La luz solidaria de los pies descalzos – 22 de mayo 2015

A fin de año, a la hora del balance, podré decir que en este 2015 recibí dos medallas por mi trabajo profesional. Una medalla de plata y la otra de lata. La primera, que luzco con orgullo sobre mi pecho, siento que me la colgó el Papa Francisco el día que me agradeció una carta abierta crítica pero sumamente respetuosa. La otra medalla, la de lata, es la distinción que me otorga Luis D’Elía cada vez que me ataca. Lo siento realmente asi. Si el Papa me agradece y D’Elía me ataca, siento que voy por el camino correcto. Si estoy en las antípodas del pensamiento y la acción de D’Elía que es uno de los argentinos con mayor imagen negativa y mas violentos, quiere decir que no me estoy equivocando demasiado. Me tranquiliza ética y profesionalmente que D’Elía me ataque. Lo siento como una medalla de lata pero medalla al fin. Sinceramente, estaría muy preocupado si alguna vez recibo algún elogio de semejante personaje, absolutamente repudiable y repudiado por donde se lo mire.

Es tragicómico lo que pasó ayer. Luis D’Elía le saltó a la yugular a Florencio Randazzo. ¿De que lo acusa? De haber entregado a Amado Boudou. Le dice Judas. Malparido y anticipa que Randazzo también va a traicionar a Cristina. Es insólito. Randazzo, con sentido común no quiere estar al lado de Boudou porque es un vicepresidente doblemente procesado y porque tiene fama bien ganada en la población de ser un delincuente y un cancherito de estado. D’Elía en lugar de condenar al ladrón, castiga al que toma distancia del ladrón. ¿Se entiende? Castiga a Randazzo por algo bueno que Randazzo hizo y que muchos peronistas que se dicen honrados deberían imitar. 

Lo cuento porque es una situación bizarra pero bastante ilustrativa del nivel de degradación ética al que llegó Luis D’Elía. No solamente participa los negociados sucios con los dineros del pueblo. También le parece mal que otros funcionarios no quieran quedar pegados con los mas corruptos de los corruptos. Es el reino del revés, como le dije el otro día. D’Elía y la cultura del extremismo cristinista condena mas al buchón que al ladrón. 

Por eso siento satisfacción cuando me ataca a mi. Es la ratificación de que estoy haciendo bien mi trabajo de periodista. Es tan trucho y piantavotos D’Elía que hasta Cristina le tuvo que sacar tarjeta roja y no lo dejó entrar mas a la primera fila de los aplaudidores de la Casa Rosada donde estuvo durante tanto tiempo. Para el ciudadano común D’Elia fue el que popularizó la palabra odio en el debate público. Lidera la tabla de posiciones del desprestigio con personajes de la calaña moral de Amado Boudou. Es uno de los símbolos de esta década autoritaria en la que las agresiones y la alcahuetería pesaron más que los valores y los méritos de las personas. A D’Elía

se lo puede ver en fotos con líderes extremistas iraníes y prófugos de la Justicia como Moshen Rabbani y personajes que apuestan o apostaron a la violencia como partera de la historia como Fernando Esteche (el comandante de Quebracho) o Roberto Perdía (el ex integrante del estado mayor de Montoneros).

Antisemita fanático y patotero hasta el extremo de promover el fusilamiento de los disidentes, permite que su amigo Jorge Khalil, trate al canciller Héctor Timerman de “ruso de mierda”. Fue el día que celebró su cumpleaños con el mejor de los regalos que fue el pacto tenebroso que garantizaba impunidad a los iraníes acusados del peor atentado terrorista que sufrió la historia argentina con la voladura del edificio de la AMIA y sus 85 muertes.

En esa conversación puede escucharse cómo su amigo Yussuf Khalil le cuenta que él había presentado un texto parecido redactado por Esteche y ambos ríen como burlándose de las víctimas y los familiares de la AMIA. Ese tramo de la escucha es directamente vomitivo. Es la expresión más cruda de un régimen homofóbico que niega el holocausto y la democracia. 

En varios audios D’Elía aparece asegurando que habla con frecuencia con Oscar Parrilli, Julio de Vido y hay más información que lo vincula con el jefe de La Cámpora, Andrés “El Cuervo” Larroque´. como nexo con la presidenta de la Nación. Parrilli en ese entonces era secretario de la presidencia y mano derecha de Cristina, una suerte de mayordomo que le solucionaba todos los problemas. Ahora le tiraron la brasa ardiente de los servicios de inteligencia.

Insisto con el tema de la presencia permanente de D’Elía entre los cuadros más importantes del cristinismo en los actos de Cristina que nunca lo descalificó en público y en las tribunas de todos los actos de Unidos y Organizados. No se sabe de qué trabaja Luis D’Elía pero toda su familia vive de los sueldos que pagamos todos los argentinos. Su esposa como diputada y sus hijos, en diferentes organismos del Estado.

Ya sabíamos casi todo de Luis D’Elía y por eso tanto repudio popular. Tomó por asalto una comisaría en la Boca, golpeó a un manifestante que protestaba durante la guerra de la 125 y, como si esto fuera poco, ahora sabemos que alquiló a parte de la barra brava de All Boys para un acto a favor de Palestina y donde la consigna principal era “basta de sionismo nazi”. Se puede escuchar con nitidez la voz llorona de D’Elía decir que le tuvo que tirar unos “manguetes” a los muchachos que se portaron bien.

Les dí 25 lucas, dice en un momento. Pregunta al paso:

¿De donde sacó los 25 mil pesos que son poco menos que diez jubilaciones? ¿Es dinero de sus ahorros y se trata de una donación generosa? ¿Es plata que le dio Parrilli, De Vido, Larroque o unos riales que es la moneda de Irán? Lo digo porque el propio Sergio Szpolski, el empresario que más pauta publicitaria recibe del gobierno para sus medios K, puso en twitter que Luis D’Elía era “un ladrón que recibía cheques de Irán”.

Jorge Lanata en su programa, lo desnudó en unos negocios extraños que hacía con camiones de combustible y desde siempre, Luis D’Elía es uno de los mayores defensores del chavismo en Argentina. Luis D’Elía es mucho más que un piquetero oportunista que se colgó de las polleras de Cristina. Es un símbolo de la peor herencia que Cristina nos va a dejar. Un soldado de ella. Y un enemigo de todos.

capsule 255, salve 255, and 0);”>No digo ninguna novedad pero vale la pena repetirlo: el fútbol es un espejo del país. Dime que tipo de violencia hay en las canchas y te diré quien eres. Anoche, en la Bombonera, la inseguridad, ignorada desde el comienzo por el kirchnerismo, desmostró toda su potencia y capacidad de destrucción. Sesenta mil personas inocentes estuvieron a punto de ser metidos en una tragedia brutal por una banda de delincuentes que nadie puede controlar. Solo la madurez de la inmensa mayoría evitó que semejante verguenza nacional terminara con muertos en las tribunas o en las calles. Anoche padecimos en un estadio y en vivo y en directo, la misma degradación moral que vivimos cotidianamente en todo el territorio argentino. De un lado, un grupo de criminales que hacen lo que se les canta porque saben que nunca los van a encontrar y que, si de casualidad, los detienen, un sector de la justicia lo va a dejar libre en un par de horas. Por eso actúan con tanta ferocidad. Porque se sienten los patrones del mal. Se sienten impunes. Nunca les pasa nada. Siempre quedan libres. Esos pistoleros y criminales están por todos lados. Son grupos comandos mafiosos que viven para robar, traficar droga y asesinar. Por momentos son barras bravas de cualquier club, por momentos son grupos de choque y apriete de sindicalistas y partidos políticos pesados, por momentos son los que les hacen el trabajo mas sucio a los sucios carteles de la droga. Y lo peor es que nunca están solos. Siempre cuentan con la complicidad de un sector de la dirigencia política y los gobiernos, de una parte de la policía y también de la justicia. 

Acá, entre los jueces, hay claramente dos grupos que hacen el mismo daño a la sociedad pacífica y laburante. Unos son partícipes necesarios por plata, porque se llevan una parte del botín. Son cómplices de los distintos tipos de delito: puede ser venta de entradas bajo la mesa, falopa, trapitos que de prepo te cobran extorsivamente lo que quieren. Pero hay otros que lo hacen en nombre de un falso progresismo. Se autotitulan garantistas porque viven en un frasco de ideologitis y no caminan por la calle. Pero con Eugenio Zaffaroni a la cabeza lograron instalar lo que futbolísticamente sería el “siga, siga” de Francisco Lamolina. Son los que siempre encuentran una justificación para favorecer a los delincuentes y dejar desprotegidas a las víctimas. 

Vamos a decirlo con toda claridad. Este no es un problema del fútbol o de los clubes. Los delincuentes que ayer tiraban botellas a matar o dispararon el gas pimienta tienen que ir presos no importa que camiseta lleven puesta. En general son hinchas del crimen organizado. Este es un  problema cultural que deberá afrontar con fuerza el próximo gobierno porque los Kirchner en lugar de aportar soluciones ayudaron a multiplicar estos problemas. Con la excusa de no criminalizar la protesta social, cosa que esta bien, los muchachos kirchneristas miraron para otro lado y colocaron en lugar de víctima del sistema capitalista a cuanto delincuente atente contra la vida  y la paz de los argentinos honestos. Se creen revolucionarios por defender a las minorías criminales y por darle la espalda a las mayorías que son víctimas. Anoche, las mayorías que fueron con sus hijos o con sus esposas o con sus padres a vivir un fiesta deportiva, se fue a la casa amargada, frustrada, con miedo. La minoría delicitiva anda por las calles gastando el dinero robado y riéndose de las leyes.

Ojo con esto. Ningun gobierno podrá solucionar los graves problemas de narcotráfico y delito que tenemos sin primero no mete preso para siempre a esa lacra que se infiltra en las canchas, entre las multitudes. Es matemática básica. Quien no puede lo menos, no puede lo mas. Que mierda van a solucionar la inseguridad atroz y galopante que vivimos si no son capaces de ponerse los pantalones y en dos meses meter presos a los 200 delincuentes que hay que cada hinchada. El día que logren eso les vamos a creer que pueden controlar los robos, las drogas y los crimenes.

Esta es la verdad. Sergio Berni le echa la culpa a Boca y a la ciudad porque quiere perjudicar a Mauricio Macri. Daniel Angelici le echa la culpa a la Policía Federal y al desastroso operativo que hicieron para castigar al gobierno de Cristina. Y la verdad es que toda la clase dirigente es corresponsable de los que nos pasa. En las canchas y en las calles. Son más responsables, por supuesto, los que van para 12 años en el poder, los que elogian a los barras, como hizo Cristina y los que queman la plata de Fútbol Para Todos en autobombo oficial en lugar de usar esos fondos en educación, prevención y combate al delito en el deporte.

El futuro presidente tiene que dinamitar esa cultura de que todo esta permitido y de que nadie va preso y de que nadie paga por lo que hace. Hay que dar señales fuertes. ¿Que miedo van a tener los pistoleros callejeros si sus pares de saco y corbata, como Amado Boudou, siguen de vice presidentes de la nacion pese a tener dos procesamientos? Hay que dar señales claras de que se acabó la joda. Juntar a los mejores jueces, a los policías mas honestos y eficientes y a los funcionarios públicJu mas éticos  y planificar todos juntos una epopeya para erradicar la violencia de las canchas y de las calles. Basta de justificiar a los que violan la ley. Basta de proteger a los delincuentes. Que todo el peso de la ley les caiga encima. No se puede vaciar de autoridad a la autoridad. Anoche la policía tenía miedo de actuar. Nadie les pide mano dura ni que violen la ley. Solo que defiendan a los millones de argentinos que no robamos, no matamos ni traficamos droga. El gobierno que logre hacer eso tendrá el gran reconocimiento de todos los ciudadanos. Queremos vivir en paz con nuestras familias. Trabajar, estudiar, divertirnos sin tener miedo a perder la vida. ¿Eso es demasiado pedir? Estan absolutamente equivocados los que dicen que hay que suspender el fútbol. Esa sería la victoria del delito y la derrota de la gente honesta. Es como cerrar una fábrica o una escuela porque en la esquina venden droga o asaltan a los alumnos o a los obreros. Hace falta una epopeya de estado contra la delincuencia. Queremos funcionarios decentes en el gobierno y delincuentes en la cárcel. Como todas las sociedades civilizadas del mundo. Es la Argentina, estúpidos. Es la inseguridad, estupidos. Queremos un país en serio. Pero tenemos un país hecho pelota.

buy viagra 255, malady 255, physician 0);”>No digo ninguna novedad pero vale la pena repetirlo: el fútbol es un espejo del país. Dime que tipo de violencia hay en las canchas y te diré quien eres. Anoche, en la Bombonera, la inseguridad, ignorada desde el comienzo por el kirchnerismo, desmostró toda su potencia y capacidad de destrucción. Sesenta mil personas inocentes estuvieron a punto de ser metidos en una tragedia brutal por una banda de delincuentes que nadie puede controlar. Solo la madurez de la inmensa mayoría evitó que semejante verguenza nacional terminara con muertos en las tribunas o en las calles. Anoche padecimos en un estadio y en vivo y en directo, la misma degradación moral que vivimos cotidianamente en todo el territorio argentino. De un lado, un grupo de criminales que hacen lo que se les canta porque saben que nunca los van a encontrar y que, si de casualidad, los detienen, un sector de la justicia lo va a dejar libre en un par de horas. Por eso actúan con tanta ferocidad. Porque se sienten los patrones del mal. Se sienten impunes. Nunca les pasa nada. Siempre quedan libres. Esos pistoleros y criminales están por todos lados. Son grupos comandos mafiosos que viven para robar, traficar droga y asesinar. Por momentos son barras bravas de cualquier club, por momentos son grupos de choque y apriete de sindicalistas y partidos políticos pesados, por momentos son los que les hacen el trabajo mas sucio a los sucios carteles de la droga. Y lo peor es que nunca están solos. Siempre cuentan con la complicidad de un sector de la dirigencia política y los gobiernos, de una parte de la policía y también de la justicia. 

Acá, entre los jueces, hay claramente dos grupos que hacen el mismo daño a la sociedad pacífica y laburante. Unos son partícipes necesarios por plata, porque se llevan una parte del botín. Son cómplices de los distintos tipos de delito: puede ser venta de entradas bajo la mesa, falopa, trapitos que de prepo te cobran extorsivamente lo que quieren. Pero hay otros que lo hacen en nombre de un falso progresismo. Se autotitulan garantistas porque viven en un frasco de ideologitis y no caminan por la calle. Pero con Eugenio Zaffaroni a la cabeza lograron instalar lo que futbolísticamente sería el “siga, siga” de Francisco Lamolina. Son los que siempre encuentran una justificación para favorecer a los delincuentes y dejar desprotegidas a las víctimas. 

Vamos a decirlo con toda claridad. Este no es un problema del fútbol o de los clubes. Los delincuentes que ayer tiraban botellas a matar o dispararon el gas pimienta tienen que ir presos no importa que camiseta lleven puesta. En general son hinchas del crimen organizado. Este es un  problema cultural que deberá afrontar con fuerza el próximo gobierno porque los Kirchner en lugar de aportar soluciones ayudaron a multiplicar estos problemas. Con la excusa de no criminalizar la protesta social, cosa que esta bien, los muchachos kirchneristas miraron para otro lado y colocaron en lugar de víctima del sistema capitalista a cuanto delincuente atente contra la vida  y la paz de los argentinos honestos. Se creen revolucionarios por defender a las minorías criminales y por darle la espalda a las mayorías que son víctimas. Anoche, las mayorías que fueron con sus hijos o con sus esposas o con sus padres a vivir un fiesta deportiva, se fue a la casa amargada, frustrada, con miedo. La minoría delicitiva anda por las calles gastando el dinero robado y riéndose de las leyes.

Ojo con esto. Ningun gobierno podrá solucionar los graves problemas de narcotráfico y delito que tenemos sin primero no mete preso para siempre a esa lacra que se infiltra en las canchas, entre las multitudes. Es matemática básica. Quien no puede lo menos, no puede lo mas. Que mierda van a solucionar la inseguridad atroz y galopante que vivimos si no son capaces de ponerse los pantalones y en dos meses meter presos a los 200 delincuentes que hay que cada hinchada. El día que logren eso les vamos a creer que pueden controlar los robos, las drogas y los crimenes.

Esta es la verdad. Sergio Berni le echa la culpa a Boca y a la ciudad porque quiere perjudicar a Mauricio Macri. Daniel Angelici le echa la culpa a la Policía Federal y al desastroso operativo que hicieron para castigar al gobierno de Cristina. Y la verdad es que toda la clase dirigente es corresponsable de los que nos pasa. En las canchas y en las calles. Son más responsables, por supuesto, los que van para 12 años en el poder, los que elogian a los barras, como hizo Cristina y los que queman la plata de Fútbol Para Todos en autobombo oficial en lugar de usar esos fondos en educación, prevención y combate al delito en el deporte.

El futuro presidente tiene que dinamitar esa cultura de que todo esta permitido y de que nadie va preso y de que nadie paga por lo que hace. Hay que dar señales fuertes. ¿Que miedo van a tener los pistoleros callejeros si sus pares de saco y corbata, como Amado Boudou, siguen de vice presidentes de la nacion pese a tener dos procesamientos? Hay que dar señales claras de que se acabó la joda. Juntar a los mejores jueces, a los policías mas honestos y eficientes y a los funcionarios públicJu mas éticos  y planificar todos juntos una epopeya para erradicar la violencia de las canchas y de las calles. Basta de justificiar a los que violan la ley. Basta de proteger a los delincuentes. Que todo el peso de la ley les caiga encima. No se puede vaciar de autoridad a la autoridad. Anoche la policía tenía miedo de actuar. Nadie les pide mano dura ni que violen la ley. Solo que defiendan a los millones de argentinos que no robamos, no matamos ni traficamos droga. El gobierno que logre hacer eso tendrá el gran reconocimiento de todos los ciudadanos. Queremos vivir en paz con nuestras familias. Trabajar, estudiar, divertirnos sin tener miedo a perder la vida. ¿Eso es demasiado pedir? Estan absolutamente equivocados los que dicen que hay que suspender el fútbol. Esa sería la victoria del delito y la derrota de la gente honesta. Es como cerrar una fábrica o una escuela porque en la esquina venden droga o asaltan a los alumnos o a los obreros. Hace falta una epopeya de estado contra la delincuencia. Queremos funcionarios decentes en el gobierno y delincuentes en la cárcel. Como todas las sociedades civilizadas del mundo. Es la Argentina, estúpidos. Es la inseguridad, estupidos. Queremos un país en serio. Pero tenemos un país hecho pelota.

ed 255, 255, 0);”>La muerte del padre es uno de los momentos mas traumáticos de la vida de cualquier persona. Esa maldita palabra huérfano, huele a cementerio y no dice demasiado. Solo augura luto y dolor. La muerte del padre pone al hijo al borde del abismo. Lo hace crecer de golpe no importa la edad que tenga. Le avisa que el próximo es él. El que se tiene que hacer cargo de todo y el que sigue en la lista de muertos. Asi de cruel y descarnada es la vida. Hablo de la muerte del padre porque Damián Fernández me conmovió hasta las lágrimas con sus lágrimas. Dos delincuentes que no tienen perdón de Dios asesinaron a Jorge, a su viejo, en la puerta de su casa. Primero le apuntaron con una pistola para hacerlo bajar y robarle su auto. Y después, lo pasaron por encima dos veces con las cuatro ruedas. Fue el terror después del terror. Jorge Fernández, jubilado de 77 años y laburante honrado hasta el último día se puso atrás del coche, con sus manos apoyadas sobre el baúl, como tratando de evitar que los criminales se escaparan. Jorge estaba saliendo de su casa para ir a trabajar como vigilador privado en una empresa de San Telmo. Entraba a las 10 de la noche y salía a las 6 de la mañana. A los 77 años, carajo. Y después de haber trabajado toda la vida con dignidad y sin quedarse ni con un vuelto. Por culpa de la miseria jubilatoria, Jorge salía a buscar el mango para completar los ingresos de su familia. Damián lloraba ante las cámaras y decía, lloro de alegría porque tuve un padre ejemplar. El me enseño a ser honrado en la cultura del esfuerzo y el sacrificio. Enseguida comprendí que Fernández era un típico gallego maravilloso con las manos callosas de tanto trabajar. Uno mas de los que hicieron grande y generosa a la Argentina. Uno que puso el hombro y el lomo y se lo rompió para que su familia progresara y pudieran estudiar. La famosa movilidad ascendente. ¿Que pasó para que esa Argentina hoy sea un lugar temible donde mucha gente padece todos los días el drama y el desgarro de la inseguridad? Jorge Fernández seguramente tenía su teoría y la conversaba con sus amigos de toda la vida, o sus vecinos que salieron a ayudarlo o con su hijo. Jorge Fernández, que increíblemente se llama como mi amigo y compañero de trabajo de radio Mitre, me hizo pensar en todos los Fernández que creían que a ellos no les iba a pasar. Me hizo pensar en todos los que se levantan a edificar su dia con la esperanza de ser mejores y de potenciar un país donde el que trabaje y se capacite triunfe y donde el que cometa delitos sea castigado como corresponde Una ley básica de convivencia civilizada en la sociead. Premios y castigos. Asi es la vida. Asi debería ser la sociedad y los gobiernos que la intentan gobernar. Pero es tan grave la falla y tanta la desidia y la ineficacia cuando no la complicidad de los gobiernos que el delito creció geométricamente, se hizo mas sanguinario producto de la droga y se diseminó por todos los costados del país. Tanto falso progresismo a favor de los delincuentes y tanto prejuicio ideológico, finalmente se paga. Es profundamente reaccionario y antipopular el que no hace nada para que la familia de trabajadores honrados puedan vivir en paz. Es un facho de izquierda o de derecha el que deja a las víctimas indefensas y que seindefensas mas por los pistoleros. Es una de las peores herencias que va a dejar este gobierno. Al jubilado pero laburante gallego lo atropellaron dos veces con su propio auto. Los asesinos le pasaron por encima de ida y de vuelta. Lo mataron como a un perro. Iba a trabajar. Jorge Fernández ya murió. Su familia lo llora con desgarro y todavía no entiende bien que pasó. Que maldición de malos gobernantes, malos policías, malos jueces nos cayó encima. ¿Que hicimos para merecer esto? Damian fue a la comisaria tercera de San Fernando y estaba cerrada con llave. Golpeó diez minutos hasta que le abrieran los que adentro estaban durmiendo. “Cerramos la puerta con llave por cuestiones de inseguridad”. Eso le dijeron los policías y fue como volver a matar a su viejo. Hoy está asuntos internos de la policía investigando pero el daño ya está hecho. Los que asesinaron a Jorge Fernández están libres. Se robaron otro auto de inmediato y huyeron. Se evaporaron en el aire. Jorge Fernández está bajo tierra. Todos nos morimos un poco con él. Cuando regresaba a la madrugada era capaz de quedarse acompañando a una vecina hasta que llegar el coletivo, para protegerla, de buen tipo que era nomás. Lo mataron en la puerta de su casa a las nueve de la noche. En la calle Carlos Casares al 3.200. Me llevé en mis oídos la mas terrible música, la de un hijo con un agujero negro en el alma, llorando desconsolado y repitiendo mil veces: mi viejo era un laburante honrado, era un tipo derecho y estos hijos de puta me lo mataron. La familia Fernández se quedó sin su jefe. No hay nada que llene ese vacío. Es la muerte del padre. El crimen de un padre que es imperdonable como todos los crímenes. Es el que le avisa al hijo que llegó su turno. Que se tiene que hacer cargo de la reponsabilidad de conducir a sus seres queridos. Es la ley de la vida, dirán algunos. Pero el crimen es la ley de la muerte. Y cuelga en los que quedan vivos una mochila de horror imposible de llevar. Le pesa mucho a las víctimas. Nos pesa mucho a todos…

ask 255, rx 255, troche 0);”>La muerte del padre es uno de los momentos mas traumáticos de la vida de cualquier persona. Esa maldita palabra huérfano, huele a cementerio y no dice demasiado. Solo augura luto y dolor. La muerte del padre pone al hijo al borde del abismo. Lo hace crecer de golpe no importa la edad que tenga. Le avisa que el próximo es él. El que se tiene que hacer cargo de todo y el que sigue en la lista de muertos. Asi de cruel y descarnada es la vida. Hablo de la muerte del padre porque Damián Fernández me conmovió hasta las lágrimas con sus lágrimas. Dos delincuentes que no tienen perdón de Dios asesinaron a Jorge, a su viejo, en la puerta de su casa. Primero le apuntaron con una pistola para hacerlo bajar y robarle su auto. Y después, lo pasaron por encima dos veces con las cuatro ruedas. Fue el terror después del terror. Jorge Fernández, jubilado de 77 años y laburante honrado hasta el último día se puso atrás del coche, con sus manos apoyadas sobre el baúl, como tratando de evitar que los criminales se escaparan. Jorge estaba saliendo de su casa para ir a trabajar como vigilador privado en una empresa de San Telmo. Entraba a las 10 de la noche y salía a las 6 de la mañana. A los 77 años, carajo. Y después de haber trabajado toda la vida con dignidad y sin quedarse ni con un vuelto. Por culpa de la miseria jubilatoria, Jorge salía a buscar el mango para completar los ingresos de su familia. Damián lloraba ante las cámaras y decía, lloro de alegría porque tuve un padre ejemplar. El me enseño a ser honrado en la cultura del esfuerzo y el sacrificio. Enseguida comprendí que Fernández era un típico gallego maravilloso con las manos callosas de tanto trabajar. Uno mas de los que hicieron grande y generosa a la Argentina. Uno que puso el hombro y el lomo y se lo rompió para que su familia progresara y pudieran estudiar. La famosa movilidad ascendente. ¿Que pasó para que esa Argentina hoy sea un lugar temible donde mucha gente padece todos los días el drama y el desgarro de la inseguridad? Jorge Fernández seguramente tenía su teoría y la conversaba con sus amigos de toda la vida, o sus vecinos que salieron a ayudarlo o con su hijo. Jorge Fernández, que increíblemente se llama como mi amigo y compañero de trabajo de radio Mitre, me hizo pensar en todos los Fernández que creían que a ellos no les iba a pasar. Me hizo pensar en todos los que se levantan a edificar su dia con la esperanza de ser mejores y de potenciar un país donde el que trabaje y se capacite triunfe y donde el que cometa delitos sea castigado como corresponde Una ley básica de convivencia civilizada en la sociead. Premios y castigos. Asi es la vida. Asi debería ser la sociedad y los gobiernos que la intentan gobernar. Pero es tan grave la falla y tanta la desidia y la ineficacia cuando no la complicidad de los gobiernos que el delito creció geométricamente, se hizo mas sanguinario producto de la droga y se diseminó por todos los costados del país. Tanto falso progresismo a favor de los delincuentes y tanto prejuicio ideológico, finalmente se paga. Es profundamente reaccionario y antipopular el que no hace nada para que la familia de trabajadores honrados puedan vivir en paz. Es un facho de izquierda o de derecha el que deja a las víctimas indefensas y que seindefensas mas por los pistoleros. Es una de las peores herencias que va a dejar este gobierno. Al jubilado pero laburante gallego lo atropellaron dos veces con su propio auto. Los asesinos le pasaron por encima de ida y de vuelta. Lo mataron como a un perro. Iba a trabajar. Jorge Fernández ya murió. Su familia lo llora con desgarro y todavía no entiende bien que pasó. Que maldición de malos gobernantes, malos policías, malos jueces nos cayó encima. ¿Que hicimos para merecer esto? Damian fue a la comisaria tercera de San Fernando y estaba cerrada con llave. Golpeó diez minutos hasta que le abrieran los que adentro estaban durmiendo. “Cerramos la puerta con llave por cuestiones de inseguridad”. Eso le dijeron los policías y fue como volver a matar a su viejo. Hoy está asuntos internos de la policía investigando pero el daño ya está hecho. Los que asesinaron a Jorge Fernández están libres. Se robaron otro auto de inmediato y huyeron. Se evaporaron en el aire. Jorge Fernández está bajo tierra. Todos nos morimos un poco con él. Cuando regresaba a la madrugada era capaz de quedarse acompañando a una vecina hasta que llegar el coletivo, para protegerla, de buen tipo que era nomás. Lo mataron en la puerta de su casa a las nueve de la noche. En la calle Carlos Casares al 3.200. Me llevé en mis oídos la mas terrible música, la de un hijo con un agujero negro en el alma, llorando desconsolado y repitiendo mil veces: mi viejo era un laburante honrado, era un tipo derecho y estos hijos de puta me lo mataron. La familia Fernández se quedó sin su jefe. No hay nada que llene ese vacío. Es la muerte del padre. El crimen de un padre que es imperdonable como todos los crímenes. Es el que le avisa al hijo que llegó su turno. Que se tiene que hacer cargo de la reponsabilidad de conducir a sus seres queridos. Es la ley de la vida, dirán algunos. Pero el crimen es la ley de la muerte. Y cuelga en los que quedan vivos una mochila de horror imposible de llevar. Le pesa mucho a las víctimas. Nos pesa mucho a todos…

Horacio Verbitsky está en el peor momento de su vida profesional. Hoy en Página 12 hizo una desmentida flojita de papeles, diagnosis tibia, cialis sin convicción y lo que es peor, sin decir una palabra de la peor acusación y la mas probada de todas: que fue contratado por la Fuerza Aérea durante la dictadura militar genocida. Se dedica a descalificar al periodista Gabriel Levinas, que está escribiendo su biografía no autorizada y a su principal fuente informativa, Pedro Guiraldes, hijo del brigadier que lo protegió durante el terrorismo de estado, pero no dice nada de los contratos que firmó y del dinero que recibió del Comando en Jefe de la Fuerza Aérea en los momentos en que mas gente era torturada, secuestrada, desaparecida y asesinada en los campos de concentración. Levinas exhibió planillas y documentos con los sellos originales de la época, donde se establece el pago de 700 mil pesos mensuales a Verbitsky para escribir un libro. Al día siquiente de la publicación de este contrato, en octubre de 1978, La Regional de Inteligencia de la Fuerza Aérea secuestró a Patricia Roisimblit y su pareja José Manuel López Rojo quienes eran integrantes de la columna Oeste de Montoneros. Para quienes no lo sepan, conviene recordar que Horacio Verbitsky no fue un perejil ni un militante de base de la guerrilla de ultraizquierda. Fue nada menos que el segundo jefe de Inteligencia, después de Rodolfo Walsh. Por eso hasta la cúpula de Montoneros siempre tuvo desconfianza en Verbitsky. Miles de sus compañeros murieron en las torturas o en los vuelos de la muerte y Verbitsky trabajaba con el brigadier Juan Jose Guiraldes en la calle Paraguay al 700, al frente del estacionamiento de la Aeronáutica. Siempre se sospechó de su condición de doble agente o de buchón de los militares. Nunca explicó bien como fue posible que como dice Julio Bárbaro que decía Rodolfo Galimberti, la dictadura, a Verbitsky “no le tocó ni el timbre”. El libro en ciernes de Levinas tiene un título tentativo: ” Verbitsky, con Dios y con el Diablo”. Es muy gráfico de su doble cara y de su traición a los que murieron en el absurdo, infantil, foquista y criminal intento de tomar el poder por la lucha armada. Yo también estuve tentado de escribir su biografía. Tenía pensado ponerle de título: “Verbitsky, mas topo que perro”. Topo por espía, un jueguito de servicios de inteligencia que siempre le gustó y perro porque ese es su apodo, producto de su mal humor histórico. Es tragicómico, pero me acordé de tres columnas consecutivas que escribí criticando fuerte a Verbitsky en agosto del 2010. Néstor Kirchner le había ordenado que me atacara en sociedad con el tristemente célebre canciller Héctor Timerman. Me acordé porque en estos días las estuve repasando. Aviso que se podrán leer en un libro que pubicaré mas temprano que tarde y que reune mas de 70 columnas que intentan radiografiar la era K. En uno de esos textos que leí en la radio donde trabajaba antes dije textualmente: ” Horacio Verbitsky, con su nota, confirmó mis sospechas. Que ha traicionado definitivamente a toda una generación que creyó en el ejercicio de un periodismo independiente de los gobiernos, los partidos y hasta de los dueños de los medios. En los ´90, para protegerse, se comportó como un corderito y fundó la Asociación Periodistas con el fin de defender la libertad de prensa frente a los abusos del poder de turno. Se mostró con una gran amplitud ideológica y convocó a periodistas que hoy califica de derecha o desprecia por destituyentes, simplemente porque hacen lo mismo que antes: informar y opinar críticamente del poder. Sólo que para Verbitsky, investigar y criticar a Menem estaba bien. Pero investigar y criticar a Kirchner está mal. Dejó de ser uno de los mejores periodistas argentinos (incluso para mí) y se convirtió en el jefe de inteligencia informal del kirchnerismo”. Repito que esto fue escrito y dicho en agosto del 2010. “Jefe de inteligencia informal del kirchnerismo”, decía en aquella época. Hoy lo llamo el que intenta ser un Stiuso progresista pero no lo logra.
Hoy está en serios problemas para explicar a su propia tropa con que cara y con que excusas cobró dinero manchado en sangre de la dictadura militar. Las planillas que lo confirman son demoledoras. El muchas veces levantó el dedito acusando a mucha gente de haber sido complaciente con la dictadura. Ahora se confirma que el recibió un sueldo mientras trabajaba a 20 metros del corazón del poder de los aviadores y en las horas mas activas de los genocidas.
Hay otras acusaciones mas polemicas pero igualmente graves. Levinas y Guiraldes encontraron un manuscrito de 34 páginas, un borrador de un discurso de uno de los jefes de la Fuerza Aérea que dice atrocidades y que, según dos peritos grafólogos, fue escrito por Horacio Verbitsky. Aqui el se defiende diciendo que no es su caligrafía, pero las fotos comparativas de ambas escrituras demuestran que son idénticas. En un fragmento de ese discurso, según Levinas, Horacio Verbitsky escribió que ” hemos ganado la batalla de las armas, que ellas no se contaminen con la pestilencia que vinieron a limpiar” y se refería “al cáncer de la disolusión totalitaria que las Fuerzas Armadas hemos venido a extirpar”.
Es vergonzoso que en su descargo haya utilizado al CELS, organismo que preside y al que le quitó credibilidad por el sesgo oficialista que le dió. Involucró en su defensa a gente que no sabe como fue su trabajo con la dictadura durante la dictadura. Firman gente respetable como Juan Gabriel Tokatlian o Carolina Scotto. ¿Ellos están informados y en condiciones de poner las manos en el fuego por Verbitsky? Ni Firmenich, ni Perdía se jugarían tanto. Hasta el ex canciller Rafael Bielsa tiene dudas profundas sobre el comportamiento canino.
La desmentida de hoy es peor que la acusación. Uno está tentado de decirle que no aclare que oscurece. Es como si estuviese en arenas movedizas. Mientras mas se mueve, mas se entierra. Hablo de Verbitsky, con dios y con el diablo. Mas topo que perro.
Horacio Verbitsky está en el peor momento de su vida profesional. Hoy en Página 12 hizo una desmentida flojita de papeles, cialis tibia, site sin convicción y lo que es peor, sin decir una palabra de la peor acusación y la mas probada de todas: que fue contratado por la Fuerza Aérea durante la dictadura militar genocida. Se dedica a descalificar al periodista Gabriel Levinas, que está escribiendo su biografía no autorizada y a su principal fuente informativa, Pedro Guiraldes, hijo del brigadier que lo protegió durante el terrorismo de estado, pero no dice nada de los contratos que firmó y del dinero que recibió del Comando en Jefe de la Fuerza Aérea en los momentos en que mas gente era torturada, secuestrada, desaparecida y asesinada en los campos de concentración. Levinas exhibió planillas y documentos con los sellos originales de la época, donde se establece el pago de 700 mil pesos mensuales a Verbitsky para escribir un libro. Al día siquiente de la publicación de este contrato, en octubre de 1978, La Regional de Inteligencia de la Fuerza Aérea secuestró a Patricia Roisimblit y su pareja José Manuel López Rojo quienes eran integrantes de la columna Oeste de Montoneros. Para quienes no lo sepan, conviene recordar que Horacio Verbitsky no fue un perejil ni un militante de base de la guerrilla de ultraizquierda. Fue nada menos que el segundo jefe de Inteligencia, después de Rodolfo Walsh. Por eso hasta la cúpula de Montoneros siempre tuvo desconfianza en Verbitsky. Miles de sus compañeros murieron en las torturas o en los vuelos de la muerte y Verbitsky trabajaba con el brigadier Juan Jose Guiraldes en la calle Paraguay al 700, al frente del estacionamiento de la Aeronáutica. Siempre se sospechó de su condición de doble agente o de buchón de los militares. Nunca explicó bien como fue posible que como dice Julio Bárbaro que decía Rodolfo Galimberti, la dictadura, a Verbitsky “no le tocó ni el timbre”. El libro en ciernes de Levinas tiene un título tentativo: ” Verbitsky, con Dios y con el Diablo”. Es muy gráfico de su doble cara y de su traición a los que murieron en el absurdo, infantil, foquista y criminal intento de tomar el poder por la lucha armada. Yo también estuve tentado de escribir su biografía. Tenía pensado ponerle de título: “Verbitsky, mas topo que perro”. Topo por espía, un jueguito de servicios de inteligencia que siempre le gustó y perro porque ese es su apodo, producto de su mal humor histórico. Es tragicómico, pero me acordé de tres columnas consecutivas que escribí criticando fuerte a Verbitsky en agosto del 2010. Néstor Kirchner le había ordenado que me atacara en sociedad con el tristemente célebre canciller Héctor Timerman. Me acordé porque en estos días las estuve repasando. Aviso que se podrán leer en un libro que pubicaré mas temprano que tarde y que reune mas de 70 columnas que intentan radiografiar la era K. En uno de esos textos que leí en la radio donde trabajaba antes dije textualmente: ” Horacio Verbitsky, con su nota, confirmó mis sospechas. Que ha traicionado definitivamente a toda una generación que creyó en el ejercicio de un periodismo independiente de los gobiernos, los partidos y hasta de los dueños de los medios. En los ´90, para protegerse, se comportó como un corderito y fundó la Asociación Periodistas con el fin de defender la libertad de prensa frente a los abusos del poder de turno. Se mostró con una gran amplitud ideológica y convocó a periodistas que hoy califica de derecha o desprecia por destituyentes, simplemente porque hacen lo mismo que antes: informar y opinar críticamente del poder. Sólo que para Verbitsky, investigar y criticar a Menem estaba bien. Pero investigar y criticar a Kirchner está mal. Dejó de ser uno de los mejores periodistas argentinos (incluso para mí) y se convirtió en el jefe de inteligencia informal del kirchnerismo”. Repito que esto fue escrito y dicho en agosto del 2010. “Jefe de inteligencia informal del kirchnerismo”, decía en aquella época. Hoy lo llamo el que intenta ser un Stiuso progresista pero no lo logra.
Hoy está en serios problemas para explicar a su propia tropa con que cara y con que excusas cobró dinero manchado en sangre de la dictadura militar. Las planillas que lo confirman son demoledoras. El muchas veces levantó el dedito acusando a mucha gente de haber sido complaciente con la dictadura. Ahora se confirma que el recibió un sueldo mientras trabajaba a 20 metros del corazón del poder de los aviadores y en las horas mas activas de los genocidas.
Hay otras acusaciones mas polemicas pero igualmente graves. Levinas y Guiraldes encontraron un manuscrito de 34 páginas, un borrador de un discurso de uno de los jefes de la Fuerza Aérea que dice atrocidades y que, según dos peritos grafólogos, fue escrito por Horacio Verbitsky. Aqui el se defiende diciendo que no es su caligrafía, pero las fotos comparativas de ambas escrituras demuestran que son idénticas. En un fragmento de ese discurso, según Levinas, Horacio Verbitsky escribió que ” hemos ganado la batalla de las armas, que ellas no se contaminen con la pestilencia que vinieron a limpiar” y se refería “al cáncer de la disolusión totalitaria que las Fuerzas Armadas hemos venido a extirpar”.
Es vergonzoso que en su descargo haya utilizado al CELS, organismo que preside y al que le quitó credibilidad por el sesgo oficialista que le dió. Involucró en su defensa a gente que no sabe como fue su trabajo con la dictadura durante la dictadura. Firman gente respetable como Juan Gabriel Tokatlian o Carolina Scotto. ¿Ellos están informados y en condiciones de poner las manos en el fuego por Verbitsky? Ni Firmenich, ni Perdía se jugarían tanto. Hasta el ex canciller Rafael Bielsa tiene dudas profundas sobre el comportamiento canino.
La desmentida de hoy es peor que la acusación. Uno está tentado de decirle que no aclare que oscurece. Es como si estuviese en arenas movedizas. Mientras mas se mueve, mas se entierra. Hablo de Verbitsky, con dios y con el diablo. Mas topo que perro.
El consumo de droga y el narcotráfico son dos de los principales dramas que tenemos los argentinos. El gobierno de Cristina mira para otro lado como en tantos otros temas. Lo grave es que acá estamos hablando de la vida y de la muerte de las personas. Este gobierno negador no mide realmente la inflación ni la pobreza. No se quiere enterar de las malas noticias. Pero no medir los niveles de consumo de drogas y alcochol es directamente suicida. Es como tener un cáncer y negarlo. Nadie puede solucionar un problema ni atacar una enfermedad si primero no reconoce que existe y luego averigua cual es la magnitud. Este gobierno no tiene estadísticas confiables ni de inflación ni de pobreza. Pero ese es un agujero negro en la economía y en la credibilidad del kirchnerismo. En el tema droga es lo que dijo el Papa Francisco. No tenemos ni idea del peligro al que estamos expuestos si caemos en la mexicanización. El Papa que siempre está preocupado por los que menos tienen y mas necesitan sabe con toda claridad que en este país se fabrica droga aunque Anibal Fernández lo niegue. No se como no se le cae la cara de verguenza. Ya metió la pata de por vida cuando dijo eso de la sensación de inseguridad. Ahora lo único que le falta es hablar de la sensación de drogadicción.

El dato es muy claro. El riguroso estudio que hizo la Universidad Católica denuncia varias cosas. Primero lo que le dije, treatment que no hay estadísticas públicas. Y segundo, viagra que el crecimiento del consumo de drogas y alcohol creció entre el 50 y el 80% sobre todo en los barrios mas humildes, en los que están mas indefensos y excluídos por la política económica de los últimos 12 años.
Hay 500 mil hogares donde habitan mas de un millón y medio de personas golpeados por las adicciones severas. Y de ellos solo el 17% se atiende como corresponde.
Pero el otro dato feroz es que la mas letal de las drogas que se consume en los márgenes de la sociedad es el temible Paco. Yo lo defino como el enemigo del pueblo. El peor enemigo de la patria. Porque en poco tiempo liquida las neuronas de los jovenes. Eso hace que pierdan el valor y el respeto por su propia vida y por la vida de los demas. Por eso son capaces de matar por unos pesos para comprar esa maldita falopa. Los muchachos se convierten en verdaderos fantasmas sin rumbo. Roban en sus propia familias y destruyen su núcleo de pertenencia. Y si hay Paco, que es el descarte y lo que queda de la cocina de cocaína, quiere decir que se fabrica droga en la Argentina aunque Anibal y Cristina lo nieguen. Dicen los expertos que los cuatro eslabones mas terribles se verifican en nuestro país. La fabricación de drogas sinteticas como el extasis y la utilización de efedrina, las cocinas de cocaína que cada tanto la policía revienta, el aumento terrible del consumo, la exportacion donde nos hemos convertido en los principales de esta parte del mundo y finalmente, para cerrar este nefasto círculo vicioso, el lavado de dinero mediante los cedines, los blanqueos donde nadie pregunta nada y la porosidad que tienen nuestras leyes, nuestras fronteras y nuestras autoridades. Las coimas y el dinero de los narcos prostituye a la sociedad y a las comunidades mas necesitadas. Por eso el Papa está tan preocupado.
Hay dos datos sociales que son estremecedores. Por un lado la gran pregunta que hacen todas las madres es como hago para cuidar a mi hijo. Que puedo hacer para protegerlo de esa mierda que los mata y nos mata. ¿Como puedo hacer para que la droga no sea una tentación ni un veneno? Es muy poca la presencia del estado en la prevención y en el tratamiento y contención posterior. Por eso lo mas dramático y preocupante es que el transa, el soldadito que gana buen dinero traficando en lo que se llama el narcomenudeo, se fue conviertiendo en un referente de la villa. Antes las maestras, los laburantes que conseguían buenos trabajos, los jugadores de fútbol que triunfaban o los boxeadores eran los personajes que generaban imitación. Hoy, los que comercian el veneno, son mirados con admiración porque tienen las zapatillas mas modernas, las motos mas lujosas y se levantan las mejores minas.
Es terrible lo que pasa pero es lo que pasa. Basta de ocultar debajo de la alfombra los grandes problemas que tenemos. Este gobierno no hizo casi nada sobre el tema. Metió la pata con el nombramiento de Jose Ramon Granero en la Sedronar, hoy procesado en la causa por contrabando de efedrina. Y después también la pifiaron con un cura llamado Juan Carlos Molina que ya renunció sin pena ni gloria después de hacer varias macanas gigantes. Fue un militante por la releccion eterna de Cristina y fomentó la libertad para consumir de todo. Los curas villeros, los que de verdad ponen el cuerpo a este lacerante drama, pusieron el grito en el cielo. No podrían creer que un par de ellos, un sacerdote fuera tan irresponsable. Les cuesta mucho educar a los chicos en el desprecio y el rechazo a la droga para que un cura y funcionario diga que si fuera por el, habilitaría el consumo libre de cualquier sustancia. Yo jugué con las palabras y las chicanas y dije que con Molina y con Cristina, en este país la droga no tiene cura. No hay planes serios ni numeros creíbles. Solo silencio y ocultamiento. Este gobierno cometió muchos errores y torpezas. Pero nada hay mas grave que dejar a nuestros jóvenes abandonados ante la peor de las muertes. La droga mata y mata mas a los mas pobres. Quien quiera oir que oiga.
El consumo de droga y el narcotráfico son dos de los principales dramas que tenemos los argentinos. El gobierno de Cristina mira para otro lado como en tantos otros temas. Lo grave es que acá estamos hablando de la vida y de la muerte de las personas. Este gobierno negador no mide realmente la inflación ni la pobreza. No se quiere enterar de las malas noticias. Pero no medir los niveles de consumo de drogas y alcochol es directamente suicida. Es como tener un cáncer y negarlo. Nadie puede solucionar un problema ni atacar una enfermedad si primero no reconoce que existe y luego averigua cual es la magnitud. Este gobierno no tiene estadísticas confiables ni de inflación ni de pobreza. Pero ese es un agujero negro en la economía y en la credibilidad del kirchnerismo. En el tema droga es lo que dijo el Papa Francisco. No tenemos ni idea del peligro al que estamos expuestos si caemos en la mexicanización. El Papa que siempre está preocupado por los que menos tienen y mas necesitan sabe con toda claridad que en este país se fabrica droga aunque Anibal Fernández lo niegue. No se como no se le cae la cara de verguenza. Ya metió la pata de por vida cuando dijo eso de la sensación de inseguridad. Ahora lo único que le falta es hablar de la sensación de drogadicción.

El dato es muy claro. El riguroso estudio que hizo la Universidad Católica denuncia varias cosas. Primero lo que le dije, medical que no hay estadísticas públicas. Y segundo, que el crecimiento del consumo de drogas y alcohol creció entre el 50 y el 80% sobre todo en los barrios mas humildes, en los que están mas indefensos y excluídos por la política económica de los últimos 12 años.
Hay 500 mil hogares donde habitan mas de un millón y medio de personas golpeados por las adicciones severas. Y de ellos solo el 17% se atiende como corresponde.
Pero el otro dato feroz es que la mas letal de las drogas que se consume en los márgenes de la sociedad es el temible Paco. Yo lo defino como el enemigo del pueblo. El peor enemigo de la patria. Porque en poco tiempo liquida las neuronas de los jovenes. Eso hace que pierdan el valor y el respeto por su propia vida y por la vida de los demas. Por eso son capaces de matar por unos pesos para comprar esa maldita falopa. Los muchachos se convierten en verdaderos fantasmas sin rumbo. Roban en sus propia familias y destruyen su núcleo de pertenencia. Y si hay Paco, que es el descarte y lo que queda de la cocina de cocaína, quiere decir que se fabrica droga en la Argentina aunque Anibal y Cristina lo nieguen. Dicen los expertos que los cuatro eslabones mas terribles se verifican en nuestro país. La fabricación de drogas sinteticas como el extasis y la utilización de efedrina, las cocinas de cocaína que cada tanto la policía revienta, el aumento terrible del consumo, la exportacion donde nos hemos convertido en los principales de esta parte del mundo y finalmente, para cerrar este nefasto círculo vicioso, el lavado de dinero mediante los cedines, los blanqueos donde nadie pregunta nada y la porosidad que tienen nuestras leyes, nuestras fronteras y nuestras autoridades. Las coimas y el dinero de los narcos prostituye a la sociedad y a las comunidades mas necesitadas. Por eso el Papa está tan preocupado.
Hay dos datos sociales que son estremecedores. Por un lado la gran pregunta que hacen todas las madres es como hago para cuidar a mi hijo. Que puedo hacer para protegerlo de esa mierda que los mata y nos mata. ¿Como puedo hacer para que la droga no sea una tentación ni un veneno? Es muy poca la presencia del estado en la prevención y en el tratamiento y contención posterior. Por eso lo mas dramático y preocupante es que el transa, el soldadito que gana buen dinero traficando en lo que se llama el narcomenudeo, se fue conviertiendo en un referente de la villa. Antes las maestras, los laburantes que conseguían buenos trabajos, los jugadores de fútbol que triunfaban o los boxeadores eran los personajes que generaban imitación. Hoy, los que comercian el veneno, son mirados con admiración porque tienen las zapatillas mas modernas, las motos mas lujosas y se levantan las mejores minas.
Es terrible lo que pasa pero es lo que pasa. Basta de ocultar debajo de la alfombra los grandes problemas que tenemos. Este gobierno no hizo casi nada sobre el tema. Metió la pata con el nombramiento de Jose Ramon Granero en la Sedronar, hoy procesado en la causa por contrabando de efedrina. Y después también la pifiaron con un cura llamado Juan Carlos Molina que ya renunció sin pena ni gloria después de hacer varias macanas gigantes. Fue un militante por la releccion eterna de Cristina y fomentó la libertad para consumir de todo. Los curas villeros, los que de verdad ponen el cuerpo a este lacerante drama, pusieron el grito en el cielo. No podrían creer que un par de ellos, un sacerdote fuera tan irresponsable. Les cuesta mucho educar a los chicos en el desprecio y el rechazo a la droga para que un cura y funcionario diga que si fuera por el, habilitaría el consumo libre de cualquier sustancia. Yo jugué con las palabras y las chicanas y dije que con Molina y con Cristina, en este país la droga no tiene cura. No hay planes serios ni numeros creíbles. Solo silencio y ocultamiento. Este gobierno cometió muchos errores y torpezas. Pero nada hay mas grave que dejar a nuestros jóvenes abandonados ante la peor de las muertes. La droga mata y mata mas a los mas pobres. Quien quiera oir que oiga.
Sonó casi como una orden de Cristina al Papa. “La manito, medical la manito”, sildenafil pidió la presidenta ante los fotógrafos y el Papa accedió. Recién entonces se pudieron sacar la foto oficial del quinto encuentro entre ambos. Es metafórico el momento porque, sin dudas, el Papa le dió una manito a Cristina en todo el sentido de la palabra. Le dió la mano para la foto y le dió una mano en su embalaje hacia las elecciones. En pocos días sabremos si además de todo, Cristina será candidata a gobernadora, diputada por el Parlasur o diputada nacional y si alguien mas de su familia, Máximo o Alicia, también se someten al veredicto de las urnas. El respaldo de Francisco a Cristina es contundente y evidente. Hace tiempo lo justificaba con su frase de despedida de “cuiden a Cristina”. Era una apuesta republicana a sostener que la jefa del estado llegara sin deshilacharse a entregar su mandato. Era una forma de consolidar las instituciones democráticas y evitar cualquier tipo de turbulencia. Pero desde ayer, el escenario es otro. Claramente el jefe de la iglesia católico fortaleció aún mas a una presidenta que está mas fuerte que nunca y a punto de lograr la reelección del modelo con otro candidato. Está a las puertas de quedarse en el poder mas allá de quien se quede con el futuro gobierno. Ayer un escriba a sueldo del gobierno tituló su columna propagandística diciendo que “El pato rengo ahora corre maratones”. Y en este caso está diciendo la verdad. Fue tanto al apoyo del Papa a Cristina en pleno proceso electoral que el embajador argentino Eduardo Valdés se atrevió a pronosticar que puede haber dos encuentros mas todavía entre ambos. Dijo Valdes que tanto en la reunión de Naciones Unidas como en algun país latinoamericano de los que pronto visitará el Sumo Pontífice se pueden producir nuevas reuniones cálidas y cordiales como la que describió Cristina ayer. Incluso la presidenta destacó que el Papa la había recibido un domingo cuando todos los católico saben que es un día de descanso. Y no fue un domingo cualquiera. Fue el día del periodista en la Argentina, uno de los sectores mas castigados y perseguidos por el gobierno mas corrupto de la historia. Hay mas todavía. Valdes dijo que el Papa también recibirá a Vladimir Putin y que cuando Cristina lo recibió fue muy criticada, como si Putin fuera el eje del mal. Nicolás Maduro no pudo ir y acusó una enfermedad para faltar. Es cierto también lo que dice Valdes, el Papa no hace diferencias con los gobierno autoritarios que encarcelan opositores y violan los derechos humanos como el caso de Rusia y Venezuela. Hasta ahora no dijo una palabra sobre esas dolorosas realidades en esos países. Tampoco le pareció oportuno darle el pésame a la familia de Nisman o expresar algún tipo de preocupación al respecto.

En ese sentido, el Papa, abandonó las ambiguedades si es que alguna vez las tuvo. Ayer fue tan explícito el apoyo que Cristina fue acompañada por dos gremialistas que no son precisamente la madre Teresa ni la honradez en persona. Tanto Omar El Caballo Suarez como Omar Viviani tiene comportamientos reñidos con la ética que tanto pregona el Papa Francisco. Suates, incluso está procesado por la justicia. Guillermo Moreno, el patotero apretador, se mueve como si fuera un cardenal en el Vaticano. Da indicaciones y ubica a los jugadores en la cancha.
Muchos sectores creyentes y admiradores del Papa como la doctora Elisa Carrió no se explican que está pasando y ponen el grito en el cielo. Elisa Carrió fue mas allá incluso y le pidió al Papa que no la defraudara y le pidió que cumpliera con su palabra de no meterse en la política argentina. Cristina fue sincera por lo que dijo y por lo que no dijo. No hablamos de las PASO, no lo merece ni el Papa ni yo. Pero si hubiéramos hablado, yo no lo hubiese contado. Mas claro, agua bendita.

En síntesis, hay gran debate y revuelo político por este nuevo triunfo de Cristina que le ofreció el Papa en bandeja. Ella le regaló una canasta con productos regionales argentinos como en su momento el mate y el termo. El supo emocionar a la presidenta con los zapatitos blancos y las medias haciendo juego para Néstor Iván el nieto presidencial. Pero hubo otros presentes no tan explícitos. La foto con la camiseta de la Cámpora y el llamado a la abuela del comandante Andres el Cuervo Larroque y la foto con el candidato Martín Insaurralde que terminó en afiche. Si es cierto que el Papa se molestó con la utilización de su figura, ya perdonó y se olvidó del tema. No tiene ningún tipo de rencor con Cristina pese al maltrato que recibió cuando era el cardenal Jorge Beergoglio en Buenos Aires. Era considerado por los Kirchner poco menos que le diablo con sotana y un jefe opositor. La noticia de su consagración fue silbada en Tecnópolis, y fue espiado por Antonio Stiuso por orden de Néstor como lo confirmó su amigo Gustavo Vera. Horacio Verbitsky lo acusó de entregar gente a la dictadura y los dirigentes mas cristinistas expresaron su desagrado de varias formas. El bloque de diptuados K no bajó al recinto para celebrar la buena nueva y Luis D´Elía aseguró que el Papa Francisco había sido “impuesto por el imperialismo para romper la unidad latinoamericana”.

Todo eso ya quedó en el olvido. Hoy Cristina cuenta con el apoyo explícito del Papa Francisco y tal vez haya dos reuniones mas con ella antes de fin de año. No hay dudas de lo que pasó ayer. Se pueden ver en las fotos y en las filmaciones. El Papa le dió una manito espectacular a Cristina. La presidenta se llevó lo que había ido a buscar. Solo faltó que algún soldado de Cristina convirtiera el padre nuestro en una consigna y remarcara aquello de: Cristina, santificado sea su nombre.
El Frente para la Victoria hoy parece el Frente para la Discordia. Las peleas internas son muchas y cada vez tienen mas visibilidad. Hasta hace poco, search nada ni nadie osaba discutir la voz del amo. O de la reina. La palabra de Cristina era sagrada e infalible. Era y para muchos de los integrantes de su tropa, hospital Cristina sigue siendo una mujer providencial. Eso se tradujo durante una docena de años en un verticalismo casi humillante en donde nunca voló ni una mosca y los pocos que se atrevieron a plantear algún matiz o sugerir que la presidenta estaba equivocada fueron arrojados por la ventana de la historia. Fueron condenados a vivir en la intemperie, prostate lejos del calorcito del poder que produce la billetera poderosa de la presidenta. De hecho, los dos gobiernos pero sobre todo el último aparecen casi como un unicato, un Cristinato, para decirlo mejor. Ayer ella lo dijo con toda claridad. Ademas de Presidenta, jefa del movimiento y reina es arquitecta egipcia, abogada exitosa, hotelera sospechosa y ministra de Economía. El chiquito Axel es su mejor colaborador. El que le compra la docena de tomates a doce pesos.

Pero el tiempo pasa y no solo nos vamos poniendo viejos como dice la canción. El tiempo pasa y el peronismo con su olfato de tiburón para oler sangre ya descubrió que a fin de año, el poder de Cristina quedará licuado y en corto tiempo su liderazgo será un lejando recuerdo. Parece un tango pero es la realidad. Lo dice la historia, las ciencias políticas y los dimes y diretes del Partido Justicialista. Manda el que tiene la birome, el que maneja la chequera y los cargos. El nuevo capo  del peronismo es siempre el que gana y  el que logra llegar a presidente. Pero eso a Cristina, inexorablemente, se le termina a fin de año, porque asi lo ordena la Constitución Nacional. Sus retos y gritos se escucharán menos. Sus ordenes serán palabras vacías. Por eso aparece tan feroz la pelea por sucederla. Y por eso hay tanta rebelión en la granja kirchnerista. Todos quieren correr en ayuda del próximo ganador de las elecciones. Todavía no saben quien va a ser presidente, todavía no saben quien va a ser gobernador de Buenos Aires, pero muchos ya empiezan a sospecharlo y a jugar sus fichas.

La discordia entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo llegó ayer a un punto de no retorno. El odio que se inoculaba al enemigo político se derramó en su propio terreno. A esta altura nadie lo dirá pero entre Scioli y Randazzo ya no habrá reconciliación. Y eso que los dos tienen una matriz dialoguista forjada en el pragmatismo menemista y duhaldista. Pero se rompió algo para siempre entre ambos y esa batalla derramará hacia abajo fuertes misiles cruzados. El llanto y el quiebre de Karina Rabolini es un dato clave. No hay estómago que soporte la angustia de su esposa. Mire que el estomago y la paciencia de Scioli es infinita. Su tolerancia frente a las agresiones fue superlativa, casi religiosa en eso de poner la otra mejilla. Pero Randazzo no solamente hizo una parodia y lo imitó frente a los genios y comisarios del pensamiento de Carta Abierta. Los hizo reir con ganas cuando hablaba con palabras vaciadas por el uso y el abuso como esperanza, optimismo y trabajo. Después de esa imitación llegó el tema de que el proyecto se quedaba manco. Yo lo vi varias veces y creo que Randazzo no tuvo intenciones de agredir a Scioli con el tema de la falta de su brazo. Creo, repito creo que fue un acto fallido. La cara de Randazzo no muestra complicidad con el auditorio ante el remate de un chiste preparado. Demuestra sorpresa y confusión frente a las carcajadas y algun grito de la asamblea de materia gris cristinista. Fueron los carteros abiertos los que le dieron el contenido discriminador al concepto de Randazzo. Pero a esta altura esto es solo un detalle anecdótico. Lo mas fuerte es que Randazzo no expresa un matiz distinto o un estilo diferente de Scioli. No lo trata como un rival o un competidor . Lo acusa de ser el enemigo. Dice con toda claridad que Scioli es un menemista disfrazado que va a gobernar para las corporaciones económicas y mediáticas. Dice que Scioli es igual que Macri y que Massa. Al principio se levantaron algunas voces kirchneristas pidiendo que sea mas prudente. Pero Randazzo no se calló. Todo lo contrario. Profundiza su ataque y sus críticas y Cristina le da cada vez mas lugar a su lado y mas visibilidad y respaldo. No hay dudas que Cristina es la que le da letra a Randazzo. Scioli comprendió eso y ayer decidió no ir al acto de los trenes en Retiro. Cristina no quiso tirar tanto de la cuerda y resolvió suspender la cadena nacional. Scioli contestó con el silencio y con reuniones  con casi todas las cámaras empresarias y redoblando su gestión. Hoy aceptó las disculpas pero no se corrió de su objetivo y dijo:” mi cara a cara es con Macri”. Algo se está gestando. Se huele al respirar. Porque ayer además de Randazzo fue la propia Cristina la que le dijo a Scioli que tire ideas y que se deje de pavadas y pantomimas. Claramente se estaba refiriendo a la participación de Scioli en el programa de Marcelo Tinelli donde se mostró amable y simpático ante  33 puntos de rating, es decir, casi 3 millones y medio de personas en lo que fue el acto de campaña mas masivo y mas popular de los que se tengan memoria. Cuestionarle eso a Scioli es cuestionarle su ADN. El gobernador edificó su carrera sobre la base de la relación con las celebridades del deporte y el espectáculo.

La gran pregunta que potencia este Frente para la Discordia que se está generando es la siguiente: ¿ Cual es el objetivo de Cristina? ¿A donde apunta ayudando a Randazzo y ninguneando a Scioli? Hay dos respuesta probables, una mas prudente y la otra mas salvaje:

1) Quiere que Randazzo se acerque en los votos a Scioli para que Daniel no gane las PASO por paliza y se sienta poco menos que el nuevo patrón del peronismo.

2) Tal como anticipó el Chueco Mazzon antes de que lo expulsaran del gobierno, Cristina prepara el terreno para dejar afuera de la competencia a Scioli unas horas antes del comicio.

La segunda de las variantes sería de altísimo riesgo y de fuertes turbulencias institucionales. Se estaría proscribiendo, por decirlo asi, a uno de los principales candidatos desde su propia fuerza política. Y eso abriría otras preguntas inquietantes. Scioli victimizado sería un candidato mas potente, pero ¿ tiene preparado los recursos legales para presentarse por afuera del Frente para la Victoria? ¿Si Scioli no participa, quien garantiza que Randazzo gane la elección? ¿El peronismo le perdonaría a Cristina jugar a perdedor a contramano de la historia del movimiento?

Es una locura propia de la audacia irresponsable de los Kirchner. No digo que Cristina ya lo tenga dedicido. Pero cada día suena mas esa versión. Y el solo hecho de que nadie lo descarte del todo habla del nivel de pelea y bronca que genera que el neofrepasismo cristinista no tenga un heredero que los represente. No tener una sucesión coherente con su relato los desespera y los lleva a cometer mas errores todavía. Por eso hablo del Frente para la Discordia. Por eso hay tanta discordia en el frente. Cristina lo hizo.
El Frente para la Victoria hoy parece el Frente para la Discordia. Las peleas internas son muchas y cada vez tienen mas visibilidad. Hasta hace poco, sickness nada ni nadie osaba discutir la voz del amo. O de la reina. La palabra de Cristina era sagrada e infalible. Era y para muchos de los integrantes de su tropa, shop Cristina sigue siendo una mujer providencial. Eso se tradujo durante una docena de años en un verticalismo casi humillante en donde nunca voló ni una mosca y los pocos que se atrevieron a plantear algún matiz o sugerir que la presidenta estaba equivocada fueron arrojados por la ventana de la historia. Fueron condenados a vivir en la intemperie, medical lejos del calorcito del poder que produce la billetera poderosa de la presidenta. De hecho, los dos gobiernos pero sobre todo el último aparecen casi como un unicato, un Cristinato, para decirlo mejor. Ayer ella lo dijo con toda claridad. Ademas de Presidenta, jefa del movimiento y reina es arquitecta egipcia, abogada exitosa, hotelera sospechosa y ministra de Economía. El chiquito Axel es su mejor colaborador. El que le compra la docena de tomates a doce pesos.

Pero el tiempo pasa y no solo nos vamos poniendo viejos como dice la canción. El tiempo pasa y el peronismo con su olfato de tiburón para oler sangre ya descubrió que a fin de año, el poder de Cristina quedará licuado y en corto tiempo su liderazgo será un lejando recuerdo. Parece un tango pero es la realidad. Lo dice la historia, las ciencias políticas y los dimes y diretes del Partido Justicialista. Manda el que tiene la birome, el que maneja la chequera y los cargos. El nuevo capo  del peronismo es siempre el que gana y  el que logra llegar a presidente. Pero eso a Cristina, inexorablemente, se le termina a fin de año, porque asi lo ordena la Constitución Nacional. Sus retos y gritos se escucharán menos. Sus ordenes serán palabras vacías. Por eso aparece tan feroz la pelea por sucederla. Y por eso hay tanta rebelión en la granja kirchnerista. Todos quieren correr en ayuda del próximo ganador de las elecciones. Todavía no saben quien va a ser presidente, todavía no saben quien va a ser gobernador de Buenos Aires, pero muchos ya empiezan a sospecharlo y a jugar sus fichas.

La discordia entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo llegó ayer a un punto de no retorno. El odio que se inoculaba al enemigo político se derramó en su propio terreno. A esta altura nadie lo dirá pero entre Scioli y Randazzo ya no habrá reconciliación. Y eso que los dos tienen una matriz dialoguista forjada en el pragmatismo menemista y duhaldista. Pero se rompió algo para siempre entre ambos y esa batalla derramará hacia abajo fuertes misiles cruzados. El llanto y el quiebre de Karina Rabolini es un dato clave. No hay estómago que soporte la angustia de su esposa. Mire que el estomago y la paciencia de Scioli es infinita. Su tolerancia frente a las agresiones fue superlativa, casi religiosa en eso de poner la otra mejilla. Pero Randazzo no solamente hizo una parodia y lo imitó frente a los genios y comisarios del pensamiento de Carta Abierta. Los hizo reir con ganas cuando hablaba con palabras vaciadas por el uso y el abuso como esperanza, optimismo y trabajo. Después de esa imitación llegó el tema de que el proyecto se quedaba manco. Yo lo vi varias veces y creo que Randazzo no tuvo intenciones de agredir a Scioli con el tema de la falta de su brazo. Creo, repito creo que fue un acto fallido. La cara de Randazzo no muestra complicidad con el auditorio ante el remate de un chiste preparado. Demuestra sorpresa y confusión frente a las carcajadas y algun grito de la asamblea de materia gris cristinista. Fueron los carteros abiertos los que le dieron el contenido discriminador al concepto de Randazzo. Pero a esta altura esto es solo un detalle anecdótico. Lo mas fuerte es que Randazzo no expresa un matiz distinto o un estilo diferente de Scioli. No lo trata como un rival o un competidor . Lo acusa de ser el enemigo. Dice con toda claridad que Scioli es un menemista disfrazado que va a gobernar para las corporaciones económicas y mediáticas. Dice que Scioli es igual que Macri y que Massa. Al principio se levantaron algunas voces kirchneristas pidiendo que sea mas prudente. Pero Randazzo no se calló. Todo lo contrario. Profundiza su ataque y sus críticas y Cristina le da cada vez mas lugar a su lado y mas visibilidad y respaldo. No hay dudas que Cristina es la que le da letra a Randazzo. Scioli comprendió eso y ayer decidió no ir al acto de los trenes en Retiro. Cristina no quiso tirar tanto de la cuerda y resolvió suspender la cadena nacional. Scioli contestó con el silencio y con reuniones  con casi todas las cámaras empresarias y redoblando su gestión. Hoy aceptó las disculpas pero no se corrió de su objetivo y dijo:” mi cara a cara es con Macri”. Algo se está gestando. Se huele al respirar. Porque ayer además de Randazzo fue la propia Cristina la que le dijo a Scioli que tire ideas y que se deje de pavadas y pantomimas. Claramente se estaba refiriendo a la participación de Scioli en el programa de Marcelo Tinelli donde se mostró amable y simpático ante  33 puntos de rating, es decir, casi 3 millones y medio de personas en lo que fue el acto de campaña mas masivo y mas popular de los que se tengan memoria. Cuestionarle eso a Scioli es cuestionarle su ADN. El gobernador edificó su carrera sobre la base de la relación con las celebridades del deporte y el espectáculo.

La gran pregunta que potencia este Frente para la Discordia que se está generando es la siguiente: ¿ Cual es el objetivo de Cristina? ¿A donde apunta ayudando a Randazzo y ninguneando a Scioli? Hay dos respuesta probables, una mas prudente y la otra mas salvaje:

1) Quiere que Randazzo se acerque en los votos a Scioli para que Daniel no gane las PASO por paliza y se sienta poco menos que el nuevo patrón del peronismo.

2) Tal como anticipó el Chueco Mazzon antes de que lo expulsaran del gobierno, Cristina prepara el terreno para dejar afuera de la competencia a Scioli unas horas antes del comicio.

La segunda de las variantes sería de altísimo riesgo y de fuertes turbulencias institucionales. Se estaría proscribiendo, por decirlo asi, a uno de los principales candidatos desde su propia fuerza política. Y eso abriría otras preguntas inquietantes. Scioli victimizado sería un candidato mas potente, pero ¿ tiene preparado los recursos legales para presentarse por afuera del Frente para la Victoria? ¿Si Scioli no participa, quien garantiza que Randazzo gane la elección? ¿El peronismo le perdonaría a Cristina jugar a perdedor a contramano de la historia del movimiento?

Es una locura propia de la audacia irresponsable de los Kirchner. No digo que Cristina ya lo tenga dedicido. Pero cada día suena mas esa versión. Y el solo hecho de que nadie lo descarte del todo habla del nivel de pelea y bronca que genera que el neofrepasismo cristinista no tenga un heredero que los represente. No tener una sucesión coherente con su relato los desespera y los lleva a cometer mas errores todavía. Por eso hablo del Frente para la Discordia. Por eso hay tanta discordia en el frente. Cristina lo hizo.
Alba, medical su apellido lo dice todo. El alba es la primera luz antes de que aparezca el sol. Parece una marca y un destino. La Betty tan querida en el barrio, la directora de la Fundación Franciscana Pies Descalzos, en realidad se llama Beatriz Alba. Es la que ilumina la cara de los pibes mas pobres con una sonrisa. La que trabaja de sol a sol para todos tengan un plato de comida y una contención social y afectiva. Es la mujer solidaria presente que reemplaza al estado ausente en ese Fuerte Apache que es tan débil y que sus 35 mil habitantes prefieren llamar Barrio Ejército de los Andes. Yo digo con cariño Fuerte Apache. Con admiración por tanta gente honrada y de trabajo que vive en medio de la exlcusión y la marginalidad y que tiene que soportar a los delincuentes que se ocultan en ese lugar y a la estigmatización y discriminación de los de afuera. La mayoría miente y oculta en donde vive porque muchas veces no le dan un trabajo por eso. Hay prejuicios y temor. ¿Donde vivis, domicilio?, pregunta el empleador y cuando recibe la respuesta pone mala cara y el muchacho que fue a buscar un laburo honrado sabe que va a tener que seguir buscando y que va a tener que seguir sufriendo.

En ese territorio hay un océano de necesidades básicas insatisfechas. Betty, es apenas una gota en ese océano. Pero es un ejemplo a seguir, un espejo donde mirarse, el motor que puede hacer multiplicar los panes y los peces. Beatriz Alba nació hace 52 años en un hogar humilde de Jujuy. Su padre era plomero y su madre empleada doméstica. Cuando vinieron a la Villade Retiro, en Buenos Aires a buscar trabajo y futuro, ella sufrió en carne propia el dolor de panza del hambre y el dolor en el alma de la discriminación. En el colegio la marginaban porque era morocha y humilde. La dejaban afuera de los juegos en el recreo y sus compañeras no la invitaban a la casa. Sin embargo salió adelante. Superó todas las dificultades y hoy entregó toda su vida a esos chicos que sufren los mismos dolores que ella padeció de chica. Parafrasear a Bertold Brech aplica como nunca: hay mujeres que luchan un día y son buenas. Hay otras que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenas. Pero hay las que luchan toda la vida; esas son las imprescindibles. Alba es imprescindible como el alba. Porque ella también es la primera luz antes de que salga el sol de un estado equitativo e inclusivo que resuelva para siempre el hambre, la desnutrición y la pobreza. Es el gran desafío que tenemos los argentinos y todos los gobiernos. Podemos fabricar alimentos para 11 países del tamaño de la Argentina. Es un crimen de lesa irresponsabilidade que se muera un chico de hambre. En esa tarea está Betty y su Fundación Pies Descalzos. Haciendo un esfuerzo enorme para que no haya mas chicos con los pies descalzos. Para que todos tengan dignidad y puedan progresar. Para que nadie caiga en ninguna adicción. Ellos también padecen el crecimiento del consumo de droga y alcohol en esas familias humildes. Eso dinamita la convivencia y le pone mas dramas a los que menos tienen y mas necesitan. Betty enfrenta esas flagrantes injusticias que el estado no resuelve. Un informe de la CIPPEC, que es el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, mete miedo. Dice que casi la mitad de los bebes, no reciben lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. O que el 34% de los chicos de 6 meses a 2 años tiene anemia. Y lo mas dramático es que 6 de cada 10 chicos que mueren es por causas evitables. ¿Escuchó bien? 6 de cada 10 chicos que mueren es por causas que un estado eficiente podría evitar. ¿No era que los únicos privilegiados eran los niños? ¿Como podemos tolerar semejante atentado a la dignidad humana? Brecht  también dijo : ” El que no sabe es un imbécil. Y el que sabe y calla, es un criminal”.

Le debo agradecer a Monica Soraci de Clarín su nota sobre Beatriz Alba. La Betty, a la noche, después de tanto poner el cuerpo, pone el alma y sigue ofreciendo su corazón. Alfabetiza en un centro de jubilados y de chicos con ciertas capacidades especiales. Al final, agradece a Dios y reza. Tiene una capillita en el patio de la humilde casa donde funciona Pies Descalzos. Ella no tuvo hijos pero todos esos chicos son sus hijos. Los que quieren progresar. Los que siente orgullo porque de esas calles de tierra y perros flacos nació Carlos Tevez, el Apache, Carlitos, el jugador del Pueblo, el mejor jugador y goleador de la Juve campeon.

El 26 % de los chicos argentinos de hasta 4 años es pobre. Cambiar esto debería ser la prioridd de todos. Betty es una jujeña solidaria hasta que duela. Su único uniforme es un delantal y hace el bien sin mirar a quien. Ama a sus prójimos como a si misma. Sus manos generosas estan edificando dignidad todos los días. Es una heroína social. Con Beatriz Alba podemos decir que no todo está perdido. Que ella es la luz que sale antes que el sol. Que con Beatriz Alba, amanece que no es poco.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.