Con “M” de mafia, de Moyano y de Moreau – 13 de mayo 2022

Fue tan grave el apriete y la intimidación que la valiente jueza María Eugenia Maiztegui pidió licencia médica y se corrió de la causa que tiene presos a dos dirigentes del sindicato de Camioneros. Algunos hablan de que la magistrada tuvo un pico de stress o ataque de pánico. Se descompensó. Todo producto de un despreciable operativo de pinzas entre patoteros y mafiosos. Por un lado la atacaron con movilizaciones e insultos los matones de Pablo y Hugo Moyano. Y por el otro, el diputado ultra cristinista Leopoldo Moreau. Como presidente de la Comisión Bicamercal de Inteligencia, Moreau le envió una carta ilegal a la jueza lo que constituye una injerencia inadmisible. Allí pretende acceder al expediente para ver si se violó la ley de inteligencia. Una desmesura que los Moyano agradecieron explícitamente por los servicios prestados. Moreau amenazó a la jueza con denunciarla por mal desempeño. Por eso, el título de esta columna es “Con M de mafia, de Moyano y de Moreau”. Lograron su objetivo. La doctora Florencia Arietto, le hará una denuncia penal al legislador por “obstrucción a la justicia y apremios ilegales”. El objetivo es que la jueza anule la causa y libere a los detenidos. La fiscal María del Valle Viviani, también corajuda, encabezó un allanamiento en la sede central del gremio de Camioneros. Dicen que primero expulsó a unos guardaespaldas grandotes y provocadores y los amenazó con ordenar su detención y después hizo callar a Hugo Moyano que ingresó a los gritos y los insultos.
Los dos detenidos para los que se pide la prisión domiciliaria son Maximiliano Cabaleyro y Fernando Epíndola. Están acusados de extorsión y coacción en el marco de bloqueos a la Distribuidora Rey de San Pedro. Utilizaron la metodología habitual. Inventan que la empresa tiene una deuda y no dejan trabajar, ni entrar ni salir a los camiones que reparten la mercadería hasta que el dueño cede y les pague las coimas que exigen.
Los grandes empresarios no dicen una palabra de esto. Tienen una mezcla de cobardía y complicidad con los corruptos sindicalistas, hampones y millonarios. Prefieren negociar con los delincuentes como si se tratara de una paritaria. Los jerarcas sindicales les piden mil pero finalmente arreglan en 500. Un toma y daca que naturaliza y consolida el delito.
Una cosa es la defensa de los derechos de los trabajadores y otra muy distinta es la violación de la ley. Una cosa es un paro por reclamos salariales que es un derecho constitucional y otra muy distinta es poner tres camiones y cuatro malandras a no permitir la circulación de una empresa.
Además del clan Moyano y el impresentable de Moreau, se sumaron a las presiones dirigentes del Frente de Todos porque Cabaleyro, además es concejal del cristinismo. María Eugenia Vidal se expresó con contundencia en Twitter: “Así se maneja el kirchnerismo: con aprietes y extorsión. Ahora presionan a una jueza para lograr la impunidad de un grupo de sindicalistas mafiosos. En 2023 vamos a quitarle el poder a las mafias, en las urnas y para siempre”.
Hace un mes, Cristian Ritondo, el ex ministro de seguridad de Buenos Aires, resumió la situación: “Los Moyano usan métodos mafiosos porque los dejan. Hay un estado ausente en la provincia”. Aprietes, extorsiones, bloqueos, patotas organizadas que llevaron a la quiebra a muchos pequeños empresarios o que obligaron a sus dueños a instalarse en otros países.
Pero en Abril, llegaron demasiado lejos. Porque bloquearon una ciudad y tomaron de rehenes a 160 mil habitantes. Cerraron los ingresos a San Nicolás, desabastecieron a los negocios de alimentos y, como si esto fuera poco, dejaron las bolsas de basura a la intemperie, desbordando los contenedores. Eso solo generó una situación de alto riesgo sanitario y obligó al intendente Manuel Passaglia a organizar a empleados municipales para recoger los desperdicios y evitar enfermedades.
Pablo, Hugo y el cártel de los Moyano, después de muchas horas de angustia, depusieron su actitud que constituía un ataque contra la legalidad. Sitiar una ciudad en tiempos de democracia, es rebelarse contra un pilar del estado republicano.
El padre de uno de los detenidos dijo que “iban a matar de hambre” al pueblo de San Nicolás y atacaron a varios periodistas, pero sobre todo a Lili Berardi de San Pedro. Vaya para ellos toda nuestra solidaridad.
San Nicolás demostró cual debe ser el camino. La sociedad productiva que genera trabajo y progreso no se debe dejar intimidar por esta oligarquía sindical de magnates y barras bravas.
Hay que decir que ni el gobernador Axel Kicillof ni el ministro de seguridad Sergio Berni movieron un dedo a pesar del pedido de ayuda del intendente. El que calla otorga. Son incapaces de proteger el territorio de su provincia y miran para otro lado cuando se viola la ley en sus narices. Es que los Moyano son del palo. Pablo transa con Máximo. Hugo es un soldado de Alberto. Y Alberto, increíblemente, considera que Hugo Moyano es el modelo de dirigente sindical que necesita el país. No sé cómo pretende que haya inversiones o que se instalen nuevas empresas con tanta inseguridad jurídica y simpatía por los ladrones y apretadores.
La primera escena de relaciones carnales fue en la inauguración del Sanatorio Antártida de los camioneros. El Presidente Fernández presentó a Hugo Moyano como si fuera una mezcla de Nelson Mandela y Favaloro. Les dijo a sus hijos que Hugo era un dirigente “ejemplar”.
Vergüenza ajena es lo que produjo, pero nadie se escandalizó lo suficiente.
Estos son los personajes nefastos que hundieron a la Argentina. Pero hay que destacar, como contrapartida, la valentía del lado de las víctimas. Primero, Gustavo Rey, el empresario que se animó a hacer la denuncia en los tribunales y la del intendente Manuel Passaglia, que no cedió ante la extorsión. Pero hubo tres mujeres que jugaron un rol trascendente. La jueza María Eugenia Maiztegui que ordenó el arresto, la fiscal María del Valle Viviani que investigó y las agallas del motor permanente de lucha contra la patota sindical de Florencia Arietto.
Si Moyano, como dice Alberto, es el dirigente sindical ejemplar en el que se tienen que mirar todos sus pares, este país no tiene salida.
Hugo se formó en el peronismo derechoso y violento que, en los 70, hacía caza de brujas contra la Juventud Peronista que Cristina pretende representar. Con Moyano fue sepultada la alternancia. Es un gremio monárquico que heredan sus hijos. Son ejemplo de personajes antidemocráticos y nada transparentes. Tiene fobia por los periodistas y eso lo une a Cristina. En su momento, con lenguaje de matón dijo que “los periodistas la van a pagar. Que han hecho mucho daño y que la tienen que pagar. No puede ser gratis lo que dijeron o lo que le mandaron a decir.”
Los Moyano, Los Pata Medina, los Caballo Suárez, entre otros son uno de los principales motivos de la decadencia argentina.
En esto no hay pelea que valga. Tanto Cristina como Alberto son los abogados de Moyano. Y así nos va. La única salida es el camino de encontró San Nicolás. La política, la justicia y los ciudadanos, unidos, en defensa de la ley y en contra de las mafias.

Populismo mata educación – 12 de mayo 2022

Miles y miles de piqueteros protestaron por las calles. La inflación nos sigue dando noticias dramáticas. El terrorismo narco quiere gobernar Santa Fé. Cristina y Alberto siguen con su guerra sin cuartel. Todas estas son informaciones que importantes. Pero hay temas que son re fundacionales de nuestro futuro. Hablo de la Educación. No hay nada más importante para volver a ser el país que alguna vez fuimos. Eso está implícito en el proyecto del diputado y ex ministro, Alejandro Finocchiaro. Propuso declarar a la educación como «servicio estratégico esencial”. ¿Sabe lo que eso significa en la práctica? Que los chicos, los hijos de la patria, no pierdan un solo día de clase más por ningún motivo. ¿Escuchó bien?
Nunca más al cierre de las aulas. Nunca más un alumno sin clases. La idea es sencilla de realizar y sumamente efectiva. Igual que los hospitales o la provisión de agua potable. Esas actividades no se pueden interrumpir nunca. Si hay paro, tiene que haber guardias que garantizan que la gente no se muera por falta de atención en un sanatorio o que se quede sin agua en su casa o en una industria.
Esto es lo mismo. Y más esencial y estratégico que la educación, no hay. Como dice Finocchiaro, “es un derecho humano” y además, es la puerta de entrada para otros “derechos sociales, económicos y culturales”.
La tragedia o el apagón educativo de la cuarentena eterna fue el tiro de gracia que liquidó gran parte de la educación en la Argentina.
Esas guardias docentes deberían garantizar las clases aunque haya paros o cualquier otro problema. Nada puede afectar o interrumpir el ciclo lectivo. Las clases no se suspenden por nada del mundo. Porque no se puede cercenar el derecho a aprender, en todo el sentido de la palabra. Asimilar conocimientos, integrarse socialmente, ejercitar la disciplina del esfuerzo y el progreso y en muchos casos, acceder a un plato de comida o una merienda necesaria.
¿Qué otra cosa hay más importante que eso?
Los Yasky y los Baradel de la vida han logrado que Argentina tenga un record mundial nefasto. Desde 1983, nuestros pibes han perdido 6 años de clases, por paros, movilizaciones, actos políticos y demás yerbas impulsadas por estos burócratas. Ese es el síntoma de la peor decadencia. Se llenan la boca diciendo que defienden la escuela pública y la destrozaron. Se llenan la boca diciendo que defienden a los más humildes y es precisamente a esos ciudadanos a los que más han perjudicado. Los condenan a la ignorancia y a la falta de capacitación para entrar en la vida laboral. Les inculcan el facilismo y la dependencia del estado. El colmo fue lo del feudalismo de Formosa. Se permite que los chicos pasen de año aunque tengan 19 materias previas. ¿Es que país del mundo pasa esto? ¿En qué lugar los sindicalistas manejan la educación como se les canta? ¿No les importa que los chicos egresen sin saber leer o escribir bien o que no comprendan textos o que no puedan realizar operaciones aritméticas sencillas? Es criminal esa actitud. Asesinan neuronas y la esperanza de miles de chicos. Los arrojan a las manos de los delincuentes o de los narcos. “Nos quieren brutos y sumisos”, como dijo Cristian Ritondo.
Le doy un dato. Baradel acaba de ganar las elecciones en Suteba, el sindicato bonaerense. Dice que sacó el 80 % de los votos. Pero no dan a conocer la cantidad de afiliados que fueron a las urnas. Hay un padrón que nunca muestran de 84.500 afiliados en la provincia. Y no quieren decir la cantidad de votantes porque el porcentaje es muy bajo. Casi le diría que es poco representativo de la inmensa mayoría de los docentes. La lista de izquierda opositora, además, denunció fraude por dicen que hay gente que votó y no figura como docente en ningún lado. Y que todo es trucho y amañado.
Yasky y Baradel y el resto de su tropa son burócratas sindicales al servicio de Cristina que cuidan su quintita. No les importa ni los chicos, ni los padres, ni los maestros y profesores de vocación y tampoco el país de todos. Solo trabajan para Cristina eterna y para eternizarse ellos mismos en los cargos. Baradel va a manejar por cuarto período consecutivo el gremio. Falta que lo declaren rey. En la era del conocimiento, estos muchachos apuestan a la barbarie y no a la civilización. Incluso odian a Domingo Faustino Sarmiento porque lo consideran de “derecha”.
Tienen cero en educación y diez en
adoctrinamiento. No es casual que los datos de la Unesco hayan arrojado el peor resultado de la historia educativa. El momento más decadente en el tema más importante. Eso nos produjo un desgarro en el alma.
En lugar de mirar los mejores modelos como el de Finlandia, utilizaron el espejo del atraso y el falso progresismo, en realidad del regresismo de los tiranos que gobiernan Cuba y Venezuela.
Nueve de cada diez chicos de los sectores más vulnerables no terminan el secundario. Deberían sonar todas las alarmas.
La educación debe ser igualitaria. Pero debe igualar hacia arriba y no hacia abajo. Lo mismo un burro que un gran profesor. Cambalache con K.
La inmensa mayoría de los maestros y profesores siguen firmes en su heroica tarea al servicio de la educación. Pero los muchachos al servicio de Cristina se convirtieron en agitadores de huelgas permanentes y en capangas de movilizaciones de bombos y consignas.
Adoctrinar es ponerle uniforme negro y musoliniano a la libertad y a la enseñanza pública. Igualar el pensamiento, uniformar las miradas es fascismo educativo.
San Martín dijo que el mejor ejército para defender nuestra soberanía es la educación. En eso creo. Y eso defiendo.

Basta de bailar sobre el Titanic – 11 de mayo 2022

Las preguntas que los colegas españoles les al hicieron al Presidente Fernández, fueron muy atinadas. Solo faltó una. ¿Hasta cuándo piensan seguir bailando sobre la cubierta del Titanic? ¿Van a parar alguna vez de pelearse Alberto y Cristina? ¿No se dan cuenta que ya es patético este jueguito nefasto de acusarse mutuamente en público del gobierno desastroso que ambos están haciendo? ¿Todavía no registraron que los pasajeros de la nave que tiene rumbo de colisión, somos todos los argentinos sin distinción de camisetas partidarias?
¿Son tan insensibles que no les importan
los sufrimientos del pueblo argentino?
Estamos hartos de estos cruces de todos
los días. Alberto y Cristina son las dos caras de la moneda del peor gobierno desde el regreso de la democracia. No están resolviendo ninguno de los graves dramas que están atravesando los argentinos.
Ignoran que la inflación real, la que golpea con crueldad a los hogares de los ciudadanos más pobres y más viejos es demoledora. ¿No saben el clima de bronca y tristeza que eso genera en la casa de un trabajador que no llega a fin de mes o en los hijos que ven que sus padres liquidan la jubilación en un par de días? Se creen que eso es gratis, carajo. Que el cuerpo, la mente y el corazón aguantan cualquier humillación. Y no estoy hablando de cifras. Le estoy hablando de seres humanos. De argentinos que sufren por culpa de ustedes.
¿Se enteraron que el intendente de Rosario, Pablo Javkin acaba de calificar a los narcos como grupos terroristas? ¿Tienen idea, Alberto y Cristina de la cantidad de muertos y pánico que genera este crimen organizado? ¿No ven los robos y asesinatos en todos lados, y sobre todo, en el Conurbano? ¿Van a hacer algo al respecto?
Estos últimos días Alberto y sus funcionarios salieron a defenderse de la lluvia ácida que le tiran Cristina y su tropa. Es una novedad periodística que tenemos que contar. Pero debemos agregar que están jugando con fuego. Que estamos atravesando una situación social de gravedad institucional. No quiero ser agorero ni dar ideas. Pero no sean irresponsables. Dejen de tirar de la cuerda y de boludear en peleítas internas por el poder. Si, doctora Cristina. Peleas y no debates. Y si son debates, hagan una reunión entre ambos y no se levanten hasta que se pongan de acuerdo en algo que sea útil para que los argentinos sientan que más temprano que tarde vamos a salir de este pozo en el que nos metieron.
Parecen los Pimpinella de la política. Me mentiste, me engañaste. Pero esto no es un show musical. Alberto dice que ella obstruye su gestión. Cristina dice que Alberto es un inútil y quiere echar a varios ministros empezando por Martín Guzmán. Cristina dijo que lo eligió porque él no representaba a nadie. Alberto dice que él es el presidente y que fue crítico de la gestión de ella, que no se enriqueció y amenaza con sacarle tarjeta roja a los funcionarios cristinistas que no acompañen sus decisiones.
Basta. Insisto. Basta de bailar sobre la cubierta del Titanic. Nos hundimos todos y ustedes serán culpables ante la historia. Dios y la patria se lo van a demandar. Ya se lo están demandando. ¿O no vieron las encuestas? ¿O se creen todas las mentiras que les dicen los chupamedias del entorno? Estamos tocando fondo. La diputada Fernanda Vallejos, la que anticipó el ataque contra el mequetrefe, okupa y enfermo, ahora propone a Máximo Kirchner como candidato a presidente. ¿En qué frasco viven? ¿En serio proponen a un muchachote sin ninguna formación, que nunca manejó un kiosco y cuyo único mérito es ser el hijo de? ¿Esa es la genialidad que se les ocurre? Estamos en el horno y todos chamuscados. Nos entretienen con jueguitos perversos. ¿Alberto va a echar al secretario de Energía? ¿Los soldados de Cristina, van a dejar las cajas millonarias que manejan?
Dejen de victimizarse y acusar al periodismo, a la justicia y a medio mundo. Las únicas víctimas son los argentinos. Y ustedes son los victimarios.
No es la primera vez que el peronismo involucra a toda la sociedad en sus peleas por el poder y el dinero. Hacen ese chiste vetusto de que son como los gatos y que se están reproduciendo. Pero en los 70, la batalla terminó a los tiros y arrojándose cadáveres entre dos alas del peronismo, los Montoneros por la izquierda y la Triple A por la derecha. Espero que no lleguemos a semejante extremo. Han gobernado 26 de los últimos 32 años. Se siguen llenando la boca como defensores de los pobres y no han hecho otra cosa que multiplicar la pobreza, la desocupación y el hambre. Dicen que vienen a redistribuir la riqueza y la distribuyeron entre ellos. Cristina, su familia, y sus funcionarios más cercanos, terminaron todos millonarios.
Perdieron 4 millones de votos y se echan la culpa uno al otro. En las encuestas, tanto Alberto como Cristina no paran de caer. ¿Hasta cuándo nos van a seguir faltando el respeto? ¿Hasta cuándo van a seguir bailando en la cubierta del Titanic?