Néstor Ivan en homenaje a su padre. Es el hombre políticamente mas poderoso de la Argentina aunque nadie lo eligió nunca para nada. Pero es el único capaz de decirle que “no” a la mujer mas poderosa de la Argentina que si fue reelecta presidenta con mas del 54% de los votos. Cristina Fernández solo tiene un límite y es su hijo Máximo Carlos al que ella llama cariñosamente “osito”. Los Wiñazky en su libro “La Dueña” dicen que el día que operaron a Cristina de la hematoma en el cerebro, medicine “el osito” se hizo cargo y asumió de hecho la presidencia del país aunque no estaba constitucionalmente en la línea sucesoria ni jamás haya ganado una elección ni el el colegio secundario.
Máximo tiene un poder máximo. Es el jefe casi invisible de la agrupación “La Cámpora”. Ellos dicen ser los pibes que luchan por la liberación pero en realidad son la guardia pretoriana de Cristina. Los que ocupan puestos de gran importancia y los que tienen la puerta abierta para hablar siempre con Cristina. Muchos ministros se quejan de que no pueden acercarle un proyecto o una idea a la presidenta y que los amigos de Máximo se pasan horas con la presidenta. Estamos hablando del jefe operativo y diputado Andres “El Cuervo” Larroque, buy cialis de Eduardo “Wado” de Pedro y su socio Julián Alvarez, flamante miembros del Consejo de la Magistratura, de Mariano Recalde, capo de Aerolíneas y de Juan Cabandié entre otros. Máximo controla el aparato de comunicación y propaganda del gobierno. Maneja la pauta publicitaria, es decir la caja de donde salen los premios millonarios y los latigazos, y lo hace a través de un amigo de la barra de la esquina de Río Gallegos. Fue Máximo el que le sacó tarjeta roja a Marcelo Tinelli en el Fútbol para Todos. Este fin de semana la tapa de la revista “Noticias” lo mostraba con la camiseta de Racing y los controles de la play station bajo el título de “El dueño de la pelota”. La mentalidad conspirartiva que los hace ver fantasmas por todos lados tal vez les hizo pensar a Cristina y Máximo que se trataba de una operación de prensa del conductor de Video Match. De ninguna manera es cierto. Pero ella debe estar convencida porque aprovechó un acto para tirarle un pelotazo por elevación. Dijo que los mediocres hacen plata riéndose de los demás. Marcelo preguntó por twitter si ese palito era para él aunque no se hizo cargo. Pero el grupo de tareas de tuiteros K salió a pegarle como en bolsa, como si alguien les hubiera dado la orden. Y mas cuando Tinelli repudió la represión en Venezuela. Lo castiagaron tanto que Tinelli dijo: ” cuanto odio acumulado, te saltan a la yugular. Relájense y disfruten de la vida”.
Máximo es la persona que mas influye en las decisiones de su madre. Si el le coloca bolilla negra a un diputado o a una idea, es suficiente para que sean condenados a la Siberia. Maneja mucho poder desde las sombras, como un monje negro. No se le conoce otro trabajo que el haber renovado los plazos fijos y las inversiones millonarias de sus padres. Quiso ser periodista deportivo pero su timidez y falta de locuacidad no se lo permitieron. Es el hijo presidencial que mas injerencia política tiene en un gobierno desde el retorno de la democracia. Sandra Russo, la escriba de palacio, publicará en breve un libro sobre su vida y la de sus lugartenientes llamado “Fuerza Propia”, con el objetivo de presentarlo como un líder político capaz de mantener cohesionada a La Campora después del 2015 cuando vuelvan al llano y dejen de cobrar los sueldazos oficiales que pagamos todos y ya no tengan chofer, celular ni prebendas y muchos de ellos tengan que ir a trabajar aunque, previsores los muchachos, ya se hicieron de algunos ahorros. Creen, igual que sus líderes espirituales, que necesitan mucha platita para hacer política. En eso también siguen el camino de Néstor y Cristina. Algunos mal pensandos dicen que la consigna que guiará su trabajo será :” Máximo poder y dinero, mínimo esfuerzo”. Pero hay que desmentirlo terminantemente. O no tanto.
Me hago y le hago una pregunta: ¿ No debería renunciar ya mismo el ministro de Defensa? Con semejante desautorización pública que Agustín Rossi recibió por parte de Sergio Berni y Jorge Capitanich, price troche es decir de de Cristina, recipe no debería dejar el gabinete? Yo se que si Rossi abandona su cargo no se solucionará el problema mas grave que tiene la Argentina que es la instalación cada vez mas fuerte de los narcotraficantes. Ese es el verdadero problema. Que Cristina haya dejado colgado del pincel a Rossi, no rx de última, es una anécdota que confirma el maltrato y desagradecimiento que ella tiene hacia su propia tropa que fue fiel y verticalista a mas no poder. Pero esas son peleas de palacio. Para el ciudadano común, el drama es que los mas altos funcionarios de este gobierno no se ponen de acuerdo ni siquiera en lo básico. Y la droga sigue quemando la cabeza de nuestros jóvenes. Y las bandas mafiosas de narcos tienen cada vez mas poder para matar y hacer lo que se les ocurra y las soluciones no aparecen.
Podría tomar prestado el título de la magistral obra de Ibsen para decir que estamos ante “un enemigo del pueblo”. El mayor enemigo, el más peligroso, el más letal, diría yo. Son criminales organizados que dominan jueces y comisarios. Perforan las instituciones y las prostituyen. Disparan cañones de un millón de dólares. Y los funcionarios honrados son sus peores enemigos. Porque no transan con los transas. Porque no negocian. Porque su ética personal los hace blindados ante las coimas por mas grandes que sean. Eso desespera a los narcos y apelan al crimen organizado que es lo que mejor conocen.
En los últimos días han ocurridos varias cosas graves.
Lo último fue esta pelea sobre si Argentina produce o no la droga. Ambos funcionarios tienen razón. Es verdad que en nuestro país no hay plantaciones de coca como en Colombia, Peru o Bolivia, como dice Berni. Pero también es cierto que nuestro país es el que mas cocinas y laboratorios tiene además de los nombrados. Aqui llega la pasta base y se fracciona o directamente se fabrican otros venenos parecidos con sus derivados. O si no que me cuenten donde se planta el Paco que está haciendo estragos entre nuestros hermanos argentinos mas pobres y mas jóvenes. A eso se refería Rossi.
Ya estamos naturalizando la cantidad de muertos que están generando estos peligrosos delincuentes que dinamitan la sociedad y sus lazos solidarios. Rosario y su zona de influencia tal vez sea el ejemplo mas cruel. Los llamados soldaditos de la droga que cobran fortunas por distribuir o por vigilar y que no trabajan ni estudian. Nada los detiene. Solo los balazos de otros soldaditos como ellos. Son capaces de tirotear la casa particular del gobernador de Santa Fe en un hecho sin antecedentes o de amenazar de muerte a los periodistas corajudos del diario El Sol de Mendoza.
Pero el tema no es solo social, cultural, policial o de inoperancia de los funcionarios del gobierno. La justicia también tiene que ponerse a la altura de las circunstancias. La semana pasada, nadie le dio demasiada importancia, pero liberaron a uno de los mas peligrosos jefes narcos por ser buen alumno en la cárcel. Si, así como lo escucha. Un escánalo inexplicable que ofende la dignidad de las personas honradas. Se trata del ciudadano peruano apodado “Marcos”. Estaba preso desde 2007 por ser el capo de la villa del Bajo Flores. Le rebajaron la condena porque terminó el secundario y aprendió mecánica. ¿Se da cuenta de la locura y la sinrazón de la que estamos hablando? Marcos fue condenado tres veces (repito, tres veces) por narcotraficante y por ser el jefe del negocio de la cocaína y el paco en la villa 1-11-14. Se da cuenta de la calaña del personaje. Bueno, Marcos, ya está circulando en libertad por las calles, entre nosotros. ¿Hasta cuando vamos a permitir esto?
La iglesia está jugando un rol clave. Ya denunció con todas las letras la responsabilidad del estado en el avance del narcotráfico. Puso el grito en el cielo por esta situación de difícil retorno porque dijo que el poder de corrupción y extorsión de estos grupos criminales es gigantesco.
Es el negocio de la muerte de nuestros jóvenes. Es el enemigo del pueblo. Es hora de que hagamos algo. Todos tenemos responsabilidad. Pero el gobierno es el principal responsable. Quien quiera oír que oiga.
Me hago y le hago una pregunta: ¿ No debería renunciar ya mismo el ministro de Defensa? Con semejante desautorización pública que Agustín Rossi recibió por parte de Sergio Berni y Jorge Capitanich, rx es decir de de Cristina, sovaldi no debería dejar el gabinete? Yo se que si Rossi abandona su cargo no se solucionará el problema mas grave que tiene la Argentina que es la instalación cada vez mas fuerte de los narcotraficantes. Ese es el verdadero problema. Que Cristina haya dejado colgado del pincel a Rossi, diagnosis de última, es una anécdota que confirma el maltrato y desagradecimiento que ella tiene hacia su propia tropa que fue fiel y verticalista a mas no poder. Pero esas son peleas de palacio. Para el ciudadano común, el drama es que los mas altos funcionarios de este gobierno no se ponen de acuerdo ni siquiera en lo básico. Y la droga sigue quemando la cabeza de nuestros jóvenes. Y las bandas mafiosas de narcos tienen cada vez mas poder para matar y hacer lo que se les ocurra y las soluciones no aparecen.
Podría tomar prestado el título de la magistral obra de Ibsen para decir que estamos ante “un enemigo del pueblo”. El mayor enemigo, el más peligroso, el más letal, diría yo. Son criminales organizados que dominan jueces y comisarios. Perforan las instituciones y las prostituyen. Disparan cañones de un millón de dólares. Y los funcionarios honrados son sus peores enemigos. Porque no transan con los transas. Porque no negocian. Porque su ética personal los hace blindados ante las coimas por mas grandes que sean. Eso desespera a los narcos y apelan al crimen organizado que es lo que mejor conocen.
En los últimos días han ocurridos varias cosas graves.
Lo último fue esta pelea sobre si Argentina produce o no la droga. Ambos funcionarios tienen razón. Es verdad que en nuestro país no hay plantaciones de coca como en Colombia, Peru o Bolivia, como dice Berni. Pero también es cierto que nuestro país es el que mas cocinas y laboratorios tiene además de los nombrados. Aqui llega la pasta base y se fracciona o directamente se fabrican otros venenos parecidos con sus derivados. O si no que me cuenten donde se planta el Paco que está haciendo estragos entre nuestros hermanos argentinos mas pobres y mas jóvenes. A eso se refería Rossi.
Ya estamos naturalizando la cantidad de muertos que están generando estos peligrosos delincuentes que dinamitan la sociedad y sus lazos solidarios. Rosario y su zona de influencia tal vez sea el ejemplo mas cruel. Los llamados soldaditos de la droga que cobran fortunas por distribuir o por vigilar y que no trabajan ni estudian. Nada los detiene. Solo los balazos de otros soldaditos como ellos. Son capaces de tirotear la casa particular del gobernador de Santa Fe en un hecho sin antecedentes o de amenazar de muerte a los periodistas corajudos del diario El Sol de Mendoza.
Pero el tema no es solo social, cultural, policial o de inoperancia de los funcionarios del gobierno. La justicia también tiene que ponerse a la altura de las circunstancias. La semana pasada, nadie le dio demasiada importancia, pero liberaron a uno de los mas peligrosos jefes narcos por ser buen alumno en la cárcel. Si, así como lo escucha. Un escánalo inexplicable que ofende la dignidad de las personas honradas. Se trata del ciudadano peruano apodado “Marcos”. Estaba preso desde 2007 por ser el capo de la villa del Bajo Flores. Le rebajaron la condena porque terminó el secundario y aprendió mecánica. ¿Se da cuenta de la locura y la sinrazón de la que estamos hablando? Marcos fue condenado tres veces (repito, tres veces) por narcotraficante y por ser el jefe del negocio de la cocaína y el paco en la villa 1-11-14. Se da cuenta de la calaña del personaje. Bueno, Marcos, ya está circulando en libertad por las calles, entre nosotros. ¿Hasta cuando vamos a permitir esto?
La iglesia está jugando un rol clave. Ya denunció con todas las letras la responsabilidad del estado en el avance del narcotráfico. Puso el grito en el cielo por esta situación de difícil retorno porque dijo que el poder de corrupción y extorsión de estos grupos criminales es gigantesco.
Es el negocio de la muerte de nuestros jóvenes. Es el enemigo del pueblo. Es hora de que hagamos algo. Todos tenemos responsabilidad. Pero el gobierno es el principal responsable. Quien quiera oír que oiga.
Le propongo un provocador juego de imaginación política. Que juntos, sales ustedes y nosotros, queridos oyentes, busquemos un buen regalo para la presidenta de la Nación que hoy está cumpliendo 61 años.
¿Que le regalaría usted a Cristina? Es difícil por varios motivos. Primero porque es una persona de buen gusto y gran fortuna. Por lo tanto tiene de todo. Que a nadie se le ocurra que podría quedar bien con una cartera de Louis Vuitton. Se sabe que Cristina es previsora y tiene el placard lleno de carteras. Aunque pensándolo bien, tal vez podría ser el nuevo modelo de Minaudiére Petit Tresor de edición limitada. No creo que la tenga. Cuesta una bicoca: 5.100 Euros. Claro el problema es como vamos a hacer para comprar los euros si la AFIP no nos autoriza. Pero vale la pena realizar el trámite, todo sea por la presidenta. Es una cartera glamorosa de strass de plata y tan liviana que se puede llevar en la mano o en la cadena de joyas. En la calle New Bond 17 en Londres la venden y tienen en oferta un reloj divino: Un Tambour Forever White con la esfera de nácar con una flor que tiene incrustaciones de diamantes. Y está en precio: 4.750 Euros. Precios cuidados abstenerse.
La verdad, no se si la presidenta disfrutaría de estos regalos. Tiene tanta ropa exclusiva, tantos zapatos y carteras, es casi tan elegante como Robertito Funes Ugarte. El si que tiene clase. Tiene buena onda, es un divino total, es el periodista de sus sueños. A Cristina también le gusta volar alto. Se nota cuando mete expresiones en inglés en su twitter o en sus discursos. ¿Y si le regalamos un diccionario para que las traduzca y hable solamente en castellano? ¿No será too much, presidenta?
Que difícil que es encontrar un buen regalo para la presidenta. Tal vez un libro de fotos del encuentro Perón-Balbín. Aquella apuesta a deponer todos los enfrentamientos entre los argentinos. Ese mensaje de tolerancia y convivencia pacífica con el que Perón dejó atrás su discurso vengativo del cinco por uno y planteó que se había convertido en un león hervívoro porque había comprendido que para un argentino no había nada mejor que otro argentino. ¿Lo tomará bien, Cristina? No nos gritará su bronca. No nos reprochará que intentemos sugerirle que es tiempo de encuentro y no de peleas.
Que difícil que es encontrarle un buen regalo a al presidenta. El Papa Francisco estuvo genial y demostró toda su sabiduría cuando le regaló unos zapatitos para su nieto Néstor Iván. Eso logró conmoverla. ¿Un perrito como el Simón que le regalaron en Venezuela? Un pingüino de peluche es una idea demasiado gastada. ¿Y si le regalamos un diario, un canal y una radio para que pueda cumplir sus sueños de editar la realidad? ¿Como dice? Ahhh que ya tiene varios diarios, canales y radios con periodistas alcahuetes adentro. No es lo mismo. Yo decía algo mas útil: un diario con lectores y un canal y una radio con audiencia. Se pueden comprar y regalar mil diarios pero las audiencias no están en el inventario. Hay que ganar su confianza todos los días.
Mas allá de la ironía sería bueno evitar los presentes griegos y obsequiarle a la presidenta algún regalo que nos sirviera a todos los argentinos. Un poco de paz de espíritu para que no vea enemigos por todas partes. Varias dosis de humildad para que pueda ponerse a la altura del Pepe Mujica, por ejemplo. Un pasado combativo contra la dictadura y en defensa de los derechos humanos para que pueda hablar con la verdad y no fingir una lucha en la que estuvo ausente. Y finalmente, si se me permite, con todo respeto por la investidura, yo le regalaría la posibilidad de disfrutar los regalos que le hizo la vida. Fue la primera mujer reelecta presidenta en la Argentina. Estuvo casada con un presidente. Son honores que no tuvo nadie. Tiene un nieto y dos hijos y la posibilidad de aplicar el sentido común y la reflexión para llegar con toda tranquilidad al 2015. Ese año otro presidente tratará de corregir sus errores como manda la democracia. En la dedicatoria le pondría: Cristina, usted en ese momento entrará en la historia.Haga todo lo posible por no ser recordada como un trago amargo. Ese sería el mejor regalo que usted misma puede hacerse. ¿No le parece?
Le propongo un provocador juego de imaginación política. Que juntos, try ustedes y nosotros, try queridos oyentes, view busquemos un buen regalo para la presidenta de la Nación que hoy está cumpliendo 61 años.
¿Que le regalaría usted a Cristina? Es difícil por varios motivos. Primero porque es una persona de buen gusto y gran fortuna. Por lo tanto tiene de todo. Que a nadie se le ocurra que podría quedar bien con una cartera de Louis Vuitton. Se sabe que Cristina es previsora y tiene el placard lleno de carteras. Aunque pensándolo bien, tal vez podría ser el nuevo modelo de Minaudiére Petit Tresor de edición limitada. No creo que la tenga. Cuesta una bicoca: 5.100 Euros. Claro el problema es como vamos a hacer para comprar los euros si la AFIP no nos autoriza. Pero vale la pena realizar el trámite, todo sea por la presidenta. Es una cartera glamorosa de strass de plata y tan liviana que se puede llevar en la mano o en la cadena de joyas. En la calle New Bond 17 en Londres la venden y tienen en oferta un reloj divino: Un Tambour Forever White con la esfera de nácar con una flor que tiene incrustaciones de diamantes. Y está en precio: 4.750 Euros. Precios cuidados abstenerse.
La verdad, no se si la presidenta disfrutaría de estos regalos. Tiene tanta ropa exclusiva, tantos zapatos y carteras, es casi tan elegante como Robertito Funes Ugarte. El si que tiene clase. Tiene buena onda, es un divino total, es el periodista de sus sueños. A Cristina también le gusta volar alto. Se nota cuando mete expresiones en inglés en su twitter o en sus discursos. ¿Y si le regalamos un diccionario para que las traduzca y hable solamente en castellano? ¿No será too much, presidenta?
Que difícil que es encontrar un buen regalo para la presidenta. Tal vez un libro de fotos del encuentro Perón-Balbín. Aquella apuesta a deponer todos los enfrentamientos entre los argentinos. Ese mensaje de tolerancia y convivencia pacífica con el que Perón dejó atrás su discurso vengativo del cinco por uno y planteó que se había convertido en un león hervívoro porque había comprendido que para un argentino no había nada mejor que otro argentino. ¿Lo tomará bien, Cristina? No nos gritará su bronca. No nos reprochará que intentemos sugerirle que es tiempo de encuentro y no de peleas.
Que difícil que es encontrarle un buen regalo a al presidenta. El Papa Francisco estuvo genial y demostró toda su sabiduría cuando le regaló unos zapatitos para su nieto Néstor Iván. Eso logró conmoverla. ¿Un perrito como el Simón que le regalaron en Venezuela? Un pingüino de peluche es una idea demasiado gastada. ¿Y si le regalamos un diario, un canal y una radio para que pueda cumplir sus sueños de editar la realidad? ¿Como dice? Ahhh que ya tiene varios diarios, canales y radios con periodistas alcahuetes adentro. No es lo mismo. Yo decía algo mas útil: un diario con lectores y un canal y una radio con audiencia. Se pueden comprar y regalar mil diarios pero las audiencias no están en el inventario. Hay que ganar su confianza todos los días.
Mas allá de la ironía sería bueno evitar los presentes griegos y obsequiarle a la presidenta algún regalo que nos sirviera a todos los argentinos. Un poco de paz de espíritu para que no vea enemigos por todas partes. Varias dosis de humildad para que pueda ponerse a la altura del Pepe Mujica, por ejemplo. Un pasado combativo contra la dictadura y en defensa de los derechos humanos para que pueda hablar con la verdad y no fingir una lucha en la que estuvo ausente. Y finalmente, si se me permite, con todo respeto por la investidura, yo le regalaría la posibilidad de disfrutar los regalos que le hizo la vida. Fue la primera mujer reelecta presidenta en la Argentina. Estuvo casada con un presidente. Son honores que no tuvo nadie. Tiene un nieto y dos hijos y la posibilidad de aplicar el sentido común y la reflexión para llegar con toda tranquilidad al 2015. Ese año otro presidente tratará de corregir sus errores como manda la democracia. En la dedicatoria le pondría: Cristina, usted en ese momento entrará en la historia.Haga todo lo posible por no ser recordada como un trago amargo. Ese sería el mejor regalo que usted misma puede hacerse. ¿No le parece?
Primero el origen de todo, ambulance nurse el principio, view la génesis de lo que está pasando en las venas abiertas de Venezuela. Por un rato, viagra dejemos la política y la ideología de lado. Solo por unos minutos mientras le cuento la crónica cruda de los hechos. Todo empezó cuando una muchacha de 22 años resolvió ira a la marcha para luchar por la libertad en su país. Fue con sus compañeras de la facultad de Ciencias Sociales donde estudiaba marketing. Estaba hermosa con sus jeans ajustados y sus flamantes zapatillas rojas y negras. Con el cabello suelto como símbolo de su combate contra todo tipo de ataduras y censuras. Estaba feliz constuyendo el futuro de su patria. Sus compañeros admiraban la belleza que la había llevado a consagrarse miss turismo, la reina de belleza del distrito Carabobo. Eran cientos cuando salieron de la facultad. Levantaron sus banderas. Ella llevaba una pancarta que decía solamente: “Libertad”. Luego se convirtieron en miles por las calles de Valencia, una ciudad ubicada a 170 km de Caracas. Francisco Ameliach, el gobernador ultrachavista y militar, fue el que disparó la orden terrible por su twitter: “Unidades de Batalla Hugo Chavez, prepararse para el ataque fulminante”. Esas unidades de batalla son grupos militares y paramilitares autodenominados guardianes de la revolución. Salieron con ferocidad a romper la multitudinaria movilización pacífica. En una esquina aparecieron feroces con sus motos y las flamantes pistolas Glock que les entregó el partido. Tiraron a matar y esa joven estudiante llamada Génesis Carmona cayó con un balazo en la cara. Los represores de Maduro no dejaron pasar la ambulancia y hubo que llevarla al hospital en una moto de uno de sus compañeros. Esa foto, con ella en brazos del que va en el asiento de atrás, con sus piernas caídas hacia un lado y su cabeza derramada hacia el otro, hoy es una conmovedora bandera de lucha. En afiche que define en un cuadro el salvajismo de un gobierno que fue elegido democráticamente pero que reprime como una dictadura feroz. Por un Nicolás Maduro que ganó en las urnas pero que perdió en su legitimidad al ejercer una censura voraz, al violar los derechos humanos y al permitir que el país entrara en un huracán inflacionario donde la delicuencia callejera mata por cientos a sus hermanos venezolanos.
Una vieja canción de Violeta Parra decía: “Que vivan los estudiantes/ Jardín de nuestra alegría /Son aves que no se asustan /De animal ni policía. /Y no le asustan las balas
Ni el ladrar de la jauría /Pajarillos libertarios /”. Era un himno allá por los sesenta cuando los estudiantes luchaban contra las dictaduras militares de derecha. Hoy el régimen venezolano tiene legalidad por los votos pero está sostenido por una intimidante estructura cívico militar. Solo hay que ver a los tanques y los blindados en medio de la represión a civiles desarmados que solamente exigen poder decir lo que piensan. Una de esas estudiantes era Génesis Carmona. Su sangre derramada regará la tierra venezolana y seguramente alumbrará un futuro sin autoritarismo de derecha ni de izquierda. Donde haya igualdad de oportunidades para todos pero donde no existan los comandos para policiales que asesinan estudiantes por las calles. Al final, aquella canción chilena decía: “Me gustan los estudiantes/ Porque son la levadura/ Del pan que saldá del horno/ con toda su sabrosura”. Genesis fue asesinada por ejercer sus derechos constitucionales y democráticos. Génesis es el nombre del primer libro del Antiguo Testamento, el que habla del origen de todo, del principio del universo, del nacimiento. Genésis murió pero con Génesis nacerá una nueva Venezuela. Mas temprano que tarde los venezolanos recogerán su nombre y lo llevarán como bandera hacia la victoria. Tenía 22 años y quería vivir en libertad. Para los fanáticos eso es pecado mortal. Génesis es el nombre de lo que viene. Por ahora, en Venezuela es el nombre del crimen de estado.
Primero el origen de todo, sovaldi sale el principio, cialis la génesis de lo que está pasando en las venas abiertas de Venezuela. Por un rato, cialis dejemos la política y la ideología de lado. Solo por unos minutos mientras le cuento la crónica cruda de los hechos. Todo empezó cuando una muchacha de 22 años resolvió ira a la marcha para luchar por la libertad en su país. Fue con sus compañeras de la facultad de Ciencias Sociales donde estudiaba marketing. Estaba hermosa con sus jeans ajustados y sus flamantes zapatillas rojas y negras. Con el cabello suelto como símbolo de su combate contra todo tipo de ataduras y censuras. Estaba feliz constuyendo el futuro de su patria. Sus compañeros admiraban la belleza que la había llevado a consagrarse miss turismo, la reina de belleza del distrito Carabobo. Eran cientos cuando salieron de la facultad. Levantaron sus banderas. Ella llevaba una pancarta que decía solamente: “Libertad”. Luego se convirtieron en miles por las calles de Valencia, una ciudad ubicada a 170 km de Caracas. Francisco Ameliach, el gobernador ultrachavista y militar, fue el que disparó la orden terrible por su twitter: “Unidades de Batalla Hugo Chavez, prepararse para el ataque fulminante”. Esas unidades de batalla son grupos militares y paramilitares autodenominados guardianes de la revolución. Salieron con ferocidad a romper la multitudinaria movilización pacífica. En una esquina aparecieron feroces con sus motos y las flamantes pistolas Glock que les entregó el partido. Tiraron a matar y esa joven estudiante llamada Génesis Carmona cayó con un balazo en la cara. Los represores de Maduro no dejaron pasar la ambulancia y hubo que llevarla al hospital en una moto de uno de sus compañeros. Esa foto, con ella en brazos del que va en el asiento de atrás, con sus piernas caídas hacia un lado y su cabeza derramada hacia el otro, hoy es una conmovedora bandera de lucha. En afiche que define en un cuadro el salvajismo de un gobierno que fue elegido democráticamente pero que reprime como una dictadura feroz. Por un Nicolás Maduro que ganó en las urnas pero que perdió en su legitimidad al ejercer una censura voraz, al violar los derechos humanos y al permitir que el país entrara en un huracán inflacionario donde la delicuencia callejera mata por cientos a sus hermanos venezolanos.
Una vieja canción de Violeta Parra decía: “Que vivan los estudiantes/ Jardín de nuestra alegría /Son aves que no se asustan /De animal ni policía. /Y no le asustan las balas
Ni el ladrar de la jauría /Pajarillos libertarios /”. Era un himno allá por los sesenta cuando los estudiantes luchaban contra las dictaduras militares de derecha. Hoy el régimen venezolano tiene legalidad por los votos pero está sostenido por una intimidante estructura cívico militar. Solo hay que ver a los tanques y los blindados en medio de la represión a civiles desarmados que solamente exigen poder decir lo que piensan. Una de esas estudiantes era Génesis Carmona. Su sangre derramada regará la tierra venezolana y seguramente alumbrará un futuro sin autoritarismo de derecha ni de izquierda. Donde haya igualdad de oportunidades para todos pero donde no existan los comandos para policiales que asesinan estudiantes por las calles. Al final, aquella canción chilena decía: “Me gustan los estudiantes/ Porque son la levadura/ Del pan que saldá del horno/ con toda su sabrosura”. Genesis fue asesinada por ejercer sus derechos constitucionales y democráticos. Génesis es el nombre del primer libro del Antiguo Testamento, el que habla del origen de todo, del principio del universo, del nacimiento. Genésis murió pero con Génesis nacerá una nueva Venezuela. Mas temprano que tarde los venezolanos recogerán su nombre y lo llevarán como bandera hacia la victoria. Tenía 22 años y quería vivir en libertad. Para los fanáticos eso es pecado mortal. Génesis es el nombre de lo que viene. Por ahora, en Venezuela es el nombre del crimen de estado.
Siento vergüenza ajena por el silencio de este gobierno.
Apenas unas palabras sueltas y de compromiso por la masacre de 52 personas en la Estación Once, illness en donde hay claras responsabilidades de funcionarios nacionales. Mañana se cumplen dos años y me cuesta comprender esa actitud negadora de ni siquiera mencionar el tema durante tanto tiempo. Fue una tozudez y una crueldad que lastimó mas a los familiares. Al no mencionar lo sucedido, prostate al ningunear el tema, pretendieron ocultar el horror de semejante siniestro que conmovió a la Argentina. Como dijeron los familiares, para el gobierno, la tragedia no existió.
Siento vergüenza ajena por los funcionarios nacionales del transporte con Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi a la cabeza que estuvieron más preocupados por sus negociados y por responsabilizar a las víctimas que por la seguridad para viajar de los pasajeros. Allí estan los familiares exigiendo que también se cite a declarar al ministro Julio de Vido.
Siento vergüenza ajena por los empresarios, empezando por los hermanos Cirigliano, que tenían que devolver como retorno coimero gran parte de los millones y millones en subsidios que les daba el gobierno y privilegiaban su rentabilidad en lugar de invertir para que los trenes funcionaran como tenían que funcionar y no se convirtieran en un cementerio que transita por las vías.
Siento vergüenza ajena por muchos para-periodistas oficiales que callan por miedo a las sanciones del gobierno nacional. Temen que les echen de sus trabajos o que les quiten el único combustible que los mantiene en pie: la pauta oficial. ¿O es producto de la casualidad que los diarios y los cronistas militantes casi no hablaron del tema durante dos años? ¿O también en este tema siguen las enseñanzas de la presidenta?
Siento verguenza ajena por muchos dirigentes de los derechos humanos que se tapan la cara con la camiseta kirchnerista para no ver lo que pasó y justificar su indiferencia. Lo mismo que le pasa a tantos presuntos artistas populares que se llenan la boca hablando de los sufrimientos del pueblo pero que no se solidarizaron jamás con los familiares para no ser castigados por Cristina y poder seguir cobrando fortunas que pagamos todos por participar en los recitales oficialistas.
Siento vergüenza ajena por un sector de la sociedad encarcelado en su propio disvalor del “no te metas” sobre el que tanto se montó la dictadura militar. Si los argentinos bien nacidos no participan y no se involucran, todo queda libre para que lo ocupen los argentinos mal nacidos. Lavarse las manos y borrarse frente a la negligencia y la corrupción que mata es también una forma de complicidad.
Siento vergüenza ajena porque aún hoy, el maltrato oficial, a dos años del horror ferroviario, condena a muchos heridos y sobrevivientes a mendigar lo que les corresponde.
Siento vergüenza ajena por todo lo que hace a las víctimas mas víctimas y las vuelve a matar con el silencio y la insensibilidad.
Finalmente siento orgullo por los familiares.
Siento orgullo por esos padres y madres coraje, por esos esposos, por esos hijos y hermanos que tienen una entereza y una dignidad que emociona.
Eran estudiantes, trabajadores, soñadores, novios, amigos, una vida por nacer en una panza floreciente, tímidos, audaces, solitarios, familieros, eran como cualquiera de nosotros, porque cualquiera de nosotros podría haber estado en su lugar. Son muertos que llevamos adentro. Que laten en nuestro corazón. Aunque el poder mire para otro lado.
Son “madera noble, roble su corazón”, como dice la canción de Lucas, porque siguen peleando por memoria, verdad, juicio y castigo a los culpables para que Nunca más haya crónicas de tragedias anunciadas. Para que Nunca Más, haya viajes hacia la muerte.
Siento vergüenza ajena por el silencio de este gobierno.
Apenas unas palabras sueltas y de compromiso por la masacre de 52 personas en la Estación Once, nurse en donde hay claras responsabilidades de funcionarios nacionales. Mañana se cumplen dos años y me cuesta comprender esa actitud negadora de ni siquiera mencionar el tema durante tanto tiempo. Fue una tozudez y una crueldad que lastimó mas a los familiares. Al no mencionar lo sucedido, pills al ningunear el tema, prostate pretendieron ocultar el horror de semejante siniestro que conmovió a la Argentina. Como dijeron los familiares, para el gobierno, la tragedia no existió.
Siento vergüenza ajena por los funcionarios nacionales del transporte con Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi a la cabeza que estuvieron más preocupados por sus negociados y por responsabilizar a las víctimas que por la seguridad para viajar de los pasajeros. Allí estan los familiares exigiendo que también se cite a declarar al ministro Julio de Vido.
Siento vergüenza ajena por los empresarios, empezando por los hermanos Cirigliano, que tenían que devolver como retorno coimero gran parte de los millones y millones en subsidios que les daba el gobierno y privilegiaban su rentabilidad en lugar de invertir para que los trenes funcionaran como tenían que funcionar y no se convirtieran en un cementerio que transita por las vías.
Siento vergüenza ajena por muchos para-periodistas oficiales que callan por miedo a las sanciones del gobierno nacional. Temen que les echen de sus trabajos o que les quiten el único combustible que los mantiene en pie: la pauta oficial. ¿O es producto de la casualidad que los diarios y los cronistas militantes casi no hablaron del tema durante dos años? ¿O también en este tema siguen las enseñanzas de la presidenta?
Siento verguenza ajena por muchos dirigentes de los derechos humanos que se tapan la cara con la camiseta kirchnerista para no ver lo que pasó y justificar su indiferencia. Lo mismo que le pasa a tantos presuntos artistas populares que se llenan la boca hablando de los sufrimientos del pueblo pero que no se solidarizaron jamás con los familiares para no ser castigados por Cristina y poder seguir cobrando fortunas que pagamos todos por participar en los recitales oficialistas.
Siento vergüenza ajena por un sector de la sociedad encarcelado en su propio disvalor del “no te metas” sobre el que tanto se montó la dictadura militar. Si los argentinos bien nacidos no participan y no se involucran, todo queda libre para que lo ocupen los argentinos mal nacidos. Lavarse las manos y borrarse frente a la negligencia y la corrupción que mata es también una forma de complicidad.
Siento vergüenza ajena porque aún hoy, el maltrato oficial, a dos años del horror ferroviario, condena a muchos heridos y sobrevivientes a mendigar lo que les corresponde.
Siento vergüenza ajena por todo lo que hace a las víctimas mas víctimas y las vuelve a matar con el silencio y la insensibilidad.
Finalmente siento orgullo por los familiares.
Siento orgullo por esos padres y madres coraje, por esos esposos, por esos hijos y hermanos que tienen una entereza y una dignidad que emociona.
Eran estudiantes, trabajadores, soñadores, novios, amigos, una vida por nacer en una panza floreciente, tímidos, audaces, solitarios, familieros, eran como cualquiera de nosotros, porque cualquiera de nosotros podría haber estado en su lugar. Son muertos que llevamos adentro. Que laten en nuestro corazón. Aunque el poder mire para otro lado.
Son “madera noble, roble su corazón”, como dice la canción de Lucas, porque siguen peleando por memoria, verdad, juicio y castigo a los culpables para que Nunca más haya crónicas de tragedias anunciadas. Para que Nunca Más, haya viajes hacia la muerte.
Nadie se atrevió nunca a decírselo a Cristina. Es que le temen a sus gritos y castigos. Pero como en el cuento de Andersen, approved site la reina está desnuda. El modelo se fue descascarando hasta quedar, buy impúdicamente, con su esqueleto al aire. En los últimos tiempos las evidencias son de una contundencia irrefutable hasta para los que se fanatizaron por convicción o por dinero.
Veamos algunos ejemplos:
1) En la patética discusión pública que condenó al silencio a Agustín Rossi en un tema tan grave como la instalación del narcotráfico, nadie pudo explicar porque Brasil, Chile y Uruguay tienen radarizado el 100% de su espacio aéreo y Argentina solo el 10%. Y estamos hablando de radares 3D que puedan detectar aviones que vuelan a baja altura. ¿Es tan grande el nivel de corrupción en la cima del estado que son capaces de dejar desprotegido el futuro de varias generaciones que implosionan y multiplican la muerte cuando se consolidan los carteles de la cocaína? ¿O van a decir que no hubo dinero en esta década para atender algo tan estratégico, tan de vida o muerte? Tal vez no les importe la prostitución de las instituciones y la muerte cotidiana como resultado de la penetración de ese crimen organizado.
2) Axel Kicillof está tan desorientado y desesperado que no le importa mandar al muere a Tierra del Fuego y sus fábricas con tal no soltar un solo dólar. Pero como también teme que colapsen en 15 días todos los teléfonos celulares por falta de insumos dice que es capaz de mirar para otro lado si las empresas le compran directamente a los grandes fabricantes en el exterior. Y eso que el relato productivista e industrialista sigue firme. Debora Giorgi desde Ezeiza y Cristina desde Florencio Varela recordaron que cuando llegó Néstor había 80 parques industriales y “muchos de ellos eran potreros y hoy inauguramos el numero 316″ ¿Alguien le preguntará al ministro Kicillof como puede seguir en el gobierno después de haber dicho que Repsol le iba a tener que pagar a la Argentina por su daño ambiental y terminamos indemnizando a la empresa española con 5 mil millones de dólares? No fue un pequeño errro de cálculo. Relató un penal a favor y terminó haciendose un gol en contra.
3) Es extraño que el gobierno diga en voz baja y solo por boca del ladriprogresismo que derrotó a Clarín con la aplicación de la Ley de Medios. ¿Si fuera cierto no deberían celebrar semejante toma del palacio de invierno? Algo no cierra. Fue planteada como la madre de todas las batallas. Martín Sabbatella y Victor Hugo Morales dicen que ganaron, que el grupo “se rindió ante el imperio de la ley”, pero nadie grita los goles. ¿Que pasó? ¿O en realidad fue Cristina la que tiró la toalla? Fue tanto el odio que condujo esa pelea que los llevó a un callejón sin salida. Nadie le hizo caso pero Teresa Parodi propuso al lunes pasado como “un día de festejo para los trabajadores de la cultura” porque ” terminar con los monopolios mediáticos es un paso fundamental.”
4) El ajuste ortodoxo y conservador de Cristina deberá pasar esta semana la prueba de fuego con las paritarias de los trabajadores. La presidenta pidió “responsabilidad” a los dirigentes sindicales. Roberto Lavagna se preguntó: “¿que significa eso. Pedir el 20 por ciento cuando la inflación es mas del 30%, esto es responsabilidad?”. El ex ministro de Economía que rechazó por inexistentes todas las expliciones conspirativas de Cristina, dijo que un gobierno nacional y popular no tiene que tener como variable de ajuste ni el salario ni las fuentes laborales.
5) Acalorada como pocas veces, la presidenta en Florencio Varela, hizo un esfuerzo hasta estético evitar que huyan de su lado mas intendentes o dirigentes justicialistas. Sentó a Daniel Scioli y a Julio Pereyra en lugares de privilegio y La Cámpora tuvo menos cámara en esta ocasión. Tal vez sea demasiado tarde para lágrimas. La inmensa mayoría de los cuadros justicialistas ya piensan en un nuevo jefe, en alguien que les pueda garantizar la continuidad en el poder después de que Cristina vuelva al llano. Muchos piensan en Daniel Scioli, otros esperan la evolución de Sergio Massa. Solo el núcleo duro confía en un candidato del palo, al estilo Sergio Urribarri. Es que el gobierno camina por un peligroso desfiladero económico y lo hace en chancletas. De un lado tiene la hiperinflación si no controla la puja distributiva y del otro la receción si continua con el enfriamiento de la actividad. Hay un debate encubierto entre las primeras espadas K. Algunos dicen que tienen que llegar de pie al 2015 aunque sea desangrados en su discurso revolucionario y mostrando la verdadera cara del modelo y los mas fundamentalistas apuestan al portazo victimizador.
6) Curiosamente, hasta en su apoyo a Nicolás Maduro, la presidenta actuó con prudencia. Comprendió que el tema divide aguas y crispa a grandes sectores sociales. Es verdad que no se atrevió a cuestionar el pedido de fusilamiento que hizo Luis D`Elía, solo pidió “mas tolerancia con nuestras lenguas”, pero tampoco apeló a la flamígera verba chavista.
7) Como contracara de lobo feroz frente al disfraz de cordero patagónico, el grupo antidemocrático Quebracho fue el autor material, acompañado y protegido por la Policía Federal, de los escraches violentos cuya autoría intelectual fue de la presidenta. Hubo persecusiones y aprietes de todo tipo, muchos de los cuales silenciados por sus propias víctimas para “evitar que se produzca el efecto contagio”.
Lo nuevo es que tanto tiraron de la cuerda que no alcanza ni el volantazo a la derecha.
Nadie se atrevió nunca a decírselo a Cristina. Es que le temen a sus gritos y castigos. Pero como en el cuento de Andersen, diagnosis online la reina está desnuda. El modelo se fue descascarando hasta quedar, impúdicamente, con su esqueleto al aire. En los últimos tiempos las evidencias son de una contundencia irrefutable hasta para los que se fanatizaron por convicción o por dinero.
Veamos algunos ejemplos:
1) En la patética discusión pública que condenó al silencio a Agustín Rossi en un tema tan grave como la instalación del narcotráfico, nadie pudo explicar porque Brasil, Chile y Uruguay tienen radarizado el 100% de su espacio aéreo y Argentina solo el 10%. Y estamos hablando de radares 3D que puedan detectar aviones que vuelan a baja altura. ¿Es tan grande el nivel de corrupción en la cima del estado que son capaces de dejar desprotegido el futuro de varias generaciones que implosionan y multiplican la muerte cuando se consolidan los carteles de la cocaína? ¿O van a decir que no hubo dinero en esta década para atender algo tan estratégico, tan de vida o muerte? Tal vez no les importe la prostitución de las instituciones y la muerte cotidiana como resultado de la penetración de ese crimen organizado.
2) Axel Kicillof está tan desorientado y desesperado que no le importa mandar al muere a Tierra del Fuego y sus fábricas con tal no soltar un solo dólar. Pero como también teme que colapsen en 15 días todos los teléfonos celulares por falta de insumos dice que es capaz de mirar para otro lado si las empresas le compran directamente a los grandes fabricantes en el exterior. Y eso que el relato productivista e industrialista sigue firme. Debora Giorgi desde Ezeiza y Cristina desde Florencio Varela recordaron que cuando llegó Néstor había 80 parques industriales y “muchos de ellos eran potreros y hoy inauguramos el numero 316″ ¿Alguien le preguntará al ministro Kicillof como puede seguir en el gobierno después de haber dicho que Repsol le iba a tener que pagar a la Argentina por su daño ambiental y terminamos indemnizando a la empresa española con 5 mil millones de dólares? No fue un pequeño errro de cálculo. Relató un penal a favor y terminó haciendose un gol en contra.
3) Es extraño que el gobierno diga en voz baja y solo por boca del ladriprogresismo que derrotó a Clarín con la aplicación de la Ley de Medios. ¿Si fuera cierto no deberían celebrar semejante toma del palacio de invierno? Algo no cierra. Fue planteada como la madre de todas las batallas. Martín Sabbatella y Victor Hugo Morales dicen que ganaron, que el grupo “se rindió ante el imperio de la ley”, pero nadie grita los goles. ¿Que pasó? ¿O en realidad fue Cristina la que tiró la toalla? Fue tanto el odio que condujo esa pelea que los llevó a un callejón sin salida. Nadie le hizo caso pero Teresa Parodi propuso al lunes pasado como “un día de festejo para los trabajadores de la cultura” porque ” terminar con los monopolios mediáticos es un paso fundamental.”
4) El ajuste ortodoxo y conservador de Cristina deberá pasar esta semana la prueba de fuego con las paritarias de los trabajadores. La presidenta pidió “responsabilidad” a los dirigentes sindicales. Roberto Lavagna se preguntó: “¿que significa eso. Pedir el 20 por ciento cuando la inflación es mas del 30%, esto es responsabilidad?”. El ex ministro de Economía que rechazó por inexistentes todas las expliciones conspirativas de Cristina, dijo que un gobierno nacional y popular no tiene que tener como variable de ajuste ni el salario ni las fuentes laborales.
5) Acalorada como pocas veces, la presidenta en Florencio Varela, hizo un esfuerzo hasta estético evitar que huyan de su lado mas intendentes o dirigentes justicialistas. Sentó a Daniel Scioli y a Julio Pereyra en lugares de privilegio y La Cámpora tuvo menos cámara en esta ocasión. Tal vez sea demasiado tarde para lágrimas. La inmensa mayoría de los cuadros justicialistas ya piensan en un nuevo jefe, en alguien que les pueda garantizar la continuidad en el poder después de que Cristina vuelva al llano. Muchos piensan en Daniel Scioli, otros esperan la evolución de Sergio Massa. Solo el núcleo duro confía en un candidato del palo, al estilo Sergio Urribarri. Es que el gobierno camina por un peligroso desfiladero económico y lo hace en chancletas. De un lado tiene la hiperinflación si no controla la puja distributiva y del otro la receción si continua con el enfriamiento de la actividad. Hay un debate encubierto entre las primeras espadas K. Algunos dicen que tienen que llegar de pie al 2015 aunque sea desangrados en su discurso revolucionario y mostrando la verdadera cara del modelo y los mas fundamentalistas apuestan al portazo victimizador.
6) Curiosamente, hasta en su apoyo a Nicolás Maduro, la presidenta actuó con prudencia. Comprendió que el tema divide aguas y crispa a grandes sectores sociales. Es verdad que no se atrevió a cuestionar el pedido de fusilamiento que hizo Luis D`Elía, solo pidió “mas tolerancia con nuestras lenguas”, pero tampoco apeló a la flamígera verba chavista.
7) Como contracara de lobo feroz frente al disfraz de cordero patagónico, el grupo antidemocrático Quebracho fue el autor material, acompañado y protegido por la Policía Federal, de los escraches violentos cuya autoría intelectual fue de la presidenta. Hubo persecusiones y aprietes de todo tipo, muchos de los cuales silenciados por sus propias víctimas para “evitar que se produzca el efecto contagio”.
Lo nuevo es que tanto tiraron de la cuerda que no alcanza ni el volantazo a la derecha.
Fue muy conmovedor todo lo que pasó el sábado en Plaza de Mayo. Una multitud reclamó juicio y castigo a los responsables del asesinato ferroviario de 52 personas en la estación Once. Fue un crimen de lesa corrupción. Por eso prefiero llamarlo siniestro y no tragedia que se asocia a lo inevitable y mucho menos, diagnosis drug purchase hablar de accidente. No hay accidente cuando el estado, clinic decease los empresarios y los sindicalistas conforman un triángulo mafioso y generan las condiciones para que solo un milagro salve a los pasajeros de ese cementerio sobre rieles. Era desgarrador ver a cada persona con una vela encendida contra la impunidad. Como dijo el genial Juan Jose Campanella en su discurso. Esas velas son la luz de 52 almas que nos están mirando desde el cielo y que viven en nuestro corazón.
Fue muy conmovedor todo lo que pasó en esa Plaza de las grandes asambleas. La humildad corajuda y sin odios de Nora Cortiñas, physician la titular de las madres de Plaza de Mayo línea fundadora que fue la primera en darse cuenta del autoritarismo de Hebe Bonafini y por eso se despegó rápidamente. Nora contó que ese día no estuvo en el tren de la muerte porque un chico se ofreció a llevarla en su auto. Pero ella iba a tomar esos vagones destinados a ser sepultura. O el testimonio de Adolfo Perez Esquivel y Juan Carr, dos personas de una ética que no se alquila ni se vende. Para ellos las víctimas son víctimas y hay que contener y ayudar a sus familiares sin que importe quien es el victimario. No son como algunos artistas del ladriprogresismo que solo se solidarizan con los que tienen su misma camiseta. Eso es especulación de la peor calaña, utilización del dolor, mirar la realidad a través del ojo de la cerradura del ideologismo.
Todo el tiempo hubo una energía potente que no olvida. Fue tremenda la emoción cuando Paolo Menghini pidió la renuncia de Julio De Vido. Por cómplice de la corrupción si es que sabía o por inútil, si no sabía. Y mas todavía cuando cargó responsabilidades políticas sobre Cristina. La ubicó como la responsable de mover todos los hilos de la República. en ese momento la plaza ardió de gritos y bronca. Después llegó la serenidad reflexiva pero nada tibia de Campanella y puso un broche de oro. Arrancó diciendo lo que decimos todos: no somos golpistas ni destituyentes. Apenas ciudadanos desarmados que exigimos justicia. Golpista es el peor insulto que nos pueden decir.” Después confesó que apenas tenía encendida una brasita y no la llama de confianza en la justicia. Que los jueces encargados de fallar en este caso tienen la gran oportunidad de dejarles una herencia ética que sea un orgullo para sus nietos, una herencia mucho mas preciada que dinero o cosas materiales. Señalar y repudiar la corrupción no es hacerle el juego a la derecha como dicen muchos. No es una abstracción como dicen otros. Muy abstracta no es esa corrupción porque nos choca, nos roba, nos inunda, nos droga y nos mata como nos mataron en la estación Once.
El final fue para llorar de alegría y esperanza. Paolo, tocó la guitarra igual que su hijo Lucas, que fue atrapado por la muerte aquel día. Fue el que puso la música para que ese coro multitudinario cantara: “Venceremos”, la canción que Jairo convirtió en himno entre nosotros para celebrar el amanecer de la democracia. Pocas veces escuché una letra tan profunda y tan sencilla. Allí en esa plaza se cantó que “Solo con justicia/ nos haremos dueños de la paz/ y el emocionante ” No tenemos miedo/ No tendremos miedo/ Nunca mas. Y ese fue el mensaje exacto que dejó el acto. Que solo con justicia nos haremos dueños de la paz y que no tendremos miedo nunca mas. Nunca Mas, carajo.
Fue muy conmovedor todo lo que pasó el sábado en Plaza de Mayo. Una multitud reclamó juicio y castigo a los responsables del asesinato ferroviario de 52 personas en la estación Once. Fue un crimen de lesa corrupción. Por eso prefiero llamarlo siniestro y no tragedia que se asocia a lo inevitable y mucho menos, ailment hablar de accidente. No hay accidente cuando el estado, pilule los empresarios y los sindicalistas conforman un triángulo mafioso y generan las condiciones para que solo un milagro salve a los pasajeros de ese cementerio sobre rieles. Era desgarrador ver a cada persona con una vela encendida contra la impunidad. Como dijo el genial Juan Jose Campanella en su discurso. Esas velas son la luz de 52 almas que nos están mirando desde el cielo y que viven en nuestro corazón.
Fue muy conmovedor todo lo que pasó en esa Plaza de las grandes asambleas. La humildad corajuda y sin odios de Nora Cortiñas, ask la titular de las madres de Plaza de Mayo línea fundadora que fue la primera en darse cuenta del autoritarismo de Hebe Bonafini y por eso se despegó rápidamente. Nora contó que ese día no estuvo en el tren de la muerte porque un chico se ofreció a llevarla en su auto. Pero ella iba a tomar esos vagones destinados a ser sepultura. O el testimonio de Adolfo Perez Esquivel y Juan Carr, dos personas de una ética que no se alquila ni se vende. Para ellos las víctimas son víctimas y hay que contener y ayudar a sus familiares sin que importe quien es el victimario. No son como algunos artistas del ladriprogresismo que solo se solidarizan con los que tienen su misma camiseta. Eso es especulación de la peor calaña, utilización del dolor, mirar la realidad a través del ojo de la cerradura del ideologismo.
Todo el tiempo hubo una energía potente que no olvida. Fue tremenda la emoción cuando Paolo Menghini pidió la renuncia de Julio De Vido. Por cómplice de la corrupción si es que sabía o por inútil, si no sabía. Y mas todavía cuando cargó responsabilidades políticas sobre Cristina. La ubicó como la responsable de mover todos los hilos de la República. en ese momento la plaza ardió de gritos y bronca. Después llegó la serenidad reflexiva pero nada tibia de Campanella y puso un broche de oro. Arrancó diciendo lo que decimos todos: no somos golpistas ni destituyentes. Apenas ciudadanos desarmados que exigimos justicia. Golpista es el peor insulto que nos pueden decir.” Después confesó que apenas tenía encendida una brasita y no la llama de confianza en la justicia. Que los jueces encargados de fallar en este caso tienen la gran oportunidad de dejarles una herencia ética que sea un orgullo para sus nietos, una herencia mucho mas preciada que dinero o cosas materiales. Señalar y repudiar la corrupción no es hacerle el juego a la derecha como dicen muchos. No es una abstracción como dicen otros. Muy abstracta no es esa corrupción porque nos choca, nos roba, nos inunda, nos droga y nos mata como nos mataron en la estación Once.
El final fue para llorar de alegría y esperanza. Paolo, tocó la guitarra igual que su hijo Lucas, que fue atrapado por la muerte aquel día. Fue el que puso la música para que ese coro multitudinario cantara: “Venceremos”, la canción que Jairo convirtió en himno entre nosotros para celebrar el amanecer de la democracia. Pocas veces escuché una letra tan profunda y tan sencilla. Allí en esa plaza se cantó que “Solo con justicia/ nos haremos dueños de la paz/ y el emocionante ” No tenemos miedo/ No tendremos miedo/ Nunca mas. Y ese fue el mensaje exacto que dejó el acto. Que solo con justicia nos haremos dueños de la paz y que no tendremos miedo nunca mas. Nunca Mas, carajo.
No quiero faltarle el respeto a nadie y mucho menos a una persona que está muerta y no puede defenderse. Pero también creo que la muerte no hace buenas ni angelicales a las personas públicas que, no rx en vida, tadalafil fueron dañinas. Y creo que Néstor Carlos Kirchner, pharm que hoy cumpliría 64 años fue alguien que hizo cosas positivas, pero que las negativas fueron claramente mas importantes. Insisto con el tema del respeto. No es mi intención ofender la memoria de alguien al que su esposa Cristina, sus hijos y una porción de nuestro pueblo quieren y admiran. Pero justamente porque hoy se le hicieron varios homenajes creo que debo yo también decir mi verdad sin silencios oportunistas. Mi verdad relativa, como diría el propio Néstor, porque nadie tiene la verdad absoluta. Ahi va:
Creo que ese faraónico mausoleo donde descansan sus retos es el símbolo máximo de la herencia que dejará el kirchnerismo en nuestro país. Mas que una construcción de homenaje funerario es un monumento a la corrupción y a la desmesura, dos de las características del oficialismo que nos gobierna hace diez años. Corrupción porque ese edificio gigante de piedra negra con tecnología de punta para su seguridad, fue edificado, pagado y ahora custodiado por Lázaro Báez. A esta altura ya se puede decir sin temor a equivocarse porque está probado en la justicia que Lázaro fue socio de Néstor y lo es aún de Cristina en algunos negocios. Hay una sospecha que todavía hay que investigar a fondo que dice que don Lázaro no solo fue cómplice en la matriz corrupta, fue directamente el testaferro de la familia presidencial. El aporte que hicieron periodistas independientes y rigurosos como Hugo Alconada Mon, Jorge Lanata y Nicolás Wiñazki, entre otros demuestra que el ex empleado bancario transformado en megamillonario en la década ganada por él, entre otros negocios turbios, pagó fortunas por habitaciones en los hoteles de los Kirchner que nunca utilizó. ¿Quien paga millones por habitaciones en hoteles de 5 estrellas y luego no utiliza ninguna? Me gustaría que alguien me dé un solo ejemplo de semejante operatoria típica del narco lavado de dólares. Hay otras pruebas que van a ir apareciendo. Carlos Pagni en La Nación dijo que varios de esos cheques, Máximo Kirchner los dejaba vencer y no los cobraba. Olvidadizo el muchacho. Estaba tan ocupado jugando a la play station que no iba a cobrar los cheques de Lázaro. Muy raro. Incomprensible desde el sentido común. Otra vez el desafío: que algún integrante de intelectuales a la Carta o relatores del relato como Victor Hugo o periodistas subsidiados por el triple empleo estatal encuentre algún caso similar. Alguien que paga habitaciones que no usa con cheques que el dueño del hotel no cobra. Son muy tontos o demasiado vivos. Y solo estoy contando una de las truchadas mas groseras de esta historia. Ni hablar de los terrenos a precio vil que compró Cristina en Calafate y que luego vendió en parte a Lázaro para hacer una sociedad. Por eso sostengo que el Mausoleo es un monumento a la corrupción, mas allá del dolor genuino que expresan sus seres queridos y que yo respeto. Pero también creo que el mausoleo es un homenaje a la desmesura. Semejante autocelebración no la tienen ni Perón ni Yrigoyen, ni Alfredo Palacios y mucho menos Raúl Alfonsín, gente que hizo grandes aportes a la justicia y la libertad en nuestro país. Además Néstor no era un exhibicionista. Una de sus virtudes era la austeridad, o mezquindad según dicen sus enemigos. Pero no quería ni ropa cara ni zapatos de lujo ni relojes o autos exclusivos. Nobleza obliga, Néstor nunca hizo alarde de su riqueza incalculable. Ese estilo es mas bien de su viuda, es Cristina la que no se conforma con lo sencillo o lo cotidiano. Ella si le da mucho valor a la elegancia y la majestuosidad. En el día de su cumpleaños, el respeto ante la muerte de un ser humano. Pero en el día en que los chupamedias se desviven en elogios y olvidos, me pareció riesgoso pero también movilizador, decir mi opinión sin ningún tipo de autocensura. Si lo dije hace cuatro años, cuando 300 patoteros con palos vinieron a la puerta de radio Continental a cantar que “suene el bombo/ que suene el tamboril/ Fernando Bravo y Alfredo Leuco/ se tienen que morir/”, como no lo voy a decir ahora que hay mas odio que entonces, pero menos gente que lo empuña. La verdad relativa de cada uno es una contribución a la verdad colectiva. Este fue mi aporte.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.