Macri subió al ring a Moyano – 21 de junio 2019

Hay una novedad importante en el discurso y la táctica electoral del presidente Mauricio Macri. Ayer subió al ring a Hugo Moyano. Y le dio para que tenga y guarde. Es una audacia y un acierto. Una audacia porque se trata de uno de los hombres más poderosos y con más capacidad de daño en la Argentina. Y un acierto porque Macri ilumina lo peor de sus rivales. Cristina quiere ocultar en las sombras a los salvajes más impresentables, a los que son piantavotos. Y Hugo Moyano es uno de los tres personajes con mayor imagen negativa en la Argentina. Casi todos los argentinos rechazan sus actitudes patoteras y corruptas. Incluso muchos afiliados a su gremio ven como les retienen el 3% de sus ingresos que van a parar a la mutual de camioneros pero, de ahí van a otros lugares extraños y oscuros. Esos fondos pueden ir a pagar contratos de las empresas proveedoras que casi todas pertenecen a Liliana Zulet, su esposa, o a cuentas bancarias raras que tal vez terminen en el bolsillo del clan Moyano o directamente, esos aportes de los laburantes suelen ir a parar al club Independiente.
No hay una sola consultora que no lo ubique a Hugo y Pablo Moyano entre los más rechazados por los argentinos. Hacer política, entre otras cosas, es elegir bien al enemigo. Y Macri eligió por lo menos por ahora a Moyano. Cristina ya escondió a Guillermo Moreno y a Luis D’Elía, otros que nadie quiere. No dice una palabra de Lázaro Báez o Julio de Vido. Pero hace una semana en la bancaria se sacó una foto con los Moyano y otros gremialistas que seguramente van aportar dinero, fiscales e infraestructura para la campaña.
Macri eligió pegar en el lugar que más le duele a Cristina. En su zona de mayor debilidad. Porque todo el mundo se da cuenta cuando un gremialista es millonario y sus trabajadores siguen siendo pobres. Varios de esos mafiosos ya están presos: Marcelo Balcedo, el Pata Medina, el Caballo Suárez, todos extorsionadores y magnates igual que Juan José Zanola que estuvo preso 2 años y que ahora espera con detención domiciliaria el inicio del juicio oral por su pertenencia a la mafia de los medicamentos que tanto daño hizo a los jubilados.
El caso de Los Moyano es muy especial. Muchos le tienen pánico. Es que son muchachos que juegan fuerte. Algunos son de armas llevar y armas usar. ¿Se acuerda de Madonna Quiroz tiroteando con su pistola en un acto sindical? ¿Cuántas veces resolvieron con armas de fuego controversias con el gremio de los albañiles? Culatas, guardaespaldas y una organización de vigiladores privados cuyos propietarios pertenecen a la familia Moyano.
Ese miedo que producen hace que muchos jueces y fiscales no se animen a avanzar en las 8 investigaciones que hay en la justicia. Ese terror produce que muchos empresarios pequeños que se atrevieron a denunciar las apretadas que padecoeron, luego hayan sido perseguidos hasta fundirlos o algunos hayan tenido que recular y desdecirse de lo que denunciaron.
Ahí también perjudican a los trabajadores del camión. Porque muchas empresas se ven obligadas a cerrar y a dejar muchos choferes en la calle, otros no se atreven a invertir en ese rubro y algunos, me consta, se instalan en algún país vecino donde pueden trabajar con tranquilidad y sin ataques sindicales.
Por eso es absolutamente correcto políticamente y certero en los datos el presidente Macri cuando habla de la prepotencia y la patota. Por primera vez en un discurso que fue breve además, Macri mencionó con nombre y apellido tres veces a Hugo Moyano y una cuarta a su hijo y al sindicato de camioneros. Dio precisiones sobre la forma en que aumentan el costo de los productos por lo caro del flete y eso deteriora la vida cotidiana de todos los argentinos pero sobre todo, de los más pobres. “Es el doble de Brasil y Chile, es el costo más alto de toda la región por los privilegios ilegales de los señores Hugo y Pablo Moyano” Eso dijo el presidente y agregó que esa actitud extorsionadora también perjudica al federalismo y al arraigo de la gente que quiere vivir en sus pueblos pero muchas veces los alimentos son más caros solo por los insólitos pagos que hay que hacerle al sindicato de camioneros.
Macri tiró debajo del camión a Moyano. Lo expuso. Lo subió al ring cuando Cristina prefiere que este en silencio y bajo perfil. Y el plan fue exitoso. Padre e hijo salieron como búfalos enceguecidos a insultar al jefe de estado: le dijeron “descerebrado, incapaz” y lo amenazaron al asegurar que Macri “va a tener que pagar todas las macanas que hicieron”.
Cristina y Alberto se agarraban la cabeza. Cada vez que aparece Moyano por la tele o por la radio, bajan sus posibilidades de ganar las elecciones.
Es como la foto de Máximo con un fascista de cuarta como Santiago Cúneo que encima lleva de primera candidato a diputado a otro malandra como Julio de Vido. O como cuando varios cuadros del cristinismo y ella misma, plantean la reforma constitucional para eliminar la justicia independiente. Lo dijo Felipe Solá: “Perjudican a nuestros candidatos”.
Anoche Moyano dijo que Macri lo quiere meter preso. Y eso no es cierto. Se hace el perseguido político como Cristina pero en realidad la justicia les exige que expliquen lo inexplicable: ¿Cómo hacen para vivir como magnates? ¿Porque no hacen licitaciones y todo lo contratan en forma directa con las empresas de su esposa? ¿Hasta cuándo van a seguir con su prepotencia e intolerancia? Los negociados raros que hicieron con la barra brava en Independiente también están en la mira de los tribunales.
Son los patrones del mal del sindicalismo. Ponen plata en Independiente y en la campaña de Cristina. Los gremios deben defender a todos los trabajadores por igual. ¿No hay camioneros hinchas de Racing o de Boca o de cualquier otro club? ¿No hay camioneros radicales o peronistas no cristinistas? Se sienten los dueños de todo. Por eso se mueven con tanta impunidad.
Esta idea de elegir el enemigo más rechazado por la sociedad no es nueva. En su momento la utilizó el doctor Raúl Alfonsín en la primera campaña de la democracia recuperada con su denuncia del “pacto sindical-militar”. Hay andan los Moyano tratando de colar un diputado nacional con su apellido en las listas de Buenos Aires. Veremos sin Cristina cede a esas presiones porque nadie los quiere. Ni los massistas ni los camporistas.
Esto le permite a Macri pasar a la ofensiva política y evitar responder sobre la tremenda crisis económica y es un discurso que suena a música para los oídos de los 13 millones de personas que lo votaron y lo convirtieron en presidente. Pero también esto le sirve para gobernar si llegan a ganar las elecciones. Con un gabinete de amplia coalición democrática va a tener el suficiente espesor político para avanzar en las fuertes reformas que se necesitan. Y también podrá contar con una mejor relación de fuerza en el Congreso de la Nación para aprobar las leyes correspondientes.
Subir al ring a Moyano fue un acierto de Macri. Tiene que estar preparado para el contragolpe. Tiene que tener coraje y espaldas anchas para aguantar paros, cortes de ruta y amenazas o ataques a diputados o periodistas que hace mucho vienen denunciando la delincuencia organizada que lidera Moyano.
Graciela Ocaña fue la persona que más cantidad de votos recibió en las últimas elecciones. Es conocida por su honradez y su lucha incansable contra todo tipo de corrupción. Es una de las dirigentes que más denunció y con mayor cantidad de datos al clan Moyano. Eso le trajo varios problemas graves. Amenazas mafiosas y hasta el insulto público de “cucaracha”. Por supuesto que el colectivo “Ni Una Menos”, copado por el cristinismo, no dijo una palabra en solidaridad con la diputada agredida.
Los carapintadas del moyanismo comparten la matriz ideológica de la ultraderecha peronista de los 70, donde Hugo se forjó denunciando zurdos y montoneros y sobre todo, esta actitud de ponerse de prepo, por encima de la ley.
No es gratis ir con los tapones de punta contra Moyano. El también sabe jugar al límite del reglamento y de la tarjeta roja.
Macri lo subió al ring y le dio para que tenga y guarde. Pero no tiene que bajar la guardia. En cualquier momento viene el derechazo de Moyano y eso puede ser letal.

Necesitamos a Belgrano – 20 de junio 2019

Hoy lo necesitamos màs que nunca. En nuestra patria hay una grieta cargada de odio que hace imprescindible la presencia o el recuerdo vivo de los imprescindibles, como don Manuel Belgrano.
Son tantas las mentiras de los ladrones y autoritarios que quieren volver, que vale la pena aportar una mirada sobre la dimensión polìtica de patriota que tuvo Belgrano.
Mucha gente no lo recuerda pero Cristina llegó a comparar el venerable general Belgrano con Nèstor, su marido que fue el jefe de la asociación ilìcita del robo del siglo al estado. Un verdadero despropósito. Son justamente lo opuesto.
Por eso, si me permite, Don Manuel, me gustaría decirle una vez más que usted es el espejo en el que todos los funcionarios argentinos deberían mirarse. Porque usted hizo el camino inverso de tantos políticos corruptos. La mayoría llega pobre a la función pública y sale rico. La mayoría se enriquece ilícitamente. Su biografía demuestra que usted hizo todo lo contrario. Nació rico. Nació en cuna de oro porque su padre era un importante comerciante. Por eso pudo acceder a la educación a la que accedió. Por eso Salamanca, Valladolid. Pero se pasó la vida repartiendo su fortuna entre la gente común. Y murió pobre. Se empobreció lícitamente. Se convirtió en una bandera de austeridad republicana. Usted, justo usted, que es el creador de la bandera convirtió su trayectoria en una bandera y su cuerpo en el abanderado de los mejores valores que debe tener un hombre público que está obligado a servir a su comunidad. Por eso creo que llegó la hora de pedirle perdón.
Mil disculpas, Manuel Belgrano. Ojalá nos perdone. Y si me permite, como una manera de desagravio, me gustaría decirle gracias por todo lo que hizo por nosotros. Le decimos gracias por haber protegido siempre a los más desprotegidos, a los más humildes, a los ancianos, a las mujeres y a los indios. Por haber impulsado siempre el progreso y el bienestar de la gente. Por darle a la tierra el carácter de generadora de riquezas y haber inventado el impuesto a las tierras improductivas. Progresismo puro. Etica republicana.
Gracias por grabarnos a fuego en nuestra identidad esa frase maravillosa que dice que el sentimiento de libertad es capaz de transformar en héroes a los ciudadanos más simples. Gracias por su combate permanente contra los monopolios y todo tipo de autoritarismo. Por haber sido miembro del primer gobierno patrio. Por defender la libertad de prensa y la modernización. Por haber traído de Europa las ideas más avanzadas de soberanía y emancipación y las tres vigas maestras de la revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad. Gracias por la inmensidad de su cultura. Por hablar y leer perfectamente en inglés, francés, italiano y latín. Gracias por haber redactado junto a Mariano Moreno el Plan Revolucionario que se presentó a la Junta. Gracias por decir que la patria es educación. Por haber donado sus sueldos para construir la biblioteca pública y varias escuelas que se construyeron 170 años después. Gracias por el coraje de haber combatido en las invasiones inglesas como sargento mayor del regimiento de Patricios y por convertirse en general de la Nación cuando su formación era de abogado, economista, diplomático y periodista. Pese a todo no dudó en tomar las armas y las estrategias militares para defender esta bendita tierra.
La patria que Belgrano nos legó. Jorge Luis Borges lo sintetizó con su genialidad: Nadie es la patria. Todos lo somos. La memoria de Manuel Belgrano debería ayudarnos a construir un país mejor, más justo, más igualitario, con menos pobres y desocupados y con más honradez y diálogo. Un país en el que solo queden afuera los corruptos y los golpistas. ¿Es tan difícil comprender lo simple? Millones de argentinos de buena voluntad quieren construir ese país. Con el respeto sagrado a la división de poderes para no pisotear la Constitución que es nuestra Biblia laica. Eso es independencia. No depender de nadie, no ser cliente de nadie y no dejarse extorsionar por nadie. No arrodillarse ante nadie y no hacer arrodillar a nadie. Para eso se me ocurre jurar por tres compromisos:
1) Extirpar el cáncer de la intolerancia. Sacarlo de nuestro cuerpo social antes que haga metástasis y se convierta en odio eterno. Comprender que la diversidad de miradas es un activo, que el pensamiento del otro nos hace mejores y que no es un enemigo el que piensa distinto. Debemos disfrutar de ese aprendizaje permanente que es la convivencia pacífica entre nosotros y con otros pueblos del mundo.
2) Ser solidarios hasta que duela, como decía la madre Teresa. Comprender que nuestro vecino es nuestro hermano, nuestro compañero de ruta, la persona con la que debemos edificar, codo a codo, un mejor barrio, una mejor ciudad y un mejor país que lata con orgullo en nuestro pecho. Ojo que no hablo de caridad, hablo de justicia social. De igualar las oportunidades educativas para lograr esa famosa movilidad social ascendente que nos hizo reconocidos en el mundo.
3) Pensar la patria no solo como padre. Como pertenencia. Una patria que no sirva como escudo de los fanáticos y mentirosos. A esos que dicen que hacer patria es matar a alguien. A esos que Dios y la Patria se lo demanden. Que sean expatriados y nunca repatriados. Yo no quiero la patria dividida en adjetivos ni en corporaciones. Que sea la patria de nuestros padres y la de nuestros hijos. Que los patriarcas nos ayuden. Que nos sostengan como lo vienen haciendo desde el origen de la patria en aquella Plaza de Mayo o en la casa tucumana de doña Francisca Bazán.Belgrano nos dio una sola bandera como el cielo refulgente, ostentando sublime majestad, después de haber cruzado el continente, exclamando a su paso: ¡¡Libertad, Libertad, Libertad¡¡.
Don Manuel Belgrano, gracias porque le salvó la vida a la esposa y a la hija del general San Martín. Ojalá alguna vez nos perdone que lo hayamos dejado morir en la más terrible de las miserias. Vencido por las enfermedades y con el único tesoro de su reloj personal para recompensar al médico que lo asistió hasta el final. Le confieso que me produjo un desgarro en el alma cuando leí que su cuerpo estuvo ocho días sin poder ser sepultado por falta de dinero. El mármol de una cómoda de su casa sirvió de lápida para identificarlo. Sus restos descansan en el atrio del convento de Santo Domingo y su monumento fue construido con el aporte del pueblo. Manuel cohesiona a los argentinos detrás de su ejemplo. Es una figura casi indiscutida como emblema del país que queremos. La etimología de la palabra bandera lo dice todo: viene de banda, de lazo que amarra, que nos liga y nos mantiene estrechamente abrazados. Nos une en nuestra identidad.
Siento vergüenza histórica retroactiva.
Por todo lo que no hicimos a su imagen y semejanza y porque aquel reloj de oro y de bolsillo que usted recibió del rey Jorge III de Inglaterra y que se lo entregò en su lecho de muerte al mèdico escocès Joseph Redhead fue robado hace 12 años del Museo Històrico Nacional.
Por eso perdón y gracias, don Manuel Belgrano. Gracias por la escarapela y por la bandera. Y sobre todo gracias por enseñarnos con la enseña que Belgrano nos legó que la lucha por una patria más justa es la verdadera bandera idolatrada…

Los cuadernos de Cristina – 19 de junio 2019

Todos los caminos de la corrupción conducen a Cristina. Ningún gobierno democrático cometió tantos delitos por tanto dinero y por tanto tiempo. Las pruebas que hay en todos los expedientes son contundentes. Y sobre todo en la causa conocida como la de los cuadernos. El fiscal Carlos Stornelli, con un trabajo riguroso de 678 páginas le solicitó al juez Claudio Bonadio que eleve este primer tramo a juicio oral y público. Ese texto voluminoso está repleto de medidas probatorias. Son 525 entre “oficios a organismos, informes de inteligencia, declaraciones testimoniales, pericias sobre computadoras o memorias telefónicas, allanamientos y lista de vuelos oficiales”, entre otras. Esto lo reveló Diego Cabot, el responsable del logro más importante de la historia argentina en la investigación periodística de la corrupción. Es insólito que en su negacionismo más fanático Cristina y su banda se refieran a este trabajo peyorativamente como “la causa de las fotocopias” y que traten de voltear la causa de cualquier manera.
En esta causa, el juez ya pidió a prisión preventiva para Cristina pero sus fueros como senadora por la minoría lo impidieron. Es que la acusación que pesa sobre Cristina es demoledora. La responsabilizan de ser la jefa de una asociación ilícita que durante 12 años recaudó fondos ilegales y coimas que aportaban contratistas del estado. A Cristina se la acusa concretamente, de haber cobrado coimas en 40 oportunidades por un monto superior a los 19 millones de dólares. Pero hay medio centenar de involucrados en esta monumental maniobra delictiva. Està “el estado mayor de los retornos y las coimas”, liderado por cuatro organizadores: Julio de Vido, el gerente general, Roberto Baratta, Josesito Lòpez, a cargo del engranaje financiero, Ernesto Clarens y Carlos Wagner, el coordinador de todos los empresarios que participaron de la estafa. Le recuerdo que muchos de estos empresarios dicen que fueron obligados, extorsionados pero en muchos casos, ellos estaban felices de participar en esa cartelización nefasta. No estaban obligados a competir, ponían el precio que màs le gustaba y le cargaban sobreprecios de hasta el 50% o màs en algunos casos y de allì, salìan las coimas, el retorno, o como usted las quiera llamar. ¿Se entiende? Los empresarios no pagaban las coimas de sus ganancias. De ninguna manera. La sacaban de los sobreprecios. Por lo tanto todos los argentinos pagamos esas malditas coimas. Le recuerdo que Cristina està atravesando el juicio oral por el tema vialidad y la manera en que enriqueció a Làzaro Bàez para que luego el la enriqueciera a la familia Kirchner. Estamos a la espera de que pongan fecha a otros juicios orales: Hotesur, Los Sauces, encubrimiento de los iraníes en el atentado a la AMIA y dólar futuro.
Dice la presentación del fiscal Srtornelli que en muchos casos utilizaban ese dinero para cometer nuevos delitos: como blanquear el dinero y comprar casas lujosas, aviones, yates y demás insumos del campo popular.
Entre los empresarios involucrados la mayoría son de la complicidad con el kirchnerismo como los casos de los dueños de Electro Ingenierìa. Gerardo Ferreyra està ahora en prisión domiciliaria con una tobillera con GPS. Le dieron ese privilegio porque aduce que està enfermo. Tanto Ferreyra como su socio, Osvaldo Acosta están acusados de pagar mas de 12 millones y medio de dólares cada uno. ¿Escuchò bien? Solo Electro ingeniería pagò mas de 25 millones de dólares de retornos.
El primo del presidente Macri también està hasta las manos porque según el fiscal, pagò 1.600 mil dólares de retornos al estado K.
Esto es solo la punta del iceberg. La estafa de los pingüinos buitres el pueblo pobre de la patria tiene dimensiones colosales. Y en muchos casos està probado que ese dinero sucio e ilegal iba a tres lugares básicamente: a la quinta de Olivos, al departamento de Juncal y Uruguay y a la casa de Marìa Ostoic, la madre de Nèstor. Se sintieron tan impunes que dejaron los dedos pegados por todos lados.
La cantidad de información y documentación que aportaron los arrepentidos ante la justicia dejaron desnuda a Cristina. La tienen acorralada. Ya nadie puede dudar que fue la “jefa” que sucedió a Nèstor, el jefe.
Está claro que cuando Néstor se murió, ella asumió la conducción política de su espacio pero también la gerencia administrativa de coimas, lavado y mega corrupción de estado.
Los Kirchner batieron todos los records de bulimia por el poder y por el dinero y produjeron los 12 años de mayor corrupción de la historia argentina y, probablemente, del mundo. Laura Alonso, que conduce la Oficina Anticorrupción, dice que están en Olimpo junto a los mayores cleptócratas del mundo. Al lado del matrimonio dictatorial de Filipinas, Ferdinando e Imelda Marcos.
Cada vez que un arrepentido del entorno más cercano habla, aparece con más claridad el mecanismo de relojería del sistema de recolección de coimas. Hay revelaciones asombrosas. Hoy se están buscando alrededor de 500 millones de dólares. Y una parte importante se va a poder recuperar. La compra de propiedades y negocios de alta gama en Estados Unidos no los muestra muy antiimperialistas que digamos. Mucho menos cuando de las dos propiedades que compraron en el emblemático Plaza Hotel de New York, en la Quinta Avenida hay una que costó 13 millones de dólares y es de un lujo digno de un jeque patagónico. En ese lugar estuvieron los Rolling Stones, Los Beatles y celebridades como Truman Capote. Pero lo que hace temblar a Cristina y su banda es que hay dos fiscales norteamericanos investigando a fondo toda esta operación escandalosa. Para equilibrar y potenciar su empatía con las revoluciones chavista y castrista, no se privaron de comprar un loft de pesca en Cuba. Seremos como el Che, les faltó decir.
Manzanares vomitó que Los Sauces era la inmobiliaria con solamente dos clientes, Lázaro y Cristobal y que Hotesur dueña del Hotel Alto Calafate con habitaciones vacías ficticiamente llenas eran para recibir los retornos de la obra pública y lavar dinero.
También se hicieron muchas inversiones de los dólares robados al pueblo en empresas farmacéuticas, de insumos hospitalarios, de transporte y Ricardo Barreiro, otro secretario que pasó de jardinero a millonario, fue otro gran testaferro.
Hay algunos caraduras y fanáticos K que todavía dicen que se trata de mentiras y de una persecución política a Cristina.
Dicen que la causa, poco menos, la inventó la CIA y Clarín. Pero la causa en realidad, debería llamarse “De los arrepentidos”. Los cuadernos de Oscar Centeno fueron la guía turística que llevó a descubrir a los funcionarios más ladrones, a los empresarios más cómplices y a los jueces más venales. Ahora las pruebas demoledoras e irrefutables son los testimonios de tanta gente de confianza de los Kirchner que se juega la vida y dice la verdad.
¿Alguien puede creer que la CIA o Macri pueden convencer a estos personajes de que cuenten toda la verdad y nada más que la verdad? Son colaboradores y cómplices que tienen años de historia junto al matrimonio K. Estamos hablando de Víctor Manzanares, el contador, de Carolina Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz,el secretario privado y de mayor confianza de Néstor, de Claudio Uberti, Juan Manuel Campillo, y Ernesto Clarens. Todos apuntan al matrimonio de magnates patagònicos. Hasta José López los mandó al frente y dijo que tenía miedo a Cristina por lo vengativa que era. Pochetti dijo que Muñoz le decía “la loca” a Cristina.
A Cristina ya no la pueden defender porque las pruebas y testimonios son abrumadores. Pasaron entonces a la fase dos: extorsionar e injuriar con falsedades absolutas y algunas muy burdas a jueces, fiscales y periodistas independientes.
En los cuadernos de Cristina està escrito que ella quedó atrapada y sin salida entre la posibilidad de volver al poder por la urnas, o ir a la cárcel por la verdad y la justicia. Del pueblo argentino depende.