El ilustre ciudadano Kovadloff – 24 de junio 2022

Dentro de media hora, la Legislatura de la Ciudad, consagrará un acto de estricta justicia. Van a distinguir al ilustre ciudadano Santiago Kovadloff como ciudadano ilustre. Esa ceremonia tendrá la mejor escenografía porque se va a realizar en el Teatro Colón. Enseguida voy para allá. Pero antes, quiero recordar este humilde homenaje a semejante patriota.
Podríamos bautizarlo como el poeta de
la República. O el filósofo de la libertad. Usted elige cual es la definición que más le gusta de Santiago Kovadloff.
No es un hombre grande. Es un gran hombre. Un representante cabal de lo mejor de nuestra especie
Pocas veces leí algo tan bello y movilizador para explicar lo que somos. Dice Santiago: “Si un milagro es un hecho infrecuente e irrepetible, cada uno de nosotros, es un milagro, puesto que no tenemos repetición. Somos uno y por una única vez”. Suele citar a Octavio Paz para certificar que “los hombres estamos hechos de palabras. Somos lo que hacemos con el lenguaje y lo que el lenguaje hace con nosotros”.
Santiago querido es de esas personas que es un diamante con varias caras, una mejor que la otra. Una encuesta de Poliarquía, realizada en mayo del 2019 entre líderes de opinión, colocó a Santiago Kovadloff en el primer lugar, entre los intelectuales y científicos más destacados del país por encima de Beatriz Sarlo, Juan José Sebrelli, Gabriel Rabinovich, Facundo Manes, Pablo Gerchunoff y Juan Martín Maldacena. Todas mentes privilegiadas. Asamblea multitudinaria de neuronas.
Los saberes de Kovadloff son tan diversos que muchos, no saben cómo definirlo. ¿Es filósofo, poeta, ensayista, traductor? Es todo eso junto, pero falta una palabra mayor para calificar su estatura ética y republicana. Es un terapeuta de las enfermedades psicológicas de la patria y un custodio permanente de las ideas que vienen a refundarla. Como un candelabro, una menorá, para decirlo en hebreo, Kovadloff sostiene la luz que ilumina todas las oscuridades.
Santiago además es una persona que disemina por la vida, semillas de afecto y abrazos con todo el cuerpo. Confía en que florezcan en la tierra fértil de Argentina. Su porte elegante, su voz seductora y potente, suele despertar los suspiros de las mujeres. Pero él tiene su corazón y su vida entrelazada y eterna con Patricia, su compañera ideal. Ojalá todos los enamorados podrían escribir lo que él escribió para ella: “Fe que me das/ lo que entró en mi como una fiesta/mano tendida mujercita/ los muchos años que con sombras y luz nos vieron, hermosa voz, abismo en que reposo”.
La tesis con la que se recibió en Filosofía y Letras fue sobre Martin Buber y se llamó “El oyente de Dios”. A partir de ahí construyó una trayectoria difícil de igualar. Es académico de la lengua en Argentina y miembro correspondiente de la Real Academia Española. Es profesor honorario de la Universidad Autónoma de Madrid.
Tuvo que exiliarse cuando la dictadura de Videla venía degollando libertades y aprovechó para perfeccionar el portugués con el que tradujo al castellano a próceres como Fernando Pessoa y Vinicius De Moraes. Al revés llevó al portugués textos de Joan Manuel Serrat y Les Luthiers. Pocos saben que también es un tierno autor de relatos para niños. Muchos saben de sus textos memorables: “Las huellas del rencor”, “El silencio primordial” o “La Nueva ignorancia” y “Locos de Dios”.
Sus tesoros son la sonrisa de su mujer al despertar, su intercambio intelectual y sensual con ella, y el yacimiento de amor entrañable por sus hijos, Diego que vive en Londres, Valeria y Julia. Eduardo Galeano, en “El libro de los abrazos”, cuenta que cuando Santiago llevó a conocer al mar a su hijo, el chico atropellado por la inmensidad y la belleza, le pidió a su padre que lo ayudara a mirar. Ese día Diego hizo su primer poema.
La biblioteca de su casa está desborda de libros muy antiguos que Santiago acaricia como a un bebé. Pero la reliquia que venera, tiene que ver con sus genes. Es un samovar del níquel y cobre fabricado en 1898 que de pibe él llamaba “la casita del té” y que estaba en la casa de sus abuelos donde el idish era una campanita de alegría. Los cuatro vinieron de Odesa y de Kiev, huyendo de los pogroms zaristas. Tal vez por eso, Santiago tiene marcado a fuego la palabra libertad en sus neuronas.
Arriba de los escenarios muestra su carisma comunicativo. En el teatro dirigido por su hija o en el café concert bajando a la tierra y a la seducción de las personas comunes a Borges, Cortázar o el mismo Pessoa acompañado por músicos de aquellos. Su firma está en todas las solicitadas a favor de la República y las mentes abiertas y en contra de todo tipo de fanatismos. Su cuerpo está en todas las manifestaciones que pelean por una justicia ejemplar que esté a la altura de lo que necesitamos en este momento de la historia nacional.
Tal vez por eso, los kirchneristas lo atacaron y lo atacan tanto. Incluso alguno de los que fueron sus más brillantes discípulos. Es que los dogmáticos del autoritarismo presuntamente revolucionario y los negacionistas del robo del siglo K, no se pueden permitir dudar con las certezas que predica Santiago. Un energúmeno fascista como Juan Labaké, tuvo la caradurez de acusarlo de “traidor a la patria”, ridiculez que fue rápidamente desestimada. Un par de ignorantes ediles kirchneristas de Bragado trataron de evitar que fuera declarado ciudadano ilustre durante la Feria del Libro. Su conferencia fue exitosa y masiva y se tituló “La Aventura de leer”, que bien le hubiera venido a esos muchachos que hacen ostentación de su ausencia de neuronas y su falta de lectura.
Con mi hijo Diego, tuvimos el honor de que Santiago prologara nuestro libro urgente que llamamos “Cuidáte changuito”. Ahí dijo cosas que nos inflaron el pecho y el orgullo, con el título: “Dos hombres de palabra”. Y aseguró que Diego “ha entendido que significa heredar. Heredar es transformar lo recibido mediante los propios recursos creadores”.
Pero si de frases lúcidas se trata, se podría citar una montaña de Kovadloff. Yo elijo algunas:
• La muerte no es algo que va a sobrevivir. Uno viviendo se va muriendo y deja de morir cuando expira. Para poder morirse hay que estar vivo.
• La política es un ejercicio moderado de la maldad, pero a la vez es imprescindible porque sin ella no hay organización social.
• La Argentina es una sociedad donde la experiencia no logra transformarse en enseñanza.
• Creo que este texto no resume el océano de creatividad que lo habita pero, por lo menos, es muy representativo y dice así:

• Mi casa es esta mujer que ahora duerme a mi lado. Como ella, con ella, todo a mi alrededor reposa. Cuando ella despierte, también lo harán las cosas. Volverán a abrirse las puertas, correrá el agua otra vez, los pasos avivarán la vieja escalera, caerá de nuevo la luz sobre las plantas. Yo retornaré a mi mesa, a las palabras, y su voz, como un halo, circundará mi día. Cuando ella se
• haya ido a su trabajo, alzaré los ojos de la página, y un tapiz, un clavel, un amuleto inesperado en la cocina de la casa repetirán el nombre de esta mujer que todo lo pobló con su presencia y el acierto de sus manos.
• Ella es mi casa, puerta mayor de acceso al sentido de estos cuartos. Si el egoísmo o la indiferencia quiebran nuestro encuentro, la casa se oscurece. Como una dura denuncia de soledad sin remedio, las paredes se cargan de presagios, se repliega el color de cada cosa, la casa se vacía, y habitarla es quedar a la intemperie. Mi casa es esta mujer que ahora duerme a mi lado. Cuando ella anda lejana, todo es lejano en la casa; con ella se van en tropel las cosas de mi entorno, y estar aquí se vuelve una tortura; acosa cada sitio, cada paso lastima, rincones y objetos se hacen inservibles. Y la casa recuerda, en un susurro triste, que alguna vez supimos ser mejores. Si renace la alegría, renace la casa. Cuando la lucidez o el deseo vuelven a reunirnos, la casa otra vez se ilumina: tienen sentido mis papeles, cada cuarto es la evidencia de un proyecto. La casa entera es una fiesta y por la vieja escalera vuelve a correr el aliento suave y denso de la vida.
Santiago Kovadloff, me honra con la palabra hermano. Ojalá yo pudiera estar a esa altura.
Pero para el cierre, quiero decir algo más:
Es cierto que Santiago es el poeta de la República. O el filósofo de la libertad. Pero también es el gran escritor del amor. Y Patricia lo sabe.

Grave complicidad con el terrorismo iraní – 23 de junio 2022

Se lo pregunté con toda claridad a Miguel Ángel Toma, ex secretario de inteligencia de la Nación. ¿Este es un gobierno de inútiles o son cómplices del terrorismo iraní? “Cómplices”, contestó sin dudar.
Los diputados Ricardo López Murphy y Gerardo Milman actuaron en consecuencia y presentaron una denuncia por encubrimiento contra los máximos responsables de la seguridad nacional: El ministro Aníbal Fernández y el jefe de los espías, Agustín Rossi. Es lo menos que se puede hacer frente a una postura del gobierno que mezcla frivolidad con irresponsabilidad criminal y complicidad con los tripulantes del avión iraní disfrazado como venezolano.
El principal título del diario La Nación de hoy dice: “Nuevas pruebas confirman el vínculo del piloto del avión con grupos terroristas”.
Sería muy esclarecedor, aunque utópico, que pudiéramos armar una especie de conferencia de prensa con una pregunta a cada funcionario involucrado. Por ejemplo:
– Ministro Aníbal Fernández: ¿Todavía sostiene que el piloto Gholamreza Ghasemi es un homónimo? La justicia encontró en su teléfono celular fotos de tanques, misiles, drones artillados, banderas que incitan a la muerte de Israel y una imagen del piloto joven y con el uniforme de la tenebrosa brigada Al-Quds. Estos terroristas, se especializan en operaciones junto a Hezbollah, Hamas o la Jihad. Sr Ministro, si me permite el lenguaje coloquial, “homónimos las pelotas”.
– Secretario de Inteligencia, Agustín Rossi: ¿Todavía sostiene que los iraníes son instructores de vuelo? Lo desmintió hasta un importante diputado chavista llamado William Fariñas que dijo: “nuestros aviones vuelan con pilotos entrenados”. El FBI y el estado de Israel dieron información precisa sobre las aeronaves que utilizan el comercio como una cobertura para disimular las verdaderas actividades de transporte de armas para células terroristas. ¿Le preguntó a su antecesora, Cristina Caamaño si había recibido un alerta al respecto? Pregunto porque el respaldo de la ex funcionaria a estos grupos, tal vez hizo que la dejara en un cajón. Señor Secretario, si me permite el lenguaje coloquial, “instructores, las pelotas”.
– Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa: ¿Todavía sostiene que fue un contrabando de cigarrillos que involucraba a Mauricio Macri? Lo digo porque por orden del presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez se presentó una denuncia ante la justicia y porque Uruguay, no le permitió al avión aterrizar en su territorio. Israel acaba de felicitar a ambos países por la responsabilidad que evidenciaron. Señor Presidente de la Cámara de Diputados, si me permite el lenguaje coloquial, “contrabando de cigarrillos, las pelotas”.
– Señora vocera presidencial, Gabriela Cerruti:¿Todavía sostiene que la novela del periodismo pasa de los límites razonables? Hace exactamente una semana en este mismo espacio de mi columna le dije: “No es una novela, es la tenebrosa realidad”. En este caso como en la mayoría de las oportunidades, los periodistas abordaron este tema tan delicado con rigurosidad, prudencia y sin las frivolidades que dijo usted y parte de su gobierno. Además, le dieron el contexto que corresponde en un país que sufrió tres atentados terroristas de estos fundamentalistas. Hablo de la voladura de la AMIA, la embajada de Israel y el asesinato del fiscal Alberto Nisman, pocas horas antes de que concurriera al Congreso a acusar a Cristina de haber encubierto a los criminales que cometieron los anteriores ataques. Señora vocera, si me permite el lenguaje coloquial, “novela periodística, las pelotas”.
– Señor Presidente de la Nación, Alberto Fernández: ¿Todavía sostiene que la oposición quiso mostrar algo que no es, algún movimiento oscuro, pero no existió ninguna irregularidad”. Se lo planteo porque no es una pavada que la embajada de Israel haya dicho por escrito y con papel membretado que Irán está trabajando en consolidar bases en Sudamérica para ejecutar acciones terroristas.
O que los voceros de Irán en el país,
Luis D’Elía y Rodolfo Tailhade, salieran a colocarse como escudos de los pasajeros que van y vienen de Ciudad del Este, la triple frontera, Caracas, Rusia y Teherán. El gobierno es tan trucho que no se puso de acuerdo ni para mentir.
No se pueden banalizar las relaciones con organizaciones terroristas ni con los países que la protegen y las financian. Hay un riesgo para personas y organismos con sede en la Argentina. El gobierno debe garantizar la seguridad para todos los que habitan el suelo patrio. No es gratis andar por el mundo del brazo y por la calle con Maduro, Putin, Díaz Canel, Daniel Ortega o las autoridades de Irán. No es bueno para ningún ciudadano decente que el gobierno de los Fernández nos haya colocado del lado del eje del mal. Repito que este concepto sirve para cualquier dictadura y tiranía. De las que simpatizan con Fidel Castro o con Jorge Rafael Videla. No es bueno quedar pegados a los chavistas, estalinistas o fundamentalistas mesiánicos. Mientras más lejos de esa basura, mejor.
La democracia republicana, la defensa de la paz y la convivencia y el repudio a los terroristas, torturadores y censuradores es el camino. De lo contrario, entraremos en un túnel que tiene como final un precipicio institucional.
– Señor Presidente, si me permite el lenguaje coloquial, “mostrar algo que no es, las pelotas”.

Feroz fuego amigo contra Cristina – 22 de junio 2022

Esta es la gran novedad política. Por primera vez, Cristina está recibiendo un feroz fuego amigo con acusaciones sumamente graves. Dirigentes que antes la defendieron con fanatismo, ahora están poniendo en duda su honestidad, su lealtad e incluso su ideología. Aunque suene muy extraño, la respuesta de los piqueteros a Cristina incluyó la acusación de tener una mirada liberal o cercana a las posiciones del macrismo. “ Cristina tiene un quilombo con la negrada, no quiere a la negrada, ella prefiere los blanquitos de clase media de La Cámpora”, dijo Luis D´Elía en una radio del palo. La acusó de discriminar a los pobres.
Se desató la guerra entre los piqueteros y Cristina, como dijo D’Elía y en esa batalla, le tiran con argumentos que hasta ahora solo utilizaban los periodistas más críticos e independientes y algunos implacables políticos opositores.
Es una clara muestra de que Cristina
está atravesando por su peor momento. Pero no solamente por el fracaso estrepitoso de su pacto con Alberto. Cristina no consiguió hacer un gobierno medianamente eficiente, ni tampoco logró la impunidad que tanto espera y tanto la desespera. Está más acorralada que nunca, como dice hoy Joaquín Morales Solá. La Corte Suprema en general y el fiscal Diego Luciani en particular, avanzan con firmeza para que haya verdad, juicio, castigo y condena en el caso del robo del siglo en la causa vialidad. En su alegato, el fiscal pedirá una pena que va de 5 a 16 años y está todo dicho. A fin de año se conocerá el veredicto. Pregunta chicanera a plazo fijo: ¿si es condenada, Alberto estará dispuesto a indultarla?
Pero insisto en que el dato más inesperado es que kirchneristas de antigua militancia, hoy se atreven a criticar fuertemente a Cristina. Y a las pruebas me remito:
Luis D’Elía no es un eslabón suelto. Hoy expresa lo que Alberto no se atreve a decir. Sus acusaciones fueron demoledoras contra quien fuera su jefa política. Se las resumo: “Cristina tiene posiciones suicidas y yo no me quiero suicidar con ella. Muchas de sus posturas están en sintonía con el macrismo. Yo no fui a la cárcel por corrupto. Fui por defender a Cristina. Cuando estuve preso, ni ella ni su Máximo se interesaron por mí, ni por mi familia. No quiero iniciar la perestroika en el kirchnerismo pero yo, siempre viví en El Tambo y ella tenía tres hoteles y el secretario Muñoz compraba propiedades en Estados Unidos por 60 millones de dólares. Yo miraba con asco eso desde la cárcel”.
Estas acusaciones de corrupción, falta de agradecimiento, mezquindad y delirio político, recién se las hacen ahora cuando el barco se está hundiendo. Semejantes denuncias en la boca de D´Elia, como veterano kirchnerista y correveidile de Alberto, conforman un hecho político como para tener en cuenta.
Profundiza la grieta en la coalición de gobierno y quema los papeles de un relato emancipador. Es el Frente de Todos contra Todos. Coloca a Cristina cada vez más lejos de las mayorías parlamentarias o electorales y la acerca a liderar un partido de cuadros, testimonial, con capacidad de daño y movilización y sin posibilidades de colocar un presidente propio en el 2023.
“No me quiero suicidar con ella”, dijo D’Elía. No lo dijeron pero es lo que piensan viejos defensores cristinistas que huyeron al lado de Alberto como Aníbal Fernández quien la había caracterizado como el mejor cuadro de los últimos 50 años, o Filmus, entre otros.
Cristina con su discurso en Avellaneda desafió a los movimientos sociales conocidos como “Los Cayetanos” por su cercanía ideológica con el Papa Francisco. Pérsico, conductor del Movimiento Evita confesó que su verdadero jefe es Jorge Bergolio. Y ya se sabe que Juan Grabois es el único argentino que duerme en Santa Marta cuando viaja al Vaticano.
El Movimiento Evita, histórico rival de La Cámpora en la pelea por las cajas y las prebendas del poder, fue el apuntado con más claridad por Cristina. “Eso no es peronismo”, sentenció y luego se burló:
“Si los viera Evita, mamita, mamita”.
Poderoso caballero es don dinero. El Evita maneja, entre otras cosas, el presupuesto del Potenciar Trabajo. Son 227.100 millones de pesos para este año. La guardia de hierro de Cristina, La Cámpora, entre otros millonarios recursos del estado, en ese ministerio dispone de la Tarjeta Alimentar que dispone este año de la friolera de 248.740 millones de pesos.
Hacen lo que quieren con la plata de todos los argentinos que trabajan, producen y pagan impuestos confiscatorios cada vez más asfixiantes de la actividad económica.
Jorge Fernández Díaz dijo que el use y tire se repite entre Perón y Cristina. El general echó a los Montoneros de la Plaza después de utilizarlos como formaciones especiales y juventud maravillosa. Y ahora, Cristina ataca a los piqueteros pese a que en el 2009 fue ella misma la que parió este mecanismo clientelar.
Jorge dice que, metafóricamente, Pérsico fue echado dos veces de la Plaza. Pero el barbado comandante evitista no se rinde. Redobla la apuesta y desafía el liderazgo de Fernando Espinoza en La Matanza con Patricia Cubría, su propia esposa como candidata.
El lugarteniente del comandante camporista, El Cuervo Larroque acusó al Evita de lo peor: de pactar con Martín Guzmán para bancar el ajuste. Parece mentira pero es verdad. Larroque dice que su gobierno está haciendo un ajuste y que los piqueteros oficialistas son sus escudos defensores. Ni Macri se atrevió a decir tanto. Es que Cristina los insultó en su charla telefónica con Parrilli y nunca les perdonó aquella bandera que decía “Nos duele lo que falta”.
Por algo el movimiento Evita se fue con Florencio Randazzo y Alberto Fernández y compartieron el sapo electoral con el 4% de los votos. Capacidad de movilización no es igual a respaldo en las urnas.
El Chino Navarro, dijo que Cristina desconoce profundamente los horrores de la nueva pobreza, que es más fácil ser patrón que dirigente y que con las críticas de Cristina los únicos que se benefician son Macri, Milei y los grupos económicos. Y reconoció que Evita estaría furiosa con lo que el peronismo destruyó en los últimos tiempos: hoy solo 4 de cada 10 trabajadores son formales y en blanco y 4 de cada 10 argentinos, son pobres. Es el certificado de defunción de un modelo populista que multiplica la pobreza y que reparte la riqueza entre los funcionarios ladrones.
Y la frutilla del postre fue la del oficialista y funcionario Daniel Menéndez de Barrios de Pié: “el discurso de Cristina fue despectivo, estigmatizante y maltratador con los pobres. Y eso duele”.
Puro fuego amigo feroz contra Cristina.