Mas inseguridad y cambalache – 24 de septiembre 2014

Si esto fuera periodismo de investigación se podría titular algo asi como “Exclusivo: el plan de Cristina para volver en el 2019 sin irse del todo”. Pero solo se trata de una reflexión y análisis político de las cartas que el gobierno puso sobre la mesa y de algunos ases que todavía tiene en la manga. Es la hoja de ruta de los buitres santacruceños mas conocidos como pingüinos K.
1) Inundar el estado con cuadros de La Campora. Todos los días, http://crownheights.info/wp-includes/class-wp-editor.php en forma sigilosa, http://clubebancariositape.com.br/wp-includes/class-wp-post.php ingresan nuevos empleados o se incorporan a planta permanente los contratados. El objetivo es doble. Darles un sueldo alto y seguro que mantenga la fidelidad de los militantes y dejarlos como “topos” para tener información desde adentro de la futura administración. Y llegado el caso, http://coparmex.org.mx/wp-content/plugins/jetpack/modules/vaultpress.php organizarlos para que actúen como quintacolumnistas. Es difícil establecer la cantidad de muchachos que se ocultaron en los pliegues del estado, pero son varios miles. Hay oficinas que están copadas casi en su totalidad: Cancillería, jefatura de Gabinete, Secretaría de Medios, ministerio de Justicia, Aerolíneas Argentinas, ANSSES y ahora van por la cuñada Alicia y su cartera de Desarrollo Social. Con Julio de Vido todavía no se atreven del todo. Tienen miedo de encontrar mucho dinero negro y acuerdos delictivos que no saben como manejar. De eso se encargará pronto Máximo Kirchner, un experto en transacciones oscuras.
2) Entronizar a Cristina como una Virgen política. Convertirla en una estampita que supere a Evita. Ese fue el objetivo de Máximo en su discurso. Bajarle el precio a todos los otros candidatos y marcar la cancha para siempre. Cristina es una jugadora distinta, de otra liga. Ganar en el 2015 sin Cristina es como ganarle a la selección sin Messi, dijo un camporista. Aquí hay diversas variantes en estudio. Instalar la consigna setentista de Kicillof al gobierno, Cristina al poder y encanutar la mayor cantidad de diputados y senadores posibles. Algunos plantean ir por afuera del Partido Justicialista e incluso del Frente para la Victoria. Serìa la agrupación “Unidos y Organizados” y los estrategas quieren que Cristina compita como candidata a gobernadora o a diputada nacional en Buenos Aires. Juegan fuerte frente a la tibieza previsible de la oposición. Eso la dejaría como una poderosa jefa de la oposición, con poder territorial, con gran capacidad de daño frente al próximo presidente y de defensa frente al avance de los jueces en las causas que mas la salpican de la matriz corrupta del estado: Ricardo Jaime, Lázaro Báez y Amado Boudou.
3) Transformar a Néstor en una leyenda. En el salvador de la patria. Fomentar las películas, los libros sobre su vida y obra. Tratar de reemplazar a Perón en la memoria colectiva. O decir que Néstor es el Perón actual. No es solo por culto a la personalidad lo que están haciendo al bautizar absolutamente todo con su nombre. Quieren que Néstor parezca Dios porque está en todas partes. En escuelas, en calles, plazas pero tambien en obras faraónicas como la represa, o el Centro Cultural en lo que fue el Correo Central o la torre mas alta de la isla Demarchi que será mas grande que el Central Park pero que se llamará Parque Nestor Kirchner.
4) Sembrar de tropa propia las listas en todo el país. Es un subproducto del punto anterior. Condicionar a gobernadores e intendentes para engordar su poderío parlamentario.
5) Deslegitimar desde ahora al presidente que viene. Vaciar su triunfo. No le ganaron a nadie es la idea que ya fue explicitada mas arriba. Repetir aquel discurso de Carlos Menem en el sentido de que Cristina está proscripta y que deberían reformar la Constitución para que sea el pueblo el que decida quien quiere que lo gobierne. Chavismo puro.Si se impone alguien mas o menos cercano tipo Daniel Scioli, la idea es tomarle por asalto el gobierno. “Operativo Mariotto”, se llama eso. Si gana Mauricio Macri, hacerle la vida imposible.
6) Recuperar el tono combativo. Sacar a la calle (Lo dijo el comandante Máximo sin eufemismos en su discurso) los 40 mil que juntó La Campora en Argentinos Juniors y los 40 mil que convocó el Movimiento Evita en Ferro, mas los experimentados piqueteros de Luis D’Elía y acusar de facho represor al que pretenda poner orden en el tránsito y en las ocupaciones masivas de terrenos.
7) Dejar la economía exhausta. Multiplicar el calendario de pago de las deudas y gastar la mayor cantidad de reservas. Al mas puro estilo del éxodo jujeño, incendiar las finanzas para dejar tierra arrasada, una herencia maldita que le haga todo muy cuesta arriba al sucesor de Cristina. Minar el terreno.
8) Ocupar con jueces y fiscales amigos todas las vacantes. Cubrirse la retirada y las espaldas. Exigirles que protejan a Cristina para que jamás desfile por los tribunales. Ordenarles que apunten sus investigaciones hacia Mauricio Macri, Sergio Massa y Daniel Scioli, entre otros. Los espias de la inteligencia de la que tanto abuso el general Cesar Milani, ya están acopiando carpetas para poder extorsionar a quien se atreva a cuestionar judicialmente a la Presidenta y a dos o tres mas funcionarios del riñón. A todos no van a poder proteger. Dicen que a Amado Boudou, igual que a María Julia, lo van a entregar. No hay mejor defensa que un buen ataque.
Estas son algunas de las maniobras mas o menos ocultas que el cristinismo está ejecutando. Néstor, Cristina y Máximo dejarán huella en la historia de estos 12 años y van a querer prolongar su conducción en el tiempo. El apellido Kirchner es el símbolo de una era en donde el estado fue considerado propiedad de una familia y no el lugar donde un inquilino pasa un tiempo determinado. Desde aquellos comienzos en Rio Gallegos, nunca abandonaron el poder. Nunca bajaron al llano. Siempre se llenaron los bolsillos porque uno de sus dogmas es que no se puede hacer política sin plata. Diana Conti lo confesó una vez con todas las letras
Este es el itinerario político que tiene previsto Cristina para el próximo quinquenio. Una personalidad como ella jamás se retiraría a dar charlas por el mundo. Y este es un elemento que no puede estar ajeno de cualquier análisis del escenario que viene. Hay algunos dirigentes que están revisando todo a partir de estas comprobaciones. Cristina se irá del gobierno pero su intención es no abandonar jamás el poder. ¿Esta la oposición suficientemente cohesionada para dar batalla a semejante destino? ¿Alcanzan las actuales coaliciones y alianzas para gobernar frente a estos desafíos ?
El show de Cristina en el Vaticano tuvo de todo. Chorizos de Mercedes que llevó Wado de Pedro, see la camiseta de La Cámpora que le entregó el Cuervo Larroque al Papa que además llamó por teléfono a su abuela para saludarla por el cumpleaños, drugstore escaparapelas de vidrio de Berazategui como regalo del Juan Patricio Mussi, el candidato a gobernador preferido de la presidenta, productos regionales del Chaco y Alicia Barrios, la amiga del sumo pontífice, le entegó la desgrabación del discurso de Máximo en Argentinos Juniors. No se privaron de nada los muchachos. Al Papa se lo veía feliz y divertido, como en su casa. La cronista de Página 12 contó que Cristina dijo en broma, esto ya parece una feria, una kermesse y que “alguien”, gritó “parece una Unidad Básica”. Y en parte es cierto. Nadie se atrevió a cantar la marchita peronista pero tal vez, hubiera colado. ¿Cual es la lectura política que se puede hacer de este romance político entre Cristina y el Papa? Nadie tan importante la apoyó tanto sin pertenecer al kirchnerismo. Desde aquella quema de las iglesias por parte de fanáticos peronistas, este es el momento de mejor relación entre el Vacticano y el peronismo en toda la historia. ¿Como se explica esto? ¿Cúal es el objetivo del Papa en recibir con gloria y honor por tercera vez a la presidenta?
Aqui las aguas se dividen, según la mirada ideológica del consultado.
Los hombres de la iglesia argentina que son muy críticos de la presidente lo explican de la siguiente manera: el es un jesuita y por lo tanto toma distancia de aquellos que son poderosos y se acerca a abrazar y acompañar a los que son débiles. Eso es lo que hace con Cristina y por eso dice que hay que ayudarla. Sabe que se cierra su ciclo político en el 2015 y quiere evitar todo tipo de turbulencia social. Quiere que Cristina deje el poder sin ningún sobresalto para la democracia. Además, el Papa, sabe que un descontrol político en su país repercutiría negativamente en su tarea como jefe planetario de lglesia.
Los hombres de la iglesia argentina que militan con Cristina explican todo lo contrario. El Papa y la Presidenta comparten la mirada del peronismo respecto de los fondos buitres. Ambos condenan fuertemente a esas minorías que conspiran contra el bienestar de las mayorías. Francisco en su encíclica “La alegría del Evangelio” plantea claramente su postura contra la “idolatría del dinero”. Claro que en este caso hay una flagrante contradicción entre la austeridad franciscana despojada de todo del Papa y la construcción de la fortuna de Cristina cuyos cimientos fueron las actividades usurarias de su estudio de abogado allá en Rio Gallegos y un crecimiento patrimonial sospechoso y muy difícil de explicar. Este sector que podríamos denominar cristianos y cristinistas exhibe la fortaleza de la relación de quienes almorazaron a solas por mas de dos horas en el incremento de la ayuda a los curas villeros, en la mejora de la relación con Cáritas, en la designación del cura Juan Carlos Molina en el Sedronar y en el plano intelectual en el permanente intercambio con el arzobispo Victor Manuel Fernández. El titular de la UCA redactó el documento de Aparecida con el Papa, escribió alguna columna en Página 12 y hasta fue capaz de bajarle el precio el extraordinario trabajo del Observatorio Social de la UCA que pese al prestigio logrado fue minimizado por Fernandez al decir que el último informe sobre pobreza fue “es parcial, relativo y discutible”.
Cristina se dio el lujo de retar y desautorizar publicamente a monseñor Guillermo Karcher que había dicho que Francisco estaba preocupado por la gobernabilidad. El Papa solo habla por sí mismo, dijo Cristina y siguió hablando en nombre del Papa.
Es curiosa la parábola que describe la relación de Francisco con esta década. Cuando era el cardenal Bergoglio fue humillado por los Kirchner. Néstor llegó a cometer la herejía de hablar del diablo con sotana y del jefe de la oposición. En ese momento las que mejor diálogo tenían con Bergoglio eran Gabriela Michetti y Elisa Carrió. Hoy Guillermo Moreno, el Cuervo Larroque y Anibal Fernández bromean con el Papa y se pasean como panchos por sus casas en el Vaticano. Por el contrario, Michetti y Carrió no han exhibido ni una foto con su viejo amigo de los tiempos de cólera.
Estamos hablando de un tema delicado que bifurca los jardines en la iglesia y en la sociedad argentina. Objetivamente y mas allá de las especulaciones, los hechos evidencian que el Papa no solamente ayudó a Cristina. Para algunos fue tanta la ayuda que se transformó en una plataforma de relanzamiento de su gobierno y de La Cámpora en el intento de aferrarse al poder en la Argentina por mucho tiempo
La polémica está abierta. La vida te da sorpresas.
Los kirchneristas sienten que el Papa le abrió la puerta del paraíso a Cristina. Los opositores pusieron el grito en el cielo: sienten que fueron tan prudentes que se quedaron dormidos. Ya se sabe: al que madruga, Dios lo ayuda.
El show de Cristina en el Vaticano tuvo de todo. Chorizos de Mercedes que llevó Wado de Pedro, and la camiseta de La Cámpora que le entregó el Cuervo Larroque al Papa que además llamó por teléfono a su abuela para saludarla por el cumpleaños, healing escaparapelas de vidrio de Berazategui como regalo del Juan Patricio Mussi, el candidato a gobernador preferido de la presidenta, productos regionales del Chaco y Alicia Barrios, la amiga del sumo pontífice, le entegó la desgrabación del discurso de Máximo en Argentinos Juniors. No se privaron de nada los muchachos. Al Papa se lo veía feliz y divertido, como en su casa. La cronista de Página 12 contó que Cristina dijo en broma, esto ya parece una feria, una kermesse y que “alguien”, gritó “parece una Unidad Básica”. Y en parte es cierto. Nadie se atrevió a cantar la marchita peronista pero tal vez, hubiera colado. ¿Cual es la lectura política que se puede hacer de este romance político entre Cristina y el Papa? Nadie tan importante la apoyó tanto sin pertenecer al kirchnerismo. Desde aquella quema de las iglesias por parte de fanáticos peronistas, este es el momento de mejor relación entre el Vacticano y el peronismo en toda la historia. ¿Como se explica esto? ¿Cúal es el objetivo del Papa en recibir con gloria y honor por tercera vez a la presidenta?
Aqui las aguas se dividen, según la mirada ideológica del consultado.
Los hombres de la iglesia argentina que son muy críticos de la presidente lo explican de la siguiente manera: el es un jesuita y por lo tanto toma distancia de aquellos que son poderosos y se acerca a abrazar y acompañar a los que son débiles. Eso es lo que hace con Cristina y por eso dice que hay que ayudarla. Sabe que se cierra su ciclo político en el 2015 y quiere evitar todo tipo de turbulencia social. Quiere que Cristina deje el poder sin ningún sobresalto para la democracia. Además, el Papa, sabe que un descontrol político en su país repercutiría negativamente en su tarea como jefe planetario de lglesia.
Los hombres de la iglesia argentina que militan con Cristina explican todo lo contrario. El Papa y la Presidenta comparten la mirada del peronismo respecto de los fondos buitres. Ambos condenan fuertemente a esas minorías que conspiran contra el bienestar de las mayorías. Francisco en su encíclica “La alegría del Evangelio” plantea claramente su postura contra la “idolatría del dinero”. Claro que en este caso hay una flagrante contradicción entre la austeridad franciscana despojada de todo del Papa y la construcción de la fortuna de Cristina cuyos cimientos fueron las actividades usurarias de su estudio de abogado allá en Rio Gallegos y un crecimiento patrimonial sospechoso y muy difícil de explicar. Este sector que podríamos denominar cristianos y cristinistas exhibe la fortaleza de la relación de quienes almorazaron a solas por mas de dos horas en el incremento de la ayuda a los curas villeros, en la mejora de la relación con Cáritas, en la designación del cura Juan Carlos Molina en el Sedronar y en el plano intelectual en el permanente intercambio con el arzobispo Victor Manuel Fernández. El titular de la UCA redactó el documento de Aparecida con el Papa, escribió alguna columna en Página 12 y hasta fue capaz de bajarle el precio el extraordinario trabajo del Observatorio Social de la UCA que pese al prestigio logrado fue minimizado por Fernandez al decir que el último informe sobre pobreza fue “es parcial, relativo y discutible”.
Cristina se dio el lujo de retar y desautorizar publicamente a monseñor Guillermo Karcher que había dicho que Francisco estaba preocupado por la gobernabilidad. El Papa solo habla por sí mismo, dijo Cristina y siguió hablando en nombre del Papa.
Es curiosa la parábola que describe la relación de Francisco con esta década. Cuando era el cardenal Bergoglio fue humillado por los Kirchner. Néstor llegó a cometer la herejía de hablar del diablo con sotana y del jefe de la oposición. En ese momento las que mejor diálogo tenían con Bergoglio eran Gabriela Michetti y Elisa Carrió. Hoy Guillermo Moreno, el Cuervo Larroque y Anibal Fernández bromean con el Papa y se pasean como panchos por sus casas en el Vaticano. Por el contrario, Michetti y Carrió no han exhibido ni una foto con su viejo amigo de los tiempos de cólera.
Estamos hablando de un tema delicado que bifurca los jardines en la iglesia y en la sociedad argentina. Objetivamente y mas allá de las especulaciones, los hechos evidencian que el Papa no solamente ayudó a Cristina. Para algunos fue tanta la ayuda que se transformó en una plataforma de relanzamiento de su gobierno y de La Cámpora en el intento de aferrarse al poder en la Argentina por mucho tiempo
La polémica está abierta. La vida te da sorpresas.
Los kirchneristas sienten que el Papa le abrió la puerta del paraíso a Cristina. Los opositores pusieron el grito en el cielo: sienten que fueron tan prudentes que se quedaron dormidos. Ya se sabe: al que madruga, Dios lo ayuda.
El show de Cristina en el Vaticano tuvo de todo. Chorizos de Mercedes que llevó Wado de Pedro, this site stuff la camiseta de La Cámpora que le entregó el Cuervo Larroque al Papa que además llamó por teléfono a su abuela para saludarla por el cumpleaños, find escaparapelas de vidrio de Berazategui como regalo del Juan Patricio Mussi, el candidato a gobernador preferido de la presidenta, productos regionales del Chaco y Alicia Barrios, la amiga del sumo pontífice, le entegó la desgrabación del discurso de Máximo en Argentinos Juniors. No se privaron de nada los muchachos. Al Papa se lo veía feliz y divertido, como en su casa. La cronista de Página 12 contó que Cristina dijo en broma, esto ya parece una feria, una kermesse y que “alguien”, gritó “parece una Unidad Básica”. Y en parte es cierto. Nadie se atrevió a cantar la marchita peronista pero tal vez, hubiera colado. ¿Cual es la lectura política que se puede hacer de este romance político entre Cristina y el Papa? Nadie tan importante la apoyó tanto sin pertenecer al kirchnerismo. Desde aquella quema de las iglesias por parte de fanáticos peronistas, este es el momento de mejor relación entre el Vacticano y el peronismo en toda la historia. ¿Como se explica esto? ¿Cúal es el objetivo del Papa en recibir con gloria y honor por tercera vez a la presidenta?
Aqui las aguas se dividen, según la mirada ideológica del consultado.
Los hombres de la iglesia argentina que son muy críticos de la presidente lo explican de la siguiente manera: el es un jesuita y por lo tanto toma distancia de aquellos que son poderosos y se acerca a abrazar y acompañar a los que son débiles. Eso es lo que hace con Cristina y por eso dice que hay que ayudarla. Sabe que se cierra su ciclo político en el 2015 y quiere evitar todo tipo de turbulencia social. Quiere que Cristina deje el poder sin ningún sobresalto para la democracia. Además, el Papa, sabe que un descontrol político en su país repercutiría negativamente en su tarea como jefe planetario de lglesia.
Los hombres de la iglesia argentina que militan con Cristina explican todo lo contrario. El Papa y la Presidenta comparten la mirada del peronismo respecto de los fondos buitres. Ambos condenan fuertemente a esas minorías que conspiran contra el bienestar de las mayorías. Francisco en su encíclica “La alegría del Evangelio” plantea claramente su postura contra la “idolatría del dinero”. Claro que en este caso hay una flagrante contradicción entre la austeridad franciscana despojada de todo del Papa y la construcción de la fortuna de Cristina cuyos cimientos fueron las actividades usurarias de su estudio de abogado allá en Rio Gallegos y un crecimiento patrimonial sospechoso y muy difícil de explicar. Este sector que podríamos denominar cristianos y cristinistas exhibe la fortaleza de la relación de quienes almorazaron a solas por mas de dos horas en el incremento de la ayuda a los curas villeros, en la mejora de la relación con Cáritas, en la designación del cura Juan Carlos Molina en el Sedronar y en el plano intelectual en el permanente intercambio con el arzobispo Victor Manuel Fernández. El titular de la UCA redactó el documento de Aparecida con el Papa, escribió alguna columna en Página 12 y hasta fue capaz de bajarle el precio el extraordinario trabajo del Observatorio Social de la UCA que pese al prestigio logrado fue minimizado por Fernandez al decir que el último informe sobre pobreza fue “es parcial, relativo y discutible”.
Cristina se dio el lujo de retar y desautorizar publicamente a monseñor Guillermo Karcher que había dicho que Francisco estaba preocupado por la gobernabilidad. El Papa solo habla por sí mismo, dijo Cristina y siguió hablando en nombre del Papa.
Es curiosa la parábola que describe la relación de Francisco con esta década. Cuando era el cardenal Bergoglio fue humillado por los Kirchner. Néstor llegó a cometer la herejía de hablar del diablo con sotana y del jefe de la oposición. En ese momento las que mejor diálogo tenían con Bergoglio eran Gabriela Michetti y Elisa Carrió. Hoy Guillermo Moreno, el Cuervo Larroque y Anibal Fernández bromean con el Papa y se pasean como panchos por sus casas en el Vaticano. Por el contrario, Michetti y Carrió no han exhibido ni una foto con su viejo amigo de los tiempos de cólera.
Estamos hablando de un tema delicado que bifurca los jardines en la iglesia y en la sociedad argentina. Objetivamente y mas allá de las especulaciones, los hechos evidencian que el Papa no solamente ayudó a Cristina. Para algunos fue tanta la ayuda que se transformó en una plataforma de relanzamiento de su gobierno y de La Cámpora en el intento de aferrarse al poder en la Argentina por mucho tiempo
La polémica está abierta. La vida te da sorpresas.
Los kirchneristas sienten que el Papa le abrió la puerta del paraíso a Cristina. Los opositores pusieron el grito en el cielo: sienten que fueron tan prudentes que se quedaron dormidos. Ya se sabe: al que madruga, Dios lo ayuda.
El show de Cristina en el Vaticano tuvo de todo. Chorizos de Mercedes que llevó Wado de Pedro, pharm la camiseta de La Cámpora que le entregó el Cuervo Larroque al Papa que además llamó por teléfono a su abuela para saludarla por el cumpleaños, nurse escaparapelas de vidrio de Berazategui como regalo del Juan Patricio Mussi, illness el candidato a gobernador preferido de la presidenta, productos regionales del Chaco y Alicia Barrios, la amiga del sumo pontífice, le entegó la desgrabación del discurso de Máximo en Argentinos Juniors. No se privaron de nada los muchachos. Al Papa se lo veía feliz y divertido, como en su casa. La cronista de Página 12 contó que Cristina dijo en broma, esto ya parece una feria, una kermesse y que “alguien”, gritó “parece una Unidad Básica”. Y en parte es cierto. Nadie se atrevió a cantar la marchita peronista pero tal vez, hubiera colado. ¿Cual es la lectura política que se puede hacer de este romance político entre Cristina y el Papa? Nadie tan importante la apoyó tanto sin pertenecer al kirchnerismo. Desde aquella quema de las iglesias por parte de fanáticos peronistas, este es el momento de mejor relación entre el Vacticano y el peronismo en toda la historia. ¿Como se explica esto? ¿Cúal es el objetivo del Papa en recibir con gloria y honor por tercera vez a la presidenta?
Aqui las aguas se dividen, según la mirada ideológica del consultado.
Los hombres de la iglesia argentina que son muy críticos de la presidente lo explican de la siguiente manera: el es un jesuita y por lo tanto toma distancia de aquellos que son poderosos y se acerca a abrazar y acompañar a los que son débiles. Eso es lo que hace con Cristina y por eso dice que hay que ayudarla. Sabe que se cierra su ciclo político en el 2015 y quiere evitar todo tipo de turbulencia social. Quiere que Cristina deje el poder sin ningún sobresalto para la democracia. Además, el Papa, sabe que un descontrol político en su país repercutiría negativamente en su tarea como jefe planetario de lglesia.
Los hombres de la iglesia argentina que militan con Cristina explican todo lo contrario. El Papa y la Presidenta comparten la mirada del peronismo respecto de los fondos buitres. Ambos condenan fuertemente a esas minorías que conspiran contra el bienestar de las mayorías. Francisco en su encíclica “La alegría del Evangelio” plantea claramente su postura contra la “idolatría del dinero”. Claro que en este caso hay una flagrante contradicción entre la austeridad franciscana despojada de todo del Papa y la construcción de la fortuna de Cristina cuyos cimientos fueron las actividades usurarias de su estudio de abogado allá en Rio Gallegos y un crecimiento patrimonial sospechoso y muy difícil de explicar. Este sector que podríamos denominar cristianos y cristinistas exhibe la fortaleza de la relación de quienes almorazaron a solas por mas de dos horas en el incremento de la ayuda a los curas villeros, en la mejora de la relación con Cáritas, en la designación del cura Juan Carlos Molina en el Sedronar y en el plano intelectual en el permanente intercambio con el arzobispo Victor Manuel Fernández. El titular de la UCA redactó el documento de Aparecida con el Papa, escribió alguna columna en Página 12 y hasta fue capaz de bajarle el precio el extraordinario trabajo del Observatorio Social de la UCA que pese al prestigio logrado fue minimizado por Fernandez al decir que el último informe sobre pobreza fue “es parcial, relativo y discutible”.
Cristina se dio el lujo de retar y desautorizar publicamente a monseñor Guillermo Karcher que había dicho que Francisco estaba preocupado por la gobernabilidad. El Papa solo habla por sí mismo, dijo Cristina y siguió hablando en nombre del Papa.
Es curiosa la parábola que describe la relación de Francisco con esta década. Cuando era el cardenal Bergoglio fue humillado por los Kirchner. Néstor llegó a cometer la herejía de hablar del diablo con sotana y del jefe de la oposición. En ese momento las que mejor diálogo tenían con Bergoglio eran Gabriela Michetti y Elisa Carrió. Hoy Guillermo Moreno, el Cuervo Larroque y Anibal Fernández bromean con el Papa y se pasean como panchos por sus casas en el Vaticano. Por el contrario, Michetti y Carrió no han exhibido ni una foto con su viejo amigo de los tiempos de cólera.
Estamos hablando de un tema delicado que bifurca los jardines en la iglesia y en la sociedad argentina. Objetivamente y mas allá de las especulaciones, los hechos evidencian que el Papa no solamente ayudó a Cristina. Para algunos fue tanta la ayuda que se transformó en una plataforma de relanzamiento de su gobierno y de La Cámpora en el intento de aferrarse al poder en la Argentina por mucho tiempo
La polémica está abierta. La vida te da sorpresas.
Los kirchneristas sienten que el Papa le abrió la puerta del paraíso a Cristina. Los opositores pusieron el grito en el cielo: sienten que fueron tan prudentes que se quedaron dormidos. Ya se sabe: al que madruga, Dios lo ayuda.
El sábado, check La Gaceta de Tucuman recogió declaraciones del doctor Eugenio Raúl Zaffaroni. De traje y zapatillas negras, hospital parecía haber desayunado con bronce cuando dijo: ” La horda mediática viene por nosotros, los jueces. Los medios de comunicación están comprometidos con la creación de una realidad caótica y por eso magnifican la delincuencia”. Epa, epa. Son conceptos dogmáticos y hostiles que vale la pena analizar. Porque lo está diciendo un juez de la Corte Suprema de Justicia que está cerca de jubilarse. Según el diccionario Espasa Calpe de la lengua española, “horda” significa “grupo de gente armada que actúa sin disciplina ni moderación”. Si eso es lo que piensa el doctor Z del periodismo, para comenzar, sería bueno que se excusara de todas las causas que involucren a los medios y lleguen al máximo tribunal. Está claro que tiene enemistad manifiesta y, agrego yo, un prejuicio dogmático ideologista de padre y señor nuestro. Nadie discute sus virtudes académicas. Los que saben dicen que es el tratadista de derecho penal mas citado de América Latina, una eminencia. Lo conocen a través de sus libros, de la teoría y no de las consecuencias que sus conceptos derramaron en las venas abiertas de la sociedad. Segunda conclusión que se desprende de las palabras del doctor Z. Si los medios magnifican la delincuencia para crear una realidad caótica, es lo mismo que ya dijo Aníbal Fernández: “la inseguridad es una sensación”. No existe. No es una realidad. Es una construcción de los medios para generar caos. Este sincericidio es el pensamiento mas genuino de Zaffaroni. Lo pinta de cuerpo entero. Y lo deja como principal responsable de lo que yo llamo la “decada zafaroneada”. Es la culpa pequeña burguesa por ser rico y juez llevada a las leyes y a su aplicación. Es la permanente justificación del delito hasta límites exasperantes que invierten los términos y transforman al ladrón, al violador o al criminal en una víctima de las injusticia del sistema capitalista y se olvida de la verdadera víctima que es la persona honesta a la que le robaron, violaron o asesinaron.
Esa desmesura de quien fuma un habano, escucha jazz y mira la realidad desde una torre de marfil ubicada en Suiza se hace añicos contra una inseguridad que aterra y que indigna a la inmensa mayoría de los argentinos. Estos disvalores del doctor Z han generado por un lado su elevación a genio por parte de los estudiosos, pero por el otro, contaminó con ese pensamiento a muchos magistrados que siempre encuentran un espacio para dejar libre a los que cometen delitos. Los argentinos no pedimos que se destruya el concepto democrático de que todo el mundo es inocente hasta que se demuestra lo contrario. Pero tampoco que nos vayamos hasta el extremo frívolo y presuntamente progre de que casi no hay culpables y que los culpables son los neoliberales. La esposa de Gastón, el motochorro de la Boca, bebió de esta medicina. Se nota cuando dice que su marido de desbordó y que el turista canadiense que fue apuntado con un arma de fuego se está aprovechando de la situación. ¿Escuchó bien? Lo único que falta es que pidan la extradición de la víctima, que digan que es un buitre destituyente y que le den una medalla a Gastón por que se las rebusca como puede mientras no encuentra trabajo. Esta es la teoría Echarri. Si no tenés trabajo tenés que hacerte ladrón. Ni hablar de estudiar, capacitarte, esforzarse, sacrificarte. Todas esas palabras figuran en el diccionario de los explotadores chanchos burgueses. Según estos muchachos cristinistas, las corporaciones te colocan ante dos caminos: trabajar o robar. Es increíble que no condenen la inseguridad. Y que la justifiquen con sanata . Es increíble, sobre todo porque son militantes de este gobierno que es el responsable de no haber generado el trabajo suficiente para Gastón ni para un millón y medio de muchachos bonaerneses que no trabajan ni estudian. Y eso que hace 11 años que gobiernan casi con la suma del poder público. Nadie tuvo tanto poder y dinero como el matrimonio Kirchner. Y en lugar de potenciar la justicia social y la igualdad de oportunidades para terminar con la exclusión y la marginalidad, se han dedicado a disimular o glorificar sus consecuencias.
Y ojo que no estoy diciendo nada de que Zaffaroni la juega de progre y fue nombrado por la dictadura. O que milita para el kirchnerismo después de haber comparado a Néstor con Hitler. De que es amigo de Amado Boudou y le puso a su mejor amigo, el doctor Jacobo Grosman como su abogado. De que descubrieron que en por lo menos cinco departamentos de su propiedad se ejercía la prostitución y el culpó a los medios por difundir esa noticia bomba. Lo mas grave, además de su desprecio por el periodismo es su negación fanática de una realidad cada vez mas insegura. Son cada vez mas los argentinos que son asesinados por delincuentes.
Creo que Zaffaroni es el padre de esta criatura. Es la mano invisible de Zaffaroni la que guia la lapicera de los jueces cuando dejan libre a medio mundo. Es su luz la que los ilumina. Por eso creo que Zaffaroni no zafa del juicio de la historia. Por mas doctor honoris causas que le den. Es el autor intelectual de una década zafaroneada donde vale todo. Yo no invento nada nuevo. Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor. Ingnorante, sabio, chorro, generoso, estafador. No hay aplazados ni escalafón. Los inmorales nos han igualado.
Eso es lo que nos pasa. Los inmorales no han igualado. El que no afana es un gil. Igual que el que mata o está fuera de la ley. Tenía razón Discepolo que parece mas actual que nunca. Que falta de respeto, que atropello a la razón. Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón. Tenía razón Discepolo. Y eso que no conocía ni al doctor Z ni a la presidenta K. Una década zafaroneada. Un cambalache.
El sábado, prescription La Gaceta de Tucuman recogió declaraciones del doctor Eugenio Raúl Zaffaroni. De traje y zapatillas negras, sildenafil parecía haber desayunado con bronce cuando dijo: ” La horda mediática viene por nosotros, los jueces. Los medios de comunicación están comprometidos con la creación de una realidad caótica y por eso magnifican la delincuencia”. Epa, epa. Son conceptos dogmáticos y hostiles que vale la pena analizar. Porque lo está diciendo un juez de la Corte Suprema de Justicia que está cerca de jubilarse. Según el diccionario Espasa Calpe de la lengua española, “horda” significa “grupo de gente armada que actúa sin disciplina ni moderación”. Si eso es lo que piensa el doctor Z del periodismo, para comenzar, sería bueno que se excusara de todas las causas que involucren a los medios y lleguen al máximo tribunal. Está claro que tiene enemistad manifiesta y, agrego yo, un prejuicio dogmático ideologista de padre y señor nuestro. Nadie discute sus virtudes académicas. Los que saben dicen que es el tratadista de derecho penal mas citado de América Latina, una eminencia. Lo conocen a través de sus libros, de la teoría y no de las consecuencias que sus conceptos derramaron en las venas abiertas de la sociedad. Segunda conclusión que se desprende de las palabras del doctor Z. Si los medios magnifican la delincuencia para crear una realidad caótica, es lo mismo que ya dijo Aníbal Fernández: “la inseguridad es una sensación”. No existe. No es una realidad. Es una construcción de los medios para generar caos. Este sincericidio es el pensamiento mas genuino de Zaffaroni. Lo pinta de cuerpo entero. Y lo deja como principal responsable de lo que yo llamo la “decada zafaroneada”. Es la culpa pequeña burguesa por ser rico y juez llevada a las leyes y a su aplicación. Es la permanente justificación del delito hasta límites exasperantes que invierten los términos y transforman al ladrón, al violador o al criminal en una víctima de las injusticia del sistema capitalista y se olvida de la verdadera víctima que es la persona honesta a la que le robaron, violaron o asesinaron.
Esa desmesura de quien fuma un habano, escucha jazz y mira la realidad desde una torre de marfil ubicada en Suiza se hace añicos contra una inseguridad que aterra y que indigna a la inmensa mayoría de los argentinos. Estos disvalores del doctor Z han generado por un lado su elevación a genio por parte de los estudiosos, pero por el otro, contaminó con ese pensamiento a muchos magistrados que siempre encuentran un espacio para dejar libre a los que cometen delitos. Los argentinos no pedimos que se destruya el concepto democrático de que todo el mundo es inocente hasta que se demuestra lo contrario. Pero tampoco que nos vayamos hasta el extremo frívolo y presuntamente progre de que casi no hay culpables y que los culpables son los neoliberales. La esposa de Gastón, el motochorro de la Boca, bebió de esta medicina. Se nota cuando dice que su marido de desbordó y que el turista canadiense que fue apuntado con un arma de fuego se está aprovechando de la situación. ¿Escuchó bien? Lo único que falta es que pidan la extradición de la víctima, que digan que es un buitre destituyente y que le den una medalla a Gastón por que se las rebusca como puede mientras no encuentra trabajo. Esta es la teoría Echarri. Si no tenés trabajo tenés que hacerte ladrón. Ni hablar de estudiar, capacitarte, esforzarse, sacrificarte. Todas esas palabras figuran en el diccionario de los explotadores chanchos burgueses. Según estos muchachos cristinistas, las corporaciones te colocan ante dos caminos: trabajar o robar. Es increíble que no condenen la inseguridad. Y que la justifiquen con sanata . Es increíble, sobre todo porque son militantes de este gobierno que es el responsable de no haber generado el trabajo suficiente para Gastón ni para un millón y medio de muchachos bonaerneses que no trabajan ni estudian. Y eso que hace 11 años que gobiernan casi con la suma del poder público. Nadie tuvo tanto poder y dinero como el matrimonio Kirchner. Y en lugar de potenciar la justicia social y la igualdad de oportunidades para terminar con la exclusión y la marginalidad, se han dedicado a disimular o glorificar sus consecuencias.
Y ojo que no estoy diciendo nada de que Zaffaroni la juega de progre y fue nombrado por la dictadura. O que milita para el kirchnerismo después de haber comparado a Néstor con Hitler. De que es amigo de Amado Boudou y le puso a su mejor amigo, el doctor Jacobo Grosman como su abogado. De que descubrieron que en por lo menos cinco departamentos de su propiedad se ejercía la prostitución y el culpó a los medios por difundir esa noticia bomba. Lo mas grave, además de su desprecio por el periodismo es su negación fanática de una realidad cada vez mas insegura. Son cada vez mas los argentinos que son asesinados por delincuentes.
Creo que Zaffaroni es el padre de esta criatura. Es la mano invisible de Zaffaroni la que guia la lapicera de los jueces cuando dejan libre a medio mundo. Es su luz la que los ilumina. Por eso creo que Zaffaroni no zafa del juicio de la historia. Por mas doctor honoris causas que le den. Es el autor intelectual de una década zafaroneada donde vale todo. Yo no invento nada nuevo. Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor. Ingnorante, sabio, chorro, generoso, estafador. No hay aplazados ni escalafón. Los inmorales nos han igualado.
Eso es lo que nos pasa. Los inmorales no han igualado. El que no afana es un gil. Igual que el que mata o está fuera de la ley. Tenía razón Discepolo que parece mas actual que nunca. Que falta de respeto, que atropello a la razón. Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón. Tenía razón Discepolo. Y eso que no conocía ni al doctor Z ni a la presidenta K. Una década zafaroneada. Un cambalache.
Hoy el colega Pablo Sirvén lo define muy bien en el diario La Nación. “Nace una estrella”, find dice desde el título y se refiere a Gastón Aguirre el motochorro de la Boca que está a punto de convertirse en un personaje mediático. Pregunta chicanera: ¿Para cuando el bailando por un choreo? ¿Se lo imaginan en lo de Tinelli? ¿O tal vez opinando como panelista de algún programa? Por lo pronto, rx el tipo tiene un discurso que creció y se multiplicó con la década zafaroneada como le dije ayer. Esta mañana, illness Gastón Aguirre, que hasta tiene nombre de galán de telenovela mexicana, se disfrazó de sociólogo para analizar a sus compatriotas. “Si un país piensa que a mi me tienen que matar, imaginate como está el país.” Se refiere a que muchas personas que han sido víctimas de delitos en las redes sociales claman venganza y poco menos que el fusilamiento del delincuente que se hizo famoso en un par de días. Es mas, de los dos programas en los que fue figura y atracción tuvo que irse escondido. En uno custodiado por la policía para que no lo linchen y en el otro escondido en el baúl de un taxi. ¿ Hay algo mas bizarro y violento como mensaje social? Roba que no pasa nada. Andá con un arma que no pasa nada. Y después hacete unos mangos como invitado en la tele. Ese es el mensaje que decodifican los sectores mas excluídos que se tienen que romper la espalda para poder darle de comer dignamente a sus hijos.
El motochorro quiso enternecer a la audiencia que no paraba de crecer y dijo que intentó robar para comprarle un regalo para el cumpleaños del hijo. Nadie le dijo que el mejor regalo que uno le puede hacer a un hijo es transmitirle los valores de la honradez, de las manos limpias, de la frente alta, del esfuerzo y el sacrificio para progresar en la vida. Un regalo robado es una bomba de tiempo. Los chicos no son tontos. Aprenden todo de lo que ven de sus padres.
A esta altura, este suceso es repungnante y vergonzoso. Hay un video juego inspirado en Gastón, el de la utopía revolucionaria de los juguetes. El video que lo muestra revolver en mano en pleno intento de robo y que lo catapultó a la fama ,tiene varios millones de visitas en todo el mundo. Como si esto fuera poco, el muchacho dijo que alguna vez pensó en matar y que no lo hizo porque tuvo miedo al castigo de Dios. No dijo porque esta prohibido o porque está fuera de la ley. No dijo que le tenía miedo a las autoridades policiales o judiciales. Solo a Dios. Al resto no solamente no le tiene miedo. Se les caga de risa en la cara. Por eso siente tanta impunidad para andar armado como si fuera ese el juguete. Por eso levanta el dedito y acusa a su victima, le dice que se quiere hacer famoso con él. El tema ya lo dijimos muchas veces acá en estos micrófonos. Los delincuentes no le temen a la autoridad. Se burlan de ellos y de todos nosotros. Sergio Berni dijo que hay delincuentes a los que detienen dos o tres veces por mes y que no duran 24 horas en la cárcel. Los jueces los sueltan mas rápidos que un bombero. El secretario de seguridad de la Nación llegó a decir que hay chorros que detuvieron 18 veces. ¿Escuchó bien? 18 veces. Es un delirio único en el mundo. Por eso le dije que es Cambalache segunda parte. ¿Cualquier persona puede salir a robar con un arma en la mano y que no tenga ningún castigo? ¿Estamos todos locos o anestesiados? ¿No se puede sancionar severamente al que empuñe un arma en cualquier lugar público? ¿Eso es mano dura o mano justa? ¿Eso es ser autoritario o humanista?
¿La justicia no debería revisar las excarcelaciones express? ¿Los legisladores creen que estas leyes son suficientes para cuidar la vida de sus compatriotas? ¿La policía y las fuerzas de seguridad tienen las mejores armas, la ética invicta, y la preparación de excelencia que necesitan para combatir al crimen organizado cruzado por el narcotráfico? Pregunta, solo preguntas. No es mucho mas lo que puede hacer un periodista. Preguntas incómodas para iluminar lugares oscuros. Preguntas para exorcisar de una vez por todo eso de que los inmorale nos han igualado.
Cualquiera es un señor, cualquiera en un ladrón. Que falta de respeto y que atropello a la razón.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.