Alerta amarilla – 20 de julio 2015

Con gran orgullo y emoción estoy presentando mi libro  “Juicio y castigo “. Les quiero leer un fragmento donde explico porque elegí llamarlo así. “Juicio y Castigo a los Culpables” era un alarido de aquellas épocas de combate a los genocidas y de refundación de la democracia. Completo, http://couponadventures.com/wp-content/plugins/jetpack/sync/class.jetpack-sync-functions.php el coro repetía levantando rítimicamente sus manos: “Ahora/ Ahora/ resulta indispensable/ Aparición con vida/ juicio y castigo a los culpables”. Es un reclamo profundamente democrático y republicano. No es un escupitajo de venganza. Es la exigencia de que se aplique la ley a los que la violaron. Que paguen por lo que hicieron. Que todo el peso de la ley caiga sobre ellos. Creo que hoy también ese grito es refundacional. Es el ADN del nuevo contrato democrático que tenemos que firmar los argentinos. Nunca Más a los golpes de Estado fue lo que suscribimos hace 30 años con Raúl Alfonsín. Y ese logro es propiedad del coletivo social. Es un activo de todos. Hoy deberíamos decir Nunca Más a los ladrones y a los patoteros de Estado. Nunca más a los que pisotearon la democracia en aquellos tiempos. Nunca más a los que provocaron la fractura social expuesta y los que atacaron la libertad.

Otro título que analicé fue “La impostora”, como si fuera la versión femenina del libro de Javier Cercas. O “araña mala”, como le dijo el Pepe Mujica al ver enojada a Cristina. Pero era muy irrespetuoso aunque en la verba del ex presidente uruguayo sonara campechano. Eran intentos de definir a la presidenta, sobre todo en su segundo gobierno, en el Cristinato. Jorge Fernández Díaz la había bautizado “La patrona de Balcarce 50″ y yo alguna vez le robé la idea para potenciarla: La patrona del mal, dice por ahí alguna columna enojada con ánimo de ofender, como deben ser todas las columnas según el maestro Arturo Perez Reverte. Hay miles de ejemplos para argumentar la caracterización de impostora hacia Cristina. La promesa de llevarnos a ser como Alemania para terminar atados a Venezuela e Irán. Esa sensación de sentirse una exitosa abogada y no una sospechada hotelera, y tantas mentiras dichas con toda impunidad y elocuencia.

Cercas, en su libro, hace una radiografía del impostor que podría ser una descripción profunda de  Cristina. Allí se pregunta: ¿hay o no un límite para las mentiras que proclama el poder? ¿Hay una frontera ética, moral, sicológica para la mentira institucional? ¿Es una herramienta legítima o un vicio maldito? Es una picardía o una bajeza y una agresión, una sucia falta de respeto y una ruptura de la primera regla de la convivencia entre los seres humanos: decir la verdad”.

Define al impostor/a como el que adorna, maquilla su pasado o directamente lo inventa. Como la malversación patotera del Indec y la no medición de los pobres bajo el pretexto de no estigmatizarlos. En la privatización de YPF, como diputada provincial en Santa Cruz , fue la autora de un proyecto para apoyar semejante herejía, según la Cristina de ahora. Lo mismo pasó con la amistad con Domingo Cavallo, que con el tiempo ella negó tres veces. O el apoyo a Carlos Menen en siete boletas compartidas hasta la satanización de neoliberalismo de los ’90 como la madre de todos los problemas.

Cercas da en el blanco de nuestra Cristina cuando dice que “el mentiroso es un narcisista que se oculta de su realidad (…) y tiene una necesidad compulsiva de admiración”. Una vez en una charla con Hugo Moyano me confesó que lo que más lo irritaba era tener que decirle a Cristina todo el tiempo que era la más linda y la más inteligente. Su discurso en cadena nacional nunca se priva de “la más grande inversión de la historia”, “el mayor desarrollo en 200 años” y otras grandilocuencias que se transforman en luces y espejitos de colores.

De allí a la imposición de que se la trate con unción reverencial propias de la monarquía hay un paso. Por eso la búsqueda del poder y la impunidad ilimitada. Además, Cristina es reacia a ponerse en la piel de los demás. Todo el tiempo, en todos los momentos tristes, ella tomó distancia y miró para otro lado. No solo en Cromagnon u Once. De cada tragedia escapó para no contaminarse. Cristina está convencida de que las leyes que rigen para todos no rigen para ella. Habla con desprecio e ironía de los millonarios y evita mirarse al espejo. Muchas veces se trata de pánico disfrazado de seguridad en sí misma y de presunto coraje. Yo no le tengo miedo a nadie. A mí no me van a correr. Esto no es para tibios y otro tipo de alardeos sobre lo que carece.

La frase del escritor inglés Henry Fielding le viene como anillo al dedo: “Es ridículo aparentar más de lo que uno es. Pero mucho mas ridículo es aparentar lo contrario de lo que uno es. ”

Estas columnas sobre las que edifiqué toda mi vida profesional pueden tener desmesuras, exageraciones, arbitrariedades y algunas inexactitudes informativas pero es mi corazón apasionado puesto sobre un teclado que busca la mayor verdad y la mayor libertad posible. Para ejercer el oficio que tanto amo y para que los argentinos podamos vivir sin comisarios políticos ni deditos acusadores.

Finalmente me quedo con “Juicio y Castigo” como título. Es la manera mas institucional de hacer borrón y cuenta nueva. De democratizar la democracia. Propongo trazar una raya que separe la delincuencia de estado de las estafas ideológicas. Unas tienen que desfilar por tribunales con posible destino de cárcel y otras por los debates y asambleas ciudadanas que traten de explicar que hicimos para merecer esto. Y como hacemos para no repetirlo.

No hay persona a la que le haya comentado sobre la realización de este libro que no me haya dicho: “Tenés que incluir la carta que te escribió tu hijo para tu cumpleaños; nos hizo llorar a todos”. Me doy y les doy el gusto. Nada me hizo más feliz en mi vida que esas palabras que conmovieron a miles y miles de oyentes. Ahora podrán leerlas. una vez mas y hasta que me muera. Les doy mi palabra.
Me gusta estar al lado del camino fumando el humo mientras todo pasa Me gusta abrir los ojos y estar vivo Tener que vérmelas con la resaca entonces navegar se hace preciso en barcos que se estrellen en la nada Vivir atormentado de sentido, pilule creo que esta, sí, esta es la parte mas pesada.
Rodolfo Páez, mas conocido como Fito, es un exitoso artista rosarino que supo admirar al Che Guevara y sentir asco por el la mitad de los porteños. Hoy bajó el poster del Che y subió el de Aníbal Fernández para quien hizo un concierto privado en su casa. Tomaron vino del bueno como buenos amigos. Y tanto Aníbal como Martin Sabbatella, su compañero de fórmula clandestinizado en la boleta, estuvieron con sus esposas y corearon las canciones mas emblemáticas. Que Fito se haya sumado a la campaña de uno de los dirigentes con mayor imagen negativa es curioso. Es el que dijo que había solo una sensación de inseguridad. El que pidió que se metieran la marcha peronista donde usted ya sabe. Y sobre todo en estos momentos donde hay una ofensiva de la Iglesia Católica contra el jefe de gabinete al que por lo bajo describen como el diablo de la droga. 

Yo le conté algo de esto cuando Micky Balbiani nos hizo escuchar hace varios días el spot donde Felipe Solá y Daniel Arroyo van con los tapones de punta contra Anibal y terminan con la leyenda: “Droga si o droga no, vos elegís”. La doctora Elisa Carrió también responsabilizó al quilmeño de ser una suerte del patron del mal de los narcos. Y hasta su propio compañero de militancia kirchnerista y actual intendente de Quilmes, Francisco “El Barba” Gutierrez se sumó al deporte de pegar a Anibal con la venta de estupefacientes.

¿Que pasó? ¿Fue todo planificado? ¿Quien armó esta movida? Yo le dije en ese momento que el Papa Francisco no era ajeno a todo esto. Gente muy ligada al santo padre dejó trascender que si fuera por Jorge Bergoglio, le sacaría tarjeta roja a Anibal y consagraría a Julián Dominguez. No puedo revelar su identidad pero dos fuentes, un brillante ex funcionario y un sacerdote, me rogaron que me sumara a esta campaña para evitar que Anibal ganara en la provincia. “El padre Jorge tiene miedo a los narcos”, fue lo que me dijeron. Con ese dato yo vinculé todo lo demás. El Barba se metió con el tema después de sacarse una foto con Julián Dominguez, el dirigente preferido por Bergoglio y Victor Fernández, el rector de la UCA y redactor del documento de Aparecida. Elisa Carrió fue una de las mejores amigas de Bergoglio mientras el cardenal era espiado por la SIDE por orden de Néstor Kirchner y acusado de ser el jefe de la oposición y de haber entregado sacerdotes para que la dictadura los asesinara como escribió Horacio Verbitsky. 

Felipe Sola, integra la agrupación de “Cristianos por el tercer Milenio” y su compañero de fórmula Daniel Arroyo es uno de los cuadros mas imporantes de la iglesia en todo lo que tiene que ver con la lucha contra la pobreza y la droga. Todo confluye al fin. Hoy, Julio Blanck, lo describe como el eje que va de La Niata y el Vaticano. Es decir de la casa de Daniel Scioli que también juega contra Anibal pero en forma mas disimulada y Santa Marta, la casa del Papa. 

El Santo Padre recibió información calificada al respecto de varios curas villeros que le ponen el cuerpo al tema. Tiene certezas de la complicidad policial en la distribución de droga y por eso, el Papa dijo en un momento que en nuestro país, se fabricaba semejante veneno. Pocas horas después, fue Anibal Fernandez el que le respondió como si se hubiera puesto el sayo. “Gracias a Dios, Argentina es un país de tránsito”, se defendió. Dos obipos muy amigos del Papa se acordaron del expediente del triple crimen de General Rodriguez. En la investigación aparece un tal “Morsa” como encargado de la protección y a Martín Lanatta se lo acusa de haber sido el autor material. Dos mas dos son cuatro. Bingo. Lanatta empezó en Quilmes pero tuvo varios trabajos de la mano de Aníbal al quien muchos le dicen “La Morsa” por lo frondoso de su bigotazos.

El jefe de gabinete de Cristina está hoy en el análisis político entre Fito Páez y el Papa a quien muchos ven con el criterio de a Dios rogando pero con el mazo dando. Difícilmente Francisco rece por él pero Fito canta por el, al lado del camino y dice:

En tiempos donde nadie escucha a nadie 

En tiempos donde todos contra todos

En tiempos egoístas y mezquinos

En tiempos donde siempre estamos solos

Habrá que declararse incompetente 

en todas las materias del mercado

Habrá que declararse un inocente

o habrá que ser abyecto y desalmado

Yo ya no pertenezco a ningún ismo 

me considero vivo y enterrado

Yo puse las canciones en tu walkman

el tiempo a mi me puso en otro lado 

Tendré que hacer lo que es y no debido

Tendré que hacer el bien y hacer el daño

No olvides que el perdón es lo divino

Y errar a veces suele ser humano

No es bueno nunca hacerse de enemigos

que no estén a la altura del conflicto

Que piensan que hacen una guerra
y se hacen pis en la cama como chicos
Que rondan por siniestros ministerios

haciendo la parodia del artista.

Anibal Domingo Fernández. Mas cerca de la tierra y el infierno que del cielo y el paraíso. Mas terrenal que celestial. Mas demonio que santo. En este tema, no hay padre nuestro que lo salve. 
Me gusta estar al lado del camino fumando el humo mientras todo pasa Me gusta abrir los ojos y estar vivo Tener que vérmelas con la resaca entonces navegar se hace preciso en barcos que se estrellen en la nada Vivir atormentado de sentido, healing creo que esta, view sí, stuff esta es la parte mas pesada.
Rodolfo Páez, mas conocido como Fito, es un exitoso artista rosarino que supo admirar al Che Guevara y sentir asco por el la mitad de los porteños. Hoy bajó el poster del Che y subió el de Aníbal Fernández para quien hizo un concierto privado en su casa. Tomaron vino del bueno como buenos amigos. Y tanto Aníbal como Martin Sabbatella, su compañero de fórmula clandestinizado en la boleta, estuvieron con sus esposas y corearon las canciones mas emblemáticas. Que Fito se haya sumado a la campaña de uno de los dirigentes con mayor imagen negativa es curioso. Es el que dijo que había solo una sensación de inseguridad. El que pidió que se metieran la marcha peronista donde usted ya sabe. Y sobre todo en estos momentos donde hay una ofensiva de la Iglesia Católica contra el jefe de gabinete al que por lo bajo describen como el diablo de la droga. 

Yo le conté algo de esto cuando Micky Balbiani nos hizo escuchar hace varios días el spot donde Felipe Solá y Daniel Arroyo van con los tapones de punta contra Anibal y terminan con la leyenda: “Droga si o droga no, vos elegís”. La doctora Elisa Carrió también responsabilizó al quilmeño de ser una suerte del patron del mal de los narcos. Y hasta su propio compañero de militancia kirchnerista y actual intendente de Quilmes, Francisco “El Barba” Gutierrez se sumó al deporte de pegar a Anibal con la venta de estupefacientes.

¿Que pasó? ¿Fue todo planificado? ¿Quien armó esta movida? Yo le dije en ese momento que el Papa Francisco no era ajeno a todo esto. Gente muy ligada al santo padre dejó trascender que si fuera por Jorge Bergoglio, le sacaría tarjeta roja a Anibal y consagraría a Julián Dominguez. No puedo revelar su identidad pero dos fuentes, un brillante ex funcionario y un sacerdote, me rogaron que me sumara a esta campaña para evitar que Anibal ganara en la provincia. “El padre Jorge tiene miedo a los narcos”, fue lo que me dijeron. Con ese dato yo vinculé todo lo demás. El Barba se metió con el tema después de sacarse una foto con Julián Dominguez, el dirigente preferido por Bergoglio y Victor Fernández, el rector de la UCA y redactor del documento de Aparecida. Elisa Carrió fue una de las mejores amigas de Bergoglio mientras el cardenal era espiado por la SIDE por orden de Néstor Kirchner y acusado de ser el jefe de la oposición y de haber entregado sacerdotes para que la dictadura los asesinara como escribió Horacio Verbitsky. 

Felipe Sola, integra la agrupación de “Cristianos por el tercer Milenio” y su compañero de fórmula Daniel Arroyo es uno de los cuadros mas imporantes de la iglesia en todo lo que tiene que ver con la lucha contra la pobreza y la droga. Todo confluye al fin. Hoy, Julio Blanck, lo describe como el eje que va de La Niata y el Vaticano. Es decir de la casa de Daniel Scioli que también juega contra Anibal pero en forma mas disimulada y Santa Marta, la casa del Papa. 

El Santo Padre recibió información calificada al respecto de varios curas villeros que le ponen el cuerpo al tema. Tiene certezas de la complicidad policial en la distribución de droga y por eso, el Papa dijo en un momento que en nuestro país, se fabricaba semejante veneno. Pocas horas después, fue Anibal Fernandez el que le respondió como si se hubiera puesto el sayo. “Gracias a Dios, Argentina es un país de tránsito”, se defendió. Dos obipos muy amigos del Papa se acordaron del expediente del triple crimen de General Rodriguez. En la investigación aparece un tal “Morsa” como encargado de la protección y a Martín Lanatta se lo acusa de haber sido el autor material. Dos mas dos son cuatro. Bingo. Lanatta empezó en Quilmes pero tuvo varios trabajos de la mano de Aníbal al quien muchos le dicen “La Morsa” por lo frondoso de su bigotazos.

El jefe de gabinete de Cristina está hoy en el análisis político entre Fito Páez y el Papa a quien muchos ven con el criterio de a Dios rogando pero con el mazo dando. Difícilmente Francisco rece por él pero Fito canta por el, al lado del camino y dice:

En tiempos donde nadie escucha a nadie 

En tiempos donde todos contra todos

En tiempos egoístas y mezquinos

En tiempos donde siempre estamos solos

Habrá que declararse incompetente 

en todas las materias del mercado

Habrá que declararse un inocente

o habrá que ser abyecto y desalmado

Yo ya no pertenezco a ningún ismo 

me considero vivo y enterrado

Yo puse las canciones en tu walkman

el tiempo a mi me puso en otro lado 

Tendré que hacer lo que es y no debido

Tendré que hacer el bien y hacer el daño

No olvides que el perdón es lo divino

Y errar a veces suele ser humano

No es bueno nunca hacerse de enemigos

que no estén a la altura del conflicto

Que piensan que hacen una guerra
y se hacen pis en la cama como chicos
Que rondan por siniestros ministerios

haciendo la parodia del artista.

Anibal Domingo Fernández. Mas cerca de la tierra y el infierno que del cielo y el paraíso. Mas terrenal que celestial. Mas demonio que santo. En este tema, no hay padre nuestro que lo salve. 
Verguenza ajena. Eso es lo uno siente: verguenza ajena por todo lo que pasó y sigue pasando con la muerte del fiscal Alberto Nisman y con las mentiras cínicas y a repetición con que la presidenta de la Nación construye su relato. Ayer, ambulance en el impactante programa de Jorge Lanata, treatment se revelaron varias de estas situaciones indignantes y se cayeron varias caretas de la farsa.Las mas grave de todas es cuando la presidente acusa al periodismo de “informar mal para que ustedes digan cualquier cosa”. Se refiere a la carta que Cristina hizo pública el 19 de enero cuando afirma en dos ocasiones, shop sin dejar ninguna duda ,que Alberto Nisman se suicidó. Y digo grave porque la etapa superior de la mentira es la locura. Es vivir en un mundo irreal que la hace creer a Cristina sus propias mentiras y a pensar de que el resto de la humanidad no tiene cerebro y puede ser engañana con facilidad. Mentir esta mal en un presidente. Pero mentir

sabiendo que esa mentira se puede descubrir en forma instantánea tiene características psicológicas muy inquietantes.
Cuando el periodista de New Yorker, empieza a recordarle lo que ella escribió en Facebook, la jefa de nuestro estado le dice 13 veces que no y en 4 ocasiones atropella el inglés asegurando ” Bad information, bad information”. Es lo que escuchamos al principio de esta columna y será el latiguillo que nos acompañará a lo largo del programa como una manera de intentar exorcisar semejante humillación al pueblo argentino. Cristina aprovecha el silencio del colega norteamericano y remata: “la prensa argentina informa mal para que ustedes digan cualquier cosa”. Verguenza ajena. Porque no hay que buscar ningún papel secreto ni perder tiempo en investigaciones complejas. Solamente con poner en Google aquel texto, todo el mundo, menos Cristina puede comprobar que en dos ocasiones afirma que Nisman se suicidó. Y que su pregunta es acerca de los motivos por los que se suicidó. Al principio dice que el suicidio provoca estupor e interrogantes y después se pregunta fue “lo que llevó a una persona a tomar la terrible decisión de quitarse la vida”. Cristina no se conforma con mentir y nada mas. Miente en algo que la realidad la desmiente en un segundo y eso es mucho mas grave. Habla de cierto desequilibrio emocional. Y como si esto fuera poco: acusa a los periodistas argentinos de informar mal a propósito para que sus pares de Estados Unidos digan cualquier cosa, como si fueran tontitos que no saben nada de su trabajo.
Pero los papelones fueron varios. Cristina ordenó grabar la entrevista cosa que es bastante rara y demuestra una forma de desconfianza. Ayer hizo algo que también es insólito: mandó a publicar la charla completa que tuvieron en Olivos porque ella estaba convencida de que se había lucido como una estadista. Esta tan autoengañada Cristina que se siente feliz de su actuación y en un tuit le dice:” Gran saludo a Dexter Filkins por la excelente charla que mantuvimos con el multipremiado periodista. 2009 Pulitzer. ” Metió la pata Cristina. Su altantería la hizo elogiar al periodista antes de leer completa la nota donde la fustiga como pocas veces y revelan aspectos bizarros del comportamiento de la presidenta. Primero cuando la caracteriza de “dictatorial, corrupta, agresiva, despiadada y obsesionada por la imagen”. Revela que Cristina, para la charla tuvo, a disposición a 24 asistentes, uno de los cuales le gritó : “Estás divina”. Verguenza ajena. Con una confianza absolutamente incomprensible, Dexter contó que Cristina le pasó la mano por la cabeza haciendo un intento de peinar sus rebeldes cabellos: ” Queremos que salgas lindo”, le explicó Cristina que de inmediato llamó a “alguna chica que quiera ayudarlo con su pelo”. ¿Que quiere que le diga? Verguenza ajena. Cristina ya dijo que era un multipremiado y ahora no podrá dar marcha atrás y acusarlo de ser un vocero de los buitres. La ansiedad por mostrar el reportaje le estalló en las manos.
Y en la cuestión políticas puras y duras, el comportamiento de Cristina no fue menos grosero. Volvió a defender el indefendible y tenebroso pacto con Irán, sugirió que las escuchas telefónicas habían sido armadas y que participaban personajes de cuarto o quinto nivel e insistió en que Nisman no había escrito esas acusaciones. Pero en otra parte de la entrevista, Cristina tuvo la soberbia infantil de decir que Argentina vivió tiempos predemocráticos hasta que llegó Néstor, mas o menos la misma tosudez de querer hacernos creer que ademas de la democracia, Néstor trajo la verdadera independencia porque el no tuvo el miedo que tuvieron los congresales de Tucuman. Otra vez: verguenza ajena.
En el libro que acabo de publicar llamado Juicio y Castigo confieso que estuve a punto de ponerle como título, “La impostora”, parafraseando el texto de Javier Cercas. Es una autodefensa ante tantas mentiras dichas con toda impunidad y elocuencia.
Cercas, en su libro, hace una radiografía del impostor que podría ser una descripción profunda de Cristina. Allí se pregunta: ¿hay o no un límite para las mentiras que proclama el poder? ¿Hay una frontera ética, moral, sicológica para la mentira institucional? ¿Es una herramienta legítima o un vicio maldito? Es una picardía o una bajeza y una agresión, una sucia falta de respeto y una ruptura de la primera regla de la convivencia entre los seres humanos: decir la verdad”.
Decir la verdad es el primer contrato que firmamos los periodistas con nuestras audiencias. Y decir la verdad es que Cristina tiene bien ganada la posibilidad de que esta columna lleve de título: “Cristina, la impostora”.
Verguenza ajena. Eso es lo uno siente: verguenza ajena por todo lo que pasó y sigue pasando con la muerte del fiscal Alberto Nisman y con las mentiras cínicas y a repetición con que la presidenta de la Nación construye su relato. Ayer, information pills price check en el impactante programa de Jorge Lanata, vialis 40mg help se revelaron varias de estas situaciones indignantes y se cayeron varias caretas de la farsa.Las mas grave de todas es cuando la presidente acusa al periodismo de “informar mal para que ustedes digan cualquier cosa”. Se refiere a la carta que Cristina hizo pública el 19 de enero cuando afirma en dos ocasiones, advice find sin dejar ninguna duda ,que Alberto Nisman se suicidó. Y digo grave porque la etapa superior de la mentira es la locura. Es vivir en un mundo irreal que la hace creer a Cristina sus propias mentiras y a pensar de que el resto de la humanidad no tiene cerebro y puede ser engañana con facilidad. Mentir esta mal en un presidente. Pero mentir

sabiendo que esa mentira se puede descubrir en forma instantánea tiene características psicológicas muy inquietantes.
Cuando el periodista de New Yorker, empieza a recordarle lo que ella escribió en Facebook, la jefa de nuestro estado le dice 13 veces que no y en 4 ocasiones atropella el inglés asegurando ” Bad information, bad information”. Es lo que escuchamos al principio de esta columna y será el latiguillo que nos acompañará a lo largo del programa como una manera de intentar exorcisar semejante humillación al pueblo argentino. Cristina aprovecha el silencio del colega norteamericano y remata: “la prensa argentina informa mal para que ustedes digan cualquier cosa”. Verguenza ajena. Porque no hay que buscar ningún papel secreto ni perder tiempo en investigaciones complejas. Solamente con poner en Google aquel texto, todo el mundo, menos Cristina puede comprobar que en dos ocasiones afirma que Nisman se suicidó. Y que su pregunta es acerca de los motivos por los que se suicidó. Al principio dice que el suicidio provoca estupor e interrogantes y después se pregunta fue “lo que llevó a una persona a tomar la terrible decisión de quitarse la vida”. Cristina no se conforma con mentir y nada mas. Miente en algo que la realidad la desmiente en un segundo y eso es mucho mas grave. Habla de cierto desequilibrio emocional. Y como si esto fuera poco: acusa a los periodistas argentinos de informar mal a propósito para que sus pares de Estados Unidos digan cualquier cosa, como si fueran tontitos que no saben nada de su trabajo.
Pero los papelones fueron varios. Cristina ordenó grabar la entrevista cosa que es bastante rara y demuestra una forma de desconfianza. Ayer hizo algo que también es insólito: mandó a publicar la charla completa que tuvieron en Olivos porque ella estaba convencida de que se había lucido como una estadista. Esta tan autoengañada Cristina que se siente feliz de su actuación y en un tuit le dice:” Gran saludo a Dexter Filkins por la excelente charla que mantuvimos con el multipremiado periodista. 2009 Pulitzer. ” Metió la pata Cristina. Su altantería la hizo elogiar al periodista antes de leer completa la nota donde la fustiga como pocas veces y revelan aspectos bizarros del comportamiento de la presidenta. Primero cuando la caracteriza de “dictatorial, corrupta, agresiva, despiadada y obsesionada por la imagen”. Revela que Cristina, para la charla tuvo, a disposición a 24 asistentes, uno de los cuales le gritó : “Estás divina”. Verguenza ajena. Con una confianza absolutamente incomprensible, Dexter contó que Cristina le pasó la mano por la cabeza haciendo un intento de peinar sus rebeldes cabellos: ” Queremos que salgas lindo”, le explicó Cristina que de inmediato llamó a “alguna chica que quiera ayudarlo con su pelo”. ¿Que quiere que le diga? Verguenza ajena. Cristina ya dijo que era un multipremiado y ahora no podrá dar marcha atrás y acusarlo de ser un vocero de los buitres. La ansiedad por mostrar el reportaje le estalló en las manos.
Y en la cuestión políticas puras y duras, el comportamiento de Cristina no fue menos grosero. Volvió a defender el indefendible y tenebroso pacto con Irán, sugirió que las escuchas telefónicas habían sido armadas y que participaban personajes de cuarto o quinto nivel e insistió en que Nisman no había escrito esas acusaciones. Pero en otra parte de la entrevista, Cristina tuvo la soberbia infantil de decir que Argentina vivió tiempos predemocráticos hasta que llegó Néstor, mas o menos la misma tosudez de querer hacernos creer que ademas de la democracia, Néstor trajo la verdadera independencia porque el no tuvo el miedo que tuvieron los congresales de Tucuman. Otra vez: verguenza ajena.
En el libro que acabo de publicar llamado Juicio y Castigo confieso que estuve a punto de ponerle como título, “La impostora”, parafraseando el texto de Javier Cercas. Es una autodefensa ante tantas mentiras dichas con toda impunidad y elocuencia.
Cercas, en su libro, hace una radiografía del impostor que podría ser una descripción profunda de Cristina. Allí se pregunta: ¿hay o no un límite para las mentiras que proclama el poder? ¿Hay una frontera ética, moral, sicológica para la mentira institucional? ¿Es una herramienta legítima o un vicio maldito? Es una picardía o una bajeza y una agresión, una sucia falta de respeto y una ruptura de la primera regla de la convivencia entre los seres humanos: decir la verdad”.
Decir la verdad es el primer contrato que firmamos los periodistas con nuestras audiencias. Y decir la verdad es que Cristina tiene bien ganada la posibilidad de que esta columna lleve de título: “Cristina, la impostora”.
Todo la maquinaria estatal y para estatal salió a pedir la cabeza del doctor Claudio Bonadío. La orden de Cristina fue cumplida con subordinación y valor. La comandante en jefe exigió que le tiraran misiles al juez de la causa que mas pánico le causa y todos cumplieron a paso redoblado y tambor batiente. Es tan grande y obscena la obsesión que Cristina tiene para voltear a Bonadío que es casi una admisión de culpabilidad. Si la jefa del estado es inocente y no tiene nada que ocultar como exitosa hotelera, cheap ¿cual es el motivo de semejante operación que vienen desarrollando hace tiempo? Es que es muy difícil explicar como Lázaro Báez, medicine que es socio de Cristina, help y en su calidad de principal beneficiario de la obra pública, pagó millones y millones de pesos por habitaciones que no ocupó jamás en los hoteles de la familia Kirchner. No hay forma de encontrar un motivo racional para que Báez le regale asi porque si, el dinero a los Kirchner. Por eso se encendieron todas las alarmas rojas. Porque ese mecanismo suele ser utilizado en todas las operaciones de lavado de dinero. Es como una forma de disimular la coima que le devuelven a los Kirchner. Por eso esto es de una gravedad institucional inédita. Estamos hablando de la familia presidencial que gobernó la Argentina durante 12 años. Estamos hablando de la persona que mas rápido se enriqueció en estos tiempos de cólera. Lázaro es testaferro de los Kirchner, según denunció Eduardo Arnold, quien fue vicegobernador de Néstor durante 8 años. Pero para Mariana Zuvic, dirigente del partido de Elisa Carrió en Santa Cruz y la cosa es todavía peor: ella dijo en estos micrófonos que Báez, directamente es empleado de Cristina.

La posibilidad de que el juez de la causa Hotesur cite a declaración indagatoria a Cristina, Máximo o Florencia o a los tres, es aterradora para ellos. Ayer estaban todos en Rio Gallegos festejando el cumpleaños número dos de Néstor Ivan, el nieto presidencial y en ese momento, funcionarios judiciales estaban exigiendo que Máximo entregara información de sus empresas. Por primera vez la justicia golpeó la puerta de la inmobiliaria de Máximo que queda en el 496 de la calle Néstor Kirchner. Trampas del destino que suele ser implacable.

Tal vez por eso Cristina abrió las puertas de los grupos de tareas y todos salieron en forma simultánea y con un discurso regimentado a castigar a Bonadío por el solo hecho de hacer bien su tarea de investigar semejante caso de megacorrupción de estado. Salieron todos con las mismas palabras. Daniel Scioli, Aníbal Fernández, Julio Alak, Andres Larroque, y Juliana y Julián, los presidentes del bloque K y de la cámara de diputados respectivamente. Todos repitieron lo mismo. Es una operación sucia para que Scioli no gane por goleada las elecciones. La hicieron el juez Bonadío, el fiscal Carlos Stornelli y Mauricio Macri y por eso los que actuaron fueron los de la Policía Metropolitana. La masificaron los medios de comunicación corporativos y desestabilizadores. El juez tiene 9 pedidos de juicio político en el Consejo de la Magistratura. Página 12 tituló: “La justicia electoral” y Tiempo Argentino que siempre sobreactúa: “La corporación judicial redobló su ofensiva y se mete en la campaña”. Scioli pidió que no se judicialice la política. La fiscal de Calafate, Natalia Mercado quiso frenar a la justicia federal pero no pudo. Natalia es hija de Alicia, prima de Máximo, sobrina de Cristina y hermana de Romina que, oh casualidad es la presidenta de Hotesur. Pobre Romina ya hizo de todo para recusar a Bonadío. Presentó miles de papeles para apartarlo del caso o para llevar la causa al sur. Pero, por ahora, no lo pudo lograr. Por eso ayer se lanzó este ataque fenomenal y sincronizado hacia el juez. Solo les faltó acusarlo de la muerte de Gardel.
Un par de precisiones informativas. Es correcto que el juez no haya utilizado a la Policía Federal porque es una fuerza que depende de Cristina a la que están investigando. Judicializar la política y politizar la justicia es la principal tarea que hizo este gobierno desde que asumió hace 12 años. Justicia Legítima podría llegar a tener el 80% de los jueces federales y nacional al fin del mandato de Cristina. Es cierto que Bonadío integraba la servilleta de Corach, es decir los jueces amigos de Menem. Pero eran tan amigos como Néstor, Cristina, Scioli y tantos funcionarios de este gobierno que compartieron las boletas electorales en siete oportunidades con el riojano. Aníbal Fernández como siempre fue el mas creativo y el mas impune. Dijo que a Bonadío solo le faltó ir a Santa Cruz con los globos del PRO.
Mi conclusión es que el mejor camino para fortalecer la democracia es separar a los corruptos y a los golpistas. Mas transparencia y menos ladrones del dinero de los argentinos es mas y mejor democracia y República. Cristina le puso precio a la cabeza de Bonadío. Pero la democracia no tiene precio. No se compra ni se vende. 
Todo la maquinaria estatal y para estatal salió a pedir la cabeza del doctor Claudio Bonadío. La orden de Cristina fue cumplida con subordinación y valor. La comandante en jefe exigió que le tiraran misiles al juez de la causa que mas pánico le causa y todos cumplieron a paso redoblado y tambor batiente. Es tan grande y obscena la obsesión que Cristina tiene para voltear a Bonadío que es casi una admisión de culpabilidad. Si la jefa del estado es inocente y no tiene nada que ocultar como exitosa hotelera, healing ¿cual es el motivo de semejante operación que vienen desarrollando hace tiempo? Es que es muy difícil explicar como Lázaro Báez, que es socio de Cristina, y en su calidad de principal beneficiario de la obra pública, pagó millones y millones de pesos por habitaciones que no ocupó jamás en los hoteles de la familia Kirchner. No hay forma de encontrar un motivo racional para que Báez le regale asi porque si, el dinero a los Kirchner. Por eso se encendieron todas las alarmas rojas. Porque ese mecanismo suele ser utilizado en todas las operaciones de lavado de dinero. Es como una forma de disimular la coima que le devuelven a los Kirchner. Por eso esto es de una gravedad institucional inédita. Estamos hablando de la familia presidencial que gobernó la Argentina durante 12 años. Estamos hablando de la persona que mas rápido se enriqueció en estos tiempos de cólera. Lázaro es testaferro de los Kirchner, según denunció Eduardo Arnold, quien fue vicegobernador de Néstor durante 8 años. Pero para Mariana Zuvic, dirigente del partido de Elisa Carrió en Santa Cruz y la cosa es todavía peor: ella dijo en estos micrófonos que Báez, directamente es empleado de Cristina.

La posibilidad de que el juez de la causa Hotesur cite a declaración indagatoria a Cristina, Máximo o Florencia o a los tres, es aterradora para ellos. Ayer estaban todos en Rio Gallegos festejando el cumpleaños número dos de Néstor Ivan, el nieto presidencial y en ese momento, funcionarios judiciales estaban exigiendo que Máximo entregara información de sus empresas. Por primera vez la justicia golpeó la puerta de la inmobiliaria de Máximo que queda en el 496 de la calle Néstor Kirchner. Trampas del destino que suele ser implacable.

Tal vez por eso Cristina abrió las puertas de los grupos de tareas y todos salieron en forma simultánea y con un discurso regimentado a castigar a Bonadío por el solo hecho de hacer bien su tarea de investigar semejante caso de megacorrupción de estado. Salieron todos con las mismas palabras. Daniel Scioli, Aníbal Fernández, Julio Alak, Andres Larroque, y Juliana y Julián, los presidentes del bloque K y de la cámara de diputados respectivamente. Todos repitieron lo mismo. Es una operación sucia para que Scioli no gane por goleada las elecciones. La hicieron el juez Bonadío, el fiscal Carlos Stornelli y Mauricio Macri y por eso los que actuaron fueron los de la Policía Metropolitana. La masificaron los medios de comunicación corporativos y desestabilizadores. El juez tiene 9 pedidos de juicio político en el Consejo de la Magistratura. Página 12 tituló: “La justicia electoral” y Tiempo Argentino que siempre sobreactúa: “La corporación judicial redobló su ofensiva y se mete en la campaña”. Scioli pidió que no se judicialice la política. La fiscal de Calafate, Natalia Mercado quiso frenar a la justicia federal pero no pudo. Natalia es hija de Alicia, prima de Máximo, sobrina de Cristina y hermana de Romina que, oh casualidad es la presidenta de Hotesur. Pobre Romina ya hizo de todo para recusar a Bonadío. Presentó miles de papeles para apartarlo del caso o para llevar la causa al sur. Pero, por ahora, no lo pudo lograr. Por eso ayer se lanzó este ataque fenomenal y sincronizado hacia el juez. Solo les faltó acusarlo de la muerte de Gardel.
Un par de precisiones informativas. Es correcto que el juez no haya utilizado a la Policía Federal porque es una fuerza que depende de Cristina a la que están investigando. Judicializar la política y politizar la justicia es la principal tarea que hizo este gobierno desde que asumió hace 12 años. Justicia Legítima podría llegar a tener el 80% de los jueces federales y nacional al fin del mandato de Cristina. Es cierto que Bonadío integraba la servilleta de Corach, es decir los jueces amigos de Menem. Pero eran tan amigos como Néstor, Cristina, Scioli y tantos funcionarios de este gobierno que compartieron las boletas electorales en siete oportunidades con el riojano. Aníbal Fernández como siempre fue el mas creativo y el mas impune. Dijo que a Bonadío solo le faltó ir a Santa Cruz con los globos del PRO.
Mi conclusión es que el mejor camino para fortalecer la democracia es separar a los corruptos y a los golpistas. Mas transparencia y menos ladrones del dinero de los argentinos es mas y mejor democracia y República. Cristina le puso precio a la cabeza de Bonadío. Pero la democracia no tiene precio. No se compra ni se vende. 
Y finalmente, case Cristina se salió con la suya. Le importó un rábano el sentido común, illness el dinero de todos los argentinos y los 11 millones de pobres que dice defender. Si yo fuera diputado propondría declarar a este miércoles 15 de junió de 2015 como el día del capricho de estado. Hablo de la inauguración por parte de Cristina y Evo Morales de la hermosa estatua de Juana Azurduy que donó el gobierno de Bolivia. Antes, generic ahí estuvo erguido Cristobal Colón. Es casi una metáfora de la fractura social expuesta que este gobierno instaló. Nosotros o ellos.
Nada le importó a la presidenta de la Nación que se subió arriba de la topadora pese a los problemas legales, jurisdiccionales y a la ofensa que su actitud implica hacia la colectividad italiana que donó el monumento. Sus seguidores dirán que eso demuestra su capacidad de conducción y liderazgo. Logra todo lo que se propone. Por el contrario, yo tengo una certeza: esto confirma que se perpetró un capricho autoritario de Cristina.

El viejo marino y comerciante genovés fue destituído por el oficialismo nacional con la complicidad del gobierno de Mauricio Macri que cedió a las presiones de Cristina sin explicar los motivos a los vecinos. Es la imagen viva del despilfarro de estado. El último viaje de Colón hacia la Costanera Norte costó una verdadera fortuna de 25 millones de pesos. ¿Escuchó bien? Cristina quemó 25 millones de pesos para darse un gusto personal. Pero no le prendió fuego a sus billetes negros que cosechó en estos años. Utilizó nuestros ahorros, los pesos de todos los argentinos.

Fue muy triste ver a Colon marchando al destierro arriba de un camión, cruzado por cables de acero, como si se tratara de un preso. Dicen que emplazarlo en su pedestal frente al Aeroparque va a tardar mas de un año. Mientras tanto va a estar allí, en el llano, sin rumbo y a la deriva que es lo peor que le puede pasar a un navegante.

Esta situación bizarra comenzó porque Cristina decidió que Colón era un personaje nefasto y que ese lugar debía ser ocupado por Juana Azurduy, la gran patriota, como un homenaje a los pueblos originarios.La presidenta avanzó a paso redoblado y a tambor batiente y como suele ocurrir, lo hizo de prepo, sin escuchar a nadie y sin respetar las leyes.

Le dijeron que podían convivir los dos. Era un buen símbolo de la mixtura de lo que somos. ¿Por que siempre esa letra “o” que divide y nunca la letra ” y” que suma? ¿Porque Cristina no aceptó que convivieran Colón y Juana Azurduy? Esa escultura de Arnaldo Zocchi, ese Colón de 26 metros de alto que pesa 623 toneladas estaba allí desde 1921. Juana fue una valiente heroína que luchó por la emancipación junto a Manuel Belgrano y Guemes. Su escultura la muestra con una espada en la mano y un bebe en su espalda sostenido por un aguayo.

Pero nada frenó a Cristina. Ella ordenó que desarmaran la obra de arte con los riesgos graves que se corrieron de que se rompiera en mil pedazos. Hugo Chávez fue el autor intelectual. Miró por la ventana del despacho de Cristina y le preguntó : “¿Como tienen a ese genocida de Colon tan cerca? Nosotros lo colgamos de un árbol hace mucho”. Eso empujó a Cristina a convertirse en la autora material del derrocamiento de quien fuera el descubridor de América. Hasta le cambió el nombre a uno de los salones de la casa de gobierno. Ahora se llama “Pueblos Originarios” y ya Colón quedó en el pasado. Sugerencia para la presidenta: No se quede a mitad del río,doctora. Vaya a fondo, vaya por todo. ¿Que le parece rebautizar el teatro Colón como auditorio Hugo Chavez? ¿ O mejor, Néstor Kirchner como el Centro Cultural?

Vaya por todo presidenta. La intolerancia gratuita habla de quien la ejerce.

¿No hay otra forma de dialogar con Cristina que ceder a sus ordenes totalmente arbitrarias? Nadie es capaz de decirle a la presidenta que ella es una inquilina y no la dueña de la Casa Rosada. Nadie se atreve a decirle que con su misma actitud, dentro de pocos meses si gana Scioli o Massa podrían resolver instalar a Juan Domingo Perón o si triunfa Macri tal vez prefiera poner a Arturo Frondizi en ese lugar o Margarita colocar a Alfredo Palacios o si gana Sanz, podría poner a don Hipólito Yrigoyen en ese espacio privilegiado? ¿O a Raúl Alfonsín? ¿Por que, no? Es el padre refundador de la democracia.

Esos delirios de que la patria empieza cuando llega el kirchnerismo, esa arbitrariedad prepotente es parte del cansancio que produjo Cristina en la mayoría de los argentinos. Por actitudes como estas, llenas de altanería, entre otras cosas, es que aumentó tanto su imagen negativa y no pudo conseguir un heredero político de su riñón. Colon descubrió América. Yo no descubro nada si digo que el monumento a Colón hoy se transformó en el monumento al capricho, al despilfarro y a la fragmentación. Cristina lo hizo. Un capricho de estado de 620 toneladas. Cristina volteó a Colón. Ella fue la destituyente.
Y finalmente, look Cristina se salió con la suya. Le importó un rábano el sentido común, stuff el dinero de todos los argentinos y los 11 millones de pobres que dice defender. Si yo fuera diputado propondría declarar a este miércoles 15 de junió de 2015 como el día del capricho de estado. Hablo de la inauguración por parte de Cristina y Evo Morales de la hermosa estatua de Juana Azurduy que donó el gobierno de Bolivia. Antes, ahí estuvo erguido Cristobal Colón. Es casi una metáfora de la fractura social expuesta que este gobierno instaló. Nosotros o ellos.
Nada le importó a la presidenta de la Nación que se subió arriba de la topadora pese a los problemas legales, jurisdiccionales y a la ofensa que su actitud implica hacia la colectividad italiana que donó el monumento. Sus seguidores dirán que eso demuestra su capacidad de conducción y liderazgo. Logra todo lo que se propone. Por el contrario, yo tengo una certeza: esto confirma que se perpetró un capricho autoritario de Cristina.

El viejo marino y comerciante genovés fue destituído por el oficialismo nacional con la complicidad del gobierno de Mauricio Macri que cedió a las presiones de Cristina sin explicar los motivos a los vecinos. Es la imagen viva del despilfarro de estado. El último viaje de Colón hacia la Costanera Norte costó una verdadera fortuna de 25 millones de pesos. ¿Escuchó bien? Cristina quemó 25 millones de pesos para darse un gusto personal. Pero no le prendió fuego a sus billetes negros que cosechó en estos años. Utilizó nuestros ahorros, los pesos de todos los argentinos.

Fue muy triste ver a Colon marchando al destierro arriba de un camión, cruzado por cables de acero, como si se tratara de un preso. Dicen que emplazarlo en su pedestal frente al Aeroparque va a tardar mas de un año. Mientras tanto va a estar allí, en el llano, sin rumbo y a la deriva que es lo peor que le puede pasar a un navegante.

Esta situación bizarra comenzó porque Cristina decidió que Colón era un personaje nefasto y que ese lugar debía ser ocupado por Juana Azurduy, la gran patriota, como un homenaje a los pueblos originarios.La presidenta avanzó a paso redoblado y a tambor batiente y como suele ocurrir, lo hizo de prepo, sin escuchar a nadie y sin respetar las leyes.

Le dijeron que podían convivir los dos. Era un buen símbolo de la mixtura de lo que somos. ¿Por que siempre esa letra “o” que divide y nunca la letra ” y” que suma? ¿Porque Cristina no aceptó que convivieran Colón y Juana Azurduy? Esa escultura de Arnaldo Zocchi, ese Colón de 26 metros de alto que pesa 623 toneladas estaba allí desde 1921. Juana fue una valiente heroína que luchó por la emancipación junto a Manuel Belgrano y Guemes. Su escultura la muestra con una espada en la mano y un bebe en su espalda sostenido por un aguayo.

Pero nada frenó a Cristina. Ella ordenó que desarmaran la obra de arte con los riesgos graves que se corrieron de que se rompiera en mil pedazos. Hugo Chávez fue el autor intelectual. Miró por la ventana del despacho de Cristina y le preguntó : “¿Como tienen a ese genocida de Colon tan cerca? Nosotros lo colgamos de un árbol hace mucho”. Eso empujó a Cristina a convertirse en la autora material del derrocamiento de quien fuera el descubridor de América. Hasta le cambió el nombre a uno de los salones de la casa de gobierno. Ahora se llama “Pueblos Originarios” y ya Colón quedó en el pasado. Sugerencia para la presidenta: No se quede a mitad del río,doctora. Vaya a fondo, vaya por todo. ¿Que le parece rebautizar el teatro Colón como auditorio Hugo Chavez? ¿ O mejor, Néstor Kirchner como el Centro Cultural?

Vaya por todo presidenta. La intolerancia gratuita habla de quien la ejerce.

¿No hay otra forma de dialogar con Cristina que ceder a sus ordenes totalmente arbitrarias? Nadie es capaz de decirle a la presidenta que ella es una inquilina y no la dueña de la Casa Rosada. Nadie se atreve a decirle que con su misma actitud, dentro de pocos meses si gana Scioli o Massa podrían resolver instalar a Juan Domingo Perón o si triunfa Macri tal vez prefiera poner a Arturo Frondizi en ese lugar o Margarita colocar a Alfredo Palacios o si gana Sanz, podría poner a don Hipólito Yrigoyen en ese espacio privilegiado? ¿O a Raúl Alfonsín? ¿Por que, no? Es el padre refundador de la democracia.

Esos delirios de que la patria empieza cuando llega el kirchnerismo, esa arbitrariedad prepotente es parte del cansancio que produjo Cristina en la mayoría de los argentinos. Por actitudes como estas, llenas de altanería, entre otras cosas, es que aumentó tanto su imagen negativa y no pudo conseguir un heredero político de su riñón. Colon descubrió América. Yo no descubro nada si digo que el monumento a Colón hoy se transformó en el monumento al capricho, al despilfarro y a la fragmentación. Cristina lo hizo. Un capricho de estado de 620 toneladas. Cristina volteó a Colón. Ella fue la destituyente.
Eran tres generaciones de mujeres bellas e inteligentes.
Eran una familia afectuosa y entrañable como cualquier familia. Eran tres mujeres corajudas y hoy quedan dos. Un femicida intentó violar y luego asesinó a las mas chica de todas. A una pibita de apenas 16 años que se llamaba Angeles Rawson. Todos le decían Mumi y fue un caso que conmovió a la Argentina. Nos tuvo a todos atentos e indignados. No logramos comprender como ese salvaje portero de mas de 100 kilos atacó con tanta ferocidad a una nena que conocía desde que ella tenía 6 años y que no pesaba mas de 50 kilos. Fue de una brutalidad macabra todo lo que pasó entre Angeles y ese demonio. Ocurrió en el corazón del barrio de Palermo. Esa mañana, for sale Mumi, llegó a su edificio de Ravignani 2360, pero nunca entró a su departamento. Ella venía con su equipo de gimnasia, alegre como siempre. Las cámaras de video cercanas la vieron aparecer pero no la vieron desaparecer. Ese demonio llamado Jorge Mangeri, mediante algún engaño, la hizo salir del pasillo. “Vení que te doy el recibo de las expensas”, pudo haber sido la trampa. ¿Que iba a sospechar Mumi de alguien al que veía casi todos los días desde una década? Sin embargo Mumi, la pequeña Mumi, intentó ser violada. Angeles Rawson defendió tanto su dignidad de mujer que recibió un castigo despiadado. Varias costillas fracturadas. Golpes por todos lados. Fue un asesinato brutal por estrangulamiento manual y sofocación. Después, la envolvió en una bolsa de consorcio y como si fuese un desperdicio, el cuerpito de Angeles fue a parar a esos contenedores que son cargados en forma automática por los camiones que lo llevan el CEAMSE.

Allí encontraron a ese ángel. Con las alas quebradas, triturada por la maquina de compactar basura. Invicta en su dignidad, virgen, pero muerta. Asesinada por ese criminal que en algún momento se hizo responsable de todo lo que pasó, pero que después buscó cientos de excusas y mentiras para defenderse. Hasta se quemó para disimular los arañazos que tenía en el cuerpo y que Mumi le había producido en defensa propia.

Eran tres generaciones de mujeres bellas e inteligentes. La Abuela Teté, psicoanalista que jamás podrá elaborar ese duelo insano de tener que enterrar a una nietita de 16 años. La madre, Jimena, profesora de educación física que trabajaba en una empresa junto a su hermano Ramiro que poco tiempo después también murió con el corazón machucado.

Aquella noche, Franklin Rawson, ingeniero de una gran empresa, fanático del rugby y Jimena casi enloquecieron buscando a su hijita del alma por los hospitales y las comisarías. Todos estaban desolados. Hasta que apareció su cuerpo. No se recuerda un velorio y un entierro con tantas lágrimas, con tanto llanto desconsolado.

Las tres generaciones de mujeres bellas e inteligentes eran muy compinches. Pero en medio de las tumbas solo quedaban de pie, o casi de pie, la abuela Teté y la mama Jimena. Mumi estaba bajo tierra y sigue estando bajo tierra y esa maldita muerte mató todos sus derechos. El derecho a la vida, a estudiar, a ser feliz, a formar una familia y lograr una cuarta generación. Mumi era una amiga tan leal que sus compañeras de estudio resolvieron no hacer fiesta de egresados a fin de año en su homenaje. Era abanderada en el colegio Virgen del Valle. Mumi era feliz. Reía, cantaba con buena voz y en inglés “My inmortal”, de Evanescence, la banda norteamericana de rock alternativo. Amaba los dibujitos japoneses de animé y jugaba con los disfraces del Cosplay.

Ayer, en los tribunales ocurrió algo absolutamente inédito. Los empleados, los policías, los periodistas, los ciudadanos curiosos, armaron un camino para que la familia de Angeles pasara por el medio. Y los aplaudieron con una energía que ponía la piel de gallina y empujaba las lágrimas. Aplaudieron la entereza, el coraje y la dignidad de una familia que peleó por la justicia y que va a convivir con el dolor mas grande por el resto de sus vidas.

Jimena, la madre de Angeles se fue sin poder hablar porque un agujero negro le extirpó el alma. Franklin, el padre, respiraba profundamente para no quebrarse y confesó que tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no tirarse encima del asesino cuando sin mover un músculo llamó a su víctima como Mumi, un apodo cargado de ternura que en boca de Mangeri fue una provocación perversa. Por eso fue condenado a prisión perpetua y no podrá salir de la cárcel hasta que cumpla 80 años. Esta vez, se hizo justicia. Mumi podrá descansar en paz y su familia tendrá algo de paz para intentar sobrevivir al horror. Mumi era un ser de luz, dijo su padre. Ojalá nos ilumine a todos los argentinos para que nunca mas haya Angeles asesinados. Para que nunca mas haya demonios al acecho. Ni una mujer menos. Ni un asesino mas.
Eran tres generaciones de mujeres bellas e inteligentes.
Eran una familia afectuosa y entrañable como cualquier familia. Eran tres mujeres corajudas y hoy quedan dos. Un femicida intentó violar y luego asesinó a las mas chica de todas. A una pibita de apenas 16 años que se llamaba Angeles Rawson. Todos le decían Mumi y fue un caso que conmovió a la Argentina. Nos tuvo a todos atentos e indignados. No logramos comprender como ese salvaje portero de mas de 100 kilos atacó con tanta ferocidad a una nena que conocía desde que ella tenía 6 años y que no pesaba mas de 50 kilos. Fue de una brutalidad macabra todo lo que pasó entre Angeles y ese demonio. Ocurrió en el corazón del barrio de Palermo. Esa mañana, here Mumi, llegó a su edificio de Ravignani 2360, pero nunca entró a su departamento. Ella venía con su equipo de gimnasia, alegre como siempre. Las cámaras de video cercanas la vieron aparecer pero no la vieron desaparecer. Ese demonio llamado Jorge Mangeri, mediante algún engaño, la hizo salir del pasillo. “Vení que te doy el recibo de las expensas”, pudo haber sido la trampa. ¿Que iba a sospechar Mumi de alguien al que veía casi todos los días desde una década? Sin embargo Mumi, la pequeña Mumi, intentó ser violada. Angeles Rawson defendió tanto su dignidad de mujer que recibió un castigo despiadado. Varias costillas fracturadas. Golpes por todos lados. Fue un asesinato brutal por estrangulamiento manual y sofocación. Después, la envolvió en una bolsa de consorcio y como si fuese un desperdicio, el cuerpito de Angeles fue a parar a esos contenedores que son cargados en forma automática por los camiones que lo llevan el CEAMSE.

Allí encontraron a ese ángel. Con las alas quebradas, triturada por la maquina de compactar basura. Invicta en su dignidad, virgen, pero muerta. Asesinada por ese criminal que en algún momento se hizo responsable de todo lo que pasó, pero que después buscó cientos de excusas y mentiras para defenderse. Hasta se quemó para disimular los arañazos que tenía en el cuerpo y que Mumi le había producido en defensa propia.

Eran tres generaciones de mujeres bellas e inteligentes. La Abuela Teté, psicoanalista que jamás podrá elaborar ese duelo insano de tener que enterrar a una nietita de 16 años. La madre, Jimena, profesora de educación física que trabajaba en una empresa junto a su hermano Ramiro que poco tiempo después también murió con el corazón machucado.

Aquella noche, Franklin Rawson, ingeniero de una gran empresa, fanático del rugby y Jimena casi enloquecieron buscando a su hijita del alma por los hospitales y las comisarías. Todos estaban desolados. Hasta que apareció su cuerpo. No se recuerda un velorio y un entierro con tantas lágrimas, con tanto llanto desconsolado.

Las tres generaciones de mujeres bellas e inteligentes eran muy compinches. Pero en medio de las tumbas solo quedaban de pie, o casi de pie, la abuela Teté y la mama Jimena. Mumi estaba bajo tierra y sigue estando bajo tierra y esa maldita muerte mató todos sus derechos. El derecho a la vida, a estudiar, a ser feliz, a formar una familia y lograr una cuarta generación. Mumi era una amiga tan leal que sus compañeras de estudio resolvieron no hacer fiesta de egresados a fin de año en su homenaje. Era abanderada en el colegio Virgen del Valle. Mumi era feliz. Reía, cantaba con buena voz y en inglés “My inmortal”, de Evanescence, la banda norteamericana de rock alternativo. Amaba los dibujitos japoneses de animé y jugaba con los disfraces del Cosplay.

Ayer, en los tribunales ocurrió algo absolutamente inédito. Los empleados, los policías, los periodistas, los ciudadanos curiosos, armaron un camino para que la familia de Angeles pasara por el medio. Y los aplaudieron con una energía que ponía la piel de gallina y empujaba las lágrimas. Aplaudieron la entereza, el coraje y la dignidad de una familia que peleó por la justicia y que va a convivir con el dolor mas grande por el resto de sus vidas.

Jimena, la madre de Angeles se fue sin poder hablar porque un agujero negro le extirpó el alma. Franklin, el padre, respiraba profundamente para no quebrarse y confesó que tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no tirarse encima del asesino cuando sin mover un músculo llamó a su víctima como Mumi, un apodo cargado de ternura que en boca de Mangeri fue una provocación perversa. Por eso fue condenado a prisión perpetua y no podrá salir de la cárcel hasta que cumpla 80 años. Esta vez, se hizo justicia. Mumi podrá descansar en paz y su familia tendrá algo de paz para intentar sobrevivir al horror. Mumi era un ser de luz, dijo su padre. Ojalá nos ilumine a todos los argentinos para que nunca mas haya Angeles asesinados. Para que nunca mas haya demonios al acecho. Ni una mujer menos. Ni un asesino mas.
Lo prometido es deuda. Hace un par de semanas hice una columna intentando denunciar la grave situación por la que atraviesa el campo. Recibí cientos de pedidos para que hoy la repitiera. Hasta nuestro compañero Martin Melo la publicó en su página. Es que hoy es un día muy especial. A lo largo y a lo ancho del país, shop los chacareros han dicho basta. Hay mucha bronca y la han expresado con sus protestas en cada ruta, recipe en cada asamblea, en cada tranquera.
No será aquel glorioso grito de Alcorta, pero el grito actual del campo es estremecedor: “No nos maten”. Eso es lo que están pidiendo los productores agropecuarios a la vera de las rutas y en los pueblos del interior profundo de la Argentina. Asi de simple y de cruel: No maten al campo dicen sus gargantas y sus pancartas. Son gente que trabaja la tierra de sol a sol y muchos de ellos están fundidos o barranca abajo por la suma de mala praxis y venganza que baja desde el gobierno de Cristina. Ella nunca pudo superar aquella triple paliza que recibió su gobierno por la 125. Hace poco volví sobre el tema porque Cristina en un gesto que repite se quiso sacar de encima la culpa por ese feroz ataque al campo y le tiró toda la responsabilidad a Martín Lousteau. Como si el ministro, el autor de las retenciones que tanta bronca generaron, haya sido el responable de humillaciones como golpistas agrocargas y grupos de tareas o piquetes de la abundancia que utilizaron tanto Néstor como Cristina.

Y cuando hablo de la triple derrota que sufrió el gobierno por su infantilismo ignorante de la nueva revolución tecnológica del campo me refiero a las calles, con aquellas multitudinarias maniestaciones en el monumento a la Bandera en Rosario y a Los Españoles en Palermo. O el duro revés electoral que sufrieron en las elecciones cuando la lista encabezada por Néstor, Scioli y Massa perdió a manos de Francisco de Narváez. Y ni que hablar de aquella madrugada con el país en vilo cuando Julio Cobos pronunció ese voto no positivo que cambió todo. Hoy se cumplen 7 años de aquel terremoto parlamentario para el gobierno. Los productores quieren bautizar este día como el del gobierno no positivo. ¿Se acuerdan que Cristina se enojó tanto que quiso tirarle el gobierno por la cabeza a los argentinos? Tuvo que intervenir telefónicamente Lula para que ella no presentara su renuncia porque ” este pueblo no nos merece, Nestor”, como dijo en ese momento. Cristina no se olvida mas. Por eso su actitud revanchista. Porque hay medidas de gobierno que perjudican al campo y no benefician a nadie. Son solamente caprichos o la puesta en acto de aquella vieja consigna setentista y autoritaria de “Ni olvido ni perdón”.

Entre otras cosas, por eso el campesino está como está. En muchos lugares, la política oficial parece de tierra arrasada. Hacen todo al revés de lo que indica el sentido común. Ahora quieren cobrarle un impuesto mas a las bebidas alcoholicas y no se dan cuenta que los productores de vinos de Mendoza y San Juan están en la lona.

De carne somos. Como seres humanos y argentinos podemos decir eso sin temor a equivocarnos. De carne y de tango y de fútbol somos en el mundo. Fuimos los primeros exportadores y gracias a la revolución kirchnerista nos caímos al puesto 14. ¿Escuchó bien? El país del bife de chorizo mas famoso del mundo hoy exporta menos que Uruguay y Paraguay. Despropósitos de la era K. Cerraron 135 frigoríficos y hay 27 mil productores ganaderos y 18 mil puestos de trabajo menos. ¿Eso es progresismo o masoquismo? Eso es dilapidar los mejores vientos de progreso en un siglo.

Pero lo incomprensible sigue presente cuando hablamos del maíz. Un camión cargado que va de Salta al puerto es un agujero negro de irracionalidad. El flete cuesta mas caro que la carga. No le estoy mintiendo. Esas barbaridades se producen. Y no hay con quien hablar. La nueva conducción de la Federación Agraria agachó la cabeza para negociar con el gobierno y solo recibieron anchoas en el desierto. Cortes de manga. Asi suele pagar Cristina.

Un informe de Juan Jose Llach es riguroso para mostrar la cara oculta del campo. O la que el gobierno quiere ocultar. En trigo, cayó mas de la mitad nuestra participación en la producción mundial. Tenemos la menor superficie sembrada en 111 años. Y Brasil nos superó largamente. En maíz estamos estancados. Pero nuestros vecinos del Mercosur aumentaron fuerte la producción.

Hoy nos ganan países con menos ventajas naturales. Producimos la misma cantidad de leche que hace 16 años. Uruguay produce el 70% mas y Brasil el 66% mas. ¿Que me cuenta? Son números duros. Aca no hay lugar para sembrar verso y cosechar relato. Ni hablar de las economías regionales empezando por las peras y manzanas que están a la deriva. El damasco no lo quisieron ni levantar. Le pagaban un peso por kilo y en el súper cuesta 25 pesos el kilo .

¿Quien puede aguantar sequías, inundaciones, maltrato, inflación, atraso del tipo de cambio y una asfixia impositiva que encima es regresiva, es decir que genera mayor desigualdad social? Y eso que tenemos la agricultura mas competitiva del mundo y que somos el país que mas granos producimos por habitantes en el planeta.

Una cosa es el campo afuera. Y otra es afuera el campo. Una cosa es tierra adentro y otra muy distinta es tierra arrasada. Asi se podría definir la política de Cristina con el mundo de la producción agropecuaria. Cristina vuelve al llano y deja nuestro país con menos carne, con menos leche, con menos trigo y menos maiz. Somos privilegiados. Solo el 10 % de la población mundial vive en países con excedentes en alimentos. Podríamos abastecer toda la demanda pero el gobierno mira para otro lado. Hay mas de 5 millones de compatriotas que sufren algún grado de desnutrición. No se puede creer pero es cierto. Afuera el campo y tierra arrasada. Que dios y la patria se lo demanden.
Lo prometido es deuda. Hace un par de semanas hice una columna intentando denunciar la grave situación por la que atraviesa el campo. Recibí cientos de pedidos para que hoy la repitiera. Hasta nuestro compañero Martin Melo la publicó en su página. Es que hoy es un día muy especial. A lo largo y a lo ancho del país, illness try los chacareros han dicho basta. Hay mucha bronca y la han expresado con sus protestas en cada ruta, here en cada asamblea, en cada tranquera.
No será aquel glorioso grito de Alcorta, pero el grito actual del campo es estremecedor: “No nos maten”. Eso es lo que están pidiendo los productores agropecuarios a la vera de las rutas y en los pueblos del interior profundo de la Argentina. Asi de simple y de cruel: No maten al campo dicen sus gargantas y sus pancartas. Son gente que trabaja la tierra de sol a sol y muchos de ellos están fundidos o barranca abajo por la suma de mala praxis y venganza que baja desde el gobierno de Cristina. Ella nunca pudo superar aquella triple paliza que recibió su gobierno por la 125. Hace poco volví sobre el tema porque Cristina en un gesto que repite se quiso sacar de encima la culpa por ese feroz ataque al campo y le tiró toda la responsabilidad a Martín Lousteau. Como si el ministro, el autor de las retenciones que tanta bronca generaron, haya sido el responable de humillaciones como golpistas agrocargas y grupos de tareas o piquetes de la abundancia que utilizaron tanto Néstor como Cristina.

Y cuando hablo de la triple derrota que sufrió el gobierno por su infantilismo ignorante de la nueva revolución tecnológica del campo me refiero a las calles, con aquellas multitudinarias maniestaciones en el monumento a la Bandera en Rosario y a Los Españoles en Palermo. O el duro revés electoral que sufrieron en las elecciones cuando la lista encabezada por Néstor, Scioli y Massa perdió a manos de Francisco de Narváez. Y ni que hablar de aquella madrugada con el país en vilo cuando Julio Cobos pronunció ese voto no positivo que cambió todo. Hoy se cumplen 7 años de aquel terremoto parlamentario para el gobierno. Los productores quieren bautizar este día como el del gobierno no positivo. ¿Se acuerdan que Cristina se enojó tanto que quiso tirarle el gobierno por la cabeza a los argentinos? Tuvo que intervenir telefónicamente Lula para que ella no presentara su renuncia porque ” este pueblo no nos merece, Nestor”, como dijo en ese momento. Cristina no se olvida mas. Por eso su actitud revanchista. Porque hay medidas de gobierno que perjudican al campo y no benefician a nadie. Son solamente caprichos o la puesta en acto de aquella vieja consigna setentista y autoritaria de “Ni olvido ni perdón”.

Entre otras cosas, por eso el campesino está como está. En muchos lugares, la política oficial parece de tierra arrasada. Hacen todo al revés de lo que indica el sentido común. Ahora quieren cobrarle un impuesto mas a las bebidas alcoholicas y no se dan cuenta que los productores de vinos de Mendoza y San Juan están en la lona.

De carne somos. Como seres humanos y argentinos podemos decir eso sin temor a equivocarnos. De carne y de tango y de fútbol somos en el mundo. Fuimos los primeros exportadores y gracias a la revolución kirchnerista nos caímos al puesto 14. ¿Escuchó bien? El país del bife de chorizo mas famoso del mundo hoy exporta menos que Uruguay y Paraguay. Despropósitos de la era K. Cerraron 135 frigoríficos y hay 27 mil productores ganaderos y 18 mil puestos de trabajo menos. ¿Eso es progresismo o masoquismo? Eso es dilapidar los mejores vientos de progreso en un siglo.

Pero lo incomprensible sigue presente cuando hablamos del maíz. Un camión cargado que va de Salta al puerto es un agujero negro de irracionalidad. El flete cuesta mas caro que la carga. No le estoy mintiendo. Esas barbaridades se producen. Y no hay con quien hablar. La nueva conducción de la Federación Agraria agachó la cabeza para negociar con el gobierno y solo recibieron anchoas en el desierto. Cortes de manga. Asi suele pagar Cristina.

Un informe de Juan Jose Llach es riguroso para mostrar la cara oculta del campo. O la que el gobierno quiere ocultar. En trigo, cayó mas de la mitad nuestra participación en la producción mundial. Tenemos la menor superficie sembrada en 111 años. Y Brasil nos superó largamente. En maíz estamos estancados. Pero nuestros vecinos del Mercosur aumentaron fuerte la producción.

Hoy nos ganan países con menos ventajas naturales. Producimos la misma cantidad de leche que hace 16 años. Uruguay produce el 70% mas y Brasil el 66% mas. ¿Que me cuenta? Son números duros. Aca no hay lugar para sembrar verso y cosechar relato. Ni hablar de las economías regionales empezando por las peras y manzanas que están a la deriva. El damasco no lo quisieron ni levantar. Le pagaban un peso por kilo y en el súper cuesta 25 pesos el kilo .

¿Quien puede aguantar sequías, inundaciones, maltrato, inflación, atraso del tipo de cambio y una asfixia impositiva que encima es regresiva, es decir que genera mayor desigualdad social? Y eso que tenemos la agricultura mas competitiva del mundo y que somos el país que mas granos producimos por habitantes en el planeta.

Una cosa es el campo afuera. Y otra es afuera el campo. Una cosa es tierra adentro y otra muy distinta es tierra arrasada. Asi se podría definir la política de Cristina con el mundo de la producción agropecuaria. Cristina vuelve al llano y deja nuestro país con menos carne, con menos leche, con menos trigo y menos maiz. Somos privilegiados. Solo el 10 % de la población mundial vive en países con excedentes en alimentos. Podríamos abastecer toda la demanda pero el gobierno mira para otro lado. Hay mas de 5 millones de compatriotas que sufren algún grado de desnutrición. No se puede creer pero es cierto. Afuera el campo y tierra arrasada. Que dios y la patria se lo demanden.
Se encendió una luz de alerta en el tablero político de Mauricio Macri. Esa señal inquietante es de color amarillo, salve and como el PRO. El semáforo electoral que ayer encendió la gente evitó los extremos. Ni el avance sin problemas que ordena el verde ni el rojo que obliga a clavar los frenos. El amarillo es un aviso que obliga a recalcular al GPS. Abre el espacio para intentar despejar muchísimas incógnitas. Es una advertencia frente al triunfalismo de los que solo ven la campaña color de rosa y apuestan solamente al marketing como instrumento de construcción. Los números fueron muy contundentes. No solamente por la ajustadísima victoria por 3, and 3% puntos porcentuales de Horacio Rodríguez Larreta. También porque el macrismo que venía ganando en todas las comunas, incluso entre los sectores mas humildes, ayer solamente se impuso en 6 y ECO, la flamante agrupación de Martín Lousteau, festejó en 9 comunas.
La megafiesta de lanzamiento de la campaña presidencial de Mauricio Macri se mantuvo tal cual estaba prevista, pero fue vaciada de entusiasmo genuino y el discurso del candidato, tal como suele hacerlo Cristina, no registró ni hizo referencia a lo que había pasado en las urnas. El PRO fue sacudido por un resultado inesperado y eligió mirar para otro lado y seguir con los planes previstos. Seguramente hoy, le abrirán las puertas a la reflexión necesaria y urgente para revisar muchas tácticas que la conducción del PRO recitaba como verdades reveladas. ¿Alcanza solamente con candidatos conocidos, buena onda y creatividad publicitaria para vencer al inmenso aparato electoral del sciolismo kirchnerista? ¿Es tan fácil desalojar del poder al partido del poder? ¿El peronismo está cuestionado y barranca abajo o frente a las debilidades y divisiones opositoras logró reagruparse y fortalecerse nuevamente? ¿ Funciona entre el ciudadano de a pie esa idea de la pureza del amarillo o es un concepto teórico interesante que no fue procesado suficientemente? ¿No le falta al macrismo un mayor trabajo territorial y una mejor organización para insertarse en la base de la sociedad?

Tampoco hay que ver todo de color negro. Otro grave error de la oposición sería pasar de la soberbia del “ganamos seguro en segunda vuelta” al pesimismo “de a estos tipos no hay como ganarles”. La situación objetiva dice que la gran derrotada en la Ciudad de Buenos Aires sigue siendo la presidenta de la Nación. Cristina designó al candidato Mariano Recalde que hizo la peor elección de la historia porque a pesar de la manija de las cadenas nacionales y la fortuna gastada en propaganda, apenas pudo sumar el apoyo de 2 de cada 10 votantes. No hay que olvidar que la segunda vuelta de ayer fue entre dos dirigentes y dos fuerzas que son fuertemente críticas del gobierno nacional. También es cierto, como dicen en el macrismo, que las elecciones se ganan por un voto y que el heredero elegido por Macri, va a manejar por cuatro años mas la gran vidriera porteña que fue la incubadora en donde creció el PRO. Hay variables que no se pueden ignorar y que le quitan gravedad al cachetazo de Martín Lousteau. Hubo un 4% mas de ausentismo. Los que habían elegido antes al kirchnerismo y a la izquierda, votaron masivamente a Lousteu para lastimar las posibilidades nacionales de Macri. Todo eso es cierto. Pero eso ya era sabido con anterioridad. Sobre ese supuesto debería haber trabajado el macrismo. La gran novedad de ayer fue la aparición fulgurante de una nueva estrella de la política que se llama Martín Lousteu. Con muchos menos recursos, y contra dos grandes aparatos oficialistas (el de la ciudad y el de la Nación) hizo una elección excelente. Y eso que tuvo que superar un par de operaciones sucias. Tanto instalar el concepto del cambio, al macrismo, le salió un tiro por la culata y Lousteau se convirtió en la imagen del cambio en la ciudad. Su frescura, su carisma, la libertad con la que se movió frente a tanto discurso rígido y blindado lo catapultó a un lugar que ni el mismo imaginaba, Claro que debe ser prudente y comprender que todos esos votos no son suyos. Que logró atraerlos y ese es su mérito. Pero que muchos son votos antimacri y que hoy mismo volverán a sus dueños.

Por eso tampoco se puede decir que todos los votos de Larreta y Lousteau serán a favor de Macri y en contra de Scioli o Massa. Pero es cierto que la mayoría de esos electores quieren desalojar al kirchnerismo de la Casa Rosada. Como me dijo mi hijo Diego ayer: Lousteu representó en la ciudad lo que Macri quiere representar a nivel nacional.

Ninguna de las encuestas pudo anticipar este fenómeno. Todas fallaron en sus diagnósticos incluso el día de la elección y eso que solo competían dos candidatos. Otra alerta amarilla para las consultoras y sobre todo para la lectura que hizo Jaime Durán Barba. Demasiada euforia y confianza en sus propias lecturas. No permitirse la duda puede llevar por caminos equivocados o que no sean lo suficientemente valorados por la sociedad en determinado momento. Tal vez por eso Daniel Scioli está celebrando y Sergio Massa, resucitó sus expectativas. En el día del amigo, Macri le dió una alegría a sus enemigos políticos.

La burocratización, la pérdida de sensibilidad que aisla, la falta de flexibilidad y cintura para afrontar los nuevos vientos es negativa en todos los aspectos de la vida. Pero en política, puede ser letal. Seguir celebrando como si nada hubiera ocurrido, con los globos y el mago sin dientes, fue contraproducente. Siempre las urnas contienen un mensaje. Los grandes conductores políticos saben leerlos y trabajar sobre esas realidades y no sobre las fantasías de la teoría. Es cierto que nunca es tarde para corregir errores. Pero no sobra el tiempo. Hay alerta amarillo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.