Néstor no se murió – 28 de octubre 2014

- ” Este gobierno instaló la violencia verbal: si no pensas igual, http://colourtherapy.com.au/wp-content/plugins/the-events-calendar/admin-views/widget-admin-list.php sos un enemigo a atacar, destruir y si es posible matar”. ( Marcelo Tinelli)
- “Los opositores, para mi, son enemigos” (Hebe de Bonafini)
- “Lázaro no es socio de Cristina, es su empleado, lo maneja por teléfono” (Eduardo Arnold, ex vice gobernador de Néstor Kirchner)
Detrás de las noticias sobre Marcelo Tinelli, Hebe de Bonafini y Lázaro Báez se pueden descubrir las claves de la decadencia de un gobierno que potencia y multiplica sus peores actitudes a medida que se acerca su final constitucional. Cristina mantiene su iniciativa política mediante volantazos espasmódicos que confunden a su propia tropa, pero sigue firme en su irracionalidad de gestión económica y su vocación de aislamiento autoritario. Es autodestructiva, avanza un paso, pero retrocede dos.
Nada explica cual es su conveniencia en desatar una guerra contra Marcelo Tinelli . ¿Quien salió herido de estas refriegas? Cristina, sin dudas. Confrontar contra el personaje mas popular de la Argentina solo es necesario si se trata de un opositor acérrimo y golpista. Tinelli nunca lo fue. Todo lo contrario. Además de su militancia histórica en el “tinellismo”, el conductor televisivo tuvo una excelente relación con Néstor Kirchner al que lloró abrazado a su viuda el día de su muerte. El matrimonio presidencial cerró la campaña de Cristina 2007 en Bolívar jugando a que jugaban al voley con Tinelli. Hasta hace apenas nueve meses el gobierno estuvo a punto de cerrar un trato con el para hacer un Fútbol para Todos mas profesional y menos panfletario. Máximo Kirchner le bajó el pulgar y esa fue la señal para la que la jauría injuriadora de Diego Gvirtz se dedicara junto con el grupo de tareas de los blogueros K a masacrar al cuervo Tinelli. Menemista, ladrón y cosificador de la mujer fue lo menos que le dijeron a quien hasta media hora antes era el simpático jefe de la televisión popular del entretenimiento. Bonafini lo crucificó. Luis D’Elía lo acusó de ser responsable de la violencia juvenil. La reacción del astro de los 20 puntos de rating ( mas de 25 estadios como los que llenó La Cámpora) fue contundente. Sacó como conclusión que Cristina está de acuerdo con lo que dicen sus voceros mas desprestigiados, que fue elegido como enemigo y aunque descalificó al piquetero y habitual vocero iraní como “negador del holocausto” y violento, aprovechó su programa para fustigar a un gobierno con la demoledora frase con la que comienza esta columna.
Con la estatización de la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo, los Kirchner cierran uno de los círculos mas viciosos de su vida política. Jamas movieron un dedo por los organismos de derechos humanos mientras fueron patrones de Santa Cruz. A Hebe Bonafini no la ayudaron nunca ni con un pasaje de avión para que hicieran algún acto en Río Gallegos. Tanto Néstor y Cristina se lavaron las manos y se enriquecieron mientras otros abogados se jugaban la vida presentando habeas corpus durante la dictadura. Pero ni si quiera en democracia, con Néstor como intendente y gobernador fueron capaces de tener un gesto de ayuda a las Madres cuando las madres no tenían camiseta partidaria y eran un ícono de la lucha pacífica por la verdad y la justicia y en contra de la impunidad del terrorismo de estado.
Después, los Kirchner, hicieron todo lo contrario. Se dieron cuenta que podían utilizar a las Madres y Abuelas como escudos para ocultar su falta de compromiso en esos temas y para tapar la matriz corrupta del estado que instalaron . Descargaron un lluvia de dinero sobre las madres y eso ensució sus pañuelos blancos, envileció su lucha titánica y heróica y la redujo a una Fundación que mas que Sueños compartidos se transformó en una pesadilla para los verdaderos luchadores honrados. Con Hebe como autora intelectual y Sergio Schoklender como autor material, se malversaron fondos, se evadieron impuestos de todo tipo y se hicieron estafas que la justicia castigará mas temprano que tarde.
Las Madres de Plaza de Mayo que nunca habían tocado un peso, que no aceptaron ni la indemnización del estado por la desaparición de sus hijos, de pronto se convirtieron en un lugar oscuro, que interactuaba con cuevas financieras que cambiaban cheques y con un manejo que las hundió en la lógica de los políticos malandras. Como los Kirchner nunca lograron llegar a la estatura moral de lo que fueron las Madres de Plaza de Mayo, de a poco lograron bajarlas a su altura ramplona de usureros del toma y daca y los negocios oscuros.
Solo faltaba igualarlas al caso Ciccone. Estatizar la universidad para limpiar las huellas de la verguenza. Hebe Bonafini cambió los amigos que la ayudaron desinteresadamente por compromisos políticos que la hundieron interesadamente. Abandonó y hasta fustigó a Vicente Zito Lema, Osvaldo Bayer y Magdalena Ruiz Guiñazú, entre otros y se abrazó a Sergio Schoklender, Amado Boudou y Luis D’Elía. Esta todo dicho: cambió la honradez por la mano en la lata.
Liberada de esas buenas relaciones, apeló a su tosudez autoritaria y se convirtió en una maquina de sectarismo. Celebró el genocidio de 5000 personas en las Torres Gemelas, acusó de turros a los miembros de la Corte Suprema y convocó a tomar por asalto los tribunales,
elogió a la ETA y tuvo conceptos antisemitas. Consultada por una radio amiga, Hebe confirmó lo obvio: para ella, no hay oposición. Son todos enemigos.
La empresa de demolición y profanación de emblemas ecuménicos de los Kirchner cometió el peor de los pecados. Enterró en el barro a los relucientes pañuelos blancos. El sentimiento de culpa por no haber contribuído en nada a construir el edificio ético de las Madres, los llevó a dinamitarlo a la vista de todos y con el voto de 132 diputados.
Finalmente, la operación del los fondos Buitre para quebrar a Cristina se hace cada vez mas compleja e inquietante. La extorsión es un delito repudiable pero nadie que no tenga nada que ocultar puede ser extorsionado. Ahora las versiones incluyen no solo a las cuentas de la familia Kirchner en complididad con Lázaro Báez. Hay un fantasma que se agita sobre los trístemente célebres fondos de Santa Cruz. Una fortuna que Néstor fugó al exterior de la que nunca hubo un dato cierto o un papel membretado. Piruetas del destino. Ese dinero que les permitó hacer política y llegar a tres presidencias Kirchner, podría convertirse en la llave que cierre para siempre este ciclo histórico.
Hay que tener la guardia levantada todo el tiempo. No se sabe de qué lado puede venir el mamporro de Cristina contra la libertad de prensa. Los oyentes y nosotros debemos estar atentos y vigilantes. No sabemos hasta donde es capaz de llegar este gobierno en su fanatismo por silenciar a los periodistas que no se arrodillan. No sabemos si se atreverán a intervenir lisa y llanamente esta radio, prostate o TN o Canal 13. ¿ serían capaces de embestir incluso contra el diario Clarín pese a que es de papel y no tiene nada que ver con los medios audiovisuales? ¿ Esta dispuesta Cristina a convertirse en Hugo Chávez? ¿ Su ira ante la mínima de las críticas la puede empujar a cometer la torpeza de la censura mas autoritaria?
La verdad es que en los últimos días pasaron cosas extrañas, inexplicables y sospechosas. Los ataques son de todo tipo y sistemáticos desde hace tiempo contra los periodistas y los medios de comunicación. Eso no es novedad. Es un castigo cotidiano que por momento ya no se soporta por lo reiterado y porque viene desde la cima del poder. Es patoterismo de estado. Pero en los últimos tiempos avanzaron con situaciones concretas. El intento de adecuación por la fuerza y de prepo que proclamó Martín Sabbatella casi desde la clandestinidad porque ocultó sus informes incluso a sus propios camaradas del cristinismo. La presidenta dando datos de encuestas respecto del porcentaje de malas noticias de las radios en obvia referencia a Longobard y Lanata y a todos nuestros compañeros que lideran ampliamente las audiencias. Enseguida Longobardi fue golpeado por un mercenario o profesional que le robó el reloj en una zona como Barrio Parque donde no vuela una mosca sin que sea denunciada por las camaras de televisión o la seguridad privada o los custodios publicos que cuidan embajadas y casas de gente poderosa económicamente. Pero esto no fue todo. Lanata denunció anoche que una camioneta ranger roja siguió a Marcelo durante toda la mañana. Y que su coche fue chocado levemente dos veces como al descuido, casi como un intento de que Marcelo se bajara. Pero hay mas y es mucho mas grave. Estuvieron intentando geolocalizar su telefono un par de días antes. Y lo peor, su página web fue brutalmente jaqueada y puesta fuera de servicio. Mientras eso ocurría diputados ultra k presentaban un proyecto que permite cerrar páginas de internet que contengan comentarios discriminadores lo cual es un grosero intento de controlar los contenidos. Encima pasa cuando los trabajadorores de Campora TV el canal oficialista denuncian censura ideológica y persecusión gremial. Y como si esto fuera poco, ocurre en el mismo momento en que se hackea en internet a Radio Mitre y se intenta ingresar con un grupo de 30 personas a la planta transmisora y donde esta emisora tiene la antena.
Mas claro, hay que echarle agua. Los vuelve loco que Mitre tenga un liderazgo inédito en todos los horarios. Que rompa todos los records de audiencia y que saque una distancia inmensa de sus competidores. Se vuelven locos porque después de 11 años casi con la suma del poder público no han logrado hacer exitoso a ninguno de sus medios chupamedias que nadie ve,. escucha ni lee. Los enferma que los periodistas mas independientes, los que se aferran a la mirada crítica, tienen el respaldo de los auditores y el lectorado, como Eliseo Verón llamaba a los oyentes y lectores. Cuento todo esto porque los rumores que se encendieron en estas horas son nefatos para la libertad de prensa. Dicen que Cristina pegará un puñetazo horroroso y autoritario sobre la mesa. Que tiene muchas ganas de intervenir a esta radio, a TN, a canal 13 e incluso a Clarin. Que no encuentra caminos semi legales y que debe apelar a la manu militari para hacerlo. Que tiene que mantener vivo el relato épico para que su militancia no baje los brazos cuando se pague a los fondos buitres o cuando caigan en la cuenta que el poder se les termina a fin del año que viene con la renovación electoral. El 9 de octubre yo le anticipe en esta columna que
Cristina viene por todo. Ya lo había anunciado y ahora está cumpliendo con su palabra. Viene por todo lo que le ponga límites a su obsesión de convertirse en un mito viviente. Y no le importa si en ese camino se tiene que llevar puesta la libertad de expresión. Liquidar, desguazar, adecuación forzosa. En realidad, quieren rematar a Clarin. Re-matar, es decir, matarlo dos veces si esto es posible.
Cristina no soporta que canal 13, TN o esta radio o el diario La Nación o Perfil, o cientos de colegas hablen de inflación, recesión, inseguridad. Para la reina Cristina esas cosas no existen. Son sensaciones, inventos de los medios. Pero lo que mas la conmueve son las denuncias sobre Lázaro Báez, un testarrerro hecho y derecho, un hombre que se hizo ultramillonario gracias a la complicidad del matrimonio Kirchner y al que podríamos definir como un testaferro de estado. Eso es lo que pone como loca a Cristina.
La presidenta monta en cólera y entra en pánico cuando aparece Lázaro.
¿Que medidas van a tomar? ¿Actuarán con la gendarmería? ¿Desembarcará en estos estudios y Luis D’Elía conducirá D Elia sin filtro en lugar de Lanata? ¿Bloquearán los equipos electrónicos? El principal objetivo es generar pánico, apretar colegas, asustar a los periodistas para que nadie hable. Quieren una censura de prepo. Les espera un nuevo fracaso: la historia demostró que eso es imposible. Nadie puede contra los sueños de libertad de un pueblo. Y la esperanza, siempre, vence al miedo. Aunque Cristina quiera hacer sonar el Clarín y venga por todo.
Todos queremos a Radio Mitre, Nadie quiere una radio Buitre. Pero tampoco una radio pinguina.
Ni los usureros del norte ni los usureros del Sur. Periodismo por la verdad. Eso buscamos.
Hay que tener la guardia levantada todo el tiempo. No se sabe de qué lado puede venir el mamporro de Cristina contra la libertad de prensa. Los oyentes y nosotros debemos estar atentos y vigilantes. No sabemos hasta donde es capaz de llegar este gobierno en su fanatismo por silenciar a los periodistas que no se arrodillan. No sabemos si se atreverán a intervenir lisa y llanamente esta radio, pharmacy o TN o Canal 13. ¿ serían capaces de embestir incluso contra el diario Clarín pese a que es de papel y no tiene nada que ver con los medios audiovisuales? ¿ Esta dispuesta Cristina a convertirse en Hugo Chávez? ¿ Su ira ante la mínima de las críticas la puede empujar a cometer la torpeza de la censura mas autoritaria?
La verdad es que en los últimos días pasaron cosas extrañas, pills inexplicables y sospechosas. Los ataques son de todo tipo y sistemáticos desde hace tiempo contra los periodistas y los medios de comunicación. Eso no es novedad. Es un castigo cotidiano que por momento ya no se soporta por lo reiterado y porque viene desde la cima del poder. Es patoterismo de estado. Pero en los últimos tiempos avanzaron con situaciones concretas. El intento de adecuación por la fuerza y de prepo que proclamó Martín Sabbatella casi desde la clandestinidad porque ocultó sus informes incluso a sus propios camaradas del cristinismo. La presidenta dando datos de encuestas respecto del porcentaje de malas noticias de las radios en obvia referencia a Longobard y Lanata y a todos nuestros compañeros que lideran ampliamente las audiencias. Enseguida Longobardi fue golpeado por un mercenario o profesional que le robó el reloj en una zona como Barrio Parque donde no vuela una mosca sin que sea denunciada por las camaras de televisión o la seguridad privada o los custodios publicos que cuidan embajadas y casas de gente poderosa económicamente. Pero esto no fue todo. Lanata denunció anoche que una camioneta ranger roja siguió a Marcelo durante toda la mañana. Y que su coche fue chocado levemente dos veces como al descuido, ed casi como un intento de que Marcelo se bajara. Pero hay mas y es mucho mas grave. Estuvieron intentando geolocalizar su telefono un par de días antes. Y lo peor, su página web fue brutalmente jaqueada y puesta fuera de servicio. Mientras eso ocurría diputados ultra k presentaban un proyecto que permite cerrar páginas de internet que contengan comentarios discriminadores lo cual es un grosero intento de controlar los contenidos. Encima pasa cuando los trabajadorores de Campora TV el canal oficialista denuncian censura ideológica y persecusión gremial. Y como si esto fuera poco, ocurre en el mismo momento en que se hackea en internet a Radio Mitre y se intenta ingresar con un grupo de 30 personas a la planta transmisora y donde esta emisora tiene la antena.
Mas claro, hay que echarle agua. Los vuelve loco que Mitre tenga un liderazgo inédito en todos los horarios. Que rompa todos los records de audiencia y que saque una distancia inmensa de sus competidores. Se vuelven locos porque después de 11 años casi con la suma del poder público no han logrado hacer exitoso a ninguno de sus medios chupamedias que nadie ve,. escucha ni lee. Los enferma que los periodistas mas independientes, los que se aferran a la mirada crítica, tienen el respaldo de los auditores y el lectorado, como Eliseo Verón llamaba a los oyentes y lectores. Cuento todo esto porque los rumores que se encendieron en estas horas son nefatos para la libertad de prensa. Dicen que Cristina pegará un puñetazo horroroso y autoritario sobre la mesa. Que tiene muchas ganas de intervenir a esta radio, a TN, a canal 13 e incluso a Clarin. Que no encuentra caminos semi legales y que debe apelar a la manu militari para hacerlo. Que tiene que mantener vivo el relato épico para que su militancia no baje los brazos cuando se pague a los fondos buitres o cuando caigan en la cuenta que el poder se les termina a fin del año que viene con la renovación electoral. El 9 de octubre yo le anticipe en esta columna que
Cristina viene por todo. Ya lo había anunciado y ahora está cumpliendo con su palabra. Viene por todo lo que le ponga límites a su obsesión de convertirse en un mito viviente. Y no le importa si en ese camino se tiene que llevar puesta la libertad de expresión. Liquidar, desguazar, adecuación forzosa. En realidad, quieren rematar a Clarin. Re-matar, es decir, matarlo dos veces si esto es posible.
Cristina no soporta que canal 13, TN o esta radio o el diario La Nación o Perfil, o cientos de colegas hablen de inflación, recesión, inseguridad. Para la reina Cristina esas cosas no existen. Son sensaciones, inventos de los medios. Pero lo que mas la conmueve son las denuncias sobre Lázaro Báez, un testarrerro hecho y derecho, un hombre que se hizo ultramillonario gracias a la complicidad del matrimonio Kirchner y al que podríamos definir como un testaferro de estado. Eso es lo que pone como loca a Cristina.
La presidenta monta en cólera y entra en pánico cuando aparece Lázaro.
¿Que medidas van a tomar? ¿Actuarán con la gendarmería? ¿Desembarcará en estos estudios y Luis D’Elía conducirá D Elia sin filtro en lugar de Lanata? ¿Bloquearán los equipos electrónicos? El principal objetivo es generar pánico, apretar colegas, asustar a los periodistas para que nadie hable. Quieren una censura de prepo. Les espera un nuevo fracaso: la historia demostró que eso es imposible. Nadie puede contra los sueños de libertad de un pueblo. Y la esperanza, siempre, vence al miedo. Aunque Cristina quiera hacer sonar el Clarín y venga por todo.
Todos queremos a Radio Mitre, Nadie quiere una radio Buitre. Pero tampoco una radio pinguina.
Ni los usureros del norte ni los usureros del Sur. Periodismo por la verdad. Eso buscamos.
No quiero faltarle el respeto a Néstor Kirchner porque está muerto y no me puede contestar. No quiero ser ofensivo con su familia que ayer lo estuvo recordando a 4 años de su fallecimiento. Frente al dolor por la pérdida de un ser humano hay que ser muy prudente. Ya dije que no hay muerte buena. Y que yo no celebro la muerte de nadie.
Pero tampoco quiero dejar de cumplir con mi tarea que es buscar la verdad siempre desde la mirada crítica hacia todos los poderes. No creo que la desaparición física transforme en ángeles a las personas que en vida no lo fueron. Y en estos días, viagra sale fueron muchos los homenajes y las declaraciones que en su afán de transformar a Néstor en un mito, malversaron la realidad. Los muchachos de La Cámpora cantan que Néstor no se murió, que Néstor vive en el pueblo, la puta madre que lo parió. La ilusión y la metáfora son parte de la militancia. Es lícito para darse ánimo frente a la adversidad. Pero la realidad es que Néstor se murió hace 4 años. Entregó su vida por la patria, murió combatiendo, dijeron varios de sus defensores mas acérrimos. Néstor es Perón, llegó a decir Edgardo Depetri. Aqui hay varias falsificaciones de los hechos que conviene aclarar. Néstor se murió en la cama y producto de una sumatoria de cuestiones médicas que el no atendió. Sus rabietas envenenadas y sus constantes ataques no le dieron paz a su corazón y a su cerebro. Su estado se fue deteriorando y los médicos le advirtieron que debía modificar sus conductas obsesivas e hiperkinéticas. No hay nada de épico ni glorioso en eso de no cuidarse y forzar el cuerpo hasta el límite de lo razonable. Vamos a esperar que la historia y el tiempo vayan poniendo las cosas en su lugar. Yo tengo mi serias dudas de que Néstor viva en el corazón de los argentinos. No tengo registro de que su foto esté colgada en el dormitorio de los mas pobres de los pobres como si estuvieron los retratos de Perón y su caballo pinto y de Evita en esa suerte de estampita rubia con rodete. Tal vez me equivoque pero no lo veo a Néstor en los homenajes de abajo hacia arriba. Todo lo contrario, lo veo celebrado desde arriba, desde el aparato del estado. Por eso todo se bautiza Néstor Kirchner. Represas, calles, avenidas, plazas y hasta cuestiones mas insólitas. Pero todo tiene el empuje y el dinero que baja desde el gobierno.
Muchos dirigentes sobreactúan y exageran las condiciones de Néstor y ocultan sus fracasos para quedar bien con Cristina y ver si pueden mojar algun lugar en las listas o porque quieren salvar su propio pellejo político porque lo apoyaron con fanatismo hasta el último día.
No creo para nada en esa idea que algunos quieren instalar que dice que Cristina es mala pero Néstor era bueno. Creo que ambos formaron un sólido equipo para acumular dinero y poder con una bulimia pocas veces vista. Han sumado millones de dólares y cargos en todos los niveles del estado con una obsesión enfermiza.
Creo que en algun momento la sociedad realizará un balance mas equilibrado de las virtudes y los defectos de Néstor. Lejos del chupamedismo de los Gvirtz y lejos de la oposición ciega a todo lo que pasó en estos años. Ese equilibrio para mirar lo que pasó en esta década nos permitirá ser mas maduros como sociedad para diseñar la década que viene. Es cierto que Néstor tenía mayor habilidad que Cristina como caudillo de los punteros políticos. Es verdad que era astuto para mover las piezas de los intententes y gobernadores y disciplinarlos con látigo o billetera. Era alguien mucho mas pragmático en el manejo de los porotos electorales. Pero eso no lo convierte en estadista ni mucho menos. Cristina ha sido mucho mas dañina que Néstor en lo económico y en la multiplicación del autoritarismo. Su marido fue prolijo en las cuentas fiscales, en los superavit gemelos, nunca jugó con los dólares porque sabía que era jugar con fuego y al principio, con Roberto Lavagna fue cuidadoso de los niveles inflacionarios. Cristina demuestra que la economía se les fue de las manos. Que es un descontrol bañado con un relato presuntamente progresista pero que instaló los peores indicadores en mucho tiempo.
Cristina es peor que Néstor en la construcción política y en la economía. Pero eso no convierte a Néstor en un procer. Los niveles de autoritarismo con intenciones hegemónicas fueron paridos por Néstor y continuados por Cristina. La malversación estadística y las patoteadas de Guillermo Moreno, la edificación de la mayor matriz corrupta de que se tenga memoria en el estado tiene la firma de Néstor en sociedad con Cristina. No creo que Néstor haya sido un santo y Cristina un demonio. Creo que ese matrimonio presidencial tuvo algunos logros en revalorizar la militancia política, en las asignaciones por hijo, en la ley de matrimonio igualitario, en la potencia que se le dió al consumo popular pero que son igualmente responsables de haber instalador el odio y la división entre los argentinos. En el plano de los derechos humanos hay que decir la verdad aunque sea contradictoria. Ese Néstor que bajó el retrato del genocida Videla es el mismo que ignoró el tema de los derechos humanos durante la dictadura y muy avanzada la democracia, mientras fue intendente y gobernador. Hoy dicen las pintadas que Néstor es el viento que todo lo empuja o que el cambio es irreversible. Nublados por la renta que reciben como funcionarios y que muchos temen perder, algunos son capaces de decir que Después de Perón y Néstor viene Máximo. A tanto llega el fanatismo de pensar que alguien que no trabajó nunca ni administró un kiosco pueda manejar los destinos de la Nación. No quiero ser irrespetuoso pero las cosas hay que decirlas. Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. Ni Kirchner fue Perón ni Cristina es Evita y mucho menos, Máximo será su heredero. Y sanseacabó.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.